:: Presentacion del Curso ::
<< MANUAL DE CUENTAS PATRIMONIALES 3°PARTE >>


Es una continuación de las dos primeras partes del Manual y con ella finaliza el mismo.

C. FAUNA

Gran parte de la afirmaciones para árboles deben ser tenidas en cuenta para fauna, aunque deben establecerse ciertos aspectos específicos.

- Producción de materia prima y alimentos
Se pueden determinar los siguientes usos, en general empleados en el sector secundario (simplemente como ejemplos):

a) como comestible
b) por su piel
c) por su uso medicinal
d) por el valor en el turismo o ecoturismo
e) por su valor en las actividades de caza
f) por su papel dentro de la trama trófica a nivel terrestre, anfibia o acuática .En este caso se trata de su papel dentro del sector preprimario
g) Desde el punto de vista de los sectores de la economía. Podría considerarse que la fauna tiene el siguiente destino:

a) Directamente relacionado con el consumo de la población, es decir, la categoría “Consumo de las Familias”. En este caso, metodológicamente debemos recordar que todas las actividades personales como la caza, la pesca que se realicen en función de la alimentación directa, sin mediar una actividad empresaria privada o colectiva no constituye ¨Consumo de las Familias, ya que no se trata de un bien que se transforma en el mercado. Es una relación directa del consumo con el bien consumido y se extrae de la naturaleza .Sólo se consideran en el gasto los diferentes instrumentos que se requieren para la actividad, pero esta actividad como tal no figura. Lo mismo sucede con toda la economía campesina. En algunos casos se realizan algunas estimaciones, pero no figuran como producto.

Es decir, es posible utilizar la fauna sin la intervención del proceso económico, como lo hacen los campesinos que utilizan la fauna como comestible para su consumo o para la utilización directa como consumo de piel para abrigo.

b) Si se inserta dentro del mecanismo del proceso económico tradicional, en realidad se produce para el sector primario secundario y en ocasiones terciario(debemos tener en cuenta que en este sector se integra el sector comercio y financiamiento) En primer lugar se debe generar la fauna sobre la base de relaciones ecosistémicas ayudado por el trabajo humano.

Las dificultades estadísticas son importantes para estimar las existencias. Sin embargo, han existido iniciativas de mucho interés, todas ellas tratando de lograr una estimación indirecta dentro de la elaboración de los “sistema de información de emergencia” a través de algunos datos que le puedan dar a las autoridades que deciden en cuanto a las permisos de caza. También en coacciones hubo encuestas a la población a efecto de conocer hábitos y frecuencias de las poblaciones. Al mismo tiempo, también han existido inventarios de ciertas especies, que van conformando una panorama promisorio dentro de este importante elemento de la naturaleza. En ocasiones, sobre la base de la bibliografía y el conocimiento de los científicos y por parte de la población, es posible determinar áreas mínimas de vida de ciertas especies y relaciones predador presa, con lo cual se puede comenzar a estimar algunas poblaciones.

Los talleres de expertos que se han demostrado ser muy adecuados para determinar biodiversidad, especies en peligro de extinción, áreas críticas y políticas a adoptar, pueden en este caso jugar un papel importante.

Una de las metodologías utilizadas para realizar estimaciones es la determinación de ecozonas similares donde han existido estudios. Teniendo en cuenta los objetivos de ordenamiento ambiental y los plazos medianos y largos que deben manejar en el funcionamiento de esta fábrica, en algunos casos es posible estimar la existencia de fauna relacionándola con la registrada o estimada para una zona protegida cuya característica sea similar o que se establezca que podrá ser similar como objetivo. De todas formas, éste es sin duda el recurso al cual se deben concentrar grandes esfuerzos de un conocimiento mayor de los inventarios y su dinámica.

Por otro lado, se han establecido estimaciones de los costos para reintroducir especies que se encuentran en peligro de extinción o extinguida en ecosistemas que las habían albergado.
Pueden ser parte de la fauna o del patrimonio genético que más adelante se explica. Integra y caracteriza un periodo inicial en que muchas veces el ecosistema dañado va recuperando algunos aspectos perdidos o dañados.

En el caso del ejemplo de Río Negro y en el caso de Río Doce se siguió esta metodología. Como resultado de tales estimaciones, no tendríamos la valorización total de la fauna, ya que parte de los costos estarían incluidos en el bosque. En realidad, el bosque genera el hábitat para la vida de la fauna, y naturalmente esta incide también en su desarrollo. La sumatoria entre el valor de la existencia de la fauna y la flora nos daría el valor conjunto de estos elementos, algunos de los cuales de difícil separación.

Sin embargo, como frecuentemente los sujetos sociales que utilizan estos productos son diferentes y la estructura productiva y comercialización totalmente distinta se requiere realizar un esfuerzo por una separación de costos y de ingresos, donde cada elemento da y recibe “externalidades” positivas del otro
A efectos de un análisis más profundo, como el que se programa realizar , dentro del proyecto de cuentas patrimoniales, es posible estimar en cada una de filas las “ventas” que realiza cada elemento al otro, y que aparece en cada columna de quien recibe. Puede tenerse un buen acercamiento al precio de esa venta siguiendo nuestra modalidad de estudiar el costo de producción.

Ese costo se puede estimar, ya que resulta del gasto que se requiere para estudiar la relación ecológica que se analice en cada casillero . Además del costo del estudio de la relación cuantitativa expresada en la unidad de unidad de medida, deben considerarse todos aquellos gastos que se requieren para garantizar que esta relación se la conozca por parte de los sujetos sociales interesados, se arbitren las medidas de todo tipo para que la misma se controle y mantenga en el futuro, donde se incluye a cuerpos especiales de vigilancia, y capacitación para que el control este firmemente unido al proceso participativo De esta forma tenemos un efectos positivo (o “externalidad” positiva) es decir los efectos benéficos que cada fila le otorga a cada columna. Esto puede ser contrastado con los efectos benéficos que reciben las mismas filas cuando son columnas, por parte de las actuales columnas que serán filas. La comparación puede decirnos quién “otorga” más , si la flora a la fauna, o la fauna a la flora. Se entiende que se dan cosas muy diferentes, sólo igualadas en unidad de medida, en cuanto el cálculo de costos, es decir los gastos de investigación, control, participación o modificación que cada casillero da lugar. Podríamos entonces, de decir que el intercambio entre la flora y la fauna, y en realidad entre todos los recursos entre si, se dan elementos o servicios muy diferentes, pero para decir que es uno es mayor que otro, se requiere una comparabilidad y para ello que sean producto de algo igual. Ese algo igual es que los dos elementos sean productos de un determinado costo de manejo en mayor o menor proporción. Es trabajo humano y los elementos que utiliza en el mismo, que se desarrolla para mejorar, conocer, ayudar y en algunos casos cambiar, la relación natural ecológica que se establece naturalmente.
Esta diferenciación puede servir cuando se tiene todos los costos de la flora, la fauna, el aire, el agua, etc. y se puede realizar un ajuste de costos según los mayores beneficios que da o que recibe cada elemento de los demás, a efecto de computar los reales costos que le corresponde pagar a cada uno de ellos, dentro del costo integral de manejo sustentable, y sin pérdida de biodiversidad. En general, es muy conocido los productos y servicios positivos que la flora le da a todos los elementos naturales que los protege le da alimentos y que le sirven para crecer y ello debe incidir en parte de la estructura de costos que realmente debería asumir la flora en un cálculo más profundo de los costos de manejo.

En el caso de la fauna acuática existen algunos datos sobre extracción, especialmente los entrados en los puertos, pero la dificultad permanece en el caso de la existencia total y mucho más sobre la estructura de la vida acuática.
La existencia y la renovabilidad permiten determinar el potencial pesquero anual.

Este potencia,l muchas veces es estimado, no por barcos científicos dedicados a estudio del potencial, sino que las muestras de un supuesto inventario se la deducen de las propias extracciones de las embarcaciones pesqueras. Estas cifras pueden estar sesgadas en tal sentido.
También han existido importantes avances, pero aún estamos lejos de definir claramente la existencia de los peces, mucho más de aquellos que no son destacados por el mercado Podemos si afirmar que el proceso de excesiva selección que se da en la flora y la fauna terrestre opera quizás en mayor medida en la fauna y la flora marina.

En la Argentina dos especies llegan, según los años, en la pesca marina a no menos del 60% del total extraído. Pero los peces que se estiman dentro de una ecozona forestal son frecuentemente de río y lacustres. En este caso, los datos son menores así como también es menor los conocimientos de sus hábitos y la capacidad de renovación.
La gran dificultad en obtener datos de existencia y dinámica contrasta con el significativo beneficio que generaría el conocimiento. Debe considerarse que se están estableciendo normas que determinan ciertos ritmos de explotación y no se tienen los elementos fundamentales para que estas normas surjan de los estudios de base necesarios. En tales condiciones, no es posible sostener que se están incurriendo en una desaprovechameinto o un dilapidación. Naturalmente, existen indicadores muy indirectos. Cuando la presencia de las especies comienza a escasear, o se reduce su talla según corresponda, seguramente se está haciendo un daño, en algunos casos de difícil reversión.
En caso de que las especies sean cada vez son más abundantes, seguramente estamos desaprovechando. Sin embargo, se ha avanzado en las técnicas de inventario lo suficiente para evitar que el conocimiento surja del nivel del deterioro o desaprovechamiento y no colabore en prevenir el mismo.

b) Su papel en el ecosistema

La fauna, como se sabe, integra la trama trófica y si es íctica, depende esencialmente de la flora que se relaciona con el cuerpo de agua, del suelo y del la misma agua donde encuentra refugio y alimento. A través de la relación predador presa se regula, y genera a su vez importantes efectos sobre la flora, por la propagación de la misma y efectos indirectos en la retención de nutrientes por parte del suelo.

c) Su papel en la biodiversidad.

El mantenimiento de la biodiversidad de la fauna integra los costos de manejo, ya que se requieren investigaciones, y contempla ciertas restricciones al uso. Asimismo se requieren estimar en cada caso el núcleo espacial mínimo para cada especie, en especial para el caso de mamíferos mayores que exige grandes áreas.

d) Costo de Manejo

i) inventario, y seguimiento.
Este rubro en gran parte de las áreas será de fundamental importancia para mejorar las primeras estimaciones que pueden realizarse en el Sistema de Información de Emergencia.
ii) investigaciones
iii) tareas relacionadas al manejo
iv) infraestructura e instalaciones

Si bien algunas instalaciones e infraestructura pueden ser generadas por los intereses específicos de la fauna, se tratará de utilizar la que ya existen en función del manejo de la flora. Esta uso compartido permitirá reducir los costos de manejo para todos los sectores.
El valor de manejo de la fauna íctica puede ser estudiado con mayor detenimiento en el caso marino ya que se conocen parte de los mismos, expresados en los gastos realizados por los Institutos de Pesca, y por las administraciones encargadas de este sector de la actividad productiva. Ellos constituyen parte del sector preprimario. Pero también en él permanece la dificultad del conocimiento de las existencias totales de las especies.


ESTIMACION DE LA EXISTENCIA INICIAL DE LA FAUNA (ACUATICA, AVIFAUNA Y TERRESTRE)

PRODUCCION ECOSISTÉMICA ANUAL EN UNIDADES CORRESPONDIENTES AL PRODUCTO DE LA ECOZONA DIVIDIDO COSTO DE MANEJO = COSTO UNITARIO DE MANEJO

COSTO UNITARIO DE MANEJO X EXISTENCIA TOTAL EN LAS UNIDADES CORRESPONDIENTES = EXISTENCIA INICIAL DE LA FLORA NO MADERABLE.



Al igual que en el caso de flora no maderable, el valor patrimonial de la fauna supone la existencia de la flora, por ello cada cifra patrimonial debe considerarse en forma agregativa y no separadamente para realizar estimaciones. Para lograr un patrimonio de la fauna específico, debería valorizarse las externalidades positivas que presta a la flora y descontar las externalidades positivas que recibe. Este cálculo puede ser utilizado teniendo en cuenta la necesidad de la separación de los aportes . Pero de hecho el manejo debe ser conjunto.

El objetivo principal de este Manual es llegar a determinar el costo de manejo integral y sostenible de los recursos.

e) Incremento y decremento.

Este rubro se debe trabajar al igual que la flora. Deberá establecerse algunas hipótesis y orientar un esfuerzo de importancia para determinar los reales valores de crecimiento. Estimaciones realizadas muestran el alto valor multiplicador que puede tener el gasto en conocer mejor la reproductibilidad especialmente de los peces, dada las grandes pérdidas que se generarían tanto por una subvaluación o una sobrevaluación.

D. BIODIVERSIDAD DE ECOSISTEMAS

D 1.ASPECTOS GENERALES


a) Producción de biodiversidad, información genética y conservación.

Tanto la conservación del patrimonio genético como la biodiversidad se considera bajo dos formas en éste método

i) En primer lugar como restricción, o como modalidad de producción de la fabrica de la naturaleza. En tal sentido, en el funcionamiento de la Matriz (MISREN) se debe considerar que el manejo debe permitir un funcionamiento (el aprovechamiento) debe ser de tal forma que no reduzca la información para el futuro. Ello significa que cada uno de los recursos en sus costos de manejo debe contemplar el mantenimiento de la biodiversidad. No alcanza entonces en utilizar un mismo nivel cuantitativo de un recurso renovable para mantener la sustentabilidad, sino debe mantenerse también la sustentabilidad de la información , es decir no hacer desaparecer aquella información no redundante. En este caso estaría considerada la biodiversidad de genes y de especies. En este caso específico y adicional estamos estudiando la biodiversidad del ecosistema.

ii) En segundo lugar este rubro constituye un recurso de fundamental importancia por lo cual se requerirá tareas específicas para el estudio de la misma, así como tareas adicionales para lograr un adecuado manejo. Este estudio y las intervenciones que se realicen en función de mantener recuperar e incrementar el patrimonio genético y la biodiversidad dentro del mantenimiento de un ecosistema determinado, aumentarán los costos de manejo integral en una determinada proporción dentro de la valorización anual, así como también incrementarán sus beneficios, tanto por generar una oferta ecosistémica diversa con mayores posibilidades de oferta de satisfactores como por garantizar la sustentabilidad, y reducir el nivel de riesgo de deterioro o extinción del ecosistema. En estos gastos no está incluida la conservación del ecosistema como tal y ello se trata especialmente en conservación de la biósfera. .

b) Su función ecosistémica

Para gran parte de los suelos tropicales la biodiversidad es la estrategia más eficiente para la captación y pasaje de energía. Constituye entonces una base esencial para el funcionamiento del ecosistema. No constituye un costo adicional al cual puede o no recurrirse, sino que resulta esencial en el caso de desarrollo sostenible.

c) Costo de manejo.

Además de considerársela la biodiversidad en cada uno de los recursos, debe estimarse los costos de restaurar parte de la que existía, reintroduciendo especies autóctonas o evitando que se extingan la actual. Dentro de las medidas que evitan la extinción puede determinarse la necesidad de estudiar y establecer normas de manejo para cada uno de los recursos que posibiliten el manejo integral del sistema, sin deterioro de la biodiversidad. También pueden desarrollarse tareas para mejorar la salud de las especies que pueden estar afectadas por distintos agentes especialmente en los bosques más simples.
. Como costo, puede ser estimado en función del gasto normal durante el año. Sin embargo como stock , no puede plantearse separadamente de los recursos que trata. Es en realidad un aspecto de estos recursos, que constituye en sí mismo un recurso adicional. Pero es un aspecto que incrementa el patrimonio total, así como incrementa sus posibilidades de beneficios.

Para el cálculo de las existencias iniciales se debe estimar la proporción que resulta del costo anual de manejo de la biodiversidad en cuanto al valor total del costo de manejo de flora y fauna, y esa proporción adjudicársela al patrimonio total de la flora y la fauna, de donde surgiría una suma determinada que constituye la existencia inicial de un patrimonio en el cual se esta desarrollando ciertos gastos. Sin embargo debe mencionarse que el patrimonio de la biodiversidad no se puede desgajar de la existencia de la flora y la fauna. Por este motivo lo debemos designar como Patrimonio de la biodiversidad del ecosistema.

Esto que sirve para el calculo de la existencia inicial servirá para las otras variables. Los crecimientos en términos de valor tendrá la misma proporción que el promedio de crecimiento de flora y fauna. Las extracción también tendrán este sentido. .

d) incrementos y decrementos.

Las variaciones del patrimonio de la biodiversidad del ecosistema sigue los límites con que varia el conjunto entre la flora y la fauna. Sin embargo, en la cuenta patrimonial existirá un rubro específico donde se registrarán los incrementos que supone la investigación tecnológica que se desarrollará con el manejo integral y que será fuente de incremento del patrimonio, ya que en base a la investigación nuevos elementos naturales pasarán a constituir recursos.

Los estudios de biodiversidad a ún no permitieron profundizar en este aspecto, ya que los inventarios de la misma no han sido desarrollados.

E) AGUA

E.1. ASPECTOS GENERALES

Como se sabe, el agua es parte de la oferta ecosistémica. Dentro de cada ecozona es posible detectar los elementos constituyentes del balance hídrico mediante el cual se sistematiza los pasajes que una determinada cuantía de agua realiza por el suelo, subsuelo, vegetación, animales y aire. Según la extensión de la ecozona, se requiere definir las cuencas subcuencas y microcuencas significativas para determinar los usos múltiples de la ecozona.
Como recurso natural y aplicando los principios de un uso integral, es posible utilizar su existencia en múltiples sectores:

a)La producción ecosistémica

Según los lugares, debería garantizar la cantidad y calidad de agua adecuada para los siguientes posibles usos:

i) para consumo de la población
ii) para transporte
iii) para recreación y turismo
iv) para energía
v) para riego
vi) como medio de la flora y la fauna acuática
vii) suministrando servicios a todos los restantes elementos de la ecozona como suelos, fauna, flora aire, paisaje, cndiciones de habilitabilidad y en general, participando del equilibrio ecológico.
El manejo integral de los recursos debe tender al uso de todas estas potencialidades, minimizando las pérdidas.y el desaprovechamiento. Naturalmente, en cada ecozona puede haber usos prioritarios, en especial, teniendo en cuenta el estado de la cuenca la actual calidad del agua y los costos de su depuración cuando es necesario. En tal sentido, puede haber usos incompatibles.

b)Valorización

La valorización de la existencia inicial del agua no puede medirse al igual que los recursos renovables ya que no se genera un crecimiento anual. No puede establecerse entonces, un costo unitario al cual multiplicar las existencias para obtener el valor de la existencia inicial.

Se debe recordar que el principio esencial que se está aplicando a la fábrica de la naturaleza es calcular el costo de manejo que le permitiría suministrar bienes y servicios a la comunidad. Este es el sentido por el cual se estima la cuantía por el mismo valor unitario que resulta de los incrementos.

A su vez, se menciona que existe un primer período signado por las acciones de "rehabilitación" de la ecozona, y el consiguiente mantenimiento de la misma, y a las funciones que debería cumplir la misma según su potencialidad.

En el caso del agua, esta rehabilitación y mantenimiento incluye tanto la reversión de los procesos contaminantes que la han degradado para los múltiples usos como la infraestructura necesaria, y los gastos significativos para llegar a suministrar esos usos. Si bien el recurso es único en esa rehabilitación y en esas inversiones de infraestructura existen algunas acciones que son computables a todos los usos y otras que son directamente atribuibles a usos específicos.

Como se sabe, en gran parte de las cuencas de América Latina se evidencia un proceso de deterioro que ha contaminado en cierta proporción el agua sedimentando sus cursos, lo cual lo aleja de las posibilidades de lograr el múltiple uso del agua. Dadas las posibles prioridades del uso, la sociedad que tiene como objetivo el desarrollo sostenible necesita conocer y valorizar los costos que resultarán necesarios erogar para que el agua pueda participar con la oferta ecosistémica dentro del uso múltiple de los recursos. En tal sentido, los montos que la sociedad necesita invertir en rehabilitar las cuencas deberán ser incluídos como existencia inicial de los recursos hídricos. Sin embargo, como aún estos montos no se han desembolsado, debemos crear para el agua, o para otros recursos que se encuentre en la misma situación como suelos, un fondo de rehabilitación que debe figurar en la parte de usos señalando el balance entre ambas magnitudes.
En la medida que los fondos se destinen a este fin se debe reducir el monto respectivo hasta su extinción. En ese caso, quedaría solo en la existencia inicial el monto referido, incrementado por los gastos que todos los años se vienen desarrollando para su efectiva producción.
En cualquier año se podría ver lo que efectivamente se ha realizado hasta ese momento, para que el agua juegue un papel importante y logre su múltiple uso. Asi también se podrà visualizar lo que aún resta pagar en concepto de deuda contraìda para que ello sea posible..

En el caso de las ecozonas poco intervenidas, se debe seguir la misma metodología, pero seguramente el gasto será menor y la relación con los beneficios que genera, mucho mayor.

En cada caso se analiza la posibilidad de discriminar la existencia inicial por tipo de uso. Se han realizado varios estudios de descontaminación especialmente en bahías y cuencas, donde se tienen en cuenta los objetivos que se desea lograr. Frecuentemente, la descontaminación total, para posibilitar los múltiples usos del agua resulta, en los cursos contaminados, altamente costosa. Por ello, la discriminación de las inversiones que deben realizarse de acuerdo a los diferentes usos ayuda a fijar prioridades e incluso a amoldar el concepto de “limpieza” . En esos casos también puede discriminarse la existencia inicial del agua.

Aplicando el mismo principio a la fábrica de la naturaleza, sobre el costo del manejo

c) Costos de Manejo

Los costos anuales de manejo se refieren al funcionamiento y controles para que el agua cumpla los múltiples usos y a las sucesivas inversiones, que es previsible que se realicen en función de mejorar la oferta de agua para lograr tanto la rehabilitación de las cuencas como la mejora de la calidad del agua.

d) valorización de los incrementos y disminuciones.

La valorización de los incrementos en concepto de agua se la realiza en base a los costos de manejo. Las extracciones se refieren al uso de este agua en múltiples formas que de hecho son cobrados en función de sus costos. En algunos casos, como agua para consumidor, y energía, existe una aparente correspondencia entre lo que se cobra y los costos incluyendo las ganancias. El grado de apariencia se refiere a que en realidad la infraestructura y los costos que se pagan es solo parte de las que debería erogarse en función del manejo integral de la cuenca. En otros casos como riego, transporte, agua como medio de la flora y la fauna acuática, y todos los servicios dentro del bosque, no existe este acercamiento a una correspondencia y en la mayor parte de los casos no se cobra. En ese caso, los incrementos no significan poseer mas cantidad total de agua sino disponer de ella en relación con determinados usos.

F) SUELO.

En las tierras forestales el suelo cumple fundamentalmente la función de pasaje de nutrientes, ciclo de materiales y de soporte de la estructura del árbol y las restantes actividades de bienes y servicios dentro del sector preprimario
Por ello, aunque no realizaremos un tratamiento especial, podría desarrollarse esta valorización al igual que el agua, ya que se requiere recuperarlo controlarlo e investigarlo para su uso integral. En especial, cuando en una ecozona forestal existen algunas áreas deforestadas debemos contabilizar el suelo. Asimismo, en el manejo integral del bosque se destinara una parte a los costos de manejo del suelo en función de su mejor conocimiento, de las obras de infraestructura que deben realizarse para lograr su conservación y de los efectos que los diferentes manejos tendrán en los mismos. Los incrementos se analizarán sobre la base de los costos que se destinarán a este fin y los decrementos (erosión) en el caso de riqueza del suelo que se extrae.
El tratamiento del suelo resulta esencial en las cuentas de Agricultura, como más adelante se hará referencia. Dentro de la agricultura existen costos no pagos y en la misma subsiste una actividad preprimaria que debería garantizar un suelo con una calidad y cantidad de acuerdo a los requerimientos en función de su proceso de sucesión. Es decir, que si bien no se garantiza totalmente la reproducción de las condiciones naturales de la producción agropecuaria, esta actividad en muchos casos, ha incorporado algunos elementos que corresponden al sector preprimario, pero sin garantizar las relaciones sistémicas que deberían considerarse, y siendo relevantes en otras ocasiones, prácticas degradatorias, y contaminantes del suelo. En este sentido, el actual proceso de cultivo de la soja, requiere un capítulo especial para su análisis,

Quisiéramos remarcar al respecto desde nuestra perspectiva de la valorización correcta de los recursos naturales, el hecho de que al incrementarse los precios de la soja (es posible que transitoriamente) a un nivel tan elevado y al subvalorizarse los precios de la tierra en la medida que no brinden en el corto plazo satisfactores valiosos muy directamente detectables, se promueve una reocupación del espacio que degrada y destruye los ecosistemas, al desinteresarse por el real valor final de la tierra luego de unos años de cultivo de soya. En este periodo, las ganancias superan ampliamente lo obtenido como promedio en otras actividades, por lo cual se puede asumir el costo total de la tierra como pérdida y aún asi, la rentabilidad es muy beneficiosa. Si a esto le añadimos que una buena parte de los productores arriendan los campos, sin compensar el daño anual que generan, el proceso de un avance agropecuario va determinando procesos de degradación de tierras y deterioro de las actividades tradicionales de nuestro agro.en especial las actividades relacionadas con los tambos y cultivos industriales como el algodón.

G) FUNCION ECOSISTÉMICA INMEDIATAS .O CONSERVACIÓN DE CUENCAS HIDROGRAFICAS

Las relaciones ecosistémicas del bosque dentro de las cuencas que integra es uno de los puntos que se ha desarrollado con mayor anticipación en la bibliografía mundial Como se ha mencionado, la función ecosistémica tiene que ver con las repercusiones de diferente tipo que tiene el bosque. Las relaciones internas al bosque se las considera dentro de la Matriz (MISREN). En este caso se evaluará las influencias exteriores y significativas dentro de la cuenca.
Es decir si bien tenemos en cuenta por separado el valor del bosque, de la flora herbacea, dle suelo y del agua, en este punto hacemos referencia que la proporciòn de estos elementos que deben estar en interrelaciòn con que la cuenca funcione adecuadamente y no se genere proceso de degradaciòn. Se trata entonces de un elementos complejo que depende de varios otros eleemntso, algunos de los cuales ya esta considerado por en este caso se considera una relación cuantitativa de esos elementos y otros del ambiente.
En el costo de manejo integral y sustentable del bosque que se ha mencionado en el caso de flora ya se incluye de hecho la protección de la cuenca. Sin embargo es posible que en el estudio de alternativas que deben evaluarse sobre el manejo más indicado desde el punto de vista ecológico económico y social, deba utilizarse intensamente el bosque o transformarse por algún motivo. El caso más evidente es cuando un bosque se encuentra en tierras que son calificadas como aptas para la agricultura y que debido a requerimientos de la población se adopta la decisión de su transformación en tierras de cultivo. Se requiere entonces conocer los beneficios que genera el bosque en particular, y en general la flora, en la parte restante de la cuenca. En otras transformaciones menos cruentas también debe estudiarse los efectos sobre la cuenca. Las dimensiones de la misma deben ser aquellas donde los efectos se consideren como significativos. Los costos que pueden asumirse entonces tendrán como limite superior el nivel de los beneficios que se obtendrá. Al mismo tiempo permitirá valorizar este capital para posibilitar cumplir sus funciones integrales.
La valorización de estos beneficios se los obtiene en función de los cálculos de los daños que se generarían si no existiera la influencia del bosque. Para ello estas influencias se las puede sistematizar en las siguientes:

a) Efecto sobre los cultivos.

Al no existir el bosque se incrementa el proceso de erosión y lleva a una pérdida de la productividad de los cultivos. Ello se puede comprobar comparando zonas de la cuenca donde existen cultivos con protección con otras que no lo poseen.

El valor de esta productividad evaluada por el precio del cultivo, se le adjudica a la influencia.

b)Efecto sobre las presas.

Si dentro de la cuenca existe o existirà una presa, es posible estimar la reducción de los años de vida útil de la presa por efecto de un incremento de la erosión. Sobre la base del valor de la presa y la estimación de los años de vida útil se extrae el valor buscado.

c) Efecto sobre la infraestructura

La existencia de caminos y otras obras de infraestructura, deben solventar gastos importantes para mantener su funcionamiento. Un incremento del proceso de erosión sin la existencia del bosque lo llevaría a elevar sustancialmente estos gastos.

d) Daños en las instalaciones e infraestructura urbana en el caso de ciudades.

La existencia de torrentes en zonas específicas han generado graves daños a la población, algunos de ellos han sido evaluados. Puede mencionarse también la grandes daños generados por las creciente ocasionadas en la Ciudad de Buenos Aires.y la necesidad de considerar un analisis sistèmico e integral para su soluciòn, que supere los primeros planteamiento limitadamente ingenieriles sin considerar todo lo relevante que sucede en la cuenca, en el corto y largo plazo.

e) Efecto sobre el incremento de daños en los eventos naturales como inundaciones, huracanes etc.en zonas rurales.
Los bosques en general reducen los efectos perniciosos de los eventos naturales disminuyendo su carácter de desastres. El valor de estas reducciones se debe acumular como beneficio del bosque.

f) Efecto sobre el abastecimiento de agua para la población.

De no existir el bosque se reduce la oferta de agua para la población. Pero ello depende de las características de la ecozona de los cursos de agua y de la infraestructura que posee.
La sumatoria de a) b) c) d) e) y f) nos dará el total de los efectos negativos, es decir los daños que pueden evitarse y por ello permite señalar los beneficios que se obtienen logrando que el bosque mantenga su función ecosistémica. Estas cifras posibilitarán valorizar los bosques en forma adicional y reducirá de esta forma las posibilidades de otras alternativas que no tenga en cuenta la generación de este bien .Finalmente, las variaciones por incrementos y decrementos pueden seguirse en forma directamente proporcional a las variaciones de la flora.

H) PAISAJE

H.1.ASPECTOS GENERALES

a) Producción Ecosistémica, Paisajes y Puntos escénicos.

Las metodologías de planificación y administración del turismo han aportado elementos importantes para el inventario de los puntos escénicos y de las áreas de interés para actividades de los turistas, como caminatas, safaris fotográficos y en general actividades de esparcimiento. Sin embargo, no han hecho referencia que los costos de mantenimiento de estos puntos escénicos deben figurar dentro de los costos de esta actividad productiva. En realidad, el paisaje no constituye para las empresas turísticas un patrimonio que deben conservar.Sin embargo, esta última década ha señalado un avance en tal sentido.Asimismo se esta construyendo la Cuenta Satelite de Turismo ya que no constituye un actividad econòmica que se considera en el producto.
La actividad turística ha impactado a los diferentes elementos naturales y sociales que utiliza para su producción. Desde el punto de vista de los ecosistemas, ha generado transformaciones ecosistémicas degradantes al emplazar la infraestructura, o rebasando la capacidad de carga de los ecosistemas. En los últimos años se ha desarrollado sustancialmente las actividades del llamado ecoturismo y existe un mayor reconocimiento de los problemas ambientales que deben considerarse.

Desde el punto de vista físico y en la experiencia concreta en varios escenarios lindantes con los parques nacionales en Argentina, en realidad se trata de la conservación de toda la unidad, ya que es visitada frecuentemente por los turistas, pero en especial la vegetación que rodea a los lagos y ríos. Es posible pensar en definir por hectáreas, en primer lugar la zona en general, y luego el interés definido por puntos escénicos especiales o para actividades concretas.

b) Costos de Manejo y valorización del sector.

Este sector ha sido muy estudiado por los países desarrollados y ha generado metodologías específicas. Muchas de ellas giran en torno a la valorización en función de la "disposición a pagar". Para desarrollar esta metodología es necesario realizar encuestas que se han perfeccionado en su elaboración y resultados. La pregunta esencial es si se esta dispuesto a pagar y que cantidad por mantener un paisaje determinado, y qué ingreso posee quien es interrogado..Este método puede ayudar Sin embargo esta condicionado por:
i) Que se cuenten con los fondos necesarios para realizar este tipo de investigación
ii) que la ecozona se encuentre en una región donde los ingresos de la población se acerquen a la satisfacción de sus necesidades esenciales,
iii) que los mercados funcionen con cierto dinamismo pueda ayudar a la evaluación. En gran parte de las áreas de América Latina no nos encontramos con una situación como la mencionada.

c) relación ecosistémica

El paisaje debería utilizar todos los elementos que el bosque posee valorizando para su conocimiento por parte de los turistas de diferente tipo. En tal sentido, la producción de paisaje le "vendería" relaciones benéficas, participando del conocimiento del múltiple uso de todos los recursos. A su vez, el desarrollo de una intensa actividad turística puede valorizar una serie de recursos. Es el caso de la utilización de maderas especiales para la elaboración de artesanías. Sus compras radican en utilizar el paisaje como base de su actividad.
En algunos casos sin embargo, la actividad turística, vende a sus turistas una imagen que no se corresponde con el paisaje que realmente se posee. En esos casos tiene efectos negativos ya que incide en un proceso de artificialización de algunos zonas, con altos subsidios energéticos. En muchas playas del Caribe, se ha "limpiado" las playas de los mangles. En otras, se intenta reproducir en el subtrópico seco la flora del trópico o subtrópico húmedo en áreas específicas, ya que ello se corresponde con los estereotipos más generalizados acerca del trópico.

d) costos de manejo

Los costos de manejo puede ser visto en los siguientes puntos:

i) El mantenimiento de las relaciones básicas de la ecozona que genera un paisaje determinado supone ciertos costos en todo el manejo integral. En algunos casos significará no realizar diferentes actividades o reducir la intensidad con que se realizan en determinadas zonas que pueden ser conflictivas.

ii) El emplazamiento de infraestructura y su funcionamiento requiere de estudios precisos para minimizar los impactos y compartir las intervenciones a la ecozona con otras actividades productivas, en especial, la forestal y la flora no maderable.

iii) Las actividades que ejercen una importante presión de la población debido a su concentración o permanencia también deben ser estimadas en su capacidad de carga y de manejo de la misma.

e) Evaluación del patrimonio del turismo.
La sumatoria de todos estos elementos constituirá el costo de manejo que incrementara todos los años el patrimonio. Aun no se cuenta con un método comprobado para sugerir el calculo del capital natural del turismo. Sin embargo se puede esbozar ciertos lineamientos. En el costo de manejo se incluye tanto mantenimiento del patrimonio del turismo como incremento de la infraestructura del mismo.
Discriminando exclusivamente la parte de mantenimiento del capital natural, se puede asumir que se trata de las amortizaciones necesarias para que este capital se mantenga. Por otro lado la actividad turística posee un capital infraestructural que lo reconoce a nivel de mercado. La relación entre la amortización que estima para este capital y la que en realidad realiza para el capital natural puede establecer ciertas proporciones que permitirían estimar el capital natural que implícitamente el turismo considera para pagar los costos de mantenimiento del mismo.

De tal forma, se puede estimar el capital y adicionar a la existencia inicial.
Si la transformación del sistema natural y la infraestructura que debe emplazarse para que la ecozona juegue un papel dentro del turismo resulta de importancia, puede considerarse realizar un ejercicio similar al caso del agua. Es decir registrar en la columna de Usos el capital total que debe considerase y trasladar a la columna de Recursos anualmente en la proporción en que se realiza los emplazamientos o las transformaciones programadas.

e) los incrementos y decrementos.

Los incrementos del capital del turismo se contabilizan por los costos que se incurre en el manejo y los decrementos por los posibles impactos que se generan al utilizar el paisaje, los puntos escénicos, la infraestructura, y la indisponibilidad de ciertas actividades productivas en zonas específicas.


I). FUNCION ECOSISTÉMICA EXTERNA O CAPTACIÓN Y CONSERVACIÓN DE GASES DE EFECTO INVERNADERO.

I.1. ASPECTOS GENERALES.

Los efectos que las diferentes ecozonas poseen en la
ecósfera son cada vez más destacados. En los últimos años se han hecho más evidentes los problemas globales de los cambios climáticos y se han valorizado en todas formas las funciones estabilizadoras que cumple la vegetación.
Los compromisos asumidos en especial por los países desarrollados en función del Convenio de Cambio Climático, han permitido el inicio de negociaciones concretas a nivel internacional de la llamada capacidad de "sumidero" que posee nuestra flora.

Por un lado existe el compromiso ineludible de los países desarrollados consistente en el cambio de su tecnología (que es responsable del 80% del gasto energético a Pero al mismo tiemppo se requiere valorizar estas funciones estabilizadoras, para comenzar a establecer un intercambio menos desigual entre los países. Los países en desarrollo, aportan información genética y capacidad de estabilización, y reciben a cambio contaminación en diferentes formas. En América Latina por ejemplo se reúne solo 8% de la población pero posee el 46 % de los bosques tropicales y el 36% de todos los bosques. del mundo.
La capacidad de absorción de anhídrido carbónico de nuestra flora ha sido debatida, y aún no existen todas las cifras necesarias para su verdadera cuantificación.
En la medida que los bosques lleguen a un estado clímax su capacidad disminuye sustancialmente. Un determinado rejuvenecimiento de estos bosques llevan a incrementar esa capacidad. El manejo sostenible debe aumentar esta capacidad y en general no se contrapone con la utilización del bosque en otros recursos. De todas formas pueden existir conflictos al intentar "rejuvenecer" el ecosistema para lo cual se requerirán investigaciones especiales. La MATRIZ (MISREN) puede ayudar para visualizar los conflictos potenciales y encontrar el acercamiento necesario. Naturalmente en casos específico será necesario elaborar modelos más complejos que los que puede presentar una matriz. El cumplimiento de los acuerdos adoptados en la Convención de Cambio Climático por parte de los gobiernos llevaron a algunos de ellos a plantear la utilización del criterio del costo efectividad como una forma de cumplir los compromisos de esta Convención. Esta posibilidad que esta mencionada en el tratado, se estableció por el supuesto que resultaría de menor costo financiar la reducción de la emisiones o el incremento de la capacidad de sumidero en los países en desarrollo que realizar los cambios tecnológicos en los países desarrollados. . En los próximos años existirá probablemente un clima favorable para plantear que los servicios que presta nuestra flora sean al menos en parte compensados.
Como se sabe el Banco Mundial esta actuando como intermediario de las grandes empresas de los países desarrollados que requieren reducir sus emisiones y las iniciativas de nuestra regiones para incrementar la captación.

I.2. ALTERNATIVAS DE VALORIZACION DE LA FUNCION ECOSISTEMICA EXTERNA.


Para evaluar el mercado de la captaciòn de carbono debemos tener en cuenta las alternativas que tienen los paises desarrollados.

a) El menor costo en el corto plazo, consiste sin duda en no cumplir la metas establecidas de descontaminaciòn, o postergarlas y cambiarlas De todas formas este menor costo, solo lo es, en el corto plazo, y con una mirada no integral. A mediano plazo, aparecerán ineludiblemente los efectos económicos de la inacción, manifestado en crecientes gastos derivados de la mayor frecuencia de las catástrofes que se generarán, y otros efectos indirectos perniciosos de los aspectos negativos del cambio climático.
.
b) Un nivel máximo de costo consistiría en estimar el gasto máximo de los cambios tecnológicos que significaría en los países desarrollados reducir las emisiones de gases con efecto invernadero de acuerdo a la tecnologías existentes en los sectores de emisión de esos gases. .

c) Otra alternativa podría consistir en ayudar a realizar esos cambios tecnológicos en los países en desarrollo... De todas formas se trataría de montos muy elevados

d) .Adicionalmente, se han evaluado los costos de plantaciones en los países desarrollados. El problema aqui consiste no solo en los precios mas elevados sino también en los tiempos de captación y conservación que son más extensos.

e) Una cuarta alternativa es calcular el costo de las plantaciones destinadas a este propósito. Este cálculo es relativamente simple, conociendo la capacidad de nuestra flora, y de las especies que se implantarían.y en especial la captaciòn que se está realizando en el año inicial
Esta alternativa a la cual algunos países desarrollados están receptivos en reconocer, requiere de un anàlisis en profundidad . ya que debe considerarse el incremento que se consigue por una mayor captaciòn de carbono, en funciòn del manejo integral de los recursos. Una de las alternativas para incrementar la captaciòn es la plantaciòn directa que esta ahora la preferida, pero si la misma se adoptañ en un bosque nativo es altamente incoveniente. Desde el punto de vista economnicos deberìa descontarse el lucrocesante perdido por los ingresos del bosque nativo en su uso integral. Por esta razòn la captaciòn de carbono deberìa planteasrsela dentro del manejo integral como un elemento mas de este manejo y como un costo incremental mas del costo integral de los recursos.
El valor de la capacidad de absorción será en el corto plazo transado en el mercado. El precio que finalmente se consiga debe figurar como beneficio del bosque atribuible a esa función. Los países desarrollados aceptan reconocer el precio de las plantaciones, pero la aceptabilidad de reconocer el incremento cuando el mismo deriva de un manejo integral, aùn es discutible. En el caso de Costa Rica y en parte en Mexico y Bolivia reconocieron el manejo del bosque nativo como generador de una mayor captaciòn, pero en otro casos no. Se requiere en tal sentido generar demandas especìficas ya que de esta forma se podrìa articular la captaciòn de estos integrasos con los derivados de un desarrollo sustentable.
El argumento esencial para lograr un ingreso determinado por la capacidad de absorción de la flora nativa es que al pagarse este precio permitiría mejorar la situación económica del bosque que se encuentra desvalorizado es decir que genera señales fundamentales al mercado para continuar con el avance de una frontera agrícola que en gran parte ocupa tierras forestales, no consiguiendo su objetivo de una producción estable, degradando el suelo y perdiendo potencialidades.
Por lo que los beneficios podrán calcularse directamente. Estos beneficios deberán ser relacionados con el beneficio que se obtiene por todas las restantes actividades productivas y debido a ello podrá compartirse los costos de manejo en la proporción que se comparten los beneficios.

I.3.- Costos de Manejo

De todas formas, pueden existir costos de manejo adicionales específicos para mantener ciertas restricciones y desarrollar otras potencialidades en la utilización de los arboles para diferentes usos, que maximicen su capacidad de absorción. Deberán integrar estos costos los siguientes rubros:

a) inventario de especies en cuanto su capacidad de sumideros.
b) mayor compatibilización posible con la capacidad de sumidero y las otras utilizaciones del bosque y de la flora no maderable.En especial se estudiara el caso de la mayor biodiversidad vs la mayor captaciòn de donde pueden surgir manejos diferentes.
a) control y participación


J). PRECIO DE LA TIERRA NUDA

Los costos de manejo permitirá conocer los valores de cada uno de los recursos y el total de la existencia inicial de los mismos. En el caso que no se consideren los costos de manejo y no se valoricen ni se realicen las tareas que son necesarias para mantener este capital, se generarìa los procesos de deterioro que generalmente se vienen desarrollando en vastas zonas, En muchos casos, se degradarìa o desaparecerìa el bosque, Qiuedaría sin embargo, un remanente constituido por la tierra degradada. Este valor residual lo valorza el mercado por lo que debe estimarse dentro de la existencia inicial.
Este valor es reconocido por el mercado pero varia en mucho según el funcionamiento de la renta de localización. En la medida que no se tiene en cuenta sus particulares productivas bióticas, se destacan las abióticas y las espaciales.

K) TASA DE INTERES DEL PATRIMONIO NATURAL.
La existencia inicial del patrimonio ha sido evaluada en función del costo promedio de producción Pero este costo promedio de producción que le hemos llamado manejo supone la existencia del capital natural. Las estimaciones realizadas suponen la existencia de este capital natural , de los contrario nada se conseguiría con el monto destinado a costo de manejo. Sin embargo, si sólo se tiene en cuenta el costo y no se incluye algún rubro que haga mención al capital que se esta usando se seguiría considerando la evaluación natural como nula o de un valor cero. .
Es por ello que se requiere considerar al capital natural como si fuera un capital prestado a una tasa mínima de interés (cercana al 1% o 2%) que todos los años debe incrementar el valor e integrar el costo de producción en cada producto.En realidad, de acuerdo a los principios del desarrollo sustentable, es un capital que nos han prestado nuestro padres para que se lo entreguemos a nuestros hijos con mayor riqueza o al menos sin deterioro.

 

1) TOTAL DE LAS EXISTENCIAS INICIALES
1er ITEM DE LA CUENTA PATRIMONIAL SECCIÓN RECURSO

La sumatoria de todas las existencias iniciales a nivel monetario constiye este total. Adicionalmente debe sistematizarse las cuentas fisicas que se crea conveniente llevar por recurso, y hasta por especie si se considera conveniente su computo, dada su importancia. En tal sentido el mayor o menor agrupamiento debe estar orientado por razones provinciales, regionales o nacionales en función del mayor o menor control que se desea de cada especie.

2) CAMBIO DE ESTIMACION DE LAS RESERVAS
2do ITEM DE LA CUENTA PATRIMONIAL SECCIÓN RECURSO

Las aproximaciones estadísticas que deben realizarse en función de lograr una estimación de las existencia iniciales tienen naturalmente muchos supuestos que requieren su permanente control. Es conveniente que prime un criterio general para la elaboración de la cuenta que no sobrestime los niveles de existencia. Es muy probable que se incurra en subestimaciones, y es conveniente incluir en este rubro una reducción de esta subestimaciones que permita acercarnos todos los años a una mejor evaluación. En el momento de realizar el cálculo puede estimarse un nivel global de subvaluación a efecto de garantizar la sustentabilidad ecológica y en funciòn del grado de verdad de las variables y disminuirlo a través de los primeros años, estimando aquí un porcentaje de incremento.

3) DESCUBRIMIENTO DE NUEVAS EXISTENCIAS
3er ITEM DE LA CUENTA PATRIMONIAL SECCIÓN RECURSO

Un manejo adecuado supone un importante esfuerzo a nivel de investigación de los recursos, ello significa revalorizar constantemente el patrimonio natural. Dentro de esta dinámica, una serie de elementos naturales pueden constituirse en recursos e incrementar el valor de las reservas. En las cuentas debe incluirse un porcentaje pequeño de incremento constante por este motivo. Debe recordarse que si bien se trata de estimar todos los recursos detectados cuando los bosques poseen una alta biodiversidad no es posible en el primer inventario registrar adecuadamente el potencial. Por ello este punto resulta de importancia.

a) Incremento natural.

En cada uno de los recursos se han establecido las hipótesis de crecimiento De esta forma tendríamos los crecimientos de
Flora
Flora no maderable
Fauna(terrestre área y acuática)
Patrimonio Genético y Biodiversidad
Agua
Suelo
Paisaje
Función ecosistémica inmediata
Función ecosistémica externa
Variación del precio de la tierra nuda.

b) Incremento por mejor aprovechamiento tecnológico.

Las investigaciones que se realizan en la ecozona permiten suponer en el futuro que algunos elementos naturales se constituirán en recursos naturales y se incrementará el valor patrimonial no solo por descubrimiento de su particularidades genéticas sino por mayor acceso a los procesos de transformación de la materia natural

c) Ingresos adicionales

Se incluirán en este rubro todos los aquellas transformaciones que incremente el capital como implantación de especies arbóreas arbustivas y herbáceas, introducción de animales y diseminación de peces. Otras actividades que debe incluirse es la relativa a los criaderos. También se incluirán los agroecosistemas. Cada una de estas intervenciones debe considerar muy especialmente el objetivo central consistente en el manejo integral utilizando esencialmente la fábrica de la naturaleza con mínimo empleo de energía humana o subsidios energéticos. Esto es compatible con una mayor ocupación ya que se requiere el manejo control y transformaciòn de toda la oferta ecosistemica. En estas introducciones, existirán algunos rubros que el mercado valoriza y otros que deben ser evaluados por el costo de manejo.

4) TOTAL DE RECURSOS
ULTIMO ITEM DE LA CUENTA PATRIMONIAL SECCIÓN RECURSO

SECCIÓN USOS

1. DISMINUCION DE LA EXISTENCIA INICIAL
1er ITEM DE LA CUENTA PATRIMONIAL SECCIÓN USOS

A) Disminución natural

A.1. Por procesos espontáneos normales.

Se incluyen todos los procesos que generan una degradación del ecosistèma que redunda en una reducción de la productividad de la Oferta Ecosistémica. Se consideran los siguientes procesos:

- erosión,

- dinámica de costa,

- senectud,

- los efectos en el corto plazo de los procesos de sucesión que redunde en una disminución del patrimonio.

Su valorización puede realizarse por los costos de recuperación preferiblemente, o por los daños que estos procesos generan El funcionamiento de la MISREN sera de importancia en estos casos.

A.2. Por catástrofes naturales

En este punto se incluirán diferentes tipo de catástrofes como las inundaciones, los incendios, los huracanes. En algunos casos puede preverse una regularidad de aparición, en otros deberá estimarse en función de un grado de probabilidad.

2. DISMINUCION POR USO O EXPLOTACION
2do ITEM DE LA CUENTA PATRIMONIAL SECCIÓN USOS

En este rubro se incluirán todos los resultados de los manejos de los recursos. De tal forma que disminuirá en cantidad y valor a todos los recursos. Las diferentes alternativas de manejo y de explotación de los recursos dará lugar a diferentes cuentas ya que distintas alternativas supondrá también relaciones distintas entre los recursos. Al menos se promoverá el estudio de tres alternativas.

a. Aquélla que supone la consecución de las actuales tendencias que en general no son sustentables, o generan desaprovechamiento.. .

b. Aquélla que incluye los conceptos prevalecientes sobre el destino más adecuado de la ecozona, que en general esta relacionado con una explotación de gran rendimiento en el corto plazo y un serio deterioro del patrimonio natural.

c. Aquélla que se podría mostrar como mas cercana a un desarrollo sustentable, que permite el desarrollo de múltiples actividades productivas en el corto mediano y largo plazo. En términos muy generales se puede suponer que este nivel de uso debe relacionarse fuertemente con el nivel de crecimiento, de tal forma permite el mantenimiento de la existencia inicial. Naturalmente esto puede sufrir diferentes transformaciones.

3. DISMINUCION POR OTRAS CAUSAS
3er ITEM DE LA CUENTA PATRIMONIAL SECCIÓN USOS

Se pueden incluir en este rubro diversas situaciones que hacen a la disminución del patrimonio, generado por acciones humanas que desencadenan procesos degradatorios como la contaminación de agua, suelo y aire, utilización del territorio en actividades que no se adapta a la potencialidades etc.

4. EXISTENCIA FINAL 1º PERÍODO

Como toda cuenta patrimonial, adicionando a la existencia inicial, los ingresos y sustrayendo las mermas se tendrá la existencia final. En general en el manejo de los recursos naturales que tiende a la sustentabilidad del desarrollo la existencia final debería relacionarse fuertemente con la existencia inicial, e incluso puede preverse que llegará a ser mayor en función de la investigación, y el estímulo al crecimiento.

L) EVOLUCION DE LA CUENTA PATRIMONIAL. REAJUSTES ANUALES

La existencia final del primer período constituirá la existencia inicial en el segundo período. Desde el punto de vista económico se computara en el segundo periodo de la misma forma que en el primero. Desde punto de vista del manejo se debe considerar el diferente efecto que tendrán las distintas alternativas de manejo en cada uno de los recursos. Ello incidirá en indicaciones diferenciales para el incremento o decremento de cada uno de los recursos, como resultado del tratamiento diferente. Es por ello que deben llevarse cuentas separadas por cada uno de los tratamientos alternativos propuestos.

LL) MANEJO SOSTENIBLE POTENCIAL Y REAL

Se ha analizado en la Matriz (MISREN) las relaciones ecosistémicas destinada a lograr una oferta ecosistémica integral. Ello suponía respetar los mecanismos regenerativos y los patrones de biodiversidad, pero maximizar la producción el uso y el aprovechamiento en función de elevar la calidad de vida.
Sin embargo no toda la oferta potencial ecosistémica puede ser utilizada por restricciones tecnológicas económicas y sociales.
Para que el recurso natural realmente pueda ser utilizado por el sistema económico debe superar varios problemas de diferente tipo que se han sistematizado en los siguientes:

l. Mercado. Tanto la cuantía como la cualidad del producto, a nivel local, nacional e internacional que la demanda puede absorber en diferentes plazos, es un primer selector de la oferta ecosistémica. Naturalmente que una definición en tal sentido requerirá un bagaje de conocimientos importantes. También debe adicionarse la dificultad de realizar estimaciones a largo plazo de la evolución de los mercados, que esta en íntima relación con las tendencias tecnológicas. Se debe considerar que las tendencias actuales sobre ciertas exigencias ambientales para la producción seguirán fuertemente, por lo que el manejo sostenible deberá implantarse, o de lo contrario la producción nacional tendrá serias dificultades en el mercado internacional. Estos hechos no deben considerarse como restricción Todo lo contrario, constituyen una potencialidad. El manejo sustentable debe incluirse políticas económicas y comerciales que incidan en el mercado de consumo de forma tal que este mercado aliente el manejo sustentable. Ello significa en el caso de los productos forestales maderables, que se utilicen todas las especies tecnológicamente adecuadas, se conozcan y utilicen la flora no maderable, y en general todos los productos que surgen de un manejo sostenible. Pero la utilización de esta heterogénea oferta requiere sin duda acciones de todo tipo que posibiliten pasar de la oferta potencial a una oferta real. Este hecho también señala un papel destacado a los propios consumidores nacionales e internacionales que exigiendo productos del bosque bajo un manejo sustentable podrán incidir positivamente.Con frecuencia unir la heterogeneidad de la naturaleza con la homogeneidad que requier el mercado requiere intervenir en ambos campos Dentro de la oferta se deberìa realizar una labor de transfomaciòn de los productos de la heterogeneidad natural para lograr superar sus debilidades en el mercado que se refieren a
1. Falta de conocimiento de especies tecnologicamente adecuadas pero no difundidas
2. Falta de regularidad en el abastecimiento de estas especies
3. Falta de regularidad en la calidad de producto(grado de humedad o calidad en los alimentos)
4. Fatal de presentaciòn del producto.
5. Falta de conocimiento en el sector de demanda especìfico que se requiere.
6. Falta de conocimiento en la medidas que se requiere o los pesos que deben presentarse los productos.
Todas estas dificultades pueden superarse con la constituciòn de patios productivos y comercializadores. donde se realice a través del Estado o en sociedades mixtas, un mejoramiento de los productos, que en el caso de las maderas, pueden para por la clasificación, tipificación, secado, reaserrar a medidas que se requiere según el tipo de consumo, empaquetado, y transporte conjunto. El valor de estas tareas puede ser remunerado como un servicio que se incluye en el precio de venta.
Se esta desarrollando en diferentes países una importante iniciativa que se ha dado llamar Comercio Justo donde se unen los principios de una sustentabilidad ecológica económica y social, y en tal sentido se preocupan por una adecuado manejo de la naturaleza, por condiciones económicas que puedan solventar los procesos productivos correctos, y por la generación de una situación social acorde con una calidad de vida creciente. Tratan de lograr un entendimiento cada vez mas directo entre la oferta y la demanda para lograr estos objetivos mencionados.

2. Costo de extracción y transporte.

Se refiere a los costos de extracción y transporte hasta el sitio de su elaboración. Se debe tener en cuenta que en las diferentes alternativas de manejo también puede existir una incidencia diferente en estos costos, ya que en el manejo múltiple y sustentable, debe reducir al máximo posible la degradación del ecosistema o la destrucción de especies lo que puede significar en algunos casos métodos más costosos. Sin embargo los múltiples productos que supone la oferta ecosistémica heterogénea supone el desarrollo de una infraestructura compartida que puede reducir sustancialmente los costos unitarios.


3. Capacidad Productiva para su Transformación

En las producciones tradicionales y en el corto plazo, existen capacidad productiva ociosa que puede emplearse, sin embargo a mediano y largo plazo puede suponerse un requerimiento importante en inversiones. Naturalmente cuando se trata de producciones nuevas deberá seguramente realizarse estudios respectivos.

4. Sujetos Económicos-Sociales. y Fuerza de Trabajo.

No sólo se refiere este punto a la llamada "mano de obra disponible", sino a las características de los sectores sociales que podrían desarrollar la producción que se esta planteando. Ello requiere estudiar las cadenas productivas para determinar los eslabones dominantes, y las posibilidades de cambios tecnológico que posibiliten el manejo sustentable.
Las metodologías de los circuitos de acumulación pueden servir para ello..
La características de los sujetos sociales en el manejo integral de los recursos presenta un problema esencial. Los sectores de mayor significación en cuanto a la extensiòn, dentro del manejo de los recursos incurren en un gran nivel de desaprovechamiento ya que no utilizan gran parte de los recursos en base a lo que aquí se define como acercamiento a un uso integral. En general, se especializan en un solo rubro, cuando en realidad sus tierras puede generar multiples productos.

Esta realidad está cambiando en parte, en base a un mayor conocimiento de nuevas oportuanidades que brindan los ecosistemas, pero aùn se mantiene un grado de desconfianza que debe superarse a través de incentivos, politicas y proyectos pilotos. En tal sentido, la participaciòn de Ciencia y Técnica es de singular valor. La gran restricción en este caso es la necesidadde un mayor conocimiento de los suejtos sociales a efectos de orientar adecuadamente la forma en que estos sectores podrán cambiar de forma de manejo de estos recursos y podrán incluir el manejo integral. En tal sentido las políticas deben promover por diferente medios la necesidad de reducir el nivel de desaprovechamiento y de degradación.

Por un lado, el Sector Preprimario, es decir la reproducción sostenible de la naturaleza y la posibilidad de generar todos los años una oferta ecosistémica permanente es de responsabilidad esencial del Estado, como representante de todo el pueblo, independientemente que en el cumplimiento de sus funciones utilice diferentes actores sociales para su cometido.

En tal sentido puede abrirse un abanico de posibilidades

a)Es posible prever la formación de empresas especialmente dedicadas a la producción ecosistémica y al manejo.

b) Es posible que el mismo Estado asuma la responsabilidad de orientar políticas e implementar acciones, previa capacitación de los equipos necesarios para este tipo de emprendimientos.

c) Las mismas empresas forestales que organicen sus gerencias diferenciadas de producción ecosistémicas, con suficiente autonomía en la gestión.

d d) La cooperativas de trabajo como forma asociativa y participativa.
e)Las comunidades indígenas han revelado su alta capacidad para la comprensión y utilización de la naturaleza en situación de autoconsumo. Generar saldos exportables será un importante desafío como muchas comunidades que así lo decidan.

f)Las Universidades que podrían administrar áreas demostrativas para enseñanza de sus estudiantes y para generar las pautas de adecuado manejo.

g) Las organizaciones no gubernamentales que se puedan constituir a estos efectos.

En todos los casos la gran estrategia consistirá en difundir formas integrales de manejo y evitar que la actual utilizaicòn de los recursos impieda el manejo sustentable e integral del bosque .En caso en que las propias empresas que actualmente explotan el bosque realicen el uso integral deberá estimularse una autonomía de gestión diferenciada. De lo contrario, puede existir una prevalencia de un recurso sobre los restantes.

El sistema de concesiones forestales debe prever la necesidad de la utilización integral.

-Financiamiento y la restauraciòn forestal:

Se refiere al financiamiento de todo el proceso de producción donde se requiere un esfuerzo fundamental, en especial en el mantenimiento inicial de la producción de muy diferentes nuevos productos. Al mismo tiempo toda area productiva supone un proceso de restauraciòn a sus funciones escenciales ya que en gran parte los ecosistemas se encuentran intervenidos y muchos de ellos inadecuadamente tratados. Por ello se requiere establecer ciertos períodos de restauraciòn ecosistémica. Por un lado, las transformaciones de los productos pueden requerir diferentes procesos de transformación. Por otro lado, los nuevos productos requerirán un periodo de introducción en el mercado que puede postergar los ingresos. En todos ellos los costos de sustentabilidad y de no pérdida de biodiversidad pueden cambiar, por lo que deberá especialmente tenerse en cuenta en el desarrollo de toda la tendencia productiva y el cálculo de los costos y de los beneficios integrales..

-Problemas de Gestión e Implementación de Acciones.

Para pasar de la oferta potencial a una oferta real supone sin duda el inicio de un proceso que requiere un grado de organización tanto de los sujetos sociales como del aparato del Estado. Es en esta gestión donde muchas veces los procesos encuentran grandes dificultades. Deberá instrumentarse una dinámica que permita a las comunidades desarrollar sus funciones y le otorgue el suficiente grado de autonomía como para prever su sustentabilidad en el tiempo.
En cada uno de estos problemas incluimos cuatro situaciones según el grado de dificultad que presentan los mismos.

a) Aquella situación donde, si bien existe el problema, es fácilmente solucionable sin ningún tipo de acción adicional a la propia dinámica del mercado.

b) Aquella situación donde para superarla es necesario realizar una serie de medidas, dentro de los actuales niveles de promoción y disposiciones especiales que las instituciones o los sujetos sociales poseen.

c) Aquella situación donde para superarla es necesario desarrollar proyectos especiales y políticas nuevas, pero donde es posible prever la factibilidad de las mismas.

d) Aquella situación donde las restricciones son tan fuertes que en los plazos que se prevé operará como un factor de restricción drástico

En caso de b) c) y d) se requerirán estudios especiales para cada problema, pero deberá realizarse con mayor profundidad en el caso de b) y c). Estos estudios ya existen en cierta proporción pero no se los ha utilizado en función de una acción conjunta.
Del conjunto de este tratamiento surgirán muchas consideraciones para la determinación de políticas.
En todos los casos deberán instrumentarse procesos participativos y de investigación acción ya que el mayor conocimiento del sistema ambiental esta muy relacionado con las acciones que es posible implementarse en diferentes plazos.


M) EVALUACION DE LAS ACTIVIDADES ECONOMICAS PARA LAS ALTERNATIVAS DE MANEJO. CUENTAS REGIONALES

Las ofertas de materia natural, de recursos naturales que se generan a partir de las diferentes formas de manejo del bosque, o en general cualquier ecosistema, ecozona o agroecosistema dan lugar a una contabilización de las actividades económicas que se desarrollan en los procesos de extracción y transformación, transporte y consumo. A estos efectos se debe utilizar la metodología conocida como las cuentas nacionales.

Como se sabe, las cuentas nacionales tratan de registrar todas las transacciones que se operan en un sistema económico. Este sistema está conformado por ciertas estructuras esenciales que se diferencian: la producción, el consumo y la acumulación. Así, cada unidad económica posee tres cuentas. La de producción define ingresos y egresos derivados de la actividad productiva, de cuya diferencia surge el excedente. La cuenta de ingresos y gastos señala la forma en que se gastan los ingresos de todo tipo, del cual surge la posibilidad de un ahorro, y finalmente la cuenta de formación de capital registra la forma en que este ahorro se destina a la formación de capital o para préstamos.

Asimismo, se clasifican en sectores, según el tipo de producto principal que elaboran y a la forma organizacional que poseen (público o privado). Las unidades se agrupan en los sectores y ellas se pueden expresar regionalmente.

En la contabilidad nacional es necesario agrupar por sector debido a la imposibilidad de obtener la información por cada unidad económica. Sin embargo, ello no deja de ser posible en situaciones de proyectos regionalmente definidos y relativamente pequeños. No significa que de todas formas deben agruparse, pero esta agrupación puede ser diferente. La agrupación podría seguir una visión sistémica donde se analicen de mejor forma las relaciones económicas y sociales que ligan la suerte de un producto o de un recurso natural. En tal sentido en el futuro podría superarse la forma en que el cómputo del ingreso construye los clásicos sectores primario (agricultura, caza, pesca, minería), secundario (industrias) y terciario (servicios). Esta diferenciación tradicional es cada vez menos adecuada.

Desde el punto de vista de su relación con la naturaleza no significa una separación válida ya que cada uno de los sectores tiene una relación sistémica con la naturaleza por los recursos, por las condiciones de la producción o por el habitat para la producción. Desde el punto de vista economizo social sabemos que constituyen circuitos de acumulación que abarcan otra formas de delimitación. En otros documentos (Planificación y Medio Ambiente en América Latina, Sejenovich, PNUMA, l99O) analizábamos estos aspectos .

La dimensión del proyecto que se evalúa determinará también el tipo de cálculo que se debe realizar. Si se trata de una región que coincide con una delimitación política, por ejemplo una comuna, provincia o estado, será posible estimar todas la variables que conforman el producto. Si sólo se trata de una ecozona específica se podrán considerar los incrementos, directa o indirectamente, generados por las alternativas de manejo.

El cómputo de cuentas regiones se ha desarrollado convenientemente. Tanto en la evaluación de cuencas hidrográficas como en el desarrollo regional ha habido una densa bibliografía y una práctica consiguiente. Gran parte de los países de la región cuentan con esta experiencia aunque su práctica no ha sido continua. De todas formas, a este cómputo del ingreso regional o local le caben las mismas críticas que hacíamos cuando analizábamos el producto bruto así como las sugerencias de cambio o analisis mas integral. .

En tal sentido el cálculo de las cuentas regionales deberá hacérselo reduciendo del valor de la producción el valor de la degradación de diferentes tipos así como la generación y utilización de los residuos. Sin embargo, en la medida que el producto bruto surja de la oferta ecosistémica, la degradaciòn llegaría a su mínima expresión.

Teniendo en cuenta que en buena parte, la degradación a la que hacía referencia el método más divulgado para reducir el producto en función de su degradación, se refiere a recursos naturales que no se evalúan en el mercado, el valor estará determinado por los costos de regeneración de estos elementos.

En tal sentido, se sigue la misma orientación que la señalada por una abundante bibliografía.

Al respecto podemos destacar:

l) Ronaldo Seroa da Motta e IPEA de Río de Janeiro elaboró un proyecto para Brasil donde se considera una reducción del ingreso por los servicios ambientales de los recursos naturales.
2) Lutz y Elsharafi que han propuesto metodologías de diferente tipo como la mencionada.
3) Cristian Lypert que viene desarrollando una importante labor en Alemania y en Europa.
4) La experiencia de EEUU y Europa en este momento es vasta y debemos referirnos, especialmente los que desean profundizar, a las sugerencias que nos brindan las Cuentas Satélite de Medio Ambiente actualizada en su versión del 2003 que se encuentra en la pagina web de Naciones Unidas, Oficina de Estadística y Censos.

Junto a ello, la distribución personal y funcional del ingreso (salario, renta, beneficio, alquileres) nos debe orientar sobre la estructura social y su funcionamiento. Estas metodologías ya se han desarrollado convenientemente y han resultado de gran ayuda en el momento de orientar las decisiones.

Considerando todas las actividades preprimarias, primarias, secundarias y terciarias, así como los bienes de consumo y de inversión, se pueden obtener varios indicadores. Si se considera la sumatoria total tendremos el valor bruto de la producción considerar todos los efectos de los costos integrales, es decir incluyendo aquéllos destinados a la reproducción de la naturaleza (sector preprimario) y de los sectores primarios, secundario y terciario, así como de los bienes finales de consumo y de inversión, y todos los beneficios donde se incluyen los bienes tradicionales y los que surgen del manejo integral de recursos, o sea de las potencialidades no suficientemente utilizadas. Si sólo se consideran los bienes interrmedios, sumamos en gran parte el sector preprimario, primario, secundario y terciario, y si considero el efecto sobre el producto bruto, sólo debo considerar los bienes finales.

Pero esos bienes finales ya surgirían de una oferta ecosistémica computada.
Ello nos permite evaluar los beneficios de las alternativas para compararlos con los costos integrales, incluyendo los del sector preprimario.

Para las alternativas evaluables se consideran los efectos e interacciones sociales, en base a los indicadores sociales y de calidad de vida.
La situación de los evaluadores sociales han avanzado significativamente aunque aún se debe realizar nuevos avances sobre el concepto de calidad de vida.

Por otro lado, también hemos mencionado la inferencia social de la apertura funcional, sectorial y personal del ingreso. El concepto de calidad de vida puede servir como orientador de una forma metodológica para trabajar con la población su participación activa en un diagnóstico energético-ambiental, para develar los problemas de este tipo y proponer los cambios necesarios, utilizando las cuentas patrimoniales junto con todos los indicadores mencionados, como instrumentos capaces de orientar las acciones.

Tradicionalmente, cuando se realizaba una comparación entre manejos de diferente tipo, el sustentable, basado sólo en un producto principal (por ejemplo en un bosque, la extracción de la flora maderable, sólo del incremento de la masa boscosa en un año) en el corto plazo, generaba un ingreso menor que la dilapidatoria, (extrayendo esa misma flora maderable en un volumen muy superior a sus crecimientos). En el mediano y largo plazo, no cabe duda que las alternativas sustentables siempre revelarán necesariamente su superioridad en términos económicos, ecológicos y sociales.
Sin embargo, el manejo sustentable, cuando es integral y sin pérdida de biodiversidad, en la mayoría de los casos, puede significar un ingreso mayor aún en el corto plazo, que la tesitura dilapidaria, ya que en los ecosistemas complejos la explotación dilapidatoria, sólo utiliza en una proporción mínima, la potencial oferta ecosistémica (en los bosques se estima que el valor de la madera sólo es una proporción ínfima de todos los beneficios que puede aportar el mismo).

En la tesitura sustentable debe adicionarse al incremento anual que se extrae de la flora maderable, la que se utiliza del crecimiento de los diferentes tipos de fauna, el manejo integral del agua, el manejo del aire, el uso integral del suelo, la conservación de cuenca, la conservación de la biosfera y el paisaje.

Pero para ello se requiere la acción de sujetos sociales interesados en la utilización intensa y multifasética de este potencial, y una política económica ambiental que promueva este uso.

En la hipótesis sustentable, crece en forma permanente la oferta forestal. Incluso en los primeros años, teniendo en cuenta la necesidad de intervenir para mejorar la potencialidad del crecimiento, extraer los árboles muertos y sustancialmente enfermos, y realizar distintos tipos de aclareos la oferta física es importante, y genera un incremento de las actividades productivas que no encuentran problemas sustanciales debido a la capacidad ociosa que existía en la región. Sin embargo, a posteriori debe considerarse la necesidad de realizar inversiones. En esos períodos se estima que la capacidad de generación de excedentes es suficientemente grande para que los incrementos puedan ser absorbidos sin restricciones. La actividad, en relación con la fauna registra, un paulatino incremento que es adecuadamente absorbido y genera importantes excedentes. En general, todas las actividades van aumentando en forma sostenida y creciente.

Adicionalmente, la alternativa de extracción más intensa nos muestra una oferta de materia prima cuantiosa los primeros años, lo que repercute en una demanda de establecimiento de nuevas actividades productivas que, a su vez, demanda mayor cuantía de mano de obra que la que se encontraba con poca ocupación en la región, con su respectivo multiplicador de inversiones que en general no se lo invierte productivamente, sino que se orienta a las grandes ciudades y muchas veces al exterior.

En general, todas las actividades generan un importante crecimiento, que como no se planifica su sustentabilidad, dura muy pocos años, ya que a partir de allí se incrementan los costos de extracción al reducirse toda la disponibilidad de otros recursos. Incluso, ya la reducción de los bosques hace competir a otras zonas en relación con el turismo, etc. La calidad de vida, que había tenido un importante incremento, en pocos años se deteriora sensiblemente.

Cuando los recursos se reducen hasta terminarse, las actividades económicas pierden su base natural y la población debe dotarse de otra base de producción o emigrar.

Estos resultados ilustran muchas experiencias vividas tanto, en el dilapidación de los recursos naturales como en el desarrollo de obras de infraestructura. Si se maximiza en el corto plazo, de tres a cuatro años, es posible que una alternativa dilapidatoria que reduzca sensiblemente el capital natural, pero que aumente significativamente la oferta de materia prima, se considere como la más adecuada respecto a la sustentable, la cual establece ciertas restricciones en relación con la materia prima que puede utilizarse. Aun así, existen posiblemente conflictos entre las actividades productivas, ya que una importante extracción de un recurso puede poner en peligro el manejo integral del mismo.
Es decir, que en la medida que se maximiza un solo recurso desde el primer año, se está poniendo en duda la base material de otras actividades. Por ello, se requiere una importante participación de la comunidad a efectos de reducir los conflictos potenciales.
Como se mencionó en el capítulo respectivo, en la medida que se considere al valor del patrimonio natural en cuanto a sus costos y a las actividades económicas en cuanto a sus ingresos, es factible efectuar un ejercicio de beneficios-costos actualizando la corriente de ingreso que supone el ejercicio al año cero. Sin embargo, esta actualización a una tasa superior a cero (generalmente superior al 6 o 7%) tendrá como consecuencia, privilegiar todos los ingresos en los primeros años y reducir sensiblemente aquellos ingresos en los años futuros. La actualización significa que a los ingresos futuros debemos castigarlos, reducirlos, por la espera que ellos representan.

En otros términos, para decirlo en forma brutal, significa que las generaciones futuras, es decir nuestros hijos, son menos importantes que nosotros. La actualización y la tasa de descuento revela así su existencia contraria a los principios del desarrollo sustentable. Una tasa de descuento de cierta importancia puede reducir a cero todo ingreso que obtengamos en el mediano y largo plazo. Por ello se requiere simplemente sumar todos los ingresos actuales y futuros con tasa de descuento y sin ella, para demostrar los efectos que la misma genera en la elección que todos los días se està adoptando sobre las tecnologías y las formas de manejo.

Por otro lado, el manejo integral debe constituir una estrategia esencial en política de recursos naturales La elección de alternativas debe ser un ejercicio del propio gobierno, con alta participación de la población. Esta metodología, con todas sus inmensas falencias, pretende contribuir a "internalizar el futuro" para decidir en el presente un camino al desarrollo sustentable.


N. REPERCUCIONES EN LA GESTION AMBIENTAL Y DE RECURSOS NATURALES

La elaboración de las Cuentas Patrimoniales y los restantes evaluadores del desarrollo puede generar una serie de aspectos de fundamental importancia para la gestión ambiental y de recursos naturales, algunos de los cuales ya se han mencionado.

Durante muchos años se ha venido anunciando una política de manejo "racional" de recursos naturales. Se ha legislado con ese objetivo e incluso se han elaborado leyes y códigos al respecto. Sin embargo, no se ha profundizado en la aplicación de las medidas que este principio requiere en términos de manejo concreto que debe realizarse en función de lograr una máxima producción evitando degradaciones.

Si analizamos el estado en que se encuentra nuestra información sobre los recursos naturales podemos comprobar que no sólo no constituye un sistema, sino que existen, como se ha mencionado, vacíos en el conocimiento de la cuantía de los recursos. Mucho más aún en la dinámica de los mismos.

Paradójicamente, los medios para revelar información han mejorado sustancialmente. Y estos medios se emplean en estudios parciales que producen valiosa información que no es utilizada como muestra de un sistema mayor. Por otro lado, el gran esfuerzo que durante años han realizado nuestros investigadores, el cual se ha centrado en la dinámica de algunas poblaciones o en ecología de especies o, en menor proporción, en ecología regional, no es empleado para inferir el comportamiento de grandes agregados ecológicos que permitieran conocer, a fines de manejo, la estructura y funcionamiento de los grandes ecosistemas.

A su vez, existe un conocimiento de utilización de especies de gran valor en nuestras poblaciones indígenas, que hasta ahora no ha sido utilizado convenientemente.

Con este panorama, las medidas que en general adopta la administración de recursos naturales, en diversas provincias, en función de la autorización de concesiones o de uso de recursos naturales del Estado o de explotación de especies en peligro de extinción, se basa mucha veces en estudios muy antiguos o presupuestos generales poco comprobados, y no en estudios con cierta profundidad. Los resultados son evidentes. El proceso de degradación y desaprovechamiento continúa, así como el poco control y orientación adecuada por parte del Estado.

Gran parte de nuestros ecosistemas se encuentran dañados o han perdido en parte su riqueza. Por otro lado los bosques que no se han aprovechado van logrando llegar a su clímax donde poseen una muy baja productividad y una alta estabilidad. Al mismo tiempo, la valorización que realiza el mercado repercute desfavorablemente, subvalorizando gran parte de las potencialidades de los recursos. Basta comprobar que en una parte de los bosques, la tierra sin bosque tiene más valor que con la forestal.

Revertir los procesos de degradación e introducir en el mercado señales menos adversas al desarrollo sostenible, y estimular el esfuerzo productivo para utilizar las áreas no aprovechadas o utilizadas muy parcialmente, con un manejo adecuado, supone un gran esfuerzo .

Nuestros Estados se encuentran en la actualidad muchas veces en una situación donde para reducir el déficit fiscal restringe el personal contratado, o no contratan nuevo personal en los casos de auge. Dada esta situación, no es fácil suponer si una acción fundamentada y concertada puede cambiar sustancialmente.

Por otro lado, a nivel mundial existe una preocupación creciente por los efectos perniciosos que a nivel global genera nuestro proceso de degradación natural. Los países que en realidad más contribuyen a los desbalances mundiales, con su estructura de consumo dispendiosa y una sustancial concentración de la producción, comprueban alarmados que si nuestros países siguen su propio rumbo los procesos mundiales de deterioro se agudizarán sustancialmente. Como ya nos hemos referido, utilizan los beneficios de la acción de balance que genera a nivel mundial nuestra cobertura vegetal, pero no pagan los costos que el mantenimiento de esta cobertura supone.

Además, la aguda crisis por la que atraviesan nuestros países impulsan a varios de ellos a extraer con mayor rapidez y degradativamente nuestro potencial de recursos naturales, o a efectuar una ocupación del espacio dilapidatoria, tratando de obtener las divisas necesarias para pagar la deuda externa. Ante tal situación, la elaboración de las cuentas patrimoniales puede ayudar en los siguientes aspectos:

-Valorizar el potencial que representan los recursos naturales mostrando los efectos económicos, ecológicos y sociales que significan las diferentes alternativas de manejo a través del tiempo.

-Utilizar para ello una reunión potenciada de todo el conocimiento científico y tradicional existente, adecuadamente articulado para estimar razonablemente lo que aún no se conoce a efectos de estimular la renovación de los estudios a mayor profundidad de nuestros recursos naturales en función de su uso sustentable. Elaborar las estimaciones necesarias para utilizarlas en la confección de las cuentas patrimoniales.

-Evaluar integralmente las alternativas de uso de los recursos naturales prevaleciente, mostrando sus efectos (ecológicos, económicos y sociales) en diferentes plazos y compararlas con otras alternativas derivadas de un adecuado manejo.

-Estimar los costos necesarios que requiere un adecuado manejo, y sus beneficios económicos y sociales, de cada uno de los recursos que son utilizados a través del uso múltiple del ecosistema.

-Aplicar esta metodología en todos los proyectos de uso de recursos naturales en áreas restringidas y construir en esas áreas las cuentas regionales respectivas.

-Propender al establecimiento de un sistema de información de recursos naturales que se relacione con los aspectos económicos y sociales.

-Superar el "círculo vicioso de la destrucción". Como no se tiene información suficientemente confiable, no se puede valorar económicamente los costos y beneficios del patrimonio y, de tal forma, no se puede incidir en demostrar la alta rentabilidad que posee para orientar fondos para un mejor conocimiento de ese potencial.


O) REPERCUCIONES EN EL SISTEMA DE PLANIFICACION

La crisis actual por la que atraviesa nuestra región y el brusco cambio de estilo de desarrollo hacia una articulación pasiva con el mercado mundial ha llevado a un desprestigio de la potencialidad que encierra el proceso de planificación económico y social. Incluso su principal indicador, el producto bruto, ya no constituye la categoría privilegiada que orienta las acciones. Mientras el producto bruto, en la década del 8O, se paralizó y retrocedió en varios países, otros indicadores van ocupando la mesa examinadora del desarrollo, como la tasa de inflación, el balance de divisas que supone el comercio internacional, el pago de la deuda externa, el déficit del Estado y el nivel del desempleo.

La cuestión ambiental ha venido realizando profundas críticas a la planificación tradicional por su exclusivo estilo normativo, restrictivo conceptual, temporal y espacialmente, y excluyente de las contradicciones reales que poseen los sujetos sociales cuando utilizan los recursos naturales. En varios artículos nos hemos referido a este proceso. Sin embargo, debemos rescatar la necesidad y capacidad que tienen nuestros pueblos para internalizar el futuro, prever los conflictos y adoptar políticas que tiendan a la progresiva aplicación de un desarrollo sustentable ecológica, económica y socialmente. Sin duda que para ello se requiere un cambio de estilo que permita una articulación creativa con el mercado mundial y privilegie la mejora de la grave situación de pobreza por la que atraviesa gran parte de la población latinoamericana. En tal sentido, el Estado, como lo señala "Nuestra Propia Agenda" , debe profundizar su proceso de democratización incorporando la activa participación de la población. Se propone en ese aspecto una acción en tres ámbitos concurrentes:

a) Ordenamiento Territorial Ambiental que permite revelar las potencialidades y restricciones del territorio, la racionalidad de los sujetos sociales que constituyen los actores de la ocupación del espacio arbitrando políticas que tiendan a permitir un adecuado manejo de los recursos. Las cuentas patrimoniales promueven esencialmente este objetivo.

b) Impulsar una mayor eficiencia del mercado como señalador de inversiones, internalizando todos los costos de las actividades económicas que en la actualidad lo externalizan y provocan la degradación y contaminación.

c) Estimular una acción en la conciencia de los diferentes sectores de la comunidad a través de un proceso de formación y capacitación que proponga alternativas adecuadas y coherentes con un desarrollo sustentable, protagónigo, un comercio justo y una equidad social..

Un nuevo proceso de planificación de ese desarrollo sustentable se requiere donde se una la ación de una planificación global, que oriente y privilegie la acción en cada una de las comunidades, en torno a la puesta en práctica del adecuado manejo de los recursos naturales. Debe reconocerse que la planificación normativa es carente de contenido si no se basa en múltiples acciones, donde luego de conocer la verdadera racionalidad de los sujetos sociales en la utilización de los recursos naturales y en la ocupación del espacio, tienda a estimular algunos cambios progresivos con la protagoniza participación de esos sujetos. Las cuentas patrimoniales son un instrumento idóneo para ello.

P) REPERCUCIONES EN EL SISTEMA ESTADISTICO

El sistema estadístico debe incorporar las importantes proposiciones que se están desarrollando en función de mejorar el cálculo del producto bruto, para tener en cuenta la degradación y los residuos que se generan junto con la producción.

Asimismo, debe comenzar a elaborarse las bases que le permitirá arribar a la construcción de las cuentas del patrimonio natural del país, tal como se propone en los capítulos respectivos.

A su vez, las cuentas ambientales suministran otro instrumento para incorporar aspectos de recursos naturales a los niveles de decisión. Pero en le medida que estos niveles no conozcan el real manejo que conviene realizar de los recursos naturales, los costos que este manejo representa y los beneficios que el mismo puede generar ,las estadísticas ambientales seguirán en un rumbo de un acumulación algo caótica para dar repuestas coherentes, sistémicas a los diferentes niveles.

P) REPERCUCIONES EN LA FORMACION UNIVERSITARIA

Las cuentas patrimoniales no son sino el resultado de la incorporación a la planificación de los avances que el conocimiento de las ciencias ha aportado a la comprensión de los fenómenos señalados por la cuestión ambiental. En tal sentido, tiene repercusiones en todas las ciencias. Señalaremos sucintamente algunos aspectos relevantes:

l) Manejo integrado de recursos.
El déficit del conocimiento y la formación en este campo no es muy grande. En el mejor de los casos, se comprende como funciona un recurso y algunas medidas para estimular su aprovechamiento, con exclusión de los restantes.

2) Manejo adecuado de los ecosistemas autóctonos.
En el caso del bosque es evidente el déficit en el conocimiento del bosque nativo. Un mejor panorama se presenta en los recursos acuáticos, pero aún no se difunde lo suficiente el estudio y la formación en el ecosistema costero.

3) El déficit es aún más grave en las escuelas de economía. Aunque lo ambiental debería tamizar todas la materias, parece inevitable y prioritario el desarrollo de cursos sobre economía ambiental. Las cuentas patrimoniales pueden servir de temática fundamental para un verdadero ejercicio de planificación de recursos naturales.

4) Las ciencias sociales deben profundizar en su relación permanente con la forma en que interactúa con su base natural. Las relaciones y los procesos que operan en los ecosistemas y la forma de funcionar estos ecosistemas no es indiferente a las categorías que integran lo social. No se trata de que el sociólogo o el economista adopten la profesión de ecólogo. Se trata de que desde el ámbito específico de lo social,no se pueden entender los procesos sin conocer las interrelaciones que lo ambiental profundiza.

5) El desarrollo tecnológico de las escuelas de ingeniería de todas las especialidades requiere una mayor relación con sujetos sociales concretos, que utilizarán o no la tecnología, en función de su propia racionalidad, temas que no se incorporan adecuadamente en las carreras tecnológicas.

6) Todo el ejercicio de lo ambiental supone el trasvasamiento y la reafirmación de las disciplinas. No es posible conocer los problemas ambientales sin la interdisciplina, pero no es posible lograr alternativas adecuadas sin la profundización de muchos conocimientos que hoy se encuentran en parcelas aisladas. Para este encuentro será necesario rearticular el conocimiento parcelario, lo cual será posible si se es sensible a las urgentes demandas de conocimiento integrado que plantean los graves problemas ambientales por los que atraviesan nuestros pueblos.

Como ambientalistas economistas y por ello cientistas sociales, no podemos dejar de mencionar que lo que está en juego no es un conflicto entre la ecología y la economía. Se trata de un conflicto entre una economía no sustentable, basada en un sistema restringido conceptual espacial y temporalmente, que derrocha y desaprovecha recursos, y una economía que internalice dentro en sus propias categorías, tanto a la naturaleza, como a una parte cada vez más grande de la población que queda marginada de todo desarrollo.

El objetivo central de esta nueva economía no puede ser otro que la calidad de vida de la población, definida por ella misma en su constante protagonismo. La producción sustentable sólo puede constituir un medio para ello.


Q) SISTEMA DE INFORMACION DE EMERGENCIA.

Q.1.ASPECTOS GENERALES

La capacitación de los equipos interdisciplinarios debe orientarse en la necesidad de construir sobre los conocimientos y las bases estadísticas existentes, ciertos modelos que permitan reducir el margen de error sobre el comportamiento de los recursos y su dinámicas. En tal sentido, los criterios de certeza deben ser progresivos, pero internalizando la necesidad de mejorar la actual situación donde las políticas en general, se definen con muy pocas bases estadísticas.

Si bien se conoce que la información sobre recursos naturales es incompleta, desactualizada, y dispersa, puede suministrar importantes datos capaces de orientar las acciones hasta que se elabore un sistema de información completo. Al mismo tiempo, una de las primeras tareas para la construcción de este sistema, consiste en la evaluación de la información ya producida.

El objetivo del Sistema de Información de Emergencia es el de producir información atinente para la elaboración de las Cuentas Patrimoniales articulando al menos los siguientes niveles de información existente sobre especies sistemas y lugares:
a) conocimiento científico bibliográfico y a través de talleres de expertos.
b) conocimiento popular
c) conocimiento cartográfico de diferentes escalas d)conocimiento derivados de inventarios específicos con potencialidad de generalización

Las informaciones básicas que se trata de extender se refieren a:
- cuantía de los recursos
- dinámica de los recursos
- relaciones ecosistémicas que poseen los recursos.

Para ello deberán seguirse los siguientes pasos:

Q.2. DEFINICIONES DE RECURSOS, SISTEMAS Y LUGARES.

- RECURSO NATURAL

Siendo el objetivo la valorización física y monetaria de los recursos, pero considerando que esta categoría histórica que surge de la forma en que una sociedad se ha relacionado con la naturaleza, en función de una determinada racionalidad generando para ello una determinada tecnología (que incluye tanto instrumentos como plataforma instrumental), se deberá definir cuáles son los elementos naturales que adquirirán tal carácter.

El uso sostenible destaca fundamentalmente la necesidad de reducir el desaprovechamiento, por lo que los recursos potenciales son uno de los elementos críticos.

Para cada uno de los recursos debería conocerse:

a. Ubicación en la nomenclatura botánica o zoológica (especies, subespecies, variedades, etc.).
b. Conocimiento de parte de sus cualidades para satisfacer requerimientos de la población.
c. Conocimiento de las tecnologías para lograr el objetivo anterior
d. Determinación de su ubicación geográfica y de su cuantía.
e. Determinación de su dinámica
f. Determinación de sus relaciones ecosistémicas que constituyen recursos o servicios y su comportamiento en los procesos de transformación. Existen por otro lado, otros elementos valorizables que no dependen de un solo elemento, sino que surgen de la relación entre los mismos.

Nos referimos al paisaje y la conservación como producto, que tiene tres ámbitos:

- La función ecosistémica como producto de la relación entre cada especie y el sistema que definimos como relaciones ecosistémicas internas dentro de la matriz de relaciones intersectoriales de recursos naturales.

- La función ecosistémica como producto de la relación entre el sistema que definimos y la cuenca hidrográfica de la que es parte y que la definimos como relaciones ecosistémicas inmediatas

- La función ecosistémica como producto de la relación entre el sistema que definimos y la biosfera que la llamamos relaciones ecosistémicas externas.


Q.3. INVENTARIOS DE LOS INVENTARIOS.

Deberá realizarse en todos los organismos pertinentes estatales y locales, no gubernamentales y las Universidades un relevamiento de todos los inventarios realizados, estableciendo una serie de variables que nos permitan
conocer el tipo de información existente, su origen, la metodología que utilizaron, las variables que se incluyeron las especies, la posible inclusión de algunos datos de dinámica, la fecha que se realizó y si se trata de un programa permanente o se elaboró con respecto a ciertos trabajos determinados. El análisis de cada uno de los recursos posibilitará detectar la información disponible y los vacíos existentes.

Q.4. DEFINIR LOS MAPAS EXISTENTES Y REQUERIDOS

En base a los datos existentes, se requerirá que se elaboren los mapas necesarios para lograr definir un primer esbozo sobre el uso actual y potencial de los ecosistemas. Los mapas de uso actual y potencial tradicionales en general adolecen de un concepto restringido tanto de recurso como de manejo. Aun así, puede suministrar valiosa información inicial. También debe incluirse la disponibilidad de imágenes de satélite y fotografías aéreas de diferentes escalas, en especial para visualizar los cambios que se han operado en la ocupación social del espacio. La articulación de mapas de diferentes niveles de resolución puede brindarnos una información de importancia sobre las cuales comenzar a sistematizar la forma que se puede visualizar las tendencia que seguirá el ordenamiento ambiental. Este elemento es decisivo para determinar una orientación al funcionamiento de la ecozona, y a la oferta potencial de recursos.

Q.5. DEFINIR ZONAS HOMOGENEAS EN INFORMACION RESPECTO A LA EXISTENCIA DE UN RECURSO O A UN CONJUNTO DE RECURSOS.

Los inventarios puntuales existentes derivados de estudios parciales o relevamientos específicos pueden permitir una inferencia de una zona mayor según el conocimiento general que tengamos de ellas. De tal forma, que a partir de la ubicación de la información existente en un mapa base se pueden trazar zonas de existencia de cierta homogeneidad a efectos de este tipo de información. Se tratan entonces, de zonas que se elaboran en función de lograr un mejor cubrimiento de la información y que pueden tener sentido para un solo recurso o un conjunto de ellos.

Para este ejercicio se podrá realizar talleres con la presencia de los científicos o interesar su participación a distancia. Debe destacarse la metodología que se viene siguiendo en el estudio de biodiversidad desarrollada por Conservation International a través de paneles de expertos.


Q.6. RECOPILAR BIBLIOGRAFIA POR ESPECIE

Se requerirá conocer los aspectos ecológicos de las principales especies que nos permitan estudiar las relaciones ecosistemas fundamentales. Esta información esta dispersa en muchos estudios parciales. Sin embargo existen frecuentemente técnicos y científicos que han avanzado en una sistematización parcial al respecto. Asimismo, la información que puede brindar las comunidades indígenas y lugareñas puede ser sumamente valiosa. De todas formas, debe recordarse que, en base al cumplimiento del convenio de biodiversidad, la información que posee la población local es parte de su acervo y constituye su propiedad.

Q.7. CRECIMIENTOS

Recoger todo tipo de información que puede inducirnos a estimar los crecimientos de cada uno de los recursos renovables, y la dinámica del agua suelo y atmósfera.

Debe estimarse la dinámica de los ríos, en función de su caudal y en base a la información existente intentar elaborar el balance hídrico. Asimismo, debe buscarse referencia a diferentes aspectos que hace a la cualidad del agua como la sedimentación y diversos contaminantes. A su vez, según los tipos de cursos de agua se buscaría estimar las corrientes internas.

Q.8. RELACIONES ECOSISTEMICAS INMEDIATAS (CUENCAS HIDROGRAFICAS)

El Sistema de Información de Emergencia también debe recoger datos para determinar los elementos esenciales que permita evaluar física y monetariamente los efectos ecosistémicos del sistema de referencia en la cuenca de la cual es parte. La metodología que se utilizará se refiere a una evaluación de los daños que se generaría como resultado de su ausencia. Los sectores que deben evaluarse, al menos radican en el efecto sobre la productividad de los cultivos, el mantenimiento de la infraestructura y sobre los cursos de agua.


Q.9. RELACIONES ECOSISTEMICAS EN LA BIOSFERA.

Se refieren a los efectos benéficos dentro de la biosfera como elemento de estabilización. Como se sabe, se han elaborado diferentes trabajos al respecto.


Q.10. BASE NATURAL DE CIERTAS ACTIVIDADES PRODUCTIVAS

El sistema de información de emergencia también debe elaborar datos que permita evaluar la posibilidad que toda la ecozona se convierta en recurso según ciertas actividades productivas como puede ser turismo, recreación, enseñanza o otros servicios que requiere el conjunto del sistema. En este caso se requiere información que brinde las particularidades y la dinámica del sistema, en función de estas particularidades que permiten desarrollar estos servicios.

Q. 11. RECOPILAR INFORMACION SOBRE MANEJO INTEGRAL DE LOS RECURSOS

Este quizás, es uno de los puntos que requerirá mayores esfuerzos. Se tiene cierto conocimiento del manejo a perpetuidad de algunas especies. Poco se conoce el manejo integral de varios recursos simultáneamente. Probablemente, ésta debería ser una de las principales tareas de investigación y del sistema de información que debe estructurarse.

Pero en el Sistema de Información de Emergencia. se requerirá delimitar una estrategia para determinar manejos lo más integrales posibles. Para ello deberían seguirse los siguientes pasos:

a) Determinación del manejo que los diferentes sectores productivos realizan y esperan realizar en este ecosistema.

b) Alternativas tecnológicas de esta particular fábrica.

Estas alternativas podemos estimarla maximizando cada uno de los "sectores" separadamente y visualizando a través de la matriz de relaciones ecosistémicas cuales son los impactos que se generarían. Los impactos de mayor importancia podríamos seguirlos en su función ecosistémicas. Es decir, a partir de detectar que un sector es fuertemente impactado por otro, estudiaremos en base a la primer matriz los efectos perniciosos que ello causa en todos los sectores. Podemos así definir un proceso por aproximaciones sucesivas donde vamos reduciendo los impactos en base a niveles de menores producciones en cada sector.

Q.12. COSTOS DE MANEJO INTEGRAL DE LOS RECURSOS.

Teniendo en cuenta que la naturaleza requiere un trabajo humano para estimular orientar, investigar y controlar su regeneración y crecimiento, se deben estimar estos costos. Algunos de ellos están disponibles, pero no existen costos de manejo integral de los recursos de una determinada ecozona. Por ello en general se utiliza una adición con cierto grado de reformulación de los diferentes recursos considerados aisladamente. Es decir, el costo de manejo de fauna, flora, de suelos, agua, etc.

REFLEXIONES FINALES

El manejo integral y sustentable nos permitirá evaluar la oferta ecosistémica potencial. Pero será necesario, señalar una serie de problemas de diferente tipo que pueden presentarse para que esta potencialidad se efectivice.

Se señalan allí problemas posibles de mercado financieros, tecnológicos, de sujetos sociales, y de administración. Los problemas a su vez pueden ser de fácil solución o que requieran leyes nuevas o formas totalmente diferentes de ocupación de los ecosistemas. Ello puede dar lugar a demandas para el estudio de políticas.

En un proceso tan abierto como en el que se plantea, no parecería conveniente formular conclusiones, aunque luego se señale el carácter no definitivo de las mismas. Nos parece mas adecuado hacer breves reflexiones.

Este manual tendría el mayor éxito para sus autores si permite servir para mostrar alternativas para algunos de los graves problemas que viven nuestras sociedades, heridas por la marginación y la miseria de una parte importante de la población, y por la degradación y desaprovechamiento de los recursos naturales.

No cabe duda, que la convivencia entre el desaprovechamiento de recursos naturales y de mano de obra nos señala un tremendo desafío que deberíamos enfrentar. Esta coincidencia nos está diciendo que no faltan recursos para la producción, y a juzgar por muchos balances económicos, tampoco faltan recursos financieros.

De lo que se trata es de intentar un mejor ejercicio de administración de los recursos, un mayor apoyo a los sectores sociales que pueden movilizar los mismos, en forma sustentable, a nivel económico, ecológico y social.

La valorización correcta de los recursos debe ayudar a mejorar su uso y extender las oportunidades de empleo, incremento de exportación y mejoramiento de la calidad de vida. Estamos seguros que las cuentas patrimoniales puede ser un instrumento para ello.