LA ESTRATEGIA PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE DE
GUALEGUAYCHÚ

Y LOS IMPACTOS DE LAS FÁBRICAS DE CELULOSA DE
FRAY BENTOS

 

 

 

 

 

 

GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE ENTRE RÍOS

ASAMBLEA AMBIENTAL CIUDADANA DE GUALEGUAYCHÚ

 

Febrero 2006

 

 

 

Versión corregida

 

 

LA ESTRATEGIA PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE DE GUALEGUAYCHÚ Y LOS IMPACTOS DE LAS FÁBRICAS DE CELULOSA DE FRAY BENTOS

ÍNDICE

  • Capítulo 1. Introducción y Resumen                                                                                   

6

1.2. La zona afectada                                                                                          

10

1.3. Conclusiones preliminares                                                                           

11

  • Capítulo 2. La estrategia para el desarrollo sustentable de Gualeguaychú y los impactos de la fábrica de celulosa de Fray Bentos                                                                    

11

  2.1. El inicio del proceso                                                                                     

11

2.2. El desarrollo sin destrucción: una alternativa posible                                 

13

2.3. Gualeguaychú, un pueblo pujante                                                               

13

2.4. Ubicación estratégica                                                                                  

14

2.5. Introducción a la zona de estudio                                                                

15

2.6. Descripción biofísica de la unidad espacial                                                 

17

2.7. Subcuenca del Río Uruguay                                                                        

17

2.8. Cuenca del Río Uruguay                                                                              

18

2.9. Geomorfología                                                                                             

19

2.10. Caracterización del paisaje                                                                        

20

  • Capítulo 3. Diagnóstico general de la situación ambiental                                              

21

3.1. Conclusión parcial                                                                                       

29

  • Capítulo 4. Análisis Social                                                                                              

29

4.1. Aspectos generales                                                                                     

29

4.2. Caracterización de los actores sociales de Gualeguaychú y efectos de las fábricas sobre los mismos                                                                                    

30

4.3 Los aspectos económicos y sociales dentro del sector industrial y la consecuencias de Botnia y Ence                                                                             

31

4.4. Actores ¿Sí o no a las plantas de celulosa?                                                 

37

4.5. Papeleras y empleo                                                                                       

41

4.6. Percepción de la población                                                                          

41

4.6.1. Resultado de las encuestas                                                                       

42

  • Capítulo 5. Evaluación de las plantas celulósicas sobre la población y hábitat de Gualeguaychú                                                                                                                   

51

5.1. Aspecto metodológico                                                                                  

51

5.1.1. Metodología: Matriz de valoración de impactos                                      

51

5.2. Metodología: Cuentas patrimoniales a través del costo de manejo             

54

5.2.1. Por qué las cuentas patrimoniales                                                             

54

5.2.2. La cuestión ambiental y las cuentas patrimoniales                                   

55

5.2.2.1. Ambiente, problemática ambiental y cuestión ambiental                      

55

5.2.3. Las cuentas nacionales y el desarrollo sostenible                                     

55

5.2.4. Síntesis de las interacciones con la naturaleza                                         

56

5.2.5. Potencialidad y restricciones de los indicadores físicos y monetarios                                               

57

5.2.6. Cuentas patrimoniales y sector preprimario 

58

5.2.7. Las bases del impacto negativo                                                                 

62

5.3. Evaluación de la distribución y destino final de 2,3,7,8 – TCDD de la producción de pulpa de celulosa                                                                           

62

5.4. Aplicación de la metodología de Cuentas Patrimoniales al área de influencia de Gualeguaychú                                                                                                   

71

5.4.1. Producción pesquera                                                                                 

71

5.4.2. Caza                                         

73

  • Capítulo 6. Turismo                                                                                                          

73

6.1. La actividad turística por ecozona                                                                

80

  • Capítulo 7. Valorización de los daños, riesgos y oportunidades ambientales y su relación con el desarrollo sustentable                                                                                             

81

7.1. Riesgo, vulnerabilidad, daño, problemática y oportunidades ambientales  

81

7.2. La proposición                                                                                             

84

7.3. El método                                                                                                      

85

7.4. Pasivo, daño y responsabilidad ambiental                                                   

86

7.5. Consideraciones constitutivas                                                                       

86

7.6. El daño y la recomposición                                                                          

89

7.7. Los costos de la valorización                                                                       

90

7.8. Definir una forma de valorización de los recursos                                      

90

7.9. Lucro cesante                                                                                               

92

7.10. Riesgo ambiental                                                                                         

92

  • Capítulo 8. Salud                                                                                                             

92

8.1. Peligros y riesgos sanitarios de la emisión de dioxinas y furanos policlorados                                                                                                          

92

8.1.1. Dioxinas y furanos policlorados                                                              

92

8.1.2. Contaminación de la población                                                               

93

8.1.3. Modo de acción y patologías                                                                  

94

8.1.4. Riesgos para la salud humana                                                                  

94

8.1.5. Efectos de las dioxinas                                                                            

95

8.1.6. Contaminación de la cadena alimentaria                                                 

95

8.1.7. Situación sanitaria actual de la ciudad de Gualeguaychú                        

97

8.2. Consideraciones económicas en el nuevo escenario                                  

98

8.3. Conclusiones parciales                                                                                

99

  • Capítulo 9. Sector industrial                                                                                          

100

9.1. Mano de obra directa e indirecta                                                                

101

9.1.1. Trabajadores en relación de dependencia                                               

101

9.2. Patrones y trabajadores por cuenta propia                                                 

102

9.3. Parque industrial de Gualeguaychú                                                           

103

9.3.1. Distribución de las empresas dentro del sector industrial                      

109

9.4. Medio ambiente                                                                                        

109

9.4.1. Efectos perjudiciales al medio ambiente ocasionados por las plantas de fabricación de pasta celulosa                                                                              

110

9.4.2. Caso de contaminación por dioxinas en Bélgica                                    

113

9.4.2.1. Deposición ácida                                                                                  

113

9.4.3. Caso de estudio. Lluvia ácida en Misiones, muy cerca de una planta    

114

9.4.3.1. El efecto indeseado de la actividad industrial                                      

114

9.4.3.2. Preocupación en la zona                                                                       

115

9.4.3.3. Por causas humanas                                                                              

115

9.5. Conclusiones parciales                                                                               

116

  • Capítulo 10. Observaciones sobre la evaluación de impacto ambiental BOTNIA – ENCE realizada por el BANCO MUNDIAL (enero de 2006)

116

10.1. Síntesis de las observaciones efectuadas                                                

117

  • Capítulo 11. Análisis de los ecosistemas, su producción potencial, el lucro cesante y  daño emergente                                                                                                                

124

11.1. Monte semixerófilo                                                                                   

125

11.2. Selva en galería o monte ribereño - humedales                                       

126

11.3. Ecozona agroecosistema                                                                          

128

11.4. Ecozona agrosilvopastoril                                                                         

128

11.5. Plantaciones                                                                                             

128

11.6. Ecozonas de la República Oriental del Uruguay                                     

128

11.7. Lista de acciones de Botnia             

129

  • Capítulo 12. Repercusiones en la región                                                                        

135

12.1. El empleo en los sectores primario, secundario y terciario                    

135

12.2. En el producto bruto regional                                                                 

137

12.3. Modificación del paradigma de crecimiento económico vigente

137

  • Capítulo 13. Planificación urbana                                                                                   

138

13.1. La ecología y el análisis ambiental de las ciudades                               

139

13.2. Relevamiento sobre el impacto en el sector inmobiliario de las plantas de celulosa de Fray Bentos

140

  • Capítulo 14. Saneamiento del río Gualeguaychú                                                           

145

  • Capítulo 15. Subecozona Plantaciones                                                                          

145

15.1. Lucro cesante agrario                                                                              

146

15.2. El análisis ambiental en las ciudades: experiencia en América Latina   

147

  • Capítulo 16. Aspectos iniciales de la matriz de interrelaciones sectoriales de la ecozona de la ciudad de Gualeguaychú

162

  • Capítulo 17. La Estrategia Para El Desarrollo Sustentable De Gualeguaychú y Los Impactos de las Fábricas de Celulosa de Fray Bentos                                

162

 

                                                                                   

 

 

                                                                                                                                                                                                   
                                                                


LA ESTRATEGIA PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE DE GUALEGUAYCHÚ Y LOS IMPACTOS DE LAS FÁBRICAS DE CELULOSA DE FRAY BENTOS

Este documento es una versión corregida del esfuerzo colectivo coordinado por el Dr. Héctor Sejenovich, asesor de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú (A.C.A.G.) y profesor de la Universidad de Buenos Aires y de Luján, que contó con la colaboración de la Provincia de Entre Ríos. Los cambios que se han introducido de la versión original se trata de mejorar la representatividad de las muestras de flora arbórea, fauna, energía, y otros aspectos de la elaboración de las cuentas del patrimonio natural de los diferentes ecozonas afectadas por la contaminación prevista. Asimismo se ha modificado el informe sobre la salud de la población. Han participado numerosos técnicos; docentes y estudiantes de la Universidad Nacional de Luján, de la Universidad de Buenos Aires, de la Universidad de la República (Uruguay) y profesionales integrantes de la ACAG; con el objetivo de analizar y estimar  cualitativa y cuantitativamente los principales efectos que tiene sobre el desarrollo de Gualeguaychú el establecimiento de las fábricas de pasta de celulosa. Con este carácter muchas de las hipótesis aquí afirmadas fueron desarrolladas y analizadas durante un proceso de menos de tres meses. Como puede apreciarse este es un tiempo extremadamente corto a efectos de generar toda la información necesaria. Sin embargo se elaboraron metodologías especiales para la obtención de datos. En el caso de los recursos naturales se elaboraron correlaciones mensuales a lo largo del año pasado de las imágenes satelitarias donde se pudo determinar productividad primaria neta. Asimismo, para tener un buen análisis terrestre, se realizaron inventarios expeditivos de flora. En el análisis económico y social la Dirección de Estadística y Censos de la Provincia elaboró cuadros especiales para Gualeguaychú en relación con su estructura socioocupacional registrada en el Censo de 2001. Se realizó además, una encuesta social sobre opinión del problema planteado, y se elaboró un cuidadoso análisis de la bibliografía existente y de la opinión y aportes de los informantes calificados. Se obtuvo la contribución de técnicos de Gualeguaychú que conocen y han investigado sobre la región. Se logró reunir un cúmulo de cifras y datos que muestran las interacciones sociedad naturaleza en los procesos de transformación positiva para el desarrollo sustentable. También se analizaron los efectos negativos que pueden llevar a la contaminación y destrucción de los recursos naturales del área.
Se adjunta a continuación una lista de colaboradores de este trabajo a los cuales se agradece especialmente con el criterio que se trata de la lucha por las mejores condiciones colectivas de vida del pueblo argentino y uruguayo.

Horacio Melo (Profesor en Geografía), Guillermo Luciano (Economista), Gustavo Rivoller   (Analista de Sistemas), María de los Ángeles Figún (Profesora en Geografía), Fabián Moreno Navarro (Abogado), Martín Alazard (Médico), Liliana Rithner (Bióloga), Osvaldo Mousou (Ing. Agrónomo), Gustavo Pirovani (Arquitecto), Beatriz Slutzky (Dra. en Alimentos), Alejandro Rizzi (Ing. Industrial), Victoria D’hers (Lic. en Sociología), Yanina Fasano (Téc. en Información Ambiental); estudiantes de Licenciatura en Información Ambiental de la Universidad Nacional de Luján: Alejandra Valverde, Sonia Cabrera, Martha Yuse, Laura Domínguez, Andrea Irrazabal, Mariana Arrazubieta, Yamila Rearte, Leonardo Moreno, Mariana Méndez, Leonardo Juber, Carolina Leiva y Gerardo Castro, entre otros; Adriana Zermo, estudiante de Licenciatura en Sociología en la Universidad de Buenos Aires; estudiantes de la carrera de post – grado en Gestión Ambiental de la Universidad de la República, Uruguay.
Agradecemos además a Gabriel Moguilner (Director general de la Dirección General Desarrollo, Ecología y control ambiental de Entre Ríos), Graciela Bevilacua (Directora de Estadística y Censos de la Provincia Entre Ríos) y al Ing. Agro. Conrado Ramón González (Dirección General de Recursos Naturales, Forestación y Economías Alternativas de la Provincia Entre Ríos).


CAPÍTULO 1. Introducción y Resumen
La importante crisis económica, social y ambiental por la que ha atravesado Argentina y de la que está dando los primeros pasos de reactivación, ha repercutido en el departamento de Gualeguaychú, que tomó la decisión a través de sus diferentes sectores sociales y sus gobernantes de emprender un desarrollo sustentable. Para tal objetivo movilizó su capital productivo manifestado en sus recursos naturales, su infraestructura desaprovechada, y los grandes contingentes de población subocupada o desocupada.
Dentro de este camino, que lo está transitando con éxito, se encuentra con un escollo sumamente grave que impediría mantener su tasa de crecimiento y que incidiría en la adopción de un sendero regresivo. Se trata de la instalación en la ribera uruguaya de dos complejos celulósicos, los cuales generarán tales impactos negativos sobre la costa argentina que cualquier evaluación imparcial que los asumiera podría invalidar el emprendimiento. El proyecto sólo es factible no asumiendo las sensibles externalidades negativas existentes.
La actual mejora agrícola, que ha representado un nuevo factor de reevaluación de la producción, y el intento de generar un ordenamiento ambiental del territorio, han promovido la elaboración de acciones que tienden a una utilización integral de los ecosistemas, así como a aprovechar todas las fuentes de materias primas y energías conocidas y poco conocidas y/o utilizadas en el mercado nacional y en el mercado internacional. A su vez la creciente demanda de participación popular, naciente en la progresiva desconfianza en las instituciones representativas, las que eclosionaron en Diciembre del 2001 en toda Argentina, ha llevado a una denodada acción en la ciudad de Gualeguaychú tendiente a mejorar los niveles de participación. Elaborando una Estrategia de Desarrollo de manera conjunta entre el Pueblo y las instituciones, a partir del manejo integral de los recursos naturales y el hábitat.
Sobre esta base se elaboró el “Plan Estratégico de la ciudad de Gualeguaychú” [1] que tenía como objeto “construir con todos los integrantes de la comunidad un plan de desarrollo local a largo plazo”.
No sería un plan tradicional ya que trataba de ser lo mas integral posible, intentando incorporar las experiencias teóricas y prácticas de los diferentes sujetos sociales y ciudadanos de Gualeguaychú, sus intereses y aspiraciones. Es por ello que se mencionaba que sería un plan donde se consideraban múltiples dimensiones (económicas, sociales, políticas, institucionales y culturales), es decir “todos los aspectos de la vida de la ciudad” permitiendo la consideración del empleo, el ingreso y, especialmente, la característica del territorio, “que no es solamente un espacio físico sino también una construcción social”. Justamente en esta construcción social interactúan lo ecológico, lo social, económico, cultural y político.
Para estos fines era necesario considerar la sustentabilidad ecológica conjuntamente con la económica y la social.
Por la sustentabilidad ecológica se entendía el uso de la naturaleza y las tecnologías que permitieran la maximización de la producción, del aprovechamiento y del uso integral; y la minimización de la degradación, del desaprovechamiento y del uso parcial de los ecosistemas y recursos. La sustentabilidad económica surgía de considerar todos los costos incluyendo los de la reproducción de la naturaleza, y todos los beneficios, incluyendo los del manejo integral.
La sustentabilidad social se buscó tratando de lograr, a través de  la orientación social de la producción, la satisfacción de las necesidades esenciales de la población y su elevada participación en las decisiones esenciales del desarrollo.
La concreción de estas tres sustentabilidades y la dinámica que ya tenía el proceso socio-productivo-ambiental de la localidad, aseguraba el cumplimiento de tasas optimistas de desarrollo. El importante desarrollo turístico y agrícola iba cimentando las bases para un crecimiento más integral y permanente. Sin embargo, el embate derivado de los significativos impactos ambientales que serían provocados por el funcionamiento de las papeleras a instalarse en Uruguay lleva a la exigencia de demostrar fehacientemente que el daño ambiental  y el lucro cesante que se generarán pueden ser de tal significación que opaque toda la inversión que se había programado.
Es por eso que se ha elaborado este documento donde se pretende analizar y discutir parcial o totalmente:

  1. Que el impacto de las papeleras a instalarse sería grave y permanente.

Esto se lo demuestra en los modelos de difusión de las emanaciones que se analizan teniendo en cuenta al río y a las diferentes ecozonas (zonas razonablemente homogéneas) donde se absorben. En no más de 12 años quedará indisponible un área de 40 kilómetros alrededor de las empresas (215.047 hectáreas) para producir alimentos durante los siguientes 28 años que se mantendrán las empresas celulósicas, además de los diez años posteriores que llevará el restablecimiento del ecosistema.

  1. Que el daño ambiental y el lucro cesante superará el monto admisible para una  inversión. En cada una de las ecozonas se analiza el potencial del manejo integral y sustentable sin pérdida de biodiversidad, sus costos y sus beneficios, así como el lucro cesante con que es afectado, llegando el mismo a U$S 691.142.864, lo cual debe unirse al lucro cesante del turismo de U$S 133.333.333, el daño emergente del valor de la tierra U$S 172.037.600, el daño emergente del valor de las casas U$S 320.000.000 y el daño en la salud que significa U$S 68.726.000, totalizando aproximadamente U$S 1.385.000.000. Todo lo cual reduce y anula la ganancia de las empresas haciéndolas inviables, si se asumen las externalidades negativas generadas. En el cuadro número 1 se sistematiza el Lucro Cesante discriminado por recurso y por ecozona.
  2.  El lucro cesante de los ecosistemas fue calculado por el efecto que generaba la fijación de dioxinas en procesos que en general comienzan en el año diez en forma diferencial por ecozonas y por recurso (flora, fauna, agua, suelo, aire, conservación de cuenca, conservación de biosfera y paisaje). Este efecto, según los casos, reducirá o anulará la productividad de cada uno de los recursos bióticos, generando el siguiente lucro cesante:

 

ECOZONA

PESOS

DÓLARES

SELVA EN GALERIA Y RÍO 

454.071.708

152.149.509

MONTE SEMIXERÓFILO

653.632.140

217.877.380

AGROECOSISTEMA

364.293.928

121.431.309

AGROSILVOPASTORIL

599.054.357

                            199.684.785

TOTAL ECOZONAS

                          2.073.428.952

                           691.142.864

Cuadro nº 1: estimación del lucro cesante de las ecozonas. Elaboración propia.

5. El daño emergente de la tierra se lo elabora sobre la base de estimar en U$S 2.000 la hectárea,  de tener en cuenta que la zona afectada en un radio de 40 km. de la fábrica es de 215.047 hectáreas y de considerar la desvalorización en un 40% según encuestas de rematadores, por ello la suma llega a U$S 172.037.600
6. El daño emergente a la salud es de $206.180.000 lo cual significa U$S 68.726.666. A esta cifra se llega considerando el mayor número de casos de cáncer (que surge de un modelo de dispersión y de las cifras del OMS aplicadas a una población como la de Gualeguaychú) para lo cual se parte de un gasto de $60.000 por paciente por día, agregándole  los días no trabajados, lo cual llega a un subtotal de $1.435.000 que en 20 años es de $28.700.000. Además esto implicaría la necesidad de construcción de un nuevo hospital. Y los gastos relativos a otras enfermedades relacionadas con el sistema endocrino, el sistema inmunológico, la conducta neurológica generadas por el efecto acumulativo en 20 años de las dioxinas. Se considera que la ingesta de 136 grs. de carne por día progresivamente contaminada logra rebasar las defensas de al menos 29 personas por año en una población de 80.000 habitantes.
7. La sumatoria de todos estos elementos (daños emergentes y lucros cesantes) llega a la cifra mencionada de U$S 1.385.239.863

El documento respectivo muestra que los efectos que se generarán en los peces, especialmente el sábalo, harán indisponer su consumo en plazos muy reducidos.
12. La morbilidad por el incremento de alergias respiratorias y afecciones pulmonares y muchas otras enfermedades aún más graves hoy se pueden evidenciar en gran parte de la población cercana a los establecimientos fabriles papeleros en diferentes partes del mundo. Se ha elaborado un capítulo especial, que a pesar de que no se cuenta con las cifras deseadas se puede inferir de las existentes y de estudios parciales la situación delicada por la que puede atravesar la región, en sus condiciones de salud.

El riesgo de accidentes que lleve a estos materiales a situaciones catastróficas es todavía muy alto. Debe organizarse especialmente a la población al respecto. Esta es una medida preventiva que no se tiene en cuenta en toda la extensión de las consideraciones y que la delegación argentina ha destacado. También se ha elaborado un capítulo de Riesgo aplicado al transporte, al hábitat, y a la salud.

El logro de las sustentabilidades económica, ecológica y social se encontraba en parte facilitado por la significativa interdependencia que el Área de Gualeguaychú posee entre los sectores secundarios y terciarios, con el sector primario, expresada en múltiples y complejas relaciones en sectores productivos como el turismo, la agroindustria, la ganadería y otros. Como se puede suponer esta circunstancia agrava los impactos directos en cada uno de los elementos del sistema para irradiarse al mismo generando impactos indirectos de diferentes categorías.

 Gran parte del método general de trabajo  esta orientada por los aportes realizados tanto a nivel conceptual como metodológico por el Manual de Cuentas del Patrimonio Natural, elaboradas a partir de la consideración de los costos de manejo. (Héctor Sejenovich y Gallo Mendoza). Un detalle de esta metodología se puede consultar en el Manual de Cuentas Patrimoniales del PNUMA - Fundación Bariloche. Existe una primera edición del Manual realizada en forma conjunta entre la Provincia de Entre Ríos y el Consejo Federal de Inversiones. Sólo mencionaremos aquí que aplicando sus principios se consideran ecozonas a territorios razonablemente homogéneos en términos de elementos de la naturaleza y de relaciones ecosistémicas, que pueden ser consideradas como fábricas de la naturaleza con una racionalidad productiva esencial: la maximización de la producción, el aprovechamiento y el uso integral; y la minimización de la degradación, el desaprovechamiento y el uso parcial. Esta racionalidad establece incompatibilidades cuando la racionalidad predominante del mercado no tiene en cuenta las externalidades económicas y sociales que se generan el proceso productivo. El proceso de fabricación (en el sector destinado a la reproducción de la naturaleza)  lo realizan las maquinarias naturales como la flora, la fauna, el agua, el suelo, el aire, y la conservación de cuenca, la conservación de biosfera y el paisaje. Las interacciones entre estos elementos y los procesos de captación de la energía del sol y los demás procesos naturales permiten generar una oferta ecosistémica permanente y sustentable, a través de las tareas que realizan el manejo de los diferentes equipos de trabajo (investigación, regeneración, control, participación, etc.).

De esta forma las Cuentas Patrimoniales permiten conocer el cuantum físico y monetario de cada recurso, que sumados conforman el patrimonio de las ecozonas y el sector preprimario

de la Economía . En la medida que el uso de estas ecozonas se corresponda con la extracción del incremento anual serán sustentables, en la medida que se extraiga una mayor cantidad, se degradarán; y en el caso de una menor cantidad, se desaprovecharán. Esta metodología permite determinar un cúmulo de recursos naturales que no habían sido suficientemente promocionados pero que figuran dentro de las existencias del potencial natural,  del saber popular y de su dieta alimenticia. El incremento del empleo y de los ingresos posibilita un mejor desarrollo y la autoconfianza de los sectores populares. Se estaría de esta forma cumpliendo con los objetivos no cuantificados del Plan Estratégico. Todo este bagaje de potencialidades del desarrollo será estimado en cada ecozona y se lo comparará con la degradación que supondrá los efectos de las plantas de celulosa.
Si bien no deberían desperdiciarse las  ventajas comparativas que se habían acumulado  especialmente con el  turismo, estas actividades deberían constituirse solamente como las líderes de un avance armónico de múltiples sectores, ya que el ecosistema en que se encuentra el departamento es de una significativa biodiversidad.
El Plan referido había incorporado gran parte de los elementos que participaban de  un manejo integral pero aún era incompleto en cuanto a las estimaciones de valorización de los procesos y los productos. Debido a ello, siguiendo todas las indicaciones y las decisiones productivas que se habían adoptado, se estiman los efectos que los impactos negativos de la producción celulósica tendrán en las actividades económicas de la región y sus respectivas repercusiones.

1.2.  La zona afectada

 

El radio que se aprecia en la imagen satelital, es de 40 km, medida que tomó la empresa Botnia en su estudio resumen de impacto ambiental (Pág. 58). Si bien existen algunos otros factores que justificarían tomar un radio mayor, en función de generar un punto de comparación que nos permita indagar sobre cuestiones comunes a las dos investigaciones se ha adoptado esta dimensión. Por tal razón, ésta es la distancia que se considerará para la parte inicial de nuestros estudios, tomando como centro de la circunferencia el punto de emisión, que está emplazada a la vera del Arroyo Yaguareté en R.O.U., por posible dispersión de olores característicos. En la leyenda de la imagen se mencionan las distintas ecozonas, objeto de profundización de este estudio.

 
CAPÍTULO 2. La estrategia para el desarrollo sustentable de Gualeguaychú y los impactos de la fábrica de celulosa de Fray Bentos.
2.1. El inicio del proceso
En el año 2000, agrupaciones ambientalistas del Uruguay denunciaron ante la opinión pública tanto argentina como uruguaya la inminente instalación de una fábrica de pasta de celulosa de capitales españoles (del grupo ENCE, llamada M’BOPICUA), en la ribera del río Uruguay. Más precisamente en la localidad uruguaya de Fray Bentos, en el límite fronterizo con Argentina, distante a 26,5 km. de la ciudad de Gualeguaychú. En el año 2003, fue autorizada la instalación de dicha planta de celulosa en territorio uruguayo. En el año 2004, se autoriza también la instalación de otra planta de celulosa de origen finlandés denominada BOTNIA, ambas separadas por 3,5 Km entre sí y en la misma costa del río Uruguay, produciendo un total de un millón quinientas mil toneladas anuales de pasta celulósica. Significando uno de los mayores emprendimientos del mundo en este ramo a ubicarse en un espacio reducido, en relación a esa escala de producción.
Las plantas de celulosa están consideradas a nivel mundial como una de las industrias más contaminantes, por sus vertidos y los daños que ocasionan al medio ambiente. Dada la cercanía entre ambas plantas, y que las dos volcarían sus efluentes en el mismo curso de agua (que además se encuentra su capacidad de carga ocupada en alta proporción como cuerpo receptor de efluentes), aumentan las posibilidades de consecuencias ambientales negativas e  irreversibles en el río Uruguay.
Esta noticia no pasaría de constituir una más, de la muestra de cómo un desarrollo con destrucción permea y domina nuestro actual estilo de desarrollo. Sería además una afirmación de la otra cara del proceso de limpieza que lideran los países desarrollados expulsando sus industrias contaminantes al mundo dominado. Y las prebendas que brindaron los gobernantes uruguayos a las empresas ocupantes sólo demostrarían su compromiso, no con la calidad de vida de la población sino con un crecimiento de actividades productivas que genere la ficción del progreso mientras margina, concentra y destruye la naturaleza. Pero en poco tiempo todo esto cambió. Las empresas desarrollaron acciones que se correspondían con el clima condescendiente que encontraron: eligieron las tecnologías que más armonizaban con el incremento de la ganancia, utilizaron las ventajas comparativas que habían cimentado décadas atrás con iguales regalos del Estado, y finalmente ubicaron las plantas donde minimizaran los costos de transporte de la materia prima, porque como se sabe, esta materia prima, contiene mucho agua y transportar agua no es conveniente para una máxima ganancia. Pero esta ubicación no consideró la cercanía  de la mayor población de la zona y de una infraestructura turística muy significante. En otras palabras, que iban a generar externalidades negativas muy importantes, que podrían incluso, si se las consideraran, invalidar la decisión de la inversión en el lugar elegido. Pero para ello creían contar con el predominio de un criterio y políticas acordes, muy tradicionales, que unía el concepto de progreso con cualquier expresión de la tecnología moderna, en la esperanza de que el derrame del mismo que se experimentaría llegue a su hábitat. No fue así. Los habitantes de las principales ciudades, en especial Gualeguaychú, pusieron en duda esta capacidad de derrame de la gran tecnología, pretendidamente inocua. Comprendieron lo que estaba en juego y se movilizaron fuertemente para que estos procesos no se dieran, requiriendo ser protagonistas de su futuro. No hicieron más que recordar la acción de sus compañeros conciudadanos y gobernantes de esta provincia que algunos años atrás se unieron en un clamor en contra de la represa del mal llamado Paraná Medio, proclamando al país y a América Latina, “Entre Ríos Sí, Entre Presas No”. Estos habitantes ya descreían en los efectos indirectos beneficiosos de los megaproyectos que anuncian vergeles y brindan infiernos. Hoy estamos ante alternativas parecidas. O participamos activamente para lograr instalar las tecnologías adecuadas que incluyan a todos los habitantes y sectores sociales, que logren utilizar integral y sustentablemente las potencialidades de los recursos naturales y el hábitat o debemos convivir con un ambiente degradado en nuestro propio medio.
Este documento tiene como finalidad contribuir con la población entrerriana para analizar con los avances de las ciencias los efectos directos e indirectos que se generarían con el establecimiento de Botnia- Ence.

2.2. Desarrollo sin destrucción: una alternativa posible
El avance en la cuestión ambiental a nivel mundial, ha permitido que en todos los procesos productivos se considere en cierta proporción dentro de los montos de inversión, fondos necesarios para lograr una remediación o recomposición del ecosistema dañado por el proyecto. Se acepta así que toda transformación de la naturaleza supone un proceso dialécticamente unido de producción, degradación y desaprovechamiento.
En nuestro medio sin embargo podernos lograr una visión aún superadora de esta tesitura. Como lo dice nuestra ley del ambiente el primer instrumento de política es el de ordenamiento ambiental del territorio, donde se destacan las potencialidades y las restricciones del medio a fin de establecer proyectos integrales y sustentables. El segundo instrumento es el de impacto ambiental. Si mediante el primero logramos una utilización racional de las potencialidades, no necesariamente debemos generar externalidades negativas y destinar fondos para la remediación. Estos fondos más bien deberían financiar el control de la naturaleza a fin de conocer mejor sus ciclos y procesos de reproducción para lograr utilizar al mismo tiempo muchos recursos en forma simultánea maximizando la ocupación de la población y la generación de ingresos.
El desarrollo sustentable trata de maximizar la producción, minimizando la degradación y el desaprovechamiento. Sin embargo, en esta inversión no está contemplada ni aún la remediación, por la sencilla razón que se afirma que no contamina. Este es el único caso a nivel mundial. Es por ello que ubica el complejo productivo en el centro del bosque, al lado del río, junto a un puerto de importación y exportación, obedeciendo solamente la tendencia a minimizar costos y maximizar ganancia a través de reducir los costos de transporte de la materia prima. Todos los efectos transfronterizos que esta planta generaría sobre la población debido a su ubicación simplemente se los ignora. En realidad estamos en condiciones de demostrar que los efectos son graves, muchos de ellos irreversibles y que pueden generar un lucro cesante destacable.

2.3. Gualeguaychú, un pueblo pujante
Como se menciona en la Introducción, el pueblo de Gualeguaychú tomó la decisión a través de sus diferentes sectores sociales y sus gobernantes, de emprender un desarrollo sustentable. Para tal objetivo movilizó su capital productivo manifestado en sus recursos naturales, su infraestructura desaprovechada, y los grandes contingentes de población subocupada o desocupada.
Sin embargo se encuentra con un escollo sumamente grave que impediría mantener su tasa de crecimiento y que incidiría en la adopción de un sendero regresivo. La instalación en la ribera uruguaya de dos complejos celulósicos, generaría un efecto contaminante que se analiza en este estudio.
Ello afectaría fuertemente a los esfuerzos que se venían realizando a efectos de implementar el desarrollo sustentable.  Las bases del mismo se establecieron  hace unos años con el “Plan Estratégico de la ciudad de Gualeguaychú” [1] que tenía como objeto “construir con todos los integrantes de la comunidad un plan de desarrollo local a largo plazo”.
Dicho plan considera múltiples dimensiones (económicas, sociales, políticas, institucionales y culturales), es decir “todos los aspectos de la vida de la ciudad”, permitiendo la consideración del empleo, el ingreso y especialmente la característica del territorio, “que no es solamente un espacio físico sino también una construcción social”. Justamente en esta construcción social interactúan lo ecológico, lo social, económico, cultural y político.
Como ya lo hemos mencionado para estos fines es necesaria la articulación de la sutentabilidad ecológica, económica y social.
La perspectiva del establecimiento de las papeleras, y más aún la realidad actual que muestra un proceso ya comenzado en una de ellas, lleva a la exigencia de demostrar lo significativo de los impactos ambientales que serían provocados por el funcionamiento de las plantas de celulosa. El daño ambiental y el lucro cesante que se generarían pueden ser de tal significación que opaque toda la inversión que se había programado.

Ubicación Estratégica
Síntesis de evaluación socio espacial
El área a ser impactada se ubica al Sur de la Mesopotamia Argentina y cubre una primera porción del territorio litoral uruguayo, y a la vez forma parte de la gran llanura Chacopampeana, con la presencia de muchos cursos de aguas como riachos y ríos que corren en dirección norte - sur. Es considerada una zona de ecotono dado que coinciden cuatro provincias fitogeográficas a saber: pradera herbácea pampeana, la región del espinal, el distrito del ñandubay y el bosque ribereño que junto con los ambientes acuáticos conforman un ecosistema diverso, complejo y rico en diferentes recursos naturales. En gran parte estos recursos naturales han sido conocidos y explotados por centurias, como los pastos y árboles, peces y avifauna. Otros, en cambio, son potencialidades utilizadas por la población local como recurso alimentario y medicinal (fauna, plantas medicinales y vegetación en general), pero poco difundidos fuera de este espacio considerado. Y finalmente existen otros significativamente abundantes de los cuales se posee poco conocimiento pero se estima que son de gran valor.
Esto significa que existe una gran oferta ecosistémica que podría satisfacer las necesidades esenciales de la población, dar empleo e ingreso y constituir un reservorio de biodiversidad con promisoria base para mayores investigaciones.
Este incremento sustancial de las actividades económicas ha sido acompañado por un aumento de las inversiones tanto públicas como privadas. El acceso a la Capital Federal fue facilitado valiosamente mejorando sus rutas y estimándose que para el año 2006 estará en funcionamiento la duplicación de la ruta 14 en su parte final.
Debe destacarse que la población de Gualeguaychú está ubicada en un ámbito estratégico en términos de crecimiento sostenido:

La población ha crecido convenientemente, reuniendo en el último censo a 101.350 habitantes. La infraestructura de transporte dotada de puertos, ferrocarriles y rutas, y los molinos harineros, permiten un flujo creciente de productos.
Como habíamos anticipado, a través de talleres participativos, se destacaron las fortalezas que puede mostrar la ciudad:
a) En primer lugar debe destacarse la ya mencionada ubicación estratégica, considerada geopolíticamente positiva.
b) La riqueza de sus recursos naturales y de la gran biodiversidad existente, la utilización de los paisajes y las propias riquezas de los ecosistemas cercanos del río.
c) La diversidad de las actividades económicas productivas en funcionamiento, a pesar que existen aún muchos recursos no explotados.
d) Las fuerzas asociativas que le otorgan el buen funcionamiento de las actividades intermedias. Participación pública histórica. Proyectos colectivos.
e) Infraestructura acorde al crecimiento poblacional, el cual ha sido encauzado mediante un manejo ordenado. De tal manera se dieron ciertas bases para un Ordenamiento Ambiental Urbano, disponiéndose la infraestructura de la ciudad, atendiendo a las funciones que se esperan que se desarrollen. Aún existen falencias ya que se requiere una mayor edificación e infraestructura.
La situación generada a partir de la posible instalación de las plantas productoras de celulosa, en la República Oriental de Uruguay, en la localidad fronteriza de Fray Bentos, ha movilizado a las fuerzas vivas de ambos países. El Río Uruguay es el límite natural, y ante la amenaza de deterioro definitivo del hábitat, los pobladores reaccionan movilizándose y peticionando a sus respectivos gobiernos la intervención en el tema.
Según fuentes consultadas, en los lugares donde estos emprendimientos se han instalado han perjudicado fuertemente el ambiente. Los siguientes capítulos ordenan parte del trabajo realizado hasta el momento en función de demostrar los reales impactos ambientales y el lucro cesante que los mismos generarían.

2.5. Introducción a la Zona de Estudio
La ciudad de Gualeguaychú posee remarcables condiciones para su desarrollo económico que se manifiestan en primer lugar por la diversidad de su producción primaria y por el desarrollo industrial que se ha generado a partir de esta, que se ha ido diversificando hacia otras áreas.
En los últimos años ha venido creciendo significativamente su actividad turística, por su oferta de naturaleza impoluta y sus cursos de agua especialmente apropiados para las actividades recreativas y deportivas.
Esto se refleja en el crecimiento de la actividad económica en general, del turismo y de las exportaciones directas que ha sido muy importante en los últimos años.
Gualeguaychú se ha transformado en el segundo departamento de la provincia en hectáreas cultivadas de soja, el tercero en sorgo, el cuarto en trigo . Los principales productos generados en el sector primario son: soja, trigo, lino, maíz, sorgo, arroz, cítricos, lácteos, carne bovina, equina, aviar y de conejos, madera aserrada y reelaborada, tableros de partículas, huevos, miel, entre otros; a los que recientemente se le han incorporado los arándanos, la horticultura, la lombricultura, la helicicultura, y el cultivo a escala industrial de plantas medicinales como el aloe vera.
Se debe mencionar la presencia de empresarios locales y cooperativas que están comercializando su producción directamente en mercados internacionales, por la  notable ventaja que significa para la región su corta distancia y las buenas vías de acceso al MERCOSUR a puertos, aeropuertos, y principales centros de consumo del país.
La mejora de los precios internacionales de la producción agrícola liderada por la soja no ha significado la pérdida de cabezas de ganado en el departamento, principalmente destinadas a engorde con destino al mercado nacional y a la exportación. En las zonas ribereñas la cría de bovinos, ha sido beneficiada por la ventajosa protección del bosque natural autóctono, auque como aquí se analiza debe incrementarse la protección del mismos.
Además, existe por la impronta de sus pobladores, un crecimiento sostenido y significativo de la industrialización de los productos del campo, hecho que se verifica en las fábricas de derivados lácteos, de aceites vegetales, de alimentos balanceados, frigoríficos, aserraderos y reelaboradores de madera aserrada, múltiples derivados de la caza como vizcacha, nutria, ciervos, jabalí, tanto carne como cueros.
Sus organizaciones sociales no gubernamentales poseen gran empuje, sus instituciones deportivas participan en torneos nacionales y las más importantes de ellas han creado colegios a los que concurren un número significativo de jóvenes y donde, entre otros núcleos de interés, reciben formación orientada al medioambiente.
En los últimos años, las sucesivas administraciones municipales se han ocupado especialmente de atender las situaciones de pobreza, erradicando un número muy importante de viviendas precarias, acercando los servicios básicos de agua potable y cloacas a toda la planta urbana. Posee planes alimentarios, de salud y de contención social.
La infraestructura urbana de la ciudad, cabecera del departamento, se ha completado avanzando al cumplimiento de logros que la destacan nítidamente en el panorama nacional y regional como son: el 100% de la ciudad está alcanzado por servicios de cloacas y agua potable y recientemente se ha inaugurado una planta de tratamiento de líquidos cloacales que procesa el total de los residuos líquidos urbanos.
Además debemos poner en relieve la importancia de su Parque Industrial (P.I.G.), el más importante de la Provincia y uno de los mayores parques industriales privados del MERCOSUR.

 

2002

2003

2004

2005

Total exportado

336.385.215

539.458.190

704.218.682

 

844.000.000

Var. Porcentual

 

 

+ 60 %

+ 109 %

+ 150%

Cuadro nº 2. Evolución de las exportaciones de Entre Ríos en U$S (Año 2002= 1).Elaborado en base a datos obtenidos en la Dirección de Estadística y Censo de la provincia de Entre Ríos y la Secretaría de la Producción.

 

 

PRODUCTOS
PRIMARIOS

 

200.473.321

 

348.654.709

 

 

386.638.497

438.736.520 (e

Variación Porcentual

 

+  74 %

+ 93 %

+ 125  %

PRODUCTOS INDUSTRIALES

43.823.052

 

55.476.324

 

64.268.991

72.926.245
(e)

Variación Porcentual

 

 

+  27 %

+   47 %

+  71  %

AGROINDUSTRIALES

92.008.402

 

135.327.157

 

234.296.992

332.322.245
(e)

Variación Porcentual

 

+ 47 %

+ 154 %

+  271  %

Cuadro nº 3. Evolución de las exportaciones de Entre Ríos, según sectores de origen en U$S (año 2002 = 1 ). Elaborado en base a datos obtenidos en la Dirección de Estadística y Censos de la provincia de Entre Ríos.

De la información consignada más arriba podemos inferir que la Provincia de Entre Ríos y dentro de ella el departamento de Gualeguaychú, han venido creciendo en los últimos años a una tasa relevante y con una tendencia que hace prever, seguirá en los próximos años de no mediar circunstancias extraordinariamente negativas.

2. 6. Descripción Biofísica de la Unidad Espacial

Río Uruguay, visto desde la provincia de Misiones, Argentina
Río Uruguay, visto desde la provincia de Misiones, Argentina.

Nace en la Serra Geral, en territorio brasileño, fluyendo en dirección general norte-sur a lo largo de 1.600 km aproximadamente. Su cuenca mide 370.000 km² y, junto con el Río Paraná, forma la cuenca del Río de la Plata, en el cual desemboca. La primera parte de su curso es rápida y poco navegable. A partir de la confluencia del Río Cuareim (límite norte entre Uruguay y Brasil) su cauce está ocupado por numerosas islas y bajos fondos rocosos; importantes afloramientos de basalto determinan los saltos denominados Salto Grande y Salto Chico.
El caudal promedio frente a las ciudades de Salto y Concordia es de 4.622 m³/s. El máximo registrado desde 1898 es de 37.714 m³/s (año 1992). El mínimo registrado desde el mismo año es de 109 m³/s y se produjo en el año 1945 (dentro del hemiciclo seco 1920-1970). Aguas abajo se ensancha y corre con menor velocidad hacia Paysandú y Fray Bentos, existiendo en esta ciudad un puerto de aguas profundas, al igual que en Nueva Palmira.
Es navegable hasta Salto Chico, aunque la falta de dragado en los pasos “Vera” y “Almirón” hace que la navegación al norte de Fray Bentos, para llegar a los puertos de Paysandú y Salto, se pueda concretar sólo por buques de calado reducido.

 

2. 7. Subcuenca del río Uruguay
El río Uruguay, eje de circulación y frontera natural de la Argentina con Uruguay y Brasil, es en importancia el segundo escurrimiento del sistema del Plata, con su amplia cuenca que cubre aproximadamente 365.000 km2. Su curso recorre 1.600 km desde sus nacientes en las Sierras do Mar y do Geral hasta su desembocadura en la confluencia con el Paraná Bravo. Su amplia cuenca de alimentación se localiza en zonas que reciben 2.000 mm anuales de lluvias en los meses de invierno y primavera, y que provocan crecientes retardadas en uno a dos meses. Aunque el régimen del río es muy irregular, pueden identificarse dos crecientes separadas por los estiajes de enero y agosto. En su recorrido son frecuentes los derrames basálticos que crean rápidos, saltos y restingas talladas por la erosión hídrica.
Las costas del río Uruguay son diferentes, las de la margen izquierda con altas barrancas y también la misionera, donde forma los saltos de Moconá, pero la correntina y la entrerriana son generalmente bajas. Sus principales afluentes en la Argentina son el Aguapey, Miriñay, Mocoretá y Gualeguaychú.

2.8. Cuenca del río Uruguay

Su Cuenca: 340.00 km²  (lugar 49 en el mundo)

Su Caudal: 4.500 m³/segundo, es 50 veces < Río Amazonas y 2 veces > Río Nilo.
El Río Uruguay abastece a más de 1 Millón de Ribereños c/240.000 m³/día,
ocupando el 25º lugar mundial.

Su Población: 975.000 personas.

-     Brasil: 255.000

Sus Principales Afluentes:

Sus Puentes: 8
Argentina - Uruguay

Sus Islas e Islotes:

Con respecto a la composición del suelo, a partir de los datos relevados podemos aseverar que las muestras obtenidas en la provincia de Entre Ríos, se dividen entre arenas gruesas y arenas finas, y especialmente en arenas medias. El ambiente de sedimentación corresponde a un ambiente fluvial de mediana energía y que rellena una cuenca con escasa subsidencia (Chebli y Spalleti, 1987), lejana con respecto a su cuenca de aporte, la cual se ubica preferentemente en el escudo brasilero.

2.9. Geomorfología

La región considerada se encuentra localizada básicamente en dos ambientes geomorfológicos, según el predominio del proceso eólico y el fluvial como principales responsables del modelado: a) Ambiente loéssico-fluvial y b) Ambiente fluvial-marino. A su vez, cada uno de ellos muestra gran variabilidad espacial resultante de las oscilaciones climáticas pasadas y recientes, que se han plasmado en variaciones en las intensidades y accionar de los diferentes procesos geomórficos y a la interacción, en tiempos relativamente recientes, con el mar.
La ciudad de Gualeguaychú, cabecera del departamento homónimo está situada al sureste de la provincia de entre ríos a 32º 29’ de latitud sur y a 58º 40’ de longitud oeste, localizada a orillas del río de igual nombre distante a 22 km de su desembocadura en el río Uruguay. Los límites del departamento son al noreste: el río Gualeguaychú, al este el río Uruguay, al oeste el río Gualeguay, al sur el departamento de islas del Ibicuy.
El departamento tiene una superficie de 7.086 km2, representando el 8,99% del total de la provincia de Entre Ríos. Gualeguaychú se encuentra ubicada dentro del área de la cuenca del Plata, en la región llamada litoral y dentro de ella es la cabecera sur del sistema turístico ambiental denominado corredor del Uruguay, en la región fitogeográfica del espinal, y esto a su vez en el distrito ÑANDUBAY. El área geográfica en que se encuentra la ciudad pertenece al paisaje de llanura ondulada del litoral argentino, y está sujeto a regímenes pluviométricos de 900 a 1.100 mm. anuales con una temperatura media anual de 18º, con mínimos promedios de 11º en el mes de junio, y máximo promedio en el mes de enero de 25º, con vientos predominantes del sureste y del este 200 veces en el periodo estival (SMN).
Este hecho resulta significativo para la contaminación del aire, ya que liga las emanaciones gaseosas de las plantas de pasta de celulosa con la ciudad de Gualeguaychú.

Calma

350

0,350

127,750

tomando un suceso por día

NORTE

70

0,070

25,550

 

Noreste

178

0,178

64,970

 

Este

97

0,097

35,405

ENERO FEBRERO MARZO

Sudeste

118

0,118

43,070

ENERO FEBRERO MARZO

Sur

77

0,077

28,105

 

SW

65

0,065

23,725

 

W

22

0,022

8,030

 

NW

21

0,021

7,665

 

 

 

 

364,270

 

 

 

 

 

 

Cuadro nº 4: Vientos. Fuente: Servicio Meteorológico Nacional. Fuerza Aérea Argentina.

En base a los datos extraídos del censo de población y vivienda de 2001 del INDEC, la población de Entre Ríos alcanza 1.158.147 habitantes, con una densidad de 15 % hab. /km2. El departamento de Gualeguaychú es uno de los más poblados, sus 101.350 habitantes representan el 8,7% de la población entrerriana. En la ciudad se encuentra el 73% de la población del departamento.

2.8. Caracterización del paisaje

 

“Las orillas bajas argentinas, incluyendo las islas aluviales y la laguna y bahía fluvial contigua, poseen un valor importante como recurso natural y ecológico porque sostienen ecosistemas de alta biodiversidad (humedales, bosques naturales y comunidades arbustivas). Su rol histórico es relativamente importante porque se encuentran adyacentes al río Uruguay y cerca de un afluente mayor: el río Gualeguaychú. Su valor escénico también es elevado.” (texto extraído del informe ambiental 5.5.1.6.c BOTNIA NATURAL Pág.126).
El paisaje corresponde al ecosistema de la llanura pampeana, con suaves ondulaciones, y con vegetación corresponde a la formación selva en galería, humedales que prevalecen en los cursos de agua de esta provincia. A esta zona corresponde el CURSO inferior del URUGUAY, que nace en Brasil, y se caracteriza en este tramo, por su escasa profundidad y, en sus meandros, ser depositario de sedimentos, del curso superior.
El río se sitúa de este a oeste, a los 58º 40’ 04’’Longitud w, y a los 33º 04´05´´ S, vira en dirección norte – sur siendo este el lugar mas ancho contando entre 7 y 12 Km. Es tributario del Río de la Plata, sometido el río Uruguay y sus afluentes, al flujo y reflujo del anterior.
En la costa norte, el paisaje es de tipo rural y levemente modificado con la única excepción del Balneario Ñandubaysal, cuyas instalaciones están emplazadas con un mínimo de modificación del ambiente, ya que se intentó conservar el aspecto agreste del mismo, minimizando el impacto de la acción antrópica. Se trata de un espacio de mil metros de playa, que recibe más de 200.000 visitantes por año, y es una tendencia que está en aumento, actuando como polo de desarrollo.
Unos Km. al norte y muy cercano al Puente Libertador General San Martín, que une Fray Bentos – Puerto Unzué, se encuentra el lagunón de La Inés, que es una penetración del río de escasa profundidad, que es utilizado por muchas especies migratorias de peces, para su reproducción.
Cinco Kilómetros al sur se encuentra la desembocadura del río Gualeguaychú, tributario del Río Uruguay, y sometido a los períodos de estiaje y de crecida de éste.
El río como estructurante del paisaje, conforma un eje de confluencia de culturas, artes y saberes comunes en la región. En él se manifiestan los actores sociales de todos los extractos, como las más diversas formas, ya sea culturalmente, económicamente, y hasta políticamente.
Es de destacar que desde tiempos inmemoriales, diversas culturas han rendido culto al agua a través de divinidades, de acuerdo a la importancia que este bien ha tenido para su desempeño social. Actualmente constituye un recurso vital para las actividades socio-productivas.

CAPÍTULO 3.  Diagnóstico general de la situación ambiental
Ante las riquezas naturales mencionadas, la importante capacidad productiva de los ecosistemas que conforman el departamento de Gualeguaychú y el dinamismo de sus sectores sociales y asociaciones representativas, un ordenamiento ambiental del territorio exige para la definición de sus prioridades el conocimiento de las principales trabas que pueden frenar un rumbo acelerado a un desarrollo mejor. Para ello, teniendo en cuenta el esfuerzo que ya se venía realizando, creemos necesario elaborar algunas preguntas ordenadoras de los diferentes problemas que pudieran existir para que el camino hacia el desarrollo se encuentre mas expedito. Como estas preguntas tienen relaciones sistémicas entre sí consideramos pertinentes formularlas en forma conjunta para luego realizar un breve análisis de cada una de ellas:

¿En qué medida los recursos naturales logran satisfacer las necesidades esenciales de la  población?
Una de las fortalezas de la ciudad observada en el “Plan estratégico de Gualeguaychú” (2004-2005), es la existencia de las riquezas naturales, vinculadas al disfrute de la naturaleza y su potencial turístico. La ciudad aprovecha los recursos naturales, debido al turismo y a la actividad agropecuaria. Desde mediados de los ´80 comienza a desarrollarse la actividad turística, que en sus comienzos resulta de la iniciativa de distintos actores sociales del sector privado. Luego se suma el Estado Municipal, descubriendo en ésta, un real y fuerte ingreso de divisas.
Esta estrategia conjunta comenzó a complementarse, con aumento del empleo estacional, desde lo privado y desde lo estatal. Esta actividad siempre ha utilizado como eje el carnaval, hasta configurarse en una verdadera industria, con perspectivas de pérdida de la estacionalidad. En consecuencia, la mayor demanda existe en verano, con una elevada afluencia turística, y un movimiento de más de 400.000 personas provenientes fundamentalmente de Capital Federal y Provincia de Buenos Aires y, en menor medida, de las provincias de Santa Fe y Córdoba. La mayoría de las playas se encuentran en manos privadas, por lo que existe un acceso a los recursos naturales restringido.
También se desarrollan otras actividades productivas como:
- Industria: Cuenta con un parque industrial que posee un área de 214 ha, con una infraestructura de obras y una variada gama de prestación de los servicios básicos indispensables para cualquier radicación industrial. Su emplazamiento permite llegar a la Capital Federal por la Ruta Nacional N° 14, a la vez que el Puente Internacional General San Martín vincula Gualeguaychú con Fray Bentos (Uruguay), San Pablo (Brasil) y Asunción (Paraguay). En el parque funcionan 25 empresas, de diversos rubros: textiles, metalúrgicas, químicas, alimenticias, muebles, caucho, papel, autopartes, acumuladores y secado de madera, entre otros. Sin embargo, este parque industrial sólo capta 693 puestos de empleo (operarios). Además, el municipio, posee un sector PyMe que desarrolla actividades relacionadas con los siguientes sectores: alimenticio, autopartes, cueros y artesanías, construcción, maderero, metalúrgico, textil y petroquímico. Sin embargo, más del 50% de estas empresas sólo emplea de 1 a 5 personas cada una, y muchas de ellas se encuentran trabajando en la mitad o menos de su capacidad instalada. Creímos necesario profundizar un desarrollo del polo industrial y ello lo desplegamos en el capítulo 9, “Sector Industrial”.
- Ganadería: Gualeguaychú posee el stock ganadero más alto de la provincia (460.865), compuesto por: vacas, toros, novillos, vaquillas, terneros. Además produce carne bovina, equina, aviar y de conejos.
- Agricultura: El departamento cuenta con 640.000 ha agropecuarias, en las que se realizan cultivos de lino, trigo, girasol, maíz, sorgo, soja y arroz, de manera rotativa y utilizando pasturas artificiales y naturales. Algunos cultivos son incipientes como la horticultura orgánica y otros como la plantación de aloe vera todavía no han entrado en producción económica, pero todos indican la diversidad de intereses y posibilidades productivas que se están poniendo en movimiento en la región. En el caso de los arándanos, si bien todavía no ha alcanzado su desarrollo completo, recién se encuentra en los inicios, y la inversión necesaria para su implantación es remarcable (unos 25.000 dólares por hectárea ), como así también la mano de obra que se ocupa en esta actividad, que en el presente hay que estimar en unas 700 personas en época de cosecha y unas 150 en planta permanente de los cultivos.
- Forestal: La zona forestal se desarrolla sobre la margen occidental del río Uruguay, en un ancho de aproximadamente 30 km. Las principales especies plantadas son eucaliptos grandis y pinus taeda. De acuerdo a la existencia de especies presentes en Gualeguaychú, existe un gran desaprovechamiento de la mayoría de las especies autóctonas, que son altamente abundantes y se las explota irracionalmente, sin control, y sin un uso especifico, la misma puede utilizarse para maderas, leña o carbón, por ejemplo. En esta región se ha desarrollado un modelo de aprovechamiento forestal basado en la existencia de pequeños aserraderos, existiendo un importante número de PyMEs del sector que atienden el mercado local y han comenzado a exportan productos de madera reelaborada. Solamente en la ciudad de Gualeguaychú existen 20 empresas en el sector de aserrado y fabricación de productos de madera que ocupan en forma directa e indirecta a más de 500 personas.
- Sector minero: está relacionado a los recursos naturales utilizados para la elaboración de elementos para la construcción (ladrillos, tejas, elaboración de hormigón), y esta referido a la explotación de areniscas cuarcíticas, arena, gravas, arcilla y tosca.

En general, de acuerdo a los recursos naturales que posee Gualeguaychú, se desarrollan  varias actividades productivas, tendientes a satisfacer las necesidades de ocupación de la población. Sin embargo, tanto por las tecnologías utilizadas como por el desaprovechamiento de muchos recursos varias de estas actividades podrían no tender a maximizar la producción y el aprovechamiento de los recursos naturales ya que no se orientan hacia un modelo de desarrollo sustentable ni a un ordenamiento territorial. La planificación y adecuación de los recursos ofrecería mayores posibilidades laborales y una notable disminución de las necesidades básicas insatisfechas (NBI). Esta es la orientación que se estaba implementando paulatinamente hasta que llega la perspectiva del daño ambiental que estamos discutiendo.
Según datos de la Corporación del Desarrollo de Gualeguaychú, el Producto Bruto Interno del Municipio asciende a $499.378.333, lo que corresponde a $5.785 por habitante. Su distribución es la siguiente: el 29,6% corresponde a la producción primaria, el 36,3% a la producción industrial, el 11% a la producción comercial y el 23,2% a la producción de servicios.
La población económicamente activa del municipio representa el 36,5% del total. De acuerdo a los datos aportados por la Delegación Departamental de la Dirección Provincial del Trabajo los empleados de Gualeguaychú, en el año 1998, sumaban 7.223 y en el año 2000 eran 6.426, lo que indica la pérdida de 797 puestos de trabajo en dicho período. La característica de la ocupación y su inserción en el aparato productivo e institucional se profundizara en el capítulo 4: “Análisis Social”. Asimismo, es importante mencionar que gracias al Programa Federal de Vivienda desarrollado mediante las cooperativas impulsadas por el gobierno local, se han generado 600 nuevos puestos de trabajo en el sector construcción.
Necesidades básicas insatisfechas: según el censo del 2001, de los 101.350 habitantes del Departamento de Gualeguaychú (el municipio tiene 76.220 habitantes, el 73% del total), 12.780 (12,7%) se encuentran sin satisfacer las necesidades básicas, y de los 28.666 hogares, 3.251 (11,3%) se presentan al menos uno de los indicadores de privación: Hacinamiento (hogares que tuvieran más de tres personas por cuarto); Vivienda (hogares en una vivienda de tipo inconveniente); Condiciones sanitarias (hogares que no tuvieran ningún tipo de retrete); Asistencia escolar (hogares que tuvieran algún niño en edad escolar -6 a 12 años- que no asistiera a la escuela); Capacidad de subsistencia (hogares que tuvieran cuatro o más personas por miembro ocupado y, además, cuyo jefe no haya completado tercer grado de escolaridad primaria). Este fue uno de los objetivos del Plan Estratégico planteado.
El sector productivo del agro tiende a realizar una producción extractiva orientada al monocultivo de soja. De esta manera se dejan de lado las potencialidades de la región en cuanto a la posibilidad de realizar producciones alternativas, más acordes con la misma, y con sus recursos naturales disponibles, al igual que las necesidades de la población, generando así degradación y uso parcial de lo recursos naturales.
El sector turismo aprovecha fuertemente los recursos naturales de cada ecozona, tendiendo a la sustentabilidad de las mismas para poder garantizar el rendimiento de la actividad a largo plazo. Utiliza como eje del mismo el turismo aventura, que se encuentra obligado a mantener las bellezas naturales del paisaje para que la actividad sea productiva. Un claro ejemplo de esto es que emprendedores de este sector han aumentado en un 100% su actividad. La misma consiste en avistaje de aves, pesca variada, paseos guiados, etcétera

Desde el punto de vista institucional
La normativa internacional aplicable a la protección ambiental de los recursos compartidos.
1. Se sintetizan a continuación algunas de dichas normas, en orden cronológico:

Entre otros aspectos, las Partes se comprometen a evitar “cualquier forma de contaminación de los ríos internacionales y sus afluentes”, y a preservar “los recursos ecológicos en las zonas de sus respectivas jurisdicciones” (punto 2). Se establece que cuando un Estado se proponga realizar un aprovechamiento del recurso compartido, facilitará previamente a los Estados interesados el proyecto de la obra y demás datos que permitan determinar los efectos que esa obra producirá en el territorio de dichos Estados.

El Principio 21 de la Declaración proclama la responsabilidad de los Estados de asegurar que las actividades bajo su jurisdicción o control no causen daños al medio ambiente de otros Estados. En el mismo orden, el Principio 22 insta a los Estados a cooperar en el desarrollo del derecho internacional relativo a la responsabilidad de compensar a las víctimas de la contaminación u otros daños ambientales causados por actividades dentro de la jurisdicción o control de dichos Estados.

Dentro del principio de soberanía de los Estados sobre sus recursos naturales, la Asamblea hace hincapié sobre la obligación de que los Estados, al  explorar, explotar o desarrollar sus recursos naturales, no produzcan efectos perjudiciales significativos en zonas situadas fuera de sus jurisdicciones nacionales (Párr.1). La Asamblea destaca asimismo, la importancia de evitar dichos efectos perjudiciales a través de la publicidad de la información técnica relativa a las actividades que los Estados van a desarrollar dentro de sus jurisdicciones nacionales (Párr. 2).

Se reiteran los criterios que deben regir la cooperación en materia ambiental en lo relativo a los recursos naturales compartidos. Entre dichos criterios, se destaca la obligación que la Asamblea asigna a los Estados de realizar dicha cooperación sobre la base de un “sistema de información y consulta previa, dentro del marco de las relaciones normales existentes entre ellos” (párrafo 2).

Los Artículos 7 a 13 establecen un mecanismo de intercambio e información para considerar, en el seno de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), toda obra sobre el Río Uruguay “de entidad suficiente para afectar la navegación, el régimen del Río y la calidad de sus aguas”. Se acuerda al Estado presuntamente afectado un plazo de seis meses prorrogable para evaluar el proyecto y en su caso objetarlo. Asimismo, en caso de controversia, se prevé un período de negociaciones directas. De no conducir este

Las Cuentas Ambientales de la Argentina Cuentas del Patrimonio Natural y Cuentas Satélites. Instituto de Estadísticas y Censos Ministerio de Economía Unidad de Preinversión 2001/2003  Héctor Sejenovich Coordinador.

Si bien gran parte del Informe se referirá a las ecozonas significativas en Entre Ríos, también en la medida que sea necesario nos referiremos a la situación de la Banda Oriental donde se generarán procesos similares o desde donde se iniciarían los procesos.

Bolsa de Cereales de Entre Ríos – Informes Área sembrada con Cereales y Oleaginosas Campaña 2005/06

  Fuente Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria INTA, delegación Gualeguaychú

Relevamiento efectuado por la Oficina Municipal de Microemprendimientos para la Escuela de Formación de Emprendedores. -2004-

CARU respecto al impacto de una determinada obra, el Estatuto prevé un esquema de solución de controversias, detallado en los Artículos 12, y 58 a 60. El tribunal competente es la Corte Internacional de Justicia.
En el mismo sentido, las Partes se comprometen a coordinar, a través de la CARU, “las medidas adecuadas a fin de evitar la alteración del equilibrio ecológico y controlar plagas y otros factores nocivos en el Río y sus áreas de influencia”.
Adicionalmente, el Capítulo X del Estatuto (Art. 40 a 43) detalla las obligaciones que contraen las Partes para prevenir la contaminación del Río Uruguay, incluyendo la responsabilidad que asumen frente a la otra “por los daños inferidos como consecuencia de la contaminación causada por sus propias actividades o por las que en su territorio realicen personas físicas o jurídicas” (Art. 42).

Adoptados como resultado de la labor de un Grupo de Trabajo constituido en el marco del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), los citados Principios sientan orientaciones sobre la conducta de los Estados en materia de “conservación y utilización armónica” de recursos naturales compartidos. Se destaca el Principio 3, conforme el cual los Estados deben evitar “en la mayor medida posible” los efectos ambientales adversos más allá de sus jurisdicciones nacionales.

En este documento, elaborado por la CARU de conformidad con el Art. 56 a) del Estatuto del Río Uruguay, el denominado “Tema E3” reglamenta el citado Capítulo X (contaminación) del Estatuto. Entre los propósitos de dicho Tema, se enuncia el de “proteger y preservar el medio acuático y su equilibrio ecológico”. (Título 1, Capítulo 2, apartado a)
El Tema ofrece en particular precisiones sobre la terminología empleada en el Estatuto en materia de prevención de la contaminación, y detalla las obligaciones de las Partes y de la Comisión. Entre estas últimas, interesa destacar que las Partes “suministrarán semestralmente a la CARU una relación detallada de las obras o aprovechamientos de las aguas del Río que emprendan o autoricen, a  efectos de que sean tenidas en cuenta para la zonificación del Río y asimismo para que se determine si las mismas, separadas o conjuntamente, afectan o pueden afectar la calidad de las aguas o producir perjuicio sensible, en aplicación del procedimiento previsto en los artículos 7 a 12 del Estatuto en lo que fuera pertinente”. (Título 2, Capítulo 3, Sección 1, Art. 2)

Se consideran particularmente relevantes los siguientes Principios de dicha Declaración.
Principio 2: responsabilidad de los Estados, en el marco de su derecho soberano de explotar sus recursos naturales, de asegurar “que las actividades realizadas dentro de su jurisdicción o bajo su control no causen daños al medio ambiente de otros Estados o el de zonas situadas más allá de los límites de la jurisdicción nacional”.
Principio 13: compromiso de los Estados de cooperar “de manera expedita y más decidida en la elaboración de nuevas leyes internacionales sobre responsabilidad e indemnización por los efectos adversos de los daños ambientales causados por las actividades realizadas dentro de su jurisdicción, o bajo su control, en zonas situadas fuera de su jurisdicción”.
Principio 14: compromiso de los Estados de “cooperar efectivamente para desalentar o evitar la reubicación y la transferencia a otros Estados de cualesquiera actividades y sustancias que causen degradación ambiental grave o se consideren nocivas para la salud humana”.
Principio 15: compromiso de los Estados de “aplicar ampliamente el criterio de precaución conforme a sus capacidades”, a los fines de proteger el medio ambiente. Ello implica que “cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos para impedir la degradación del medio ambiente”.
Principio 19: compromiso de los Estados de “proporcionar la información pertinente, y notificar previamente y en forma oportuna, a los Estados que posiblemente resulten afectados por actividades que puedan tener considerables efectos ambientales transfronterizos adversos”, así como de “celebrar consultas con esos Estados en una fecha temprana y de buena fe”.

Tres compromisos que adoptan las Partes en el marco de las citadas Directrices se consideran especialmente relevantes, a saber:
3- Garantizar la adopción de prácticas no degradantes del medio ambiente en los procesos que utilizan los recursos naturales.
6- Asegurar la minimización y/o eliminación de la descarga de poluyentes a partir del desarrollo y de adopción de tecnologías apropiadas, tecnologías limpias y de reciclado, y el tratamiento adecuado de los residuos sólidos, líquidos y gaseosos.
8- Asegurar la concertación de acciones dirigidas a la armonización de procedimientos legales y/o institucionales para la licencia/habilitación ambiental y la realización de los respectivos monitoreos de las actividades que puedan generar impactos ambientales en los ecosistemas compartidos.

La Convención establece el compromiso de utilizar los cursos de agua internacionales de una manera razonable y equitativa. A tal fin, prevé diversas obligaciones -entre las que se resulta relevante la de mantener un intercambio regular de datos e información sobre la condición del curso de agua internacional (Art. 8) - y tiene en cuenta diversos factores, entre los que cabe destacar los efectos del uso por un Estado de un curso de agua  internacional sobre otros Estados (Art. 6.1). Establece un sistema de consulta previa análogo al previsto en el Estatuto del Río Uruguay (Art. 11 al 19). Se establece expresamente que durante las consultas y negociaciones el Estado notificante no ejecutará ni permitirá la ejecución de las medidas proyectadas por un período de seis meses (Art. 18.3).

A través del referido Acuerdo, los Estados Partes reafirman su compromiso con los principios enunciados en la Declaración de Río de Janeiro (Art. 1), promueven la instrumentación de aquellos principios que no hayan sido objeto de tratados internacionales (Art. 2) y se obligan mutuamente a cooperar en el cumplimiento de los  acuerdos internacionales que contemplen materia ambiental de los cuales sean Partes (Art. 5).
Interesa destacar que, en el contexto anterior, los Estados Partes se comprometen a “implementar, entre otras, las siguientes acciones:
g) promover la adopción de políticas, procesos productivos y servicios no degradantes del medio ambiente;
j) estimular la armonización de las directrices legales e institucionales, con el objeto de prevenir, controlar y mitigar los impactos ambientales en los Estados Partes, con especial referencia a las áreas fronterizas” (Art. 6);
Entre las áreas temáticas objeto de los compromisos precedentes, se incluyen la “calidad de vida y planeamiento ambiental” y la “protección de la atmósfera/ calidad del aire” (Anexo).
El Acuerdo se remite, para las eventuales controversias que surjan entre los Estados Partes respecto de su aplicación, interpretación o incumplimiento, al Sistema de Solución de Controversias vigente en el MERCOSUR. (Art. 8)

En el marco del criterio de precaución previsto en el citado Principio 15 de la Declaración de Río de Janeiro de 1992, las Partes del Convenio se obligan a adoptar medidas para reducir o eliminar las liberaciones derivadas de la producción y utilización intencionales de los contaminantes orgánicos persistentes detallados en el Anexo al Convenio,

El proyecto, aprobado en primera lectura por la Comisión de Derecho Internacional (CDI) de la ONU en el 2004, sienta criterios y procedimientos aplicables a los daños transfronterizos causados por actividades no prohibidas por el derecho internacional que entrañen el riesgo de causar un daño transfronterizo sensible.
En tal tarea, la CDI codificó la práctica y la jurisprudencia existente en la materia. Dentro de la primera, corresponde incluir el Anteproyecto de Convención Interamericana sobre ley aplicable y jurisdicción internacional competente en casos de responsabilidad civil por contaminación transfronteriza, que Uruguay presentó en el 2000 a la Sexta Conferencia Especializada Interamericana sobre Derecho Internacional Privado (CIDIP VI), en el marco de la OEA

2. Cabe, por otra parte, recordar algunas normas comunitarias y acuerdos regionales europeos que pueden resultar de interés para la cuestión específica de la construcción de dos plantas industriales de producción de celulosa sobre la margen izquierda del Río Uruguay, a cargo de las empresas ENCE y BOTNIA S.A. –de nacionalidad española y finlandesa, respectivamente. En efecto, dado que España y/o Finlandia se han obligado a dicha normativa, puede tenerse así un panorama de los estándares ambientales que deben satisfacer las citadas empresas para la construcción de plantas similares en sus propios países. En orden cronológico, las citadas normas y acuerdos son:

Cinco de sus ocho Protocolos son asimismo potencialmente pertinentes:
- 1985 sulfuro (España no es Parte; Finlandia sí), complementado por 1994 (España y Finlandia son Partes);
- 1988 óxido de nitrógeno (España y Finlandia son Partes);
- 1991 componentes orgánicos volátiles (España y Francia son Partes);
- 1998 contaminantes orgánicos persistentes (España firmó pero no ratificó; Finlandia es Parte);
- 1998 metales pesados (España firmó pero no ratificó; Finlandia es Parte).

Su objetivo es evitar o reducir al mínimo las emisiones a la atmósfera, las aguas y los suelos, así como los residuos procedentes de instalaciones industriales y agrícolas de la Comunidad a fin de alcanzar un nivel elevado de protección del medio ambiente. Regula, entre otras, la industria de la celulosa y el papel. La Directiva establece las condiciones que debe satisface toda instalación industrial, nueva o preexistente, que incluyen medidas para suprimir y limitar los vertidos en el agua, el aire y el suelo, los residuos, el despilfarro de agua y energía y los accidentes ambientales. Establece un plazo de ocho años (30/10/99 – 30/10/07) para que las instalaciones existentes cumplan las exigencias de la Directiva. Los Estados miembros son responsables del control de la conformidad de las instalaciones industriales. Se organiza un intercambio de información entre la Comisión, los Estados miembros y las industrias interesadas sobre las mejores técnicas disponibles (como base de los valores límite de emisión).

En Gualeguaychú se han ido incorporando en las currículas de estudio las problemáticas ambientales en todos los niveles educativos. También existen ordenanzas y proyectos de ley tendientes a cuidar el patrimonio natural de la región, como por ejemplo la reglamentación que prohíbe la tala de bosques autóctonos mas allá de las 100 ha.
Existen en Gualeguaychú distintos mecanismos de promoción de participación ciudadana y varias reglamentaciones locales al respecto :
Mecanismos de democracia directa y semidirecta: mecanismos de revocatoria de mandato, audiencia pública, banca abierta y consulta popular, con sus respectivas reglamentaciones municipales.
Áreas y funcionarios especializados en promover la participación: Dirección de Gestión Comunitaria y Comisiones Vecinales, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social.
Mecanismos reglamentados y otras acciones del gobierno municipal: Diálogo Gualeguaychuense, Comisiones Vecinales, Consorcio Vecinal de Obra Pública, Cooperativas de Construcción de Viviendas, Consejo Consultivo, Consejo Mixto de Turismo, Corporación del Desarrollo de Gualeguaychú, Consejo de Jóvenes, Consejo Deliberante Estudiantil, Consejo Municipal del Integración de Discapacitado, Plan Estratégico de Gualeguaychú, Foro de Organizaciones no Gubernamentales.
Según el estudio desarrollado para elaborar el documento “La auditoría ciudadana de Gualeguaychú”, la mayoría de la población encuestada manifiesta no participar en ningún partido político, en gran parte debido a una falta de interés y de tiempo.
El gobierno municipal cuenta con un Registro de Organizaciones de la Sociedad Civil, desarrollado por el Plan Estratégico de Gualeguaychú. Actualmente hay 480 organizaciones inscriptas que se pueden clasificar en aquellas que se dedican a las actividades comerciales (22), deportivas (43), recreativas (8), escolares (48), gremiales y sindicales (24), investigación (1), mutuales (3), profesionales (16), religiosas-comunitarias (29), salud (36), sociales (6), socio-comunitarias (33), socio-culturales (40), vecinales (170) y ambientales (1).
Si bien la población no participa en partidos políticos, tiene una fuerte participación la acción ambiental y ciudadana. Tal es así que, el proceso de participación de la población de Gualeguaychú comienza a tomar importancia y a sentar una posición definida y unificada en torno a una problemática ambiental, la instalación de las plantas de celulosa en Fray Bentos. El imaginario colectivo se unificó en un “no” rotundo y el espacio comenzó a ser construido por todos los actores sociales sin diferencia de clase social ni de origen. Esta posición se complementa con la proposición de un desarrollo sustentable, donde se maximice la producción, el aprovechamiento de los recursos naturales y el uso integral de los mismos, minimizando la degradación, la contaminación y el uso parcial, elevando de esta forma la calidad de vida de la población.
Según la encuesta realizada para este trabajo, en noviembre de 2005, más de la mitad de los encuestados manifestó participar de alguna manera en el proceso de oposición a la instalación de estas plantas. Uno de los canales más importantes de participación es el  trabajo conjunto en la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú. Este espacio profundiza los lazos de participación y de solidaridad, planteando un cambio en el proceso de toma de decisiones.
Para llegar a este estado de concientización ambiental se mantuvo una estrecha relación con instituciones educativas, tanto formales como no formales, que dieron origen a la Asamblea Ambiental Ciudadana de Gualeguaychú, por el “No a las papeleras”.
Un avance positivo en cuanto a la planificación para el desarrollo sostenible de la región  es el “Plan Estratégico de Gualeguaychú. La participación de la gente”. Esta iniciativa ha permitido la realización de foros, debates y discusiones donde la población se puso de acuerdo acerca del modo y la calidad de vida que pretende alcanzar. Toda acción que impida tal desarrollo dentro del marco de sustentabilidad planteado, es percibida como una agresión hacia toda la sociedad.
Históricamente no ha existido un ordenamiento territorial que permitiera mantener los ecosistemas sin degradarlos. Un ejemplo es el caso de los asentamientos en la vera del río Gualeguaychú, que como consecuencia de las acciones desarrolladas para garantizar las condiciones de subsistencia llevaron a diezmar la selva en galería. Allí se generó una fuerte erosión; sumado a esto, otras acciones agresivas al medio que limitan actualmente la pesca variada y abundante que existía en el lugar. Esto ha determinado que familias de pescadores artesanales ya no puedan realizar las actividades que habían desarrollado tradicionalmente en este curso de agua por la fuerte sedimentación que impide la vida acuática, por lo tanto un recurso que debía haber sido bien utilizado, sustentable en el tiempo por generaciones, hoy se ve reducido a su mínima expresión.
Se estiman también transformaciones degradatorias a partir de la instalación de estos emprendimientos celulósicos, que no permitirán aprovechar la potencialidad de los recursos natrales existentes en la región del Río Uruguay.

3.1. Conclusión parcial
Las preguntas que han requerido el análisis acerca de los problemas económicos, sociales, ecológicos, tecnológicos, institucionales y de participación, nos muestran y caracterizan a Gualeguaychú como una sociedad en pleno cambio y con conciencia de sus propias fuerzas para orientar y jugar un papel protagónico en las decisiones fundamentales de su desarrollo, así como en la defensa de su hábitat. En tal sentido las políticas de desarrollo sustentable participativas, democráticas y eficientes deben orientarse a la generación de una base productiva que contemple sus propios recursos naturales como forma esencial de su potencialidad transformadora, a las formas democráticas de organización de sus entes productivos e institucionales y a la necesidad de recurrir a los recursos naturales en forma integral y sustentable. Este acontecimiento de las papeleras debe servir para demostrar la gran energía que un pueblo tiene cuando se moviliza por la defensa de su hábitat. Pero un objetivo mas loable quizás es transformar la naturaleza generando satisfactores que condigan con el incremento de su calidad de vida Diciendo No para algunas cosas y Diciendo Sí para todos los aspectos positivos de la vida. Así el sendero de desarrollo podrá transitar caminos diferentes que permita difundir la autoconfianza popular. Los capítulos siguientes servirán para profundizar aspectos prioritarios de este análisis y estimar el daño ambiental y el lucro cesante que las empresas celulósicas generarán.

 

CAPITULO 4. Análisis social
4.1. Aspectos generales
La estructura social de Gualeguaychú es heterogénea como en todos los departamentos de Entre Ríos. Dada la heterogeneidad social manifiesta sería dable esperar que también pudiera existir una gran diferencia de intereses en relación con el ambiente y el uso sustentable de sus recursos y el hábitat. En parte así es. Sin embargo, en la medida que la conciencia ambiental de los diferentes sectores sociales ha podido comprender que están en juego aspectos esenciales de la salud humana, se ha generado un conjunto estrecho de intereses comunes que se ha expresado en acciones conjuntas de toda la población. La gran dificultad, por otro lado, de lograr éxito en el objetivo de erradicar las “papeleras” ha llevado a generar una acción de gran significación y alcance que esté acorde con el objetivo que se desea lograr.
Se debe remarcar la reacción conjunta que el poblador de Gualeguaychú ha dado al tema de la posible implantación de las papeleras.
Los grandes productores agrarios, junto a los pescadores artesanales o los peones rurales en una misma mesa de negociación, en defensa del lugar.
Este reverdecer de lo propio, debe ser interpretado como parte de la recuperación de la identidad, que se había comenzado a manifestar en el desarrollo del “Plan Estratégico de la Ciudad”, pero eclosionó fuertemente ante el peligro generado. Por ello se puede afirmar que este sentimiento encuentra su máxima expresión en lo que se denominó “ABRAZO DEL PUENTE”, donde se ratificó el encuentro con el hermano uruguayo, en la defensa, y en el origen. Otra manifestación es la revalorización de lo artesanal del lugar, como arte nacido de las vivencias comunes, en los lugares comunes, construidos en el tiempo.
El desarrollo sustentable exige una perspectiva geopolítica diferente. Se debe superar la posición conflictiva, sectorial y con grandes presiones económicas, por otra alternativa posible, basada en los principios democráticos y de cooperación respetuosa de la autodeterminación de las sociedades y del libre acceso a los recursos naturales colectivos: entre ellos el agua, el aire, la tierra y la biodiversidad.

4.2.  Caracterización de los actores sociales en Gualeguaychú y efectos de las papeleras sobre los mismos.
Según información extraída del Plan Estratégico de Gualeguaychú –2004/2005– ,Auditoría Ciudadana, el Municipio de Gualeguaychú se encuentra ubicado al sureste de la Provincia de Entre Ríos. Tiene una superficie de 7.086 km2 (9% del total de la Provincia) y limita al noreste con el Río Gualeguaychú, al este con el Río Uruguay, al oeste con el Río Gualeguay y al sur con el Departamento de Islas de Ibicuy. El Municipio se encuentra dentro del área de la Cuenca del Plata, una de las cuencas hídricas más importantes del mundo. Dentro de ella es la cabecera sur del sistema turístico-ambiental denominado Corredor del Uruguay. El Municipio tiene una población de 101.350 habitantes y está compuesto por las poblaciones de Aldea San Antonio, Galarza, Gualeguaychú, Larroque y Urdinarrain. Del total de la población, el 73% corresponde a la ciudad de Gualeguaychú, y la densidad habitacional del Municipio es de 14,3 habitantes por km2. En cuanto a los grupos de edad, los menores de 14 años representan un 31%, mientras la población potencialmente activa (entre 15 y 64 años) asciende a un 60% y los mayores de 65 años llegan al 9%. Igual que a nivel general, el porcentaje de mujeres es mayor al de varones. La Tasa de Natalidad indica un crecimiento de 1.200 habitantes por año, la de Mortalidad un decrecimiento de 636 habitantes por año. A este crecimiento se le suma el proceso de migración de otros lugares hacia el municipio.
Gualeguaychú cuenta con 28.666 hogares, de los cuales el 79,85% son considerados como viviendas en buenas condiciones de habitabilidad. El servicio de cloacas alcanza al 57,10% de los hogares, y entre el 6% y el 14% de la población (dependiendo de la localidad) se encuentra con Necesidades Básicas Insatisfechas.
La población muestra un alto índice de organización en todos los ámbitos:  la salud, el deporte, organizaciones profesionales, comunitarias, culturales, comerciales; entre todas suman más de 370 organizaciones.
Según lo elaborado por el gobierno municipal en base al Censo 2001, la población económicamente activa del Municipio representa el 36.5% del total de la población. Esto significa 21.526 personas ocupadas. Sin embargo, se escapan de dichos datos ocupaciones emergentes relacionadas con la temporada estival, y trabajadores informales. Como  adelantamos en el Diagnóstico, según datos de la Corporación del Desarrollo de Gualeguaychú, el Producto Bruto Interno del Municipio asciende a $499.378.333, lo que corresponde a $5.785 por habitante. Su distribución es la siguiente: el 29,6% corresponde a la producción primaria, el 36,3% a la producción industrial, el 11% a la producción comercial y el 23,2% a la producción de servicios (fundamentalmente Turismo).
Predominan los emprendimientos privados, relacionados al comercio (2.632). Luego, hay un alto número dedicado a la construcción (1.779) y al transporte (1.545). Hay un alto potencial en la educación, con un gran número de ocupados en el área (1.821). Así, se ve que las actividades que han crecido significativamente debido al turismo en los últimos años, como el comercio, la construcción y el transporte, serán reducidas en los primeros años, para quedar rezagadas de aquí a diez años, cuando la contaminación comience a afectar notoriamente el río.
Es fundamental desarrollar las actividades relacionadas con el medio ambiente, valorando el conocimiento de los locales (tema tratado extensamente en Turismo). Este cambio ayudaría a descender los niveles de pobreza e indigencia. En este sentido, desarrollar el potencial referido en el área Educación es básico para un crecimiento sustentable del municipio. Continuar con Programas comenzados desde el Plan Estratégico de la ciudad -que relacionan emprendimientos de ecoturismo con nuevas fuentes de trabajo para los locales- es fundamental para seguir ampliando las actividades turísticas como posibilidad de crecimiento generado por los mismos habitantes.
En el marco del Plan Estratégico de Gualeguaychú, durante 2004 se realizaron entrevistas a 67 empresas y se las clasificó según sector y composición de producción:
Alimenticio: 20 empresas distribuidas en los ramos lácteos, carnes, bebidas, yerba, miel, dulces y postres, pastas y arroz.
Auto partes: 2 empresas, una de baterías y otra de fabricación de piezas para camiones.
Cueros y artesanías: 5 empresas que se dedican a la producción de artesanías regionales y a la fabricación de zapatos.
Construcción: 3 empresas las que se dedican a la fabricación de cabañas, y a la producción de premoldeados para la construcción.
Maderero: 15 empresas, distribuidas entre aserraderos, fábricas de muebles, tiranterías, entre otras.
Metalúrgico: 11 empresas dedicadas a la fabricación de estructuras metálicas, tanques, bombas, bombillas, postes y maquinaria en general.
Textil: 8 empresas abocadas a la fabricación de indumentarias en general, telas, bolsas, y lonas para camiones.
Petroquímico: 3 empresas dedicadas a la fabricación de envases y bolsas de polietileno.

Como se ve, ya hay una base importante para continuar con la expansión de la oferta en la construcción de cabañas y en el trabajo maderero. Sin haber contabilizado todas las empresas, se cuenta un número importante para poder considerar a Gualeguaychú como un emergente esencial en la economía de Entre Ríos.

4.3.  Los aspectos económicos y sociales dentro el sector industrial y las consecuencias de Botnia y Ence
Se han realizado reuniones con especialistas de diferentes áreas, para realizar la presente investigación, que darán respuestas acerca de:

Consideramos que el  umbral de las consecuencias que tendrían estos emprendimientos, es el que informa la propia empresa BOTNIA.
También deberemos hacer extensivas las conclusiones a la planta que ENCE está construyendo a pocos kilómetros de la mencionada, ya que a efectos de determinar su impacto regional, consideramos se deben acumular los efectos de ambas y tomarlos en conjunto.

 

            Comenzaremos por el reconocimiento que se hace del estado actual del río:

“…Aún hoy, el río (Uruguay), conserva un nivel de calidad relativamente bueno, con algunas excepciones menores en ciertos puntos críticos cercanos a algunas ciudades…”

Inmediatamente después la empresa expone por primera vez en este trabajo los riegos implícitos de su establecimiento cuando afirma:

“...mediante un nuevo puerto a construirse en el sitio de la planta.
Esta última opción fue escogida con el propósito de mitigar los impactos negativos que resultarían del tránsito adicional, riesgos ambientales…

A continuación revela las razones para la creación de estos proyectos cuando dice:

“…Solamente una necesidad real del mercado de la pulpa producida, justifica el establecimiento de la nueva capacidad instalada…”

Seguidamente, en el estudio mencionado, se establece un riesgo, también involucrado, y es el de la presencia, como una necesidad del proceso industrial a instalar, de un notable inventario de substancias químicas, muchas de ellas peligrosas y muy peligrosas, que hasta el presente no existen en esta disponibilidad en la región y que a partir de estas plantas formarán parte del nuevo activo de riesgos a incorporar y que son consignados en la siguiente tabla:                                                           

Listado de Substancias Químicas a utilizar en BOTNIA


Productos químicos
a utilizar  en la planta

Kilogramos a 
usar por día

Kilogramos a usar por año

Hidróxido de sodio

72.000

25.000.000

Clorato de sodio

69.000

24.000.000

Ácido sulfúrico

48.000

17.000.000

Metanol

7.000

2.500.000

Azufre

2.900

1.000.000

Peróxido de hidrógeno

14.000

5.000.000

Oxígeno

60.000

20.000.000

Cal

43.000

15.000.000

o Caliza

71.000

25.000.000

Sulfato de magnesio

3.400

1.200.000

Agentes quelantes

3.400

1.200.000

Cloruro de polialuminio

6.300

2.200.000

Urea

6.300

2.200.000

Ácido fosfórico

100

50.000

Antiespumante

2.000

600.000

Agente dispersante

2.000

600.000

Polímeros

300

120.000

Talco

3.400

1.200.000

Biocida para reciclado de agua

34

  12.000

Cuadro nº 5. Fuente: Estudio Ambiental BOTNIA
            Además se nos informa:

“...Posiblemente también se usarán otros productos químicos en pequeñas cantidades, como por ejemplo ozono...”

Esta situación deberá ser incorporada al activo de preocupaciones principales de la región por dos razones adicionales:

“...La planta de blanqueo químico incluirá las plantas de producción de dióxido de cloro  dióxido de azufre y opcionalmente plantas de clorato de sodio y/o  peróxido de hidrógeno. Si ocurriera algún accidente en algunas de estas plantas, ya sea en la de almacenamiento de productos químicos, como en la cañería de transferencia, los productos químicos pueden ser liberados a la atmósfera…”

“…La frecuencia para accidentes menores en plantas similares es de 0/1 por año. La probabilidad de un accidente serio es muy baja…”  

“…los depósitos de substancias químicas en el puerto serán operados por la planta (o un subcontratista)…”  

Sabemos entonces que la misma empresa establece que la probabilidad de ocurrencia de estos incidentes es positiva, o sea que estos accidentes van a ocurrir.       
Como un dato adicional, para evidenciar la naturaleza de estas substancias, debemos decir, por ejemplo, que el dióxido de cloro, del que se usarán 72.000 kilogramos diarios, los 365 días del año, es un gas muy inestable, que no puede ser trasladado y que por lo tanto debe ser producido en el mismo lugar que se utiliza, en este caso en la costa del río.

“…El dióxido de cloro, el oxígeno y el dióxido de azufre se producirán in situ…”

La empresa BOTNIA, reconoce en su Estudio de Impacto Ambiental , que en el medio líquido, o sea el Río Uruguay aumentarán todos los parámetros de contenidos de substancias tóxicas, aunque ajusta los valores que anuncia de emisión a los parámetros aceptados por la normativa vigente elaborada por DINAMA .                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           Esto no significa que sus detritus industriales sean inocuos para la región afectada.

También reconoce diferentes tipos de impacto, a saber: en el río, en la atmósfera, en los suelos, en la biología, sobre la geología, la hidrogeología y las aguas subterráneas, sobre la flora, sobre la fauna, sobre la biología del río, sobre la población y la sociedad, sobre la economía regional, sobre el sector forestal, sobre el paisaje, sobre la salud de la población, etc.
Todos estos impactos están referidos en el trabajo mencionado desde la perspectiva de los técnicos que la empresa contrató para realizarlo, por lo tanto deberán ser considerados por analistas imparciales.
Debemos mencionar que la zona de influencia directa de los proyectos es, de acuerdo a la empresa, sesenta kilómetros a su alrededor, en esta área viven aproximadamente 200.000 personas. BOTNIA confirma en este estudio que la muestra para conocer la opinión de las personas que se verían afectadas por las consecuencias de estas plantas fue de 100 individuos, además, todos entrevistados en la Ciudad de Fray Bentos: 

“…El siguiente estudio (socioeconómico) está basado en 100 contactos en la zona de Fray Bentos. Consideramos que la zona de influencia de la planta son unos 60 kilómetros alrededor de la fábrica lo que incluye los departamentos de Río Negro, Soriano y Paysandú en Uruguay y la provincia de Entre Ríos, Argentina…”

            La muestra elegida, consulta ciudadanos de Fray Bentos, ciudad que solamente tiene el 10% de la población a afectar, y no ha incluido ciudadanos argentinos. Es científicamente irrelevante por pequeña, y no sirve para validar la opinión de las personas del área afectada.

Por esto es imprescindible la realización de un estudio independiente, como el que estamos presentado, para conocer objetivamente las consecuencias de los proyectos anunciados, teniendo solamente en cuenta el interés general de la región y sus habitantes, y no los intereses económicos vinculados directamente a las empresas.
En los distintos capítulos que lo componen, los especialistas convocados, estudian y dictaminan acerca de las afectaciones de estos proyectos en los campos anunciados.
En estos capítulos, sólo haremos referencia a los temas socioeconómicos y con mayor énfasis las afectaciones en el sector agropecuario.
En este cometido iniciamos nuestro trabajo reflexionando sobre la influencia que tendrían estas plantas, si existieren, sobre el sector forestal de Entre Ríos y la industria vinculada.
En la República Oriental del Uruguay, de acuerdo a su Dirección Forestal, existían en el año 2.002, 456.883 hectáreas plantadas con eucaliptos.
La empresa BOTNIA informa que su requerimiento será el producido de hasta 150.000 hectáreas, considerando que esta extensión debe ser ampliada hasta lo que utilizaría ENCE, o sea un 50% mas, podemos decir estos emprendimientos necesitarán de 225.000 hectáreas de plantaciones para estar abastecidas de suficiente materia prima.
Como la empresa sueca STORA ENZO ha lanzado un proyecto que anuncia similares características, para Durazno –ROU-,  sin considerar otros que también se anuncian, podemos establecer con certeza, que la actual oferta forestal del Uruguay es insuficiente para estas plantas.
Este dato además es corroborado porque muchas plantaciones están fuera de la distancia  de transporte económicamente viable, 200 KM. según BOTNIA. Y plantaciones que pertenecen a otros grupos empresarios con sus propios proyectos de aprovechamiento, en el norte del País, y por lo tanto no estarán disponibles para ceder materia prima a las plantas elaboradoras de celulosa anunciadas.
Es de hacer notar que BOTNIA anticipa que el área de influencia para su provisión de rollizos alcanzaría toda la oferta forestal de la Provincia de Entre Ríos -RA-, las plantas propuestas por lo tanto competirían por materia prima prácticamente hasta la ciudad de Concordia –ER-, entonces afectarían la industria del aserrado y reelaboración de madera localizada en  las localidades de Colón, San José, El Brillante, Ubajay, Concordia y áreas rurales colindantes, poniendo en peligro la provisión de rollizos y por lo tanto la supervivencia de industrias que ocupan a mas de 2.250 trabajadores directos registrados y unos 4.000 si consideramos los no-registrados.
Esta amenaza sobre las industrias instaladas en la Provincia de Entre Ríos está claramente explicitada en el informe de BOTNIA , donde dice literalmente lo siguiente:

“…Las compañías que utilizan tecnologías obsoletas disminuirán como resultado de la producción en unidades productivas de mayor nivel tecnológico y productivo (sic)…”
           Esta afirmación significa que los pequeños aserraderos mencionados, generadores de un muy importante número de puestos de trabajo y facilitadores de las industrias reelaboradoras conexas (además de ser contribuyentes plenos de los órganos     recaudadores locales, provinciales y nacionales), dado que no tienen ninguna exención   impositiva como las que gozan estas empresas (que las tienen otorgadas aún antes de  comenzar a operar), simplemente desaparecerán como resultado de no poder competir por la materia prima disponible.
En el aspecto referido a la emisión de residuos contaminantes, del trabajo realizado por el Dr. Leónidas Carrasco Lethelier, conocemos que en este proceso industrial se generan tres clases de contaminación, a saber: Atmosférica, Terrestre e Hídrica.

  ”...Los procesos de pulpaje y blanqueo de celulosa presentan como una cualidad inherente a ellos, la emisión de residuos sólidos, líquidos y gaseosos, capaces de provocar una gran diversidad de impactos ambientales. Impactos cuya magnitud y persistencia en al ambiente están directamente relacionados a la capacidad asimilativa de los ecosistemas involucrados, así como de la calidad y cantidad de los residuos...”. (Sic)

      Estos residuos impactan en la producción del sector primario, dependiendo de los parámetros de emisión, de las condiciones atmosféricas y de las características del suelo y los seres vivos afectados.

”...Es necesario de todas maneras aclarar, que incluso en el blanqueo TCF (Totalmente Libre de Cloro) se produce algo de cloro y de AOX en el efluente. Esto se debe a la reacción de la pulpa en un medio muy ácido. Los iones cloruro que vienen al proceso en la madera se transforman en cloro lo que luego se registra como AOX en los efluentes...”. (Sic)

Como a pesar de los reiterados requerimientos de detalle de proceso industrial, solicitados por la representación Argentina en la Comisión Binacional de Alto Nivel, constituida a efectos de analizar mancomunadamente los impactos de estos emprendimientos, estos no han sido informados, ni por la representación de Uruguay ante dicha comisión, ni tampoco por las empresas involucradas, hemos establecido dos hipótesis para poder acotar el análisis que a continuación exponemos.
En primer lugar suponemos que las empresas ajustarán sus emisiones al límite de lo permitido por las normativas vigentes establecidas por la DINAMA. Esto es porque a mayor  emisión de contaminantes, menores son los costos industriales y viceversa, cuando se minimizan las emisiones esto significa mayores costos del proceso industrial por los sistemas requeridos a ese efecto. Por lo tanto, es correcto suponer que la empresa maximizará beneficios ubicándose en la frontera de lo legalmente permitido.
De cualquier manera, la empresa BOTNIA, ya anticipa que por circunstancias propias a problemas comunes del proceso industrial, sus emisiones serán mayores , de esta manera debemos considerar que las consecuencias ambientales serían mas severas que las aquí establecidas.

“...Si la planta de tratamiento de efluentes no funciona correctamente, la descarga al río va a ser mas alta que en situación normal. El funcionamiento incorrecto puede ser resultado de una descarga de efluentes muy alta (sic) o muy baja en términos de volumen, de DQO, de PH, o temperatura...”

”...El funcionamiento inadecuado, también puede ser resultado de una operación insatisfactoria en el tratamiento de efluentes, por ejemplo por una falta de oxígeno o de nutrientes...”

Preocupa también el destino que dará la empresa a sus residuos sólidos.
En el proceso de elaboración y blanqueo de pasta celulósica se generan actualmente entre 40y 60 kg de residuos sólidos . Con el nivel de producción anunciado por la plantas de BOTNIA y ENCE, 1.500.000 TM anuales entre las dos, esto nos hace prever un volumen de aproximadamente 80/90.000.000 kg anuales de este tipo de desechos. La empresa BOTNIA, anuncia que los arrojará en las plantaciones desde donde extrae los rollizos que utiliza como materia prima, argumentando:

“...Los residuos de corteza y madera producidos en el sistema se devolverán a las plantaciones...“ , y:

“...Luego de procesado el lodo primario será transferido o bien mezclado con restos de madera y cortezas, para abonar las plantaciones...”   Y:

“...De todos los residuos anteriormente mencionados los sedimentos del licor verde (dregs) son generalmente la fuente no reciclable mas grande de residuos sólidos en las fábricas de pulpa. Como los dregs se originan en la madera está planeado retornarlos a las plantaciones de forma controlada, junto con el lodo de cal usados en la separación...”

“...La compañía está planeando también distribuir, en el futuro, los desechos inorgánicos de los vertederos en las plantaciones. En su mayor parte, los desechos inorgánicos están constituidos por los dregs del licor verde. Los dregs están compuestos de lodos de cal (carbonato de calcio) y sales (sales de los metales que entran a la planta con la madera)...”

Esta acción podría significar la contaminación de suelos y acuíferos subterráneos en cientos de miles hectáreas, constituyéndose por sí misma en un evento de características catastróficas de consecuencias devastadoras para el país anfitrión y eventualmente para los vecinos por los enormes acuíferos subterráneos compartidos.
En lo estrictamente económico, podemos confirmar que estas empresas actuarán como enormes aspiradoras de recursos regionales, dado que su acción significa una transferencia masiva a Finlandia y España, en el caso considerado, de recursos provenientes de la fertilidad de los suelos utilizados, de la biodiversidad eliminada, del agua de los acuíferos que alimentan las plantaciones, de las utilidades económicas de los procesos industriales, etc. Además de no contribuir en forma plena a través del sistema tributario con la economía del país anfitrión, que las ha exceptuado de la obligación de pagar impuestos de variada naturaleza por muchos años, con la opción de renovar estos privilegios por períodos mayores aún.
BOTNIA, anuncia invertirá en Uruguay U$S 1.200 millones, aunque la mayor parte de ese monto va a ser utilizado en la compra de equipos y maquinaria en Finlandia, que ingresarán a un territorio dentro de Uruguay, que ha sido beneficiado como Zona Franca, o sea que está fuera de su jurisdicción impositiva, por ende la inversión real en Uruguay será por un monto mucho menor. 

4. 4. Actores Sociales: ¿Sí o no a las papeleras?
Es de fundamental importancia destacar que, si bien nuestro estudio se basa en Gualeguaychú, no sólo hay oposición a las papeleras en dicha comunidad, sino que en la sociedad de Fray Bentos este tema tampoco es bienvenido. Ya en el año 1.997 se organizaron en el Grupo MoViTDeS (Movimiento por la Vida, el Trabajo y un Desarrollo Sustentable) cuando se pretendió instalar una planta de celulosa, en el mismo momento de la instalación de un complejo portuario e industrial M’Bopicuá, para exportar los chips a plantas de celulosa del exterior, financiado por el BID. Un informe del año 2.002 destaca que “el grupo MOVITDES lideró, con el apoyo de otros grupos ambientalistas, una fuerte movilización popular contra la instalación de una planta de celulosa y papel en la ciudad de Fray Bentos”. De hecho, para esa ciudad la empresa ENCE no era nueva, ya que desde 1.990 se instaló en el país comprando tierras y plantando 50.000 ha de eucaliptos destinados a abastecer a sus plantas en España. En ese año, ya se planteó la cooperación con los vecinos argentinos, y desde el 2.001 están agrupados en la Red Socioambiental.
Volviendo al lado argentino, los sectores populares se han manifestado a favor del movimiento con entusiasmo y con la característica fundamental de aceptar las diferencias y destacar su unidad dentro de la problemática ambiental. Este impacto, producido ante la amenaza de la instalación de las plantas de celulosa, modificó la actitud de los estratos sociales que estaban, por separaciones estancas, creando una red de ayuda y solidaridad entre ambientalistas, frente a diversidades de origen y sociales, teniendo como eje solamente la no instalación de las plantas. Tanto argentinos como uruguayos, plantean un cambio de política ambiental desde la localidad a la provincia y al estado nacional en ambos países. Este objetivo superior debe ser adecuadamente desarrollado. El objetivo central es evitar que las plantas se instalen pero también debe orientarse en caso de éxito, o más aún en caso de fracaso, a generar acciones solidarias a efectos de lograr que cada sector social necesitado pueda tener acceso a trabajos y actividades que le garanticen la subsistencia en primera instancia, y una calidad de vida alta e igualitaria como meta futura. La misma sinergia creada por el ideario colectivo común debe repercutir en sensibilizarse por la suerte de los diferentes sectores y su calidad de vida.
Dentro de los afectados directamente, están los pescadores. Por un lado, los pescadores industriales ven amenazada la fuente de ingreso y subsistencia que representa el río. Tienen la posibilidad de manufacturar sus productos o enviarlos a frigoríficos posibilitando un rango de ganancias mucho mayor. La producción se concentra en harina y aceite de pescado. De todas formas no se trata de capitalistas que pueden movilizar fácilmente su capital en otros rubros de recursos naturales o de inversiones diversas, debe considerarse que se trata de familias ligadas a la propia vida societaria, sensibles a los nexos ciudadanos. Por otro lado, se encuentran los pescadores “artesanales”: en inferioridad de condiciones comparándolos con los anteriores, extraen del río lo poco que les permiten sus redes a diario, para mantener a sus familias, algunos formando cooperativas. Y ante la instalación de las plantas, el recurso se verá afectado por los efluentes volcados en el curso receptor, confinándolos a los bolsones de pobreza de la ciudad, y a subsistir en condiciones más precarias aún, o sólo consumiendo planes sociales.
No cabe duda que este sector es el que principalmente sufrirá los cambios y es el que debe ser atendido urgentemente en forma solidaria. Al respecto debe destacarse que debido al importante incremento del turismo, se ha ido desarrollando una alternativa productiva para este sector –también dependiente del río y su salud- que puede tener una sustentabilidad mayor que su precario equilibrio como pescador. Muchos de ellos formaron parte de cooperativas, y hoy se encuentran engrosando los bolsones de pobreza de la ciudad, además siendo beneficiados con planes sociales. Los hombres del río, como se los denomina, son personas con un fuerte conocimiento del mismo, de su comportamiento, de su paisaje y de su biodiversidad, lo que los hace imprescindibles para un proyecto de ecoturismo que puedan ejercer junto al oficio de pescador, o especializarse en el ecoturismo. Ya se encuentran casos en los que están desarrollando esta labor. Con el fuerte aumento experimentado en esta actividad todos los actores sociales involucrados pueden acceder a una vida mas digna. Siguiendo con el aporte que este sector social podría hacer hacia el turismo, creemos que el municipio debería afrontar los costos de la capacitación, que ya están incluidos en el presupuesto del Programa Río Vida, que cuenta con un total de $400.000 anuales. Se estima que 200 personas podrían capacitarse, lo que significaría extraer de la marginalidad a más de 100 familias que cuentan con 6 o más hijos cada una de ellas.
Aunque no han definido con exactitud la forma en que los cambios pueden afectarlos, los montaraces sí saben que su modo de vida será alterado ya que el monte de donde extraen los recursos para sobrevivir junto a sus familias se verá modificado en sus principales características por los procesos de contaminación. La capacitación a efectos de lograr que colaboren en el cuidado de la flora y la fauna podría generar un servicio de singular valor que debería ser compensado por la actividad turística y científica. La posibilidad de la agremiación mejoraría sus condiciones de vida.
Dentro de los más perjudicados por las emanaciones de las plantas de celulosa se encuentran los productores apícolas, que exportan la mayoría de su cosecha a Europa y Norteamérica. El perjuicio redunda en que en estos países importadores de miel, no se acepta el producto si ha estado en contacto con contaminantes, por lo cual se los somete a rigurosos exámenes en el ingreso a los mismos. Aquí nos veríamos con una barrera que si bien podría definirse como para-arancelaria, en realidad debemos reconocer que estaría tratando de proteger la salud del consumidor, independientemente que su aplicación en ciertas circunstancias puede ser exagerada.
Los obreros de la construcción se han visto beneficiados con el crecimiento sostenido de la actividad en los últimos años, debido a la gran demanda de alojamiento en temporada de verano, y sobre todo en carnaval, cuando todas las plazas se ven colmadas. Por tal razón y como habíamos adelantado, en casas de familia se construyen constantemente pequeños departamentos para ofrecer en alquiler en temporada alta, lo que significa una alta ocupación en personas que tienen este oficio o que se incorporan a él obteniendo un importante ingreso adicional a sus actividades cotidianas. De instalarse las papeleras, el turismo se vería trágicamente afectado, por lo que ellos también verían limitadas sus fuentes de trabajo.
En relación directa con el turismo, encontramos:

 

 

Luego, encontramos agentes multiplicadores como lo han sido los estudiantes y educadores, tanto en la escuela como en sus casas y en el ámbito donde desarrollan otras actividades, creando conciencia y conocimiento, participando en acciones sociales que se manifiestan en contra de estos emprendimientos por considerarlos peligrosos para el futuro de ellos mismos y de las próximas generaciones. De todas formas, también el proceso de concientización avanza hacia alternativas que deben generarse en función de las repuestas negativas que se reciben.

 

 

La población general de Gualeguaychú ha adoptado como forma de vida al desarrollo sustentable, estando involucrada en su mayoría al sector turístico, principalmente en temporada estival.         Tiene una percepción de pérdida de su lugar de pertenencia y de una exposición muy riesgosa respecto de su salud, lo que hace temer por las generaciones recientes y venideras. De instalarse las plantas es muy probable que muchas familias emigren, especialmente su juventud.
Por esto es imprescindible la realización de un estudio independiente, como el que estamos presentado, para conocer objetivamente las consecuencias de los proyectos anunciados, teniendo solamente en cuenta el interés general de la región y sus habitantes, y no los intereses económicos vinculados directamente a las empresas.
En los distintos capítulos que lo componen, los especialistas convocados, estudian y dictaminan acerca de las afectaciones de estos proyectos en los campos anunciados.
En estos capítulos, sólo haremos referencia a los temas socioeconómicos y con mayor énfasis las afectaciones en el sector agropecuario.
En este cometido iniciamos nuestro trabajo reflexionando sobre la influencia que tendrían estas plantas, si existieren, sobre el sector forestal de Entre Ríos y la industria vinculada.

En la República Oriental del Uruguay, de acuerdo a su Dirección Forestal, existían en el año 2.002: 456.883 hectáreas plantadas con eucaliptos.

La empresa BOTNIA informa que su requerimiento será el producido de hasta 150.000 hectáreas, considerando que esta extensión debe ser ampliada hasta lo que utilizaría ENCE, o sea un 50 % mas, podemos decir estos emprendimientos necesitarán de 225.000 hectáreas de plantaciones para estar abastecidas de suficiente materia prima.

Como la empresa sueca STORA ENZO, ha lanzado un proyecto, que anuncia de similares características, para Durazno –ROU-, sin considerar otros que también se anuncian, podemos establecer con certeza, que la actual oferta forestal del Uruguay es insuficiente para estas plantas.

 Este dato además es corroborado porque muchas plantaciones están fuera de la distancia  de transporte económicamente viable, 200 KM. según BOTNIA.

 Y plantaciones que pertenecen a otros grupos empresarios con sus propios proyectos de aprovechamiento, en el norte del País, y por lo tanto no estarán disponibles para ceder materia prima a las plantas elaboradoras de celulosa anunciadas.

4.5. Papeleras y empleo

Uno de los principales argumentos esgrimidos por los que apoyan la instalación de las papeleras es el que confía en la generación de empleos a largo plazo. Por el contrario, hay casos que muestran que no es el efecto producido, y que merma el turismo y con él la principal fuente de ingresos de la mayoría de la población.
Por ejemplo, en el informe sobre las papeleras del Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales se lee “A lo largo y ancho del mundo las plantaciones forestales y la instalación de plantas de celulosa son promovidas por los gobiernos utilizando entre sus argumentos que estas actividades son generadoras de empleo. Sin embargo, la realidad muestra la falsedad de este argumento”. Y continúa, “la instalación de las plantas de celulosa en el país no ha contribuido a la disminución de la pobreza ni a la mejora de los niveles de vida en aquellas regiones donde están instaladas. Por lo tanto, el crecimiento que ha tenido esta industria no se inserta en los principios del desarrollo sustentable” (cfr. www.wrm.org.uy/paises/Chile/eia.pdf). Por ejemplo, en lugar de aumentar los puestos de trabajo, aumenta la capitalización, es decir, se sustituye el factor trabajo por capital: por cada unidad adicional de producto elaborado se utiliza cada vez menos mano de obra. Finalmente, “al analizar los niveles de pobreza a nivel comunal, se puede observar que en aquellas comunas donde se encuentran ubicadas las plantas de celulosa, y para las cuales existe información disponible, la tasa de pobreza entre 1.994 y 1.998 ha aumentado en promedio un 30%”.

4.6. Percepción de la población
Se adjuntan datos estadísticos de una encuesta primaria, realizada por los consultores en Noviembre del 2005 con un muestreo aleatorio con 95% de confianza, y más-menos 4% de error, tomando un universo de 80.000 habitantes cuya muestra significó n=662 de encuestados.
La encuesta realizada a la población de Gualeguaychú y a los turistas comprende las siguientes variables:
EDAD:
TURISTA:
No:
Sí:

 

2- ¿En qué le afectaría la papelera?

3- ¿Sigue el tema cotidianamente? ¿Cómo?

4- ¿Actualmente participa en el proceso en contra de la instalación de las papeleras?

SÍ: - ¿De qué manera?

NO: ¿De qué manera podría colaborar?

4.6.1 Resultado de las encuestas

 

er
Gráfico 1


“La Auditoría Ciudadana en Gualeguaychú”

1 Informe mencionado, página 3

el subrayado nos pertenece

Informe citado página 5

misma página

Página 13 del mismo estudio

Página  12 del mismo

Informe mencionado  página BOTNIA - 79

  Mismo informe, página 7

Mismo informe página 13

   Mismo informe -  Página 13  y otras                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            

9 Dirección Nacional de Medioambiente –ROU-

Informe mencionado, página 65

Informe BOTNIA página

Informe BOTNIA página 73

Fuente: INTA Agencia Experimental Concordia

  Informe BOTNIA página 67

EVALUACION DE LA DISTRIBUCION Y DESTINO FINAL DE 2,3,7,8-TCDD DE LA
PRODUCCION DE PULPA DE CELULOSA -   Carrasco  Lethelier Leonidas  2005

Informe citado  -  Página 13

Informe citado, página 78

DOLDÁN GARCÍA, X.R. y CHAS AMIL, Ma.L. LA CONTAMINACIÓN DE LA INDUSTRIA DE PASTA-PAPEL EN GALICIA: UN ANÁLISIS DE FLUJOS DE MATERIALES Y ENERGÍA. Departamento de Economía Aplicada, Faculdad de Ciencias Económicas, Universidad de Santiago de Compostela 2001, publicado en: Estudios de Economía Aplicada No. 18 Págs. 41/46

Informe citado-  Página 11

Informe citado-  Página 23

Informe citado,-  Página 16

Informe citado,   -  Página 24

Informe BOTNIA página


Gráfico 2

 

 


Gráfico 3

Gráfico 4

 

          Gráfico 5


Gráfico 6

Gráfico 7

                                                                                                                                  

 

 

Gráfico 8

Gráfico 9

Gráfico 10

 

 Gráfico 11

Gráfico 12

Gráfico 13

Gráfico 14

Gráfico 15

Gráfico 16

Gráfico 17

Gráfico 18

Gráfico 19

Gráfico 20

Gráfico 21
Análisis de las encuestas.

Tuvo como objetivo indagar a la población sobre la percepción que tiene al hablar de papeleras. Se ha utilizado un método de enumeración de conceptos relacionados a las plantas de celulosa.
Los resultados nos indican que nos encontramos ante una construcción social negativa frente a este tipo de industria, destacándose los problemas ambientales, socioeconómicos y el riesgo de muerte como principales líneas argumentativas en relación directa a las papeleras. Esto es seguido por una fuerte desconfianza del poder político-económico.
Es de subrayar que sólo un cuatro por ciento de los encuestados ha expresado palabras relacionadas con la aceptación a la plantas. Es decir que la negación a su instalación y funcionamiento es de un altísimo valor.

Análisis respecto a los turistas: se ha destacado una paridad entre la percepción de problema ambiental y de hostilidad ante el gobierno uruguayo, entre las respuestas más comunes.
Con menos consenso aparecen los efectos nocivos sobre la salud y la economía/turismo, y un grado de aceptación del orden del 9%.

Respecto específicamente a los residentes en Gualeguaychú encabeza los resultados los problemas ambientales, seguidos por los efectos nocivos sobre la salud y sobre la economía. Más atrás aparece la desconfianza hacia el poder político-económico. Por último, es para recalcar que sólo un 3% de la población presenta una percepción relacionada con la aceptación de las papeleras.

Su objetivo fue indagar sobre los conocimientos que posee la población en términos de afectación personal.
Análisis general: casi un 40% de la muestra presentó a la contaminación como efecto negativo de las plantas. Principalmente se destaca el efecto nocivo en la salud, seguido de cerca por la pérdida de la calidad y estilo de vida de la población y consecuencias nocivas para con las generaciones futuras.

Análisis de turistas: el 35% de la muestra se ha referido a la contaminación. Luego se destacan la percepción negativa ante la salud, la economía, la calidad y estilo de vida, y la consecuencia sobre las generaciones futuras. Sólo el 9% de los turistas manifestaron que las plantas de celulosa no le afectarán en nada.

Residentes: ningún encuestado manifestó que la papelera no le afectaría. Casi un 40% expresó contaminación, un 20% efectos sobre la salud, y un 15% efectos económicos.

El objetivo fue averiguar si la población está pendiente de este conflicto ambiental y cuáles son los medios por los que siguen la situación.
Cabe aclarar que actualmente la movilización es significativamente mayor que en el momento en el que se realizó la encuesta. Los cortes del puente internacional y las decisiones de la Asamblea han sido titulares de la prensa de manera permanente desde el mes de enero de este año hasta la actualidad.

General: el 90% manifestó que sigue el tema cotidianamente o que lo sigue a veces. Se mantienen enterados la gran mayoría por los medios de comunicación y también por los comentarios de la misma población y por la escuela.

Turistas: un 72% sigue el tema cotidianamente. El 88% lo hace por los medios de comunicación. Cuestión que marca la importancia de los medios en términos de difusión de la problemática.

Residentes: sólo un 7% no sigue el tema. Un 84% manifestó que sí lo hace cotidianamente. Esto marca que la población está expectante en relación a la resolución del conflicto. Dos tercios lo hacen por los medios de comunicación, el resto por la escuela y por la difusión de la población. Como puede notarse existe un compromiso de los actores sociales de este conflicto.

SÍ: - ¿De qué manera?
NO: ¿De qué manera podría colaborar?
El objetivo fue indagar sobre el grado de oposición a la instalación de las papeleras, y sobre el nivel de participación de los actores sociales protagonistas de este conflicto.

General: más de la mitad de los encuestados participa activamente de los procesos de lucha contra la instalación. Lo realizan manifestándose de distintas maneras, mayoritariamente en la asistencia a las movilizaciones.
De los que no participan sólo el 11% expresó que no colaboraría en nada y un 14% que tiene intención pero que no sabe cómo. Es decir, que un 75% muestra claros propósitos de ayudar de alguna u otra manera en esta lucha del Pueblo de Gualeguaychú.

Turistas: un cuarto de ellos participa activamente del conflicto. Cifra importante si estamos teniendo en cuenta que la mayor parte de este turismo proviene de Buenos Aires (Ciudad y Provincia). Más del 50 % participan de las movilizaciones. Los que no lo hacen expresan en su mayoría que juntarían firmas, se movilizarían y difundirían la problemática.

Residentes: casi dos tercios de la población participan en el proceso de lucha contra la instalación de las plantas. Lo hacen mayoritariamente movilizándose, además de difundir la problemática, participar en la asamblea y en la escuela. Los que no participan activamente lo harían movilizándose, juntando firmas y difundiendo la cuestión.

Orígenes del Movimiento social en Gualeguaychú
Se socializó la información disponible en escuelas, medios masivos de comunicación, y se participó en todo ámbito, propicio o no, para el debate. Esta convicción colectiva no favorable a las papeleras es debida al nivel de información manejada, ya que se cuenta con conocimientos del carácter que pueden adquirir los impactos ambientales tanto por la bibliografía general como por las experiencias internacionales. En especial se analizó lo sucedido en Valdivia (República de Chile), donde capitales finlandeses tienen instalada una planta de las mismas características que se pretende instalar en Fray Bentos. Junto con los conocimientos generales y con un proceso analógico, se deducen los impactos negativos, en el paisaje, en la calidad del agua, en la biodiversidad y el impacto visual negativo, entre otros, para el turismo del lugar.
En este aspecto especialmente, la ciudad y todos los actores sociales que se desempeñan en esta área, año tras año apuestan a un mayor ingreso de turistas para disfrutar de la naturaleza, ya sea como contemplación, o como turismo aventura, entre otras actividades. En este marco se verán disminuidos sus ingresos o perdidos sus empleos, con el consiguiente aumento de la pobreza y la concentración de la riqueza en manos de pocos, con el agravante de la pérdida del patrimonio natural y cultural y afectación al estilo de vida de esta población.

CAPÍTULO 5. EVALUACIÓN DE LAS PLANTAS CELULÓSICAS SOBRE LA POBLACIÓN Y HÁBITAT DE GUALEGUAYCHÚ

5.1. ASPECTO METODOLÓGICO.
El estudio se extenderá en base a dos metodologías. En la primera se podrá visualizar los principales impactos y su significación relativa. En la segunda se analizará más profundamente en la situación actual económica, ecológica y social, el efecto que sobre ella se venía manifestando la estrategia del Plan Estratégico, y los impactos directos e indirectos, ecológicos, económicos, sociales, políticos y culturales, que se asumen, así como las alternativas productivas y sociales que dada la situación inicial puede preverse.

5. 1.1  Metodología: Matriz de Valorización de Impactos

Cuadro nº 6


PARÁMETRO

DESCRIPCIÓN

RANGO

CALIFICACIÓN

Carácter
(Ca)

Define a las acciones o actividades del proyecto como benéficas o positivas, perjudiciales o negativas, neutras y previsibles.

Negativo
Positivo
Nulo
Previsible

-1
+1
0
x

Intensidad
(I)

Expresa la importancia relativa de las consecuencias que incidirán en la alteración del elemento sobre el ambiente. Se define por la interacción entre el grado de perturbación y el valor ambiental.

Muy alta
Alta
Mediana
Baja

1,0
0,7
0,4
0,1

 

Riesgo de Ocurrencia (Ro)

Califica la probabilidad que el impacto ocurra debido a la ejecución de las actividades del proyecto.

Cierto
Muy probable
Probable
Poco probable

9 – 10
7 – 8
4 – 6
1 – 3

Extensión
(E)

Define la magnitud del área afectada por el impacto entendiéndose como la superficie relativa donde se resiente el impacto.

Regional
Local
Puntual

0,8 – 1,0
0,4 – 0,7
0,1 – 0,3

Duración
(Du)

Corresponde a una medida temporal que permite evaluar el período durante el cual las repercusiones serán sentidas o resentidas en el elemento afectado.

Permanente (+ 10 años)
Larga (5 a 10 años)
Media (3 a 4 años)
Corta (hasta 2 años)

0,8 – 1,0

0,5 – 0,7

0,3 – 0,4
0,1 – 0,2

Desarrollo (De)

Califica el tiempo que el impacto tarda en desarrollarse completamente, es decir, califica la forma cómo evoluciona el impacto; desde que se inicia y se manifiesta hasta que se hace presente plenamente con todas sus consecuencias.

Muy rápido (menos de un mes)
Rápido (1 a 6 meses)
Medio (6 a 12 meses)
Lento (12 a 24 meses)
Muy lento (más de 24 meses)

0,9 – 1,0

0,7 – 0,8
0,5 – 0,6
0,3 – 0,4
0,1 – 0,2

Reversibilidad (Re)

Evalúa la capacidad que tiene el elemento de revertir el efecto.

Irreversible
Parcialmente reversible
Reversible

0,8 – 1,0
0,4 – 0,7
0,1 – 0,3

Calificación Ambiental (CA)

La CA es la expresión numérica de la interacción o acción conjugada de los criterios o factores que fueron explicados anteriormente. El valor obtenido de CA se aproxima al entero más cercano y entrega un rango global de la importancia del impacto.

Impacto Bajo
Impacto Medio
Impacto Alto

0 – 3
4 – 7
8 - 10

CA= Ca x (I + E + Du + De + Re) x Ro
Cuadro nº 7
MATRIZ DE VALORIZACIÓN DE IMPACTOS
INSTALACIÓN DEL COMPLEJO DE PLANTAS DE CELULOSAS BOTNIA Y ENCE EN FRAY BENTOS, ÁREA DE INFLUENCIA DEFINIDA

OBRA: Valorización en fase de funcionamiento

 

IMPACTOS

 

Calidad del aire

 

Suelo

 

Agua

 

Vegetación

 

Fauna

 

Medio perceptual

 

Usos del territorio

 

Cultural

 

Infraestructura

 

Humano

 

Economía y población

 

Calificación ambiental

Particulado en aire

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-9

Emisión de gases y vapores

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-9

Contaminación sonora

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-5

Erosión

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-7

Topografía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-8

Textura/permeabilidad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- 8

Alteración de la recarga de acuíferos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-6

Alteración de líneas de drenaje natural

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-3

Contaminación de acuíferos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- 9

Desaparición de cubierta vegetal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-8

Diversidad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-9

Modificación de hábitat

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-10

Paisaje

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-10

Elementos singulares (Biodistintividad)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-10

Desarmonías (conflictos sociales)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-10

Cultivos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-7

Turismo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-6

Valores históricos/artísticos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-6

Sistema de comunicaciones y saneamiento

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-6

Calidad de vida y bienestar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-10

Salud y seguridad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-9

Empleo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-10

Gastos colectivos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-8

Beneficios económicos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-8

Economía local

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-10

Economía Provincial

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-4

Economía Nacional

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-1

Población

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-10

Cambios en el valor del suelo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-10

Productividad agrícola

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-10

TOTAL

-8

 

Impacto negativo bajo     -1 a -3

 

 

Impacto positivo bajo    1 a 3

 

 

Impacto negativo medio  -4 a  -7

 

 

Impacto positivo medio  4 a 7

 

 

Impacto negativo alto    -8 a –10

 

 

Impacto positivo alto    8 a 10

 

 

5. 2. Metodología: Cuentas patrimoniales a través del costo de manejo
Síntesis del manual de cuentas patrimoniales
5.2.1. Por qué cuentas patrimoniales
Ante la crisis económica, ecológica y social por la que transita América Latina y teniendo en cuenta los compromisos asumidos por los Gobiernos del Mundo al firmar la AGENDA 21 y por las ONGs de implementar acciones para un desarrollo sustentable y equitativo, económica, ecológica y socialmente, este nuevo concepto de desarrollo supone necesariamente un cambio de objetivos e instrumentos.
En este nuevo concepto de desarrollo juega un papel más activo tanto el mejoramiento de la calidad de vida de la población como las posibilidades que brinda la movilización del potencial productivo de los recursos naturales y del hábitat de cada región.
Los evaluadores del desarrollo como orientadores y controladores de la marcha de las acciones, deben necesariamente establecer una relación sistémica privilegiando el registro de dichas variables. Los actuales evaluadores, centrados en las Cuentas Nacionales, aparecen con grandes limitaciones frente a la integralidad del desarrollo que se busca.
Las Cuentas Nacionales registran las actividades económicas efectuadas por los sectores productivos en un año, pero no incluyen el registro del patrimonio compuesto por los recursos naturales y el hábitat. En consecuencia, puede existir un importante incremento de las actividades productivas basado en la destrucción de una parte de su potencial, pero este hecho sólo es evaluado por la faz productiva.
La actual propuesta de elaboración de las Cuentas Satélites para las cuentas ambientales no cambia la situación descripta. El corazón de las Cuentas se mantiene pre-Estocolmo.
Los procesos naturales que se desarrollan al interior de los ecosistemas y que significan aumentos o disminuciones del patrimonio natural, no se computan ya que no se manifiestan en erogaciones específicas. Tampoco se registran otros recursos, tales como el Patrimonio Genético, la Fauna Silvestre, la Flora no Maderable, las Funciones Ecosistémicas, el Paisaje, entre otros.

5.2.2. La cuestión ambiental y las cuentas patrimoniales
5.2.2.1. Ambiente, problemática ambiental y cuestión ambiental
Definimos al concepto Ambiente, como la interrelación sociedad-naturaleza en la continua transformación de los ecosistemas, que realiza una estructura social en función de elevar la calidad de vida de la población. La problemática ambiental surge cuando existe una desarticulación sociedad - naturaleza que impide el objetivo de elevar la calidad de vida de la población. Una primera desarticulación aparece cuando los sectores productivos utilizan una exigua porción de la naturaleza y el hábitat bajo criterios de altos rendimientos en el corto plazo, generando degradación y desaprovechamiento. Una segunda desarticulación se manifiesta cuando una parte importante de la población no logra satisfacer sus necesidades esenciales.
La interrelación sociedad-naturaleza conforma un todo integrado. En los conceptos naturaleza y sociedad se dan los principios de la unidad y de la diversidad. En cierto sentido todo es naturaleza, con diferentes grados de evolución. En otro sentido todo es sociedad, ya que la comprensión de la realidad exterior a las personas depende de sus propias sapiencias e ignorancias y, por lo tanto, es un conocimiento histórico y cambiante. Pero existe la diversidad dada por el grado de complejidad de la evolución material, enmarcados en un proceso de continuidad y ruptura.
Los diferentes elementos que conforman el ambiente se interrelacionan mutuamente. La naturaleza está mediada socialmente y las relaciones sociales se dan en una estructura natural a la que modifica y por la que es modificada.
El proceso de transformación puede ser visto como un conjunto orgánico de seis momentos constitutivos. En definitiva, en un mismo hecho productivo operan al mismo tiempo procesos de construcción (o producción) / destrucción (o degradación), aprovechamiento / desaprovechamiento y uso integral / uso parcial (dilapidación).
Una acción ambiental debe considerar en forma conjunta los mencionados procesos, tratando de que la producción, el aprovechamiento y el uso integral se maximicen y los opuestos se minimicen, teniendo en cuenta que la no consideración conjunta ha dado lugar a diversos perjuicios.
El producto bruto suma todas las actividades de producción, sin descontar la destrucción que ellas causan, y sin tener en cuenta las implicancias del desaprovechamiento y el uso parcial. Pero es un error sistémico a la forma que adopta la reproducción económica.

5.2.3. Las cuentas nacionales y el desarrollo sostenible
Existe sin duda una relación sistémica entre los sistemas de información y evaluación, y el concepto de desarrollo que se asume. El sistema estadístico vigente fue diseñado para contestar las preguntas significativas de un estilo de desarrollo. La pregunta significativa, en este caso, radica en evidenciar a través de indicadores coherentes la magnitud del ritmo productivo. Las Cuentas Nacionales constituyeron en su momento un indudable aporte a los esfuerzos de la planificación, pero a través de décadas de utilización se manifestaron sus limitaciones.
Como ya se dijo, las Cuentas Nacionales evalúan las actividades económicas pero no incluyen en sus estimaciones la degradación que éstas generan por el uso de los recursos, el hábitat y las fuentes de energía, ni el desaprovechamiento en que incurren al no movilizar el capital natural. Tampoco estiman los efectos de las actividades económicas sobre la sociedad.
Pero el hecho de que las Cuentas Nacionales no hagan referencia al patrimonio natural deriva de un problema conceptual acerca de "lo económico". Como no han sido producidos por el hombre, los recursos naturales no son considerados materia de actividades económicas y, por tanto, no son incluidos en las Cuentas Nacionales.
Ello no desconoce que se registran compras y ventas de un bien llamado "tierra", que es tratado como mercancía, y que aunque no fue producida y es difícilmente reproducible opera en los mercados. A la renta normal que genera se le une la renta por localización y especulación. Por todo ello, la elaboración de evaluadores para un desarrollo sostenible supone sin duda la reestructuración de la estimación del producto, para que refleje más adecuadamente la forma en que las actividades económicas incrementan realmente la riqueza. Pero aún así sería incompleto. Un sistema de Cuentas, como el del producto, no puede registrar la totalidad de los aspectos que supone el desarrollo. Es necesario elaborar otros evaluadores que se conformen como un sistema estadístico que registre los avances hacia el desarrollo sostenible.
5.2.4. Síntesis de las interacciones con la naturaleza
Como síntesis de los flujos desde la naturaleza hacia los sectores económicos, se pueden mencionar los siguientes aspectos:
a) Todos los sectores utilizan la naturaleza como proveedora de recursos y receptora de residuos y desechos.

b) Los sectores económicos no se hacen cargo de los procesos negativos que generan en la naturaleza, pudiendo sintetizarse en los siguientes:
i) Procesos degradatorios por:
· El ritmo de extracción de los recursos naturales, incompatible con el ritmo de los mecanismos regenerativos.
· Las formas de aprovechamiento o la utilización de tecnologías que degradan el medio del cual extraen recursos.
· La utilización de la capacidad de carga del aire, agua y suelo, en cantidades que rebasan la misma generando procesos de erosión y contaminación.
· La implementación de acciones que implican transformaciones ecosistémicas negativas al no estar basadas en el aprovechamiento de la eficiencia funcional del capital natural, y sí en una maximización del rendimiento en el corto plazo.
ii) Procesos de desaprovechamiento por:
· La no utilización de gran parte de las potencialidades, debida a la manifiesta tendencia hacia el uso selectivo y homogéneo de los recursos.
· La exclusiva utilización de los elementos que presentan evidentes ventajas comparativas en el mercado actual, lo que repercute en una manifiesta disminución de las posibilidades futuras de un uso integral, a la par que genera cambios en la composición de los ecosistemas.
iii) Procesos de dilapidación de la materia prima y de la energía producida por:
· La no utilización integral de la materia prima y de la energía genera procesos que degradan el ambiente natural al aumentar la magnitud de los residuos y desechos que debe absorber.

c) El desinterés por la naturaleza es coherente con los supuestos de las principales escuelas económicas que implícita o explícitamente consideraban a la naturaleza como infinita, tanto cuantitativamente como respecto a su capacidad de auto-reproducción.
d) Los sectores usuarios de la naturaleza, al no hacerse cargo de los daños generados en ella, ni de la necesaria reproducción de sus componentes para el mantenimiento de la oferta ecosistémica que debe satisfacer los requerimientos de nuevos procesos productivos, y/o mantener o generar un adecuado hábitat para la población, determinan serias restricciones al manejo sostenible.
e) El mantenimiento de las funciones de la naturaleza como proveedora de recursos y receptora de desechos y residuos, sólo será posible si se implementan en ella ciertas tareas específicas. Estas consisten en acciones de investigación, restauración, control y participación. Ello implica determinados costos que deben ser imputados a la reproducción de la naturaleza, al mantenimiento de sus funciones y a la generación de nuevas alternativas de uso. Las tareas productivas que requieren el manejo de la naturaleza dan lugar a un nuevo sector de la economía. Lo denominamos PREPRIMARIO. Asimismo, el manejo integral no puede ser implementado si no se tiene en cuenta la existencia de cada uno de los recursos, su dinámica y relaciones ecosistémicas.

Para ello es necesario:
i)
La elaboración de las Cuentas Patrimoniales de los Recursos Naturales, a nivel físico y monetario
ii) La elaboración del sector Sector Preprimario, con sus relaciones físicas y monetarias
iii) La elaboración de la Matriz de Insumo Producto del Sector Preprimario
iv) La inclusión de una fila y una columna, correspondiente al Sector Preprimario, en la Matriz de Insumo / Producto tradicional
Corresponde destacar la existencia, en el pasado y presente, de varios intentos tendientes a la incorporación, en la Matriz de Insumo / Producto, de las externalidades generadas por la actividad productiva, así como también señalar la ausencia de una teoría que de fundamentos a la valorización de la naturaleza autoproducida, como se propone en el Manual de Cuentas Patrimoniales. Por ello, hasta hoy la internalización de las externalidades sólo es posible sobre la base de Metodologías específicas de cada caso y por ello muy parciales.
5.2.5. Potencialidad y restricciones de los indicadores físicos y monetarios
a) Respecto a los recursos naturales, los indicadores físicos utilizados expresan, en general, procesos que implican pérdida y/o degradación de los mismos. Estos indicadores fueron usados muchas veces para promover entre algunos sectores sociales una mayor conciencia sobre el significado de las pérdidas ocasionadas en la base natural utilizada en la producción, pero también fueron erróneamente considerados, en especial por los actores que toman las decisiones, como el precio que la sociedad debe pagar por el desarrollo.

b) Las Cuentas Patrimoniales físicas no pueden ser integradas con las Cuentas del Producto y son simplemente indicativas. Por lo tanto, una cuantificación sólo física no constituye un instrumento eficaz en el momento de la toma de decisiones, en que se miden beneficios y costos. Se han elaborado cuantificaciones físicas que seguirán siendo de utilidad, pero que requerirán una valorización monetaria.
Entre ellas, a título de ejemplo, pueden mencionarse las siguientes:
· La tasa de deforestación.
· La cuantificación de la erosión, por hectárea.
· Grado de cobertura vegetal de los suelos.
· El nivel alcanzado por los sedimentos en un curso de agua.

c) Para que los indicadores físicos puedan ser utilizados en la Elaboración de las Cuentas Patrimoniales, es necesario relacionarlos con el mundo económico. Pero aún en el supuesto de utilizarlos como base para la toma de decisiones, para asegurar un desarrollo sostenible se debería conocer adicionalmente lo siguiente:
· La cuantía y dinámica del recurso.
· Las formas de manejo que maximizan la producción y minimizan la degradación y el desaprovechamiento.
· La cuantificación de los costos que supone cada una de dichas formas de manejo.
· La determinación respecto a quiénes deberían pagar dichos costos y qué políticas deberían aplicarse en lo económico, fiscal, impositivo, arancelario y tecnológico, para estimular a los sujetos sociales a adoptar ciertas prácticas y abandonar otras.
Los mencionados son, en síntesis, los pasos metodológicos propuestos para valorizar el patrimonio a través de los costos de manejo.

d) El uso de los Indicadores Físicos y Monetarios posibilitaría lo siguiente:
· La cuantificación económica propuesta en el Manual de Cuentas Patrimoniales posibilitaría valorizar diversos elementos que no son tenidos en cuenta en el sistema económico, y que podrían ser incorporados al mercado a través de determinadas políticas.
· Al valorizar, se puede sumar a los efectos directos de los recursos naturales (oferta de materia prima), los servicios aún no contabilizados que prestan los recursos.
· La valorización posibilitaría estimar adecuadamente el valor de la degradación generada por las actividades productivas y, en consecuencia, modificar la cuantía del producto bruto.
· La valorización posibilitaría implementar una eficiente articulación con los otros indicadores del desarrollo sustentable (el producto bruto neto de degradaciones y los evaluadores sociales).
· La valorización posibilitaría establecer un diálogo de mayor potencialidad con la instancia económica.
· La valorización a través de los costos de manejo posibilitaría elaborar una política ambiental que tenga en cuenta la necesidad de asumir los mismos, hasta hoy no incluidos en los costos de producción.
· Esta valorización posibilitaría conocer la correspondencia entre los beneficios que los sectores obtienen de los ecosistemas y los costos requeridos para el uso múltiple de ellos.

5.2.6. Cuentas patrimoniales y sector preprimario
Teniendo en cuenta lo hasta aquí expresado, se determinó la necesidad de elaborar instrumentos que posibiliten la efectiva inclusión de la dimensión ambiental en el Sistema de Cuentas Nacionales. Ellos son:
a) La elaboración de las Cuentas Patrimoniales de los Recursos Naturales, a nivel físico y monetario.
b) La elaboración del Sector Preprimario, con sus registros físicos y monetarios.
c) La elaboración de la Matriz de Insumo / Producto del Sector Preprimario, considerando los flujos que dan cuenta de la captación y pasaje de energía al interior del sistema natural.
d) La inclusión de la Matriz mencionada en la Matriz de Insumo / Producto tradicional, con las filas y columnas necesarias.
Adicionalmente, la expresión espacial de las Cuentas del Patrimonio y del sector preprimario debe tener en cuenta las características específicas del tipo de patrimonio que contabiliza, así como de sus mecanismos de funcionamiento. Para ello es necesario identificar ciertas regularidades que determinan la presencia de una fábrica natural en funcionamiento. Pero estas regularidades pueden tener una expresión que implique extensas o pequeñas áreas de un territorio. Por ello es posible elaborar las Cuentas Patrimoniales a nivel de regiones razonablemente homogéneas en cuanto a sus respectivos funcionamientos productivos ecosistémicos.
Pero además, la valorización del patrimonio natural con fines de diseño e implementación de políticas para el uso sostenible de la naturaleza, supone una visión diferente respecto a los recursos.

La historia de la ocupación del espacio y el uso de los recursos, muestra como el hombre ha seleccionado sólo algunos productos, generando un proceso de progresiva artificialización de la naturaleza, que siempre fue visto como positivo y signo de progreso. Los procesos de producción de satisfactores dieron origen a las actividades productivas denominadas Primarias, Secundarias y Terciarias que, junto con la producción, generaron procesos de degradación y

Héctor Sejenovich y Guillermo Gallo Mendoza; PNUMA, Fundación Bariloche; 1996; México

desaprovechamiento. Para evitar la continuidad de estos procesos, el tratamiento debe ser diferente. En lugar de estudiar la cuestión desde lo económico hacia la naturaleza, bajo los conceptos de desarrollo sostenible el estudio debe ser realizado desde la naturaleza hacia la sociedad.
Con el reconocimiento previo de que actualmente existe un significativo desaprovechamiento y deterioro, se debe repensar los ecosistemas como fábricas que pueden brindar todos los años una satisfactoria producción ecosistémica en la medida que sean adecuadamente conocidos y manejados. Conocimiento, intervención adecuada y curación de las grandes o pequeñas heridas ocasionadas por inadecuados aprovechamientos, son los medios a utilizar para lograr el uso sostenible de los ecosistemas, en función de elevar la calidad de vida y como instrumento fundamental del ordenamiento ambiental del territorio.
En síntesis, el referido manejo debería procurar concretar:
· El mantenimiento de los procesos ecológicos esenciales y la biodiversidad.
· El desarrollo armónico de los diferentes componentes optimizando, mediante el uso integrado, objetivos económicos, ecológicos y sociales.
· La revalorización de la variada oferta ambiental, poniendo de relieve oportunidades insuficientemente desarrolladas o no consideradas.
· El mejoramiento cuali-cuantitativo de la oferta de diferentes tipos de bienes, de manera compatible con un aprovechamiento sostenido.
Como en toda fábrica, en la contabilidad de los recursos naturales debe registrarse un capital y una cuenta de resultados. El capital está constituido por el ecosistema en funcionamiento, con sus procesos y recursos. La Cuenta Patrimonial registra el capital y su funcionamiento. El Sector Preprimario contabiliza la generación de productos en el transcurso de un año.
El funcionamiento de la fábrica puede ser analizado a través de una Matriz que muestra el proceso de captación y pasaje de energía, elaborada bajo los criterios metodológicos de la Matriz de Insumo / Producto, posibilitando de esta forma la profundización del análisis del Sector Preprimario.
Definido un sitio, zona o región razonablemente homogénea, a la que denominamos Ecozona usando la denominación de los franceses, se analiza la matriz de insumo / producto que sistematiza el funcionamiento del Patrimonio y del Sector Preprimario. En el ejemplo inserto a continuación se usa un ecosistema de bosque.
La Matriz
A continuación se presenta un ejemplo de Matriz simplificada para el caso de un bosque. Las columnas de esta matriz pueden estar formadas por los ítems siguientes:
1. FLORA
1.1. Arbórea
1.2. Arbustiva
1.3. Herbácea

2. FAUNA
2.1. Avifauna
2.2. Terrestre
2.3. Acuática

3. AGUA
3.1. Superficial
3.2.Subterránea
3.3. Balance hídrico

4. SUELO
4.1. Superficial
4.2. Subsuperficial

5. CONSERVACIÓN (función ecosistémica)

6. PAISAJE. Puntos escénicos

7. PATRIMONIO GENÉTICO

8. TOTAL PRODUCTOS INTERMEDIOS

9. PRODUCTOS FINALES
Mientras que las filas pueden estar formadas por los siguientes conceptos:
1. FLORA
1.1. Arbórea
1.2. Arbustiva
1.3. Herbácea

2. FAUNA
2.1. Terrestre
2.2. Acuática
2.3. Avifauna

3. AGUA
3.1. Superficial
3.2. Subterránea
3.3. Balance hídrico

4. SUELO
4.1. Superficial
4.2. Subsuperficial

5. CONSERVACIÓN (función ecosistémica)

6. PAISAJE

7. PATRIMONIO GENÉTICO

8. TOTAL BIENES INTERMEDIOS ECOZONA

9. INSUMOS

10. TOTAL BIENES INTERMEDIOS

11. MAQUINARIAS E INSTRUMENTOS

12. TOTAL BIENES FINALES

13. SALARIOS

14. HONORARIOS

15. RENTAS Y BENEFICIOS

16. TOTAL INGRESOS
Como toda Matriz de Insumo / Producto, las filas identifican los sectores que venden y las columnas los sectores que compran. Para generar la oferta ecosistémica se requieren tres tipos de "compras", que pueden ser visualizadas en las columnas.
Tales tipos son:
a) En primer lugar, las "compras" de relaciones ecosistémicas con los restantes recursos, y el ambiente natural.
b) En segundo lugar, las "compras" de los insumos producidos por el hombre, requeridos para implementar un manejo adecuado.
c) Por último, la retribución a los diferentes factores de la producción (salarios, honorarios profesionales, fondo de investigación, retribuciones por determinados trabajos, etc.).
El conocimiento de las relaciones ecosistémicas resulta esencial para un manejo integral y de largo plazo. Pero, sin dudas, el real conocimiento de estas relaciones es una aspiración que debe reconocer varias etapas de aproximación. Existen aún vacíos de información para definir el conocimiento sostenible de un recurso en particular.
Las Cuentas Patrimoniales miden física y monetariamente los recursos naturales. El sector Preprimario evalúa física y monetariamente las actividades productivas realizadas durante un año para mantener, transformar, preservar y generar una oferta ecosistémica de recursos y servicios que posibilite el desarrollo de todas las actividades productivas. Ello genera, por un lado, costos y por el otro lado recursos naturales y hábitat ofrecido. Por lo tanto, puede estimarse el costo unitario de las unidades de recursos naturales y del hábitat. Este costo unitario del flujo, adjudicado a las existencias permite obtener el valor de ellos. En gran parte los recursos naturales no han sido manejados, pero si se aspira a su mantenimiento y enriquecimiento debe ser estimado el valor de aquellos por el costo que implica el "producirlos".
Nuevos Costos y Nuevos Beneficios
Los costos que implica el manejo integral de los recursos no están disponibles, pero pueden ser estimados mediante adiciones sucesivas de los costos que demanda el manejo particularizado de cada uno de aquellos, mientras se avanza en la implementación de investigaciones tendientes a la determinación de los costos del manejo integral.
Aplicando la metodología explicitada se obtendría el valor de la producción ecosistémica desde el punto de vista del patrimonio. Los beneficios que este patrimonio posibilita, pueden ser medidos por las corrientes de oferta ecosistémica permanente que las Ecozonas brindan a las restantes actividades productivas. Ni el patrimonio, ni las actividades productivas del Sector Preprimario se valorizan correctamente en el mercado, mientras que las restantes actividades productivas son valorizadas a través de las Cuentas Nacionales.
Se podría afirmar, con un sentido limitado, que la elaboración de las cuentas patrimoniales y el sector preprimario lleva a otra metodología de beneficio costo. Pero es una metodología que tiene diferencias fundamentales con la tradicional ya que:
a) Calcula todos los costos, incluye el valor del Patrimonio Natural y los costos de renovabilidad y manejo de la naturaleza, con lo que asegura el mantenimiento de una renta permanente y la existencia del patrimonio.
b) Genera una mayor diversidad de bienes, aumentando sustancialmente los beneficios.
c) Ofrece más oportunidades para las actividades económicas y la población.

Diagnóstico Ambiental, con Especial Referencia a las Variables Determinadas para las Cuentas Patrimoniales y la Sostenibilidad del Desarrollo
Utilizar las Cuentas Patrimoniales para definir el manejo más adecuado de los recursos naturales y del hábitat, supone analizar los elementos ecológicos, tecnológicos, económicos, sociales, culturales y políticos que impliquen posibles restricciones a los objetivos de maximización de la producción, el aprovechamiento y el uso integral, a la par de los que tienden hacia una minimización de la degradación, el desaprovechamiento y el uso parcial. Para ello, se debe articular la información necesaria que posibilite acceder a un razonable conocimiento de los problemas existentes, y diseñar una adecuada estrategia para la solución de los mismos a través de un proceso de ordenamiento ambiental.
El ordenamiento ambiental, en función del uso sostenible e integral de los recursos para elevar la Calidad de Vida de la Población, es el objetivo central. La Metodología consiste en analizar los problemas que limitan las posibilidades de alcanzar dicho objetivo, así como las causas de aquellos y las potencialidades para superarlas.
En especial, el Diagnóstico está orientado a analizar las consecuencias del actual estilo de aprovechamiento de los recursos naturales y el hábitat, así como las de la subvalorización de los mismos y los impactos que podría generar una mejor evaluación del potencial y de su uso integral.
Además, implica un adecuado nivel de profundización en el inventario y uso de los recursos, así como en el conocimiento de los sujetos sociales que los utilizan. También debe contener el análisis del marco jurídico institucional que norma la extracción y el uso de los recursos, y una descripción de la estructura de consumo y de la situación económica, tecnológica y social que contribuya en el análisis de las posibilidades futuras para generar excedentes.

5.2.7. Las bases del impacto negativo
5.3. EVALUACIÓN DE LA DISTRIBUCIÓN Y DESTINO FINAL DE 2,3,7,8-TCDD DE LA PRODUCCIÓN DE PULPA DE CELULOSA
Los procesos de pulpaje y blanqueo de celulosa presentan como una cualidad inherente a ellos la emisión de residuos sólidos, líquidos y gaseosos, capaces de provocar una gran diversidad de impactos ambientales. Impactos cuya magnitud y persistencia en al ambiente están directamente relacionados a la capacidad asimilativa de los ecosistemas involucrados, así como de la calidad y cantidad de los residuos.
El desarrollo de sistemas de blanqueo con baja o nula participación del cloro, fue provocada por la búsqueda de sistemas que produjeran menores niveles de contaminación por compuestos organoclorados. Los mencionados compuestos son indeseables en el ambiente, debido a sus conocidas propiedades genotóxicas (carcinogénicas) y teratogénicas, situación empeorada por sus propiedades fisicoquímicas que permiten su bio-acumulación y bio-magnificación en las cadenas tróficas.  Esto sumado a que muchos de ellos presentan una nula o escasa tasa de biodegradación en el ambiente, posibilita que persistan en el ambiente y migren a través de éste. Estos antecedentes explican su capacidad de contaminar grandes extensiones del territorio, más allá del directamente afectado en un principio.
En este trabajo se plantea la aplicación de un Modelo de Fugacidad (Nivel 1) para determinar la distribución y destino final de la emisión de compuestos organoclorados por las plantas de celulosa de Fray Bentos (Uruguay). Debido a la gran variedad de compuestos organoclorados que podrían ser generados por las plantas industriales mencionadas, este trabajo analiza la distribución y destino final del compuesto más tóxico de esta familia de compuestos, el 2,3,7,8- tetradibenzo-p-dioxinas (TCDD). La selección de este compuesto se hizo por dos motivos: primero, permite visualizar con facilidad la distribución y destino final de los compuestos organoclorados recalcitrantes (otros isómeros de dioxinas policloradas, isómeros de furanos policlorados, y otras estructuras aromáticas policloradas; y segundo, porque la 2,3,7,8-TCDD posee un factor de toxicidad equivalente total (TEQ) de 1 (el valor más alto para compuestos químicos conocidos) . Por lo cual, al conocer la emisión neta de TEQ del proceso de producción de pulpa Kraft blanqueada, es posible asumir que este valor es equivalente al a concentración respectiva de TCDD.
La emisión neta estimada para las plantas de celulosa de Fray Bentos (Uruguay) se basaron en los factores de emisión de dioxinas utilizados actualmente por el PNUMA (2005). Documento del cual se utilizaron los factores de emisión para el escenario tecnológico más moderno y de menor contaminación conocido para un pulpaje Kraft con sistema de blanqueo integrado con dióxido de cloro. Las consideraciones sobre los factores de emisión correspondientes utilizados se mencionan bajo el título de Materiales y Métodos de este documento.
Los modelos de fugacidad basados en las propiedades fisicoquímicas del compuesto (masa molecular, solubilidad, presión de vapor, coeficientes de partición octanol-agua, coeficientes de partición carbono-orgánico) y las propiedades del medio receptor (volumen, densidad, concentración de carbono orgánico, densidad de la biota) permiten estimar a priori cual será la distribución y destino final del compuesto. Este tipo de modelos fueron desarrollados el Dr. Donald Mackay (universidad de Trent, Canadá) a principios de los 80, los cuales desde entonces son ampliamente utilizados por las principales agencias ambientales del mundo.
En el presente análisis, se empleo un modelo de fugacidad 1, el cual considera la estimación de la distribución y destino final del TCDD en los compartimientos: aire, suelo, agua, sedimento, sólidos suspendidos y peces. Para este análisis se utilizo un escenario con características similares a un tramo del Río Uruguay frente al Departamento de Río Negro (Uruguay), características que se especifican en Materiales y Métodos. Además, se analizó un escenario alternativo con un modelo de fugacidad nivel 1, al cual se agregó al grupo de compartimientos anteriormente mencionado, el compartimiento pastura. En ambos escenarios de análisis se trabajo con las emisiones derivadas de la producción anual conjunta de 1.500.000 toneladas de pulpa seca al aire (tAD), por procesos ECF con la tecnología más moderna.

Materiales y Métodos

Parámetros fisicoquímicos
Los parámetros fisicoquímicos utilizados para el modelamiento de la distribución y destino final del isómero 2,3,7,8-TCDD, fueron tomados de Schwarzenbach et al.(2003).

Modelos simulación
El modelamiento de a distribución y destino final del TCDD se realizó asado en el modelo de fugacidad nivel 1 (Clarck et al, 1988; Mackay y Paterson, 1988) para la distribución en aire, suelo, sedimento, sólidos suspendidos en agua y peces. En una segunda evaluación se agregó el compartimiento pastura, para estimar los niveles potenciales de que existirían en la cobertura vegetal de los suelos afectados.

Escenario de trabajo 1
El escenario de trabajo usado para la simulación fue un sector del Río Uruguay con característica similares a la zona en la cual se ubicarán las plantas de pulpa de celulosa blanqueada. El escenario utilizado comprende un radio de influencia de 40 km de radio. En el cual, el río esta dispuesto en forma central, recorriendo 80 km con un ancho de 2 km profundidad media de 6 m. En el río se consideró la existencia de  una capa de sedimentos de 5 cm con  un contenido de  carbono orgánico del 4%; un promedio de sólidos suspendidos de 5 mg/l (CARU, 1994) con 5% de materia orgánica; y una biomasa de peces de 25 kg/ha (INAPE, 2005; Spinetti, 1999). El ecosistema terrestre del escenario de trabajo considera dos riberas con un suelo de una profundidad activa para los contaminantes de 15 cm, el que tendría un contenido de carbono orgánica del 3% (Altamirano, 1976; Mackay y Paterson, 1988). El volumen activo de aire en este escenario se consideró hasta 1 km de altura. Las dimensiones del escenario de trabajo se resumen en la Tabla 1.

Cuadro nº 8 : Dimensiones del escenario de trabajo 1.

Compartimiento ambiental

Volumen considerado (m3)

Aire

5,0E+12

Agua

2,6E+09

Suelo

7,3E+08

Sedimento

8,0E+06

Sólidos suspendidos

9,9E+07

Peces

4,0E+02

Escenario de trabajo 2
Las características de este escenario son similares a las mencionadas en el escenario 1, a lo cual se agrega que el suelo estaría cubierto por una pradera, con una biomasa promedio de 1800 g por metro cuadrado, correspondiente a pasturas bajo pastoreo (Altesor, 2002). Las dimensiones del escenario de trabajo se resumen en el Cuadro N 7.

Cuadro nº 9: Dimensiones del escenario de trabajo 2.

 Compartimiento ambiental

Volumen considerado (m3)

Aire

5,0E+12

Agua

2,6E+09

Suelo

7,3E+08

Sedimento

8,0E+06

Sólidos suspendidos

4,3E+03

Peces

4,0E+05

Pastura

8,8E+06

Emisiones de dioxinas tetracloradas (TCDD)
Las emisiones de dioxinas que se tomaron en cuenta para realizar la modelación en los dos escenarios,  mencionados anteriormente, fue el límite máximo de misión atmosférica de dioxinas y furanos policlorados definido por la resolución del Ministerio de Ordenamiento Territorial, Vivienda y Medio Ambiente (MOTVMA) N° 63/2005, en la cual se indica una emisión máxima de 163 mg equivalentes de toxicidad (Teq) por año para la planta de Botnia. Asumiendo que el MOTVMA ha resuelto un valor similar para la empresa la industria de celulosa de ENCE, el valor de emisión anual neta de equivalentes de toxicidad anual que se utilizó es de 326 mg de Teq por año.

Resultados

Distribución y destino final de TCDD en escenario 1
Los resultados de las simulaciones del escenario 1 presentan que el 91,2% de la TCDD será captada por el compartimiento suelo (Fig. 1). En términos de concentración, el compartimiento que presenta la mayor concentración del  la TCDD son los peces, seguido por los sedimentos y en tercer término el suelo y los sedimentos (Fig.2 – Fig.3). Las concentraciones de la TCDD en los diferentes compartimientos ambientales se mantienen en el rango de los picogramos por litro (ó kilogramo), cuando se considera sólo la emisión de 326 mg por la contaminación atmosférica para el año 1 (Fig.2) y el 15 (Fig.3). Donde los peces son el compartimiento con mayor concentración, alcanzando los 10,35 picogramos por kg a los 15 años.  Esta concentración presenta riesgos a la salud, ya que supera la dosis máxima permitida de 1 a 4 pg/kg de peso por día, para el caso de ser consumida por niños con un peso igual o inferior a 10 kg (FAO-WHO, 2001)


Fig.1: Distribución porcentual del TCDD en el escenario 1.


Fig 2: Concentraciones esperadas en el escenario 1, con una emisión aérea anual neta de neta de 326 mg de TCDD durante 1 año.


Fig. 3: Concentraciones esperadas en el escenario 1, con una emisión aérea anual neta de 326 mg de TCDD durante 15 años.

Distribución y destino final de TCDD en escenario 2
En el caso del escenario dos, la incorporación del compartimiento pastura al modelo no afecta el patrón de distribución de la TCDD (Fig.4), siendo este muy similar al presentado por el escenario uno (Fig.1).  En ambos casos, la mayor parte de la TCDD es captado por el suelo, seguido por los sólidos suspendidos y el sedimento.
Los resultados de las concentraciones finales en cada compartimiento para una emisión de 326 mg de TCDD para uno y quince años, se presentan en las Fig. 5 y Fig.6, respectivamente. En términos de concentración, el compartimiento de peces, al igual que en el escenario uno, continúa siendo el más importante en términos de concentración de la TCDD. Sin embargo, a diferencia del escenario 1, en el 2 aparece como otro compartimiento de interés para la pérdida del lucro cesante la pastura con 7,74 pg/kg.

Fig.4: Distribución porcentual del TCDD en el escenario 2.


Fig. 5: Concentraciones esperadas en el escenario 2, con una emisión aérea anual neta de neta de 326 mg de TCDD durante 1 año.


Fig. 6: Concentraciones esperadas en el escenario 2, con una emisión aérea anual neta de 326 mg de TCDD durante 15 años.
Los niveles de contaminante alcanzados por la biomasa vegetal (denominada como pastura), podrían también infringir directamente los niveles indicados por FAO-WHO (2001) si esta biomasa vegetal fuese un cultivo agrícola (soja, trigo, girasol), o indirectamente si fuese  pastura destinada para el consumo de ganado.

Discusión
Los resultados de esta simulación deben ser considerados en el marco de las limitaciones del modelo, y teniendo en cuenta que las emisiones de dioxinas y furanos policlorados serán una porción muy menor de las emisiones totales de compuestos organoclorados. Por lo cual, los valores estimados son el valor más bajo esperable para la concentración de compuestos organoclorados totales.

En cuanto a la distribución de la TCDD realizadas por el modelo de fugacidad nivel 1, estas son similares a las obtenidas por Colombo (2000) cuando analizó el comportamiento de substancias orgánicas persistentes en el Estuario del Río Uruguay.
El modelo utilizado en el nivel 1 asume una mezcla total del contaminante dentro del escenario planteado. Por  lo cual, los resultados en esta etapa no muestran un efecto del gradiente natural que debería existir con respecto a los puntos de emisión del contaminante. Como también no considera la situación que las comunidades de peces más relevantes del río se alimentan del sedimento, uno de los compartimientos que presentará la mayor concentración del contaminante. Por lo cual, los niveles estimados por el modelo podrían ser superados en varios ordenes de magnitud, situación que al presente no se pude precisar por no existir información científica que permita realizar una estimación con mayor precisión. Esta situación plantea como riesgo principal alcanzar niveles cercanos a los límites permitidos por la FAO-WHO (2001) para salud humana, lo cual descartaría la posibilidad de seguir utilizando los recursos contaminados como fuente de alimentación y/o exportación de alimentos. Un segundo proceso que colaboraría a esta situación, es la proximidad de las comunidades de peces a las fuentes de emisión, condición que permitiría que las comunidades más próximas sufriesen una exposición mayor a la contaminación que la predicha por la simulación realizada. Nuevamente, la escasa información sobre las comunidades de peces en el río impiden realizar mayores inferencias sobre los efectos esperados basados en los resultados del modelo utilizado.
Los recursos pesqueros con mayor riesgo de contaminación corresponden a sábalo y boga. Primero porque el sábalo es aproximadamente el 66% de la biomasa de peces del Rió y seguido por la Boga (14%) (CARU, 1994). Segundo, el sábalo es un pez reducción dentaria y adaptado a raspar superficies pobladas de microorganismos, pez que han alcanzado una gran capacidad para aprovechar el limo, que ingiere y cuyo contenido orgánico absorbe (Vaz-Ferreira, 1969). En cambio la boga es una pez omnívoro, que se alimenta de organismos de mayor tamaño asociados a los sedimentos (moluscos, pequeños peces), por lo cual su alimento si esta contaminado, ya presentaría un primer de biomagnificación del contaminante. Por lo tanto, las concentraciones estimadas por el modelo de simulación deben ser consideradas como el menor valor posible de encontrar en los peces, ya que el modelo asume que la vía de exposición de los peces es mediante el agua contaminada y no considera que los mismos peces estén ingiriendo el sedimento contaminado. Esto implica que se deberían encontrar valores superiores a los estimados para los peces.
En este mismo sentido, el modelo aplicado asume compartimientos homogéneos, y no la existencia de zonas con características extremas dentro de cada compartimiento. Situación sumamente importante en el caso de los sedimentos y los sólidos suspendidos, que por aspectos geomorfológicos e hidrodinámicos presentan zonas de depósito de las partículas más finas en gran parte de la ribera Argentina y frente a Soriano (Fig.7). En términos fisicoquímicos, la misma masa de sedimentos transportará una mayor cantidad de la TCDD mientras menor sea el tamaño de la partícula promedio, ya que existirá una mayor superficie activa para interactuar y transportar al contaminante. Por lo tanto, además del depósito de sedimento sobre riberas Argentinas, se agrega, que los sedimentos depositados son de un tamaño de partícula menor. Esto podría provocar la existencia de zonas de depósito en riberas Argentinas que lograrán niveles superiores a los promedios estimados por el modelo de simulación. El proceso geomorfológico que genera los depósitos de sedimentos en ambas riberas es el que gobierna la formación natural de las playas de interés turístico, y zonas de albergue de peces detritívoros, como el sábalo y la boga. Esto ocasionará que los sitios correspondientes a playas, es decir  zonas de deposito de sedimentos,  presenten concentraciones de contaminantes superiores a la media calculada, para compuestos con propiedades fisicoquímicos similares a la TCDD (compuestos organoclorados).
Otra situación con características extremas en el sistema, que debe ser considerada al interpretar los resultados del modelo, son los eventos biogeoquímicos vinculados a los procesos geomorfológicos de depósito de contaminantes. Los sólidos suspendidos y sedimentos están compuestos por una parte inorgánica (arena, arcilla, limo) asociada a materia orgánica, la cual funciona como una reservorio de alta capacidad para substancias lipofílicas (por ejemplo, compuestos organoclorados). Esta condición con características extremas sería importante en la ribera Uruguaya entre Fray Bentos y Soriano, donde existe una zona con niveles de materia orgánica superiores al 10% (Fig.7). En las simulaciones realizadas con el modelo se uso un 5% de materia orgánica, si esta condición se incrementa a 10 o más,  se eleva la capacidad de acumulación de los sedimentos y sólidos suspendidos para contener compuestos como la TCDD.
La zona de influencia de las fabricas de pulpa kraft blanqueada abarcan zonas de pastura de ganado y de cultivo de cereales (soja, trigo, maíz, sorgo, etc.). Por lo cual, donde los niveles de contaminación de estos cultivos se incrementará con su cercanía a zonas de influencia por los vientos dominantes, así como  por el contenido de grasas del cultivo. En el escenario 2, con 15 años de emisión se logran niveles promedio de contaminación de la pastura de 7,74 pg/kg asumiendo que esta posee un 5 % de grasas. Es necesario considerar que el incremento del contenido de aceites y grasas provocará una mayor capacidad de acumulación de los contaminantes, y que la obtención de aceites desde estos vegetales provocará una mayor concentración del contenido de contaminantes presentes en la materia prima. Esto plantea como riesgo que los aceites y otros subproductos logren concentraciones de los contaminantes no permitidas por el mercado, provocando que los cultivos agrícolas pierdan su valor como materia prima para subproductos alimenticios.
En el caso que la biomasa vegetal afectada fuese la pastura. Esta al ser consumida con una tasa promedio de 12 kg de masa seca por día por un bovino de 300 kg; en el primer año el animal alcanzaría los 7 pg/kg. Debido a que la ingesta diaria máxima permitida de 1 – 4 pg Teq/kg p.c. y la semanal es de 7 pg Teq/kg p.c.2 (FAO-WHO, 2001), el riesgo para salud humana estará determinado, en función del consumo de la carne de estos animales. El carácter recalcitrante de las dioxinas provocará que la concentración de estas se incremente mientras dure la exposición a la contaminación (ingesta de pastura contaminada), ya que estos contaminantes no pueden ser excretados. Por lo cual, se debe asumir que la contaminación adquirida será permanente y acumulativa (Tabla 3). La única vía de excreción efectiva conocida es mediante la producción de leche, donde el contenido graso de este producto permitiría la transferencia del tóxico a quien consuma la leche y/o sus subproductos (McLachan, 1994).  En esta condición una persona de 70 kg, que puede tener una ingesta máxima semanal de dioxinas 490 pg, podría consumir menos de un kilo de carne de los vacunos expuestos a las emisiones durante 11 años.
Los límites de los diferentes mercados (europeos y norteamericanos) sobre concentraciones máximas de dioxinas y furanos policlorados aun no han llegado a un consenso, para tener valores comunes (FAO-WHO, 2001). Sin embargo, ésta heterogeneidad esta siendo ampliamente discutida, con la finalidad de poder tener valores comunes para todos los mercados, los cuales sean lo más próximos a los criterios de ingesta máxima diaria/semanal indicados por la FAO-WHO (2001).
En las simulaciones realizadas se asumió que la principal vía de contaminación de la biomasa vegetal sería mediante la contaminación atmosférica. El escenario más benigno, ya que no asume la transferencia de la acumulación de los contaminantes que serán capturados por el suelo y los cuerpos de agua existentes en la zona de influencia, ni por los aportes provenientes de la resuspensión por el viento de las cenizas del vertedero.

Cuadro nº 10


Tiempo de exposición a la contaminación (años)

TEQ en pasto (ng/kg)

Concentración de Teq en carne vacuna (pg/kg)

1

5.16E-04

7.53

2

1.03E-03

22.60

3

1.55E-03

45.20

4

2.06E-03

75.34

5

2.58E-03

113.00

6

3.10E-03

158.21

7

3.61E-03

210.94

8

4.13E-03

271.21

9

4.64E-03

339.01

10

5.16E-03

414.35

11

5.68E-03

497.22

12

6.19E-03

587.62

13

6.71E-03

685.56

14

7.22E-03

791.03

15

7.74E-03

904.03

 

Fig. 7: Estudio sedimentológico sobre granulometría y materia orgánica del Río Uruguay (CARU, 1994).

Conclusiones
Las emisiones de residuos atmosféricos y sólidos de la producción de pulpa kraft blanqueada provocará una emisión acumulativa de los contaminantes organoclorados persistentes en  la zona de influencia. Situación que incrementará los niveles medios de estos contaminantes en todos los compartimientos ambientales afectados con el funcionamiento y emisiones asociadas de las nuevas fabricas de pulpa blanqueada.

  1. Los compartimientos ambientales contaminados, en términos de concentración, más importantes en al simulación del escenario 1 fueron: peces>sedimento>suelo>sólidos suspendidos>agua>aire.
  2. Los compartimientos ambientales contaminados, en términos de concentración,  más importantes en al simulación del escenario 2 fueron: peces>pastura>sedimento>suelo>sólidos suspendidos>agua>aire.

Las emisión de contaminantes limitadas a los máximos esperados de 326 mg de TEQ anuales por vía atmosférica no crean condiciones que violen las normas de emisiones máximas, ni de contaminación de para productos de interés para el mercado (Carne, vegetales, agua), en los primeros años. Sin embargo, en el transcurso de la primera década de emisión se crearán condiciones de contaminación que limitarán progresivamente la utilidad de la producción agropecuaria, como por ejemplo: la producción de soja y ganado, y los recursos pesqueros de interés (sábalo y boga).

5.4. Aplicación de la metodología de Cuentas Patrimoniales al área de influencia de Gualeguaychú.
En los capítulos anteriores se ha desarrollado el Diagnóstico Ambiental señalando una serie de problemas ambientales que deben superarse así como también las potencialidades que utilizadas integral y sustentablemente pueden generar una, mejor calidad de vida de la población.
A continuación se analizan varios sectores productivos donde se viene tratando de mejorar la situación ambiental. Posteriormente se profundizara sobre los diferentes ecosistemas que determinas las ecozonas sobre las que se delinearan las cuentas del patrimonio natural y los efectos de la lluvia ácida y de la contaminación por dioxina que genera un lucro cesante y daño emergente a los recursos naturales.

5.4.1.  Producción Pesquera
En la actualidad la producción utiliza el recurso pero genera desaprovechamiento, manifestándose en un cierto deterioro de la masa biótica. Los pescadores artesanales son tanto argentinos como uruguayos.
Podemos señalar algunas de las características siguientes:
1. Existe producción dedicada al mercado local, provincial, nacional y extranjero.
2. Han existido con anterioridad serios intentos de agrupación de pescadores a través de la formación de cooperativas a efectos de comercializar el pescado y generar productos específicos destinados a mercado particulares. Tal fue el caso de la elaboración de hamburguesas de pescado para el consumo de los comedores barriales, donde se abastecía de comida a un importante contingente de población demostrando que la carne de pescado puede abastecer un mercado significativo de nuestras necesidades. Esta producción, que estaba programada venderla en forma directa o comercializarla en Buenos Aires, generaba subproductos dando mayores empleos e ingresos.
3. El cuero del sábalo (Prochilodus lineatus) se vende en los mercados de la Capital Federal para combinarlo con otros cueros para marroquinería mostrando una forma de acercarnos a un manejo mas integral.
4. El estado de la infraestructura afecta al tipo y la frecuencia del abastecimiento pesquero. Por este motivo una mejor infraestructura como la que se preveía en las medidas de reactivación de la Estrategia, suponían una mayor posibilidad de utilización más integral. La zafra de pesca era del 1 de Octubre al 30 de Abril.
5. Los pescadores tienen una preocupación por la sobre pesca del sábalo en el Río Paraná, debido a la interconexión de estos en las migraciones del animal. También manifiestan que se ha detectado un cambio de hábitos de los cardúmenes, que se presentan en forma numerosa y sorpresiva en un corto lapso, para luego desaparecer por varios días.
6 A nivel local los pescadores artesanales, en los últimos 5 años, han mermado hasta en un 40 o 50 el número de personas dedicadas a la actividad. La causa es la modificación en el comportamiento del sábalo, y “la presencia de algas que se adhieren a los mayores. Estas algas provienen de la represa de Salto Grande” según Guillermo  Foldessi [49]. La cosecha obtenida de esta manera provee de 40 individuos promedio a cada pescador, lo que de algún modo le asegura el sustento.
Los que han abandonado la actividad artesanal, en su gran mayoría se encuentran en este momento siendo subsidiados por el gobierno a través de planes sociales. Para un acercamiento a las cifras globales podemos decir que en 60.000 ha de pesca pueden encontrarse en promedio, según datos de CARU [50] 1.444 ton.- con un ingreso de  $1.925.333.-, si consideramos que cada pieza tiene unos 1.5 kg. y $2 la pieza.
7. Se requiere una documentación a efectos de cumplir los señalamientos que están establecidos en el reglamento de pesca. Ello podrá repercutir muy favorablemente para lograr un mayor control que normalice la actividad. Por otro lado como se sabe el mejor control lo pueden ejercer los propios pescadores si se logra su activa participación en función de la luchas por sus propios intereses., tanto de un lado como de otra de la costa.
8. Falta relevar datos primarios de la pesca deportiva. pero inicialmente serían más de 150 personas locales que viven de esta actividad, independientemente de los  turistas, y son cuatro las guías de pesca que funcionan como empresas, con mayor demanda en temporada de pesca permitida.
Se están organizando los equipos a efectos de lograr una afluencia permanente de turistas sobre pesca deportivas intercalando las diversas temporadas según especies permitidas como  pejerrey (Odontesthes bonariensis) en invierno; tararira (Hoplias malabaricus), sábalo (Prochilodus lineatus), dorado (Salminus maxillosus), surubí (Pseudoplatystoma coruscans),  y boga (Schizodon nasutus kner) en verano.
Sin embargo, al estudiarse la matriz de interrelaciones sectoriales de los recursos naturales de la ecozona ocupada por el río surgen otros diferentes productos dentro de la oferta ecosistémica, que constituyen materia prima potencial para el sector primario, secundario y terciario.
9. Otros datos que ya se han reunido para un estudio mas profundo de la pesca son:
I- Toda la pesca que corresponde al departamento de Gualeguaychú y que se exporta es extraída de las ensenadas del río Uruguay. Como se puede ver no se han elaborado un diagnóstico general y profundo de la pesca de la vida acuática del río. A falta del mismo, pueden servir algunos datos puntuales de pesca. Se compran promedio 1.000 kg por día de sábalo, le pagan al pescador $1,20 el kilo (peso del sábalo 1,70 a 2 kg por pieza) y en la boca de expendio se lo vende a $4.50 cada uno. El dorado aproximadamente de 2 kg y la boga de mismo tamaño se vende a comedores a $8 el kilo. Hay aproximadamente 122 familias que pescan del lado argentino, con un promedio diario de 50 kg cada uno. Viven sólo de la pesca, lo mismo ocurre con los pescadores uruguayos. El cuero de sábalo se lo pagan $1.20, pero los acopiadores lo envían la exterior y el precio es en dólares.
Pescadores comerciales o acopiadores: 19
Pesca deportiva: 295
Con permiso transitorio: 3.457
Licencia para no residentes: 110
Pescadores artesanales: 122
10. Han comenzado a  organizarse algunas actividades en relación al uso múltiple del agua:
Regatas Náuticas a Vela. Debe remarcarse las tradicionales competencias de Fray Bentos-Gualeguaychú, Windsurf con competencia en campeonatos argentinos, Competencia en Motonáutica, Competencia de Natación a nivel regional, Competencia de Kayak.
Existencia de una utilización de la mojarra (Astyanax facsciatus) y otras piezas menores con el fin de servir de carnada para las grandes piezas. Alrededor de esta actividad se ha nucleado un importante número de personas.
Venta de cueros de falsa nutria (Miocastor coipus) y de lagarto (Tupinambis sp) que es utilizada por la peletería. El número de familias dedicadas a esta tarea es alrededor de 300, la zafra es del 1 de Mayo al 30 de Septiembre y se obtienen en ella unos 20.000 cueros [51]. En este nivel es evidente que existe una gran evasión en las declaraciones ya que existen varias evidencias de una mayor actividad. Asimismo, todas estas actividades productivas generan ingresos de importancia que serán estimados.
11. Este uso heterogéneo y múltiple del agua demuestra la relación estrecha de los pobladores con el río y las grandes potencialidades que pudieran utilizar si se posibilita un manejo integral.

5. 4.2. Caza
El sector está conformado por los siguientes elementos:
1. Cazadores furtivos: se trata de población de muy bajos ingreso, (por debajo de la línea de pobreza) que integra esta actividad con varias actividades extractivas de recursos naturales. Utilizan pájaros, aves canoras, cardenal (Paroaria coronata), jilguero (Sicalis flaveola), cotorras (Myopsita monachas), zorzal (Tordus rufiventris) y los venden a las casas de mascotas o a compradores de Buenos Aires. Naturalmente a nivel ilegal. También caza de ñandú (Rhea americana) utilizando la carne, las plumas para plumeros, el cuero para marroquinería, mates forrados por cueros de ñandú, huevos para pastelerías. Vizcacha (Lagostimus maximus) para alimentos elaborados. Tales como escabeche de vizcacha de esoecuak preferebcua, Gallineta Inanbu.
Mamíferos como siervo de los pantanos (Blastoceremus dichostumus), siervo colorado, siervo axis (Axis axis), jabalí (Sus scrofa) y otros. Corzuela parda o guazuncho (Mazama guazoubira).
El cazador furtivo estaba contemplado dentro de la Estrategia del Plan de Gualeguaychú como elemento de fundamental importancia para incorporarlo a una acción de control y capacitación a través de una mayor valorización de su caza y un mejor ordenamiento de la misma.
2. Cazadores deportivos de gran poder adquisitivo, que en muchas oportunidades utilizan de guías al cazador furtivo. En la región involucrada existe un sólo coto  de caza de 2.000 ha.
3. Cazadores comerciales, en el caso de vizcachas para la carne asada en forma de escabeche. Esta actividad puede ser de significación para algunos productores y contribuye sin duda en el manejo integral del ecosistema.

CAPÍTULO 6. Turismo
Según el Plan Federal Estratégico de Turismo Sustentable a nivel nacional publicado el 22 de junio de 2005, los ejes rectores de la política turística son: “El desarrollo económico con inclusión social y la conservación del patrimonio turístico nacional”.
En la Región Litoral “se destaca ante todo la enorme oportunidad de sus grandes y bellos ríos, que ya han motivado el Corredor del Bajo Uruguay”. La ciudad de Gualeguaychú es definida en dicho informe como la Gran Puerta.
La existencia de gran cantidad y calidad de áreas naturales protegidas y a proteger, puede ser la base sobre la cual diseñar un sistema de valorización de naturaleza y cultura destinado al disfrute turístico, y para la propia autovaloración de la comunidad regional, que acepte el turismo como una alternativa socioeconómica válida. El litoral Argentino presenta una riqueza de escenarios ecológicos y paisajísticos de enorme valor ambiental y cultural (la plataforma de erosión ‘amesetada’ de Misiones, las lagunas, esteros y planicies correntinas, las ‘lomadas’ de Entre Ríos y el delta del Paraná avanzando en la región metropolitana al sur); por numerosas condiciones de sus procesos de ocupación, desde la existencia de su cultura indígena (fundamentalmente guaraní), hasta las huellas de su colonización por la Europa occidental del renacimiento; por la recepción de las corrientes migratorias desde fines del siglo XIX en adelante; por sus numerosas reservas naturales y culturales; y por la omnipresente calidad de sus recursos hídricos, florísticos y faunísticos. Este original conjunto ha dejado sus huellas en el territorio que aparece como de enorme potencialidad ambiental por el equilibrio entre naturaleza–cultura y por representar, en fin, un escenario estratégico respecto de los centros de origen turístico del MERCOSUR.
En el Plan Estratégico Gualeguaychú, se observan montos de Turismo que marcan por sí solos la relevancia del sector en la economía local.
Para hacer una comparación ilustrativa, en el mes de febrero de la temporada 1998 – 1999, hubo un movimiento monetario por el mismo monto que el presupuesto anual de la Municipalidad de Gualeguaychú. El dinero que ingresa al circuito económico de Gualeguaychú, la creación de empleos, la oportunidad de aprovechar recursos naturales existentes, el prestigio que crea para la ciudad, entre otros, hacen que el tema del turismo deba ser encarado con la importancia que merece como uno de los ejes fundamentales para el desarrollo a largo plazo (Plan Estratégico Gualeguaychú, 2002).
A nivel formal, se cuentan alrededor de 500 personas relacionadas directamente con el sector: 416 empleados y 77 patrones/cuentapropistas. Sin embargo, es importante considerar la gran cantidad de empleos informales no registrados en las estadísticas oficiales, pero en expansión. Por ejemplo, durante la temporada de veraneo, un importante número de pobladores locales se inserta en el mercado laboral vendiendo productos artesanales, guiando paseos por el río, entre otras actividades. Estos trabajadores informales son de un gran potencial para ampliar la oferta del ecoturismo y el turismo aventura, los que requieren de un conocimiento profundo de la zona. Además, en lo respectivo al alojamiento, es cada vez mayor el número de familias que, como veremos más abajo, alquilan habitaciones a turistas, y hasta aumentan el número de habitaciones. Esto ha significado un crecimiento sostenido de la industria de la construcción. Estos ingresos representan una parte importante de los sueldos de los habitantes locales.
Según el INDEC, en el año 2004 se registró un número récord de visitantes extranjeros hacia Argentina: 3,3 millones, un 11,9 % más que en el año anterior. Además, aumentó el gasto promedio un 12,2 % (U$S 69,9) y los días de estadía en un 2,2 %. Todo esto permitió que el ingreso de divisas por turismo aumente de 1.942 millones de dólares en el 2003 a un 2.491 millones de dólares en el 2004. En dicho año, el turismo receptivo representó un 1,6 % del PBI, superando el 1% promedio de la década pasada. Por otra parte, el llamado turismo interno ha experimentado un aumento inédito en los últimos años.
Es fundamental considerar los ingresos por el Carnaval: desde el año 2002 se han duplicado, pasando de $9.906.184 a $30.307.898 en el 2005. Los montos generados por el Carnaval representan U$S 17.005.424 de U$S 22.302.196 en el año 1999, y U$S 14.783.889 del total de U$S 19.820.202 en el año 2000.
Se calcula que los turistas gastan, por día unos $60, quedándose en promedio 3 días. Esto significaría que se podría esperar un ingreso de $36.000.000 en el corriente año solamente por el Carnaval. Consideramos que en diez años se mantendrá esta tasa de crecimiento en un 10% anual. Esto significa que si se mantuviera constante la tasa de crecimiento, de aquí a diez años, y sin contaminación del río, el número de divisas generadas únicamente por el Carnaval sería de $75.000.000. En cuanto al posible lucro cesante, en caso de la concreción de la instalación de las celulósicas se estima que se reducirá sensiblemente esta tendencia al crecimiento y significará no menos de $40.000.000 el lucro cesante. Teniendo en cuenta que estamos estudiando el lucro cesante de 20 años al menos deberíamos multiplicar por 10 la cifra conseguida. Es decir el lucro cesante total de turismo seria 400 millones de pesos es decir 133 millones de dólares.
Dentro de la clasificación del citado Plan Federal de “Productos Turísticos”, se encuentran calificados por Alto (A), Medio (M), Bajo (B), y Sin Aprovechamiento (S). En el caso de la costa del Río Uruguay (Entre Ríos), Sol y playa – A - , Turismo Activo – A -, Turismo Cultural – M -; Turismo Científico - S -; Turismo Salud – A -, Turismo Deportivo – M -; Turismo Especial – B -.
El aumento por temporada se estima en una tasa del 10% anual, igual que la prevista por el carnaval, previendo la duplicación del número de turistas dentro de nueve años. Aquí exponemos algunos datos referidos a la cantidad de turistas de los últimos años: 2002/2003: 389.323 visitantes; 2003/2004: 427.138 visitantes; 2004/2005: 447.185 visitantes.
Buscando desarrollar la actividad turística todo el año, se ha formado el “Consejo Mixto de Turismo” que es “un paso importante, dado que agrupa a los sectores directa e indirectamente relacionados a la actividad, sean del ámbito privado o estatal, y cuyo principal objetivo es el de promover e incrementar el desarrollo de la actividad turística dentro de la ciudad y su zona de influencia” (extraído del Plan Estratégico de Gualeguaychú, página 49). Todo esto se vería afectado por las emanaciones de las papeleras.
En los últimos años Gualeguaychú se ha constituido en una plaza turística importante a nivel nacional sustentándose en varios lugares preferidos por los turistas, como lo son Ñandubaysal (playa sobre el Río Uruguay), el Río Gualeguaychú, la ciudad en general y el tradicional carnaval. La oferta de cultura y naturaleza hace que este lugar se expanda sostenida y ordenadamente en capacidad hotelera, en espacio para acampe y en alojamiento particular. La  capacidad “hotelera”, ha crecido en forma sostenida y fuertemente al compás del incremento de la demanda solvente de todo tipo de turismo. De esta forma se incremento  los ingresos para la población de Gualeguaychú. El Producto Bruto de Entre Ríos del año 2003 fue $5.474.869.000, de los que la Hotelería y Hospedajes representan $74.386.000.
El fundamento utilizado para alegar que se está convirtiendo en plaza nacional se basa en que a la vez que la cantidad de visitantes aumenta mantenidamente, los porcentajes de visita de ciudadanos de Buenos Aires (capital y provincia) están disminuyendo: 87% en 1999-2000 y en 2000-2001 y, 75% en 02-03, 65% en 2003-2004. Gualeguaychú se va constituyendo así en un lugar de veraneo a nivel nacional, abandonando su antigua característica de plaza turística casi exclusiva de Buenos Aires. Adosado a esto vale marcar que el porcentaje de extranjeros ha manifestado un fuerte crecimiento ya que tanto en 1999-2000 como en 2000-2001 éste era de sólo un 1%, alcanzándose según los últimos datos obtenidos un 10% en 2003-2004.
Es de significativa importancia las actividades que realizan los turistas, están relacionadas en su gran mayoría con la oferta de recursos naturales de la región: turismo de aventura, ecoturismo, cultura, sol y playa. La preservación de los ecosistemas naturales es la llave para también preservar esta fuente de ingreso ya grande y con un crecimiento continuo que lleva a inferir que el potencial total aún no ha sido explotado. A través de un manejo integral del territorio es posible prever la utilización de una mayor proporción que puede generar mayores beneficios.

Características generales del Plan de Turismo de Gualeguaychú:
Plaza hotelera y afines: 36.800 en 2004-5, 35.700 en 2003-4, 31.700 en 2002-3, 31.500 en 2000-1 y 99-00. Se deduce un aumento sostenido en la disponibilidad de alojamiento.
Alojamiento particular: 14.000 en 04-05 y en 03-04; 10.000 en 02-03, en 00-01 y en 99-00.
Ocupación:
Campings: 42.280 en 04-05 (sin contar por falta de datos diciembre ni marzo), 41.600 en 03-04, 34030 en 02-03 (sin diciembre), 19.742 en 00-01, 26.206 en 99-00. Aumento sostenido.
No categorizados: 80% en 04-05 (sin diciembre ni marzo), 69% en 03-04, 71.6% en 02-03 (sin diciembre), 61% en 00-01, 59% en 99-00. A pesar de haber aumentado la capacidad “hotelera” en este ítem ha aumentado la demanda fuertemente.
Alojamiento hotelero: 76.5 % en 04-05 (sin diciembre y marzo), 63% en 03-04, 67.2% en 02-03 (sin diciembre), 41% en 00-01 y en 99-00. No obstante el aumento de oferta se incrementó la demanda.
Visitantes: 435.182 en 04-05 (sin marzo), 427.000 en 03-04 (sin diciembre), 508.000 en 02-03 (sin diciembre), 310.700 en 00-01, 346.500 en 99-00. Aumento sostenido con un pico en 02-03.
Gastos por persona: $60 en 03-04, $63 en 02-03, $60 en 00-01, $58 en 99-00. Se mantiene estable.
Lugares preferidos: Ñandubaysal (playa sobre el Río Uruguay), Río Gualeguaychú, ciudad en general, carnaval. Se mantienen los mismos sitios elegidos por los turistas.
Vías de arribo: 100% terrestre. En todos los casos.
Procedencia de los turistas:
Extranjeros: 10% en 03-04, 7% en 02-03, 1% en 00-01 y 99-00. Fuerte crecimiento.
Buenos Aires (capital y provincia): 65% en 03-04, 75% en 02-03, 87% en 00-01 y 99-00.
Actividades de los turistas: aventura, ecoturismo, cultura, sol y playa.

Actividad turística de la ciudad de Gualeguaychú
Atractivos
Río Uruguay – Balneario Ñandubaysal
Ubicado a sólo 5.000 m en línea recta de la ubicación de las dos plantas celulósicas,-  
Tiene una capacidad para 12.000 personas, equipado con todos los servicios: alojamiento, gastronomía, entretenimientos, confiterías, sanitarios, seguridad, etc.,
El ingreso al balneario está estimado en más de 160.000 personas por temporada,
El producto playa en la ciudad es el segundo en importancia,
Este complejo emplea a más de 350 personas en temporada,
Premiado por la BBC de Londres como el “Mejor amanecer del mundo”, realizado en un concurso fotográfico realizado por el mismo medio.

Datos estadísticos por temporada:
2002/2003: 389.323 visitantes
2003/2004: 427.138 visitantes
2004/2005: 447.185 visitantes

Carnaval del país
El carnaval mas importante del país y el tercero en el mundo después de Río de Janeiro y Venecia, 10 noches en las cuales pasan más de 200.000 personas.
Primer corsódromo del país, con capacidad para 32.000 personas sentadas, una pasarela de 500 metros, sanitarios, gastronomía, muy completo en servicios.
Cada comparsa presenta una inversión de 1.000.000 de pesos, convoca a más de 1.500 trabajadores.
Es el producto más importante de la ciudad, el espectáculo a cielo abierto más importante de Argentina, 30 años de trayectoria, expresión cultural de la ciudad.
Datos estadísticos de carnaval, ingresos de personas por temporada:
2003: 168.326 personas
2004: 189.050 personas
2005: 209.512 personas

Infraestructura de la ciudad
Gualeguaychú cuenta con todos los servicios necesarios para ser una ciudad turística,
posee 1.334 plazas hoteleras, 3.500 plazas en cabañas y bungalow, 4.800 plazas a través e inmobiliarias, 18.000 plazas en camping, más de 50 complejos gastronómicos, durante todo el año llegan más de 600.000 turistas.


El cálculo de los TEQ de una matriz ambiental contaminada se realiza mediante la suma de los productos de la multiplicación de las concentraciones de los contaminantes por sus respectivos factores de toxicidad equivalente.

Pg Teq/kg pc: picogramos de toxicidad equivalente por kilogramo de peso corporal.

 

Termas
Gualeguaychú es la puerta de entrada a la ruta termal de Entre Ríos, parque recientemente inaugurado y en pleno desarrollo, está inmerso en 30 ha parquizadas, cuenta con alojamiento, gastronomía, y todos los servicios necesarios para la buena atención al turista, desde el mes de julio la ciudad creció significativamente en cantidad de visitas.

Inversiones en el sector turístico
Primer casino Temático de Latinoamérica inaugurado en el mes de enero del corriente año, con mas de 3.700 m² y representa una inversión de 5.500.000 pesos.
Autódromo de 2.460 metros, más la ampliación de 3.100 metros, lo que representa una inversión de 1.000.000 de pesos, remodelación de corsódromo de la ciudad, en dos etapas, restauración del parque de la estación, sector VIP, tribunas de cemento, predio Ferial, con una inversión de 4.500.000 pesos, salón de Convenciones con una capacidad para 1.000 personas, en un predio de 10 ha totalmente parquizadas, con completos servicios. Esta representa una inversión de 1.000.000 de dólares (Posada del Bolacuá). Además se encuentra el segundo complejo termal, con 120 ha, sobre la ruta 14, que representa una inversión de 2.500.000 pesos.

Ecoturismo
El Ecoturismo comprende Pesca deportiva – pesca variada de verano, y de pejerrey en invierno; Avistaje de aves, en general en lancha (Zona AICA); Contemplación del paisaje en lancha.
Costos
La pesca deportiva tiene un valor de $60 per cápita, más $80 de combustible, que también abonan los usuarios.
Una lancha con capacidad para 12 personas produce $360 ($30 por persona), más el costo del combustible, de $80 pagados entre los 12 pasajeros, para las actividades de contemplación y el avistaje de aves. El sector ha tenido un incremento del 50 % en el último año. Por ejemplo, un empresario que comenzó con una lancha, al año es propietario de tres lanchas para la actividad.
Por otra parte, hay aproximadamente unas 300 familias de desocupados con un amplio conocimiento de la zona, que serán incluidos mediante el Plan Estratégico. Esto les permitiría aportar al desarrollo de los proyectos citados de turismo local, por su conocimiento previo. Esto significaría prescindir de Planes sociales, 300 familias que pueden emplear y relacionarse laboralmente con otras 600, considerando el crecimiento del 100% anual de esta actividad de ecoturismo. Este sería el primer embate del lucro cesante.

Cuadro nº 11: Valor agregado provincial a precios constantes de 1993 (en miles de pesos)
Totales por categorías - ciu revisión 3
Periodo 1993 - 2003 Fuente: Dirección de Estadística y Censos. Entre Ríos

AÑO

TOTAL

Hoteles

 

GENERAL

 

1993

4.461.056

85.013

1994

4.698.402

88.009

1995

4.723.356

86.104

1996

4.908.605

85.423

1997

5.143.537

87.769

1998

5.490.477

85.640

1999

5.353.030

83.982

2000

5.111.801

78.447

2001

5.052.210

74.151

2002

5.012.386

62.266

2003

5.474.869

74.386

Cuadro nº 12 . Hotelería y restaurantes


VALOR AGREGADO A PRECIOS CONSTANTES DE 1993 (en miles de pesos)

DE HOTELES Y RESTAURANTES (Sector H)

PERIODO 1993 – 2003

 

 

 

datos provisorios sujetos a reajuste

 

TOTAL          GENERAL

HOTELES Y HOSPEDAJES

RESTAURANTES, BARES Y CANTINAS

AÑO

 

551

552

1993

85.013

42.650

42.363

1994

88.009

43.918

44.090

1995

86.104

42.824

43.280

1996

85.423

42.343

43.080

1997

87.769

43.556

44.214

1998

85.640

42.517

43.123

1999

83.982

41.668

42.314

2000

78.447

38.694

39.753

2001

74.151

36.432

37.718

2002

62.266

30.342

31.923

2003

74.386

36.229

38.157

FUENTE: Dirección de Estadística y Censos - Entre Ríos

 

Muchos de los procesos y actividades que se dan en la región conforman un sistema especial de turismo donde se une el conocimiento, el deporte, la recreación y la cultura. Este sistema se basa en la modelación del paisaje por los pulsos de inundación, por la erosión hídrica; por la  interrelación con los ecosistemas circundantes; la provisión de alimentos a las familias en forma directa, como en el caso de los pescadores artesanales o indirectamente, como la pesca industrial; por los servicios de turismo asociados; por el paisaje como contemplación, pesca deportiva o aventura, así como recreación para la mayoría de la población local, que opta por veranear en su lugar. En la costa argentina se percibe un paisaje plagado de una vegetación exuberante, de aguas quietas, playa de arenas limpias, valles de inundación con vegetación acuática, aves abundantes de colores brillantes, que ha dado inspiración a un sinnúmero de poetas.

La costa uruguaya cuenta con barrancas debido a una falla tectónica que diera origen al río, en la zona de M’bopicua, conserva en parte la vegetación costera, y en otra parte se observa la ciudad que está emplazada a la vera del río. En este caso el paisaje es urbano típico, altamente modificado, donde sobresale, “como símbolo de progreso” el ex frigorífico Anglo, y el puerto de Fray Bentos, ambos incorporados al paisaje como elementos artificiales.
Es de destacar que se conserva muy poca flora autóctona, ya que ha sido reemplazada por monocultivos de eucaliptos.

Impactos sobre el paisaje
En el análisis de los impactos que se producirán en el paisaje, de acuerdo y considerando analógicamente, lo ocurrido en Valdivia y Pontevedra, se puede inferir lo siguiente:
1- Los efectos de partículas suspendidas y gases de las emanaciones del proceso de fabricación, producen dispersión y absorción de luz, dando un aspecto de bruma con menor contraste en la visión y cambio de colores de acuerdo a la dispersión Rayleigh.
2- La percepción de los lugareños argentinos, ante la instalación de las fábricas celulósica, es que el paisaje se modificará de forma permanente, que se perderá la impronta de pertenencia al lugar como fue concebido y adoptado por propios y extraños. La huella característica del paisaje que atrae a turistas de todo el país. De esta manera, se perderá por lo tanto, un fuerte ingreso económico, al cual se ha apostado sostenidamente en los últimos años.
La interpretación de desarrollo, en contraposición, manejado por el gobierno uruguayo, sostiene que las chimeneas humeantes son símbolo de progreso, como fue en el año 1930. Cuestión que remarca en el estudio ambiental la empresa BOTNIA, cuando hace referencia a la significación del FRIGORÍFICO ANGLO, que desde tiempo atrás se encuentra abandonado . Esto recuerda a la polémica mantenida cuando se iniciaban las ideas ambientales a nivel mundial y cuando un país latinoamericano, dominado por una dictadura militar invitaba a las inversiones a concurrir al país para contaminar como signo de incremento de actividades productivas y en última instancia de progreso.
Consideramos que a partir de la concepción del desarrollo sustentable podemos convivir con una industria que no supere la capacidad de carga de nuestros ecosistemas y que podamos sustentarnos en el uso sostenible de estos mismos.
3- Otro de los efectos negativos es la presencia constante de olores desagradables, emanados de las fábricas, de lo que se puede deducir que si se tiene en cuenta la dirección de los vientos y la frecuencia estimada en mas de setenta días probables en temporada estival, es posible que los veraneantes no opten por este lugar: por lo que se puede inferir un alto impacto en el turismo y servicios asociados. Tales como el carnaval del país, que es el tercer carnaval más importante en el mundo, después de los de Río de Janeiro y Venecia.
4- La instalación de las fábricas obligará a un reordenamiento territorial. Actualmente el polo de desarrollo está emplazado en el balneario Ñandubaysal (distante en línea recta del polo industrial a 7,5 Km. frente al citado balneario), cuyo atractivo turístico ha determinado la construcción de numerosos hoteles y bungalow a lo largo de 15 Km. de acceso, contando además con casas de productos típicos y regionales, servicios varios al turista, etc. Este emplazamiento perderá su encanto natural por las emanaciones permanentes de las chimeneas, suciedad del agua, olor desagradable y persistente, que generarán un fuerte impacto visual negativo, en oposición a la oferta turística actual. Además de provocar reacciones presumiblemente inmediatas en la salud como nauseas, vómitos, anorexia, etc.
5- El río Uruguay tiene una coloración león, propia de un río de llanura ya que acarrea sedimentos en los cursos superiores y deposita en su tramo inferior. Esa coloración posiblemente se verá impactada por la pluma de los efluentes de las fábricas que quedará marcada en el curso del mismo por su color.

6.1. La actividad turística por Ecozona
A continuación se detalla el potencial de la actividad turística en cada ecozona. En cada una de esta instancia regional se analizaran los diferentes elementos naturales que conforman las relaciones ecosistémicas prevalecientes. En la última columna y fila de la matriz que registra las relaciones intersectoriales de los recursos naturales figura paisaje, categoría esta que hace referencia a una conformación estética, cultural e histórica positiva conformada por los mismos elementos ecosistémicos. El final de las filas representa la oferta ecosistémica donde se deberá sistematizar el conjunto de paisajes, puntos escénicos y ámbitos de recreación que conforma la ecozona y el final de las columnas donde se encontrara la relación paisaje-paisaje. Allí se analiza la estructura cualitativa y cuantitativa del mismo. Se debe tener en cuenta que no está totalmente explotado. Es decir, el uso actual es inferior a la gran potencialidad presente en los distintos ecosistemas. Es de nuestro interés destacar las actividades que se verían fuertemente afectadas por la instalación de las plantas de celulosa.

Monte Semi Xerófilo:
El paisaje del Monte Semi Xerófilo está caracterizado por su transparencia e iluminación. La formación de nubes, nieblas y neblinas y los vientos frescos, húmedos conforman el microclima local. El visitante puede disfrutar de la difusión de olores, perfumes de flores, sonidos de aves, insectos, anfibios que caracterizan al ecosistema.  Gracias a la composición del aire y su dinámica es un lugar adecuado para el hábitat humano.
La zona es propicia para el avistaje de aves, acompañado por sus vistosas flores, y la gran biodiversidad (insectos, mariposas que se asocian a la flora herbácea, epífitas con flores, y aves que se asocian a la flora herbácea).
La fisonomía está determinada por la flora leñosa, su relación dinámica con la flora herbácea, y los elementos faunísticos, atravesados por los flujos de energía, y el ciclado de materiales que mantienen las proporciones adecuadas que la conforman. Dadas sus características de monte, el manejo determinará un paisaje silvopastoril.
El monto total de los costos de manejo es de $114.286, realizando un uso integral de la ecozona.

Selva en galería y río
La zona de selva en galería y río constituye un área fundamental para la protección de los de suelos, de los cuerpos de agua y reproducción de flora y fauna, con oferta de paisaje para investigación, recreo, y actividad turística. Comprende unas 31.179 ha, con gran diversidad vegetal y una fisonomía característica. Es un lugar de atracción para fauna invertebrada, anfibia y avifauna; alberga a la mariposa llamada “bandera argentina”. Tiene una estructura y dinámica del paisaje con formas características que implican el estrato herbáceo y musgoso, el estrato de sotobosque y el estrato arbóreo.
Además, el río es fundamental para la actividad turística. El turista puede disfrutar de la sensación de frescura, los sonidos, aromas. Hay numerosas actividades que dependen del río, como todo lo relacionado al ecoturismo, y la pesca, y el desarrollo de las playas. El costo total de manejo es de $58.498.

Agro-ecosistema y Silvo pastoril
El paisaje original fue intervenido por las actividades agrícola - ganaderas. El manejo adecuado equilibra los elementos del paisaje, generando un mayor confort desde el aspecto visual, emocional, y de calidad de vida animal y humana. La estructura está determinada por las proporciones relativas de flora leñosa, y su relación dinámica con la flora herbácea y los elementos faunísticos.
Una parte de la ecozona presenta 56.463 Ha de suelos para cultivos y ganadería que constituyen un paisaje modificado. Además, gracias a su microclima se pueden disfrutar vientos frescos y húmedos, que difunden los aromas de flores. El costo total de manejo es de $89.508.
El sector específicamente agrosilvopastoril representa 157.401 Ha de suelos para cultivos y ganadería que constituyen un paisaje modificado. El costo total de manejo es de $114.311. En esta ecozona se realiza Turismo de Estancia: cabalgatas, asadores criollos, etc.

CAPÍTULO 7. Valorización de los daños, riesgos y  oportunidades ambientales y su relación con el desarrollo sustentable.
En la consideración de los posibles daños que se generaran en Gualeguaychú si se establece el complejo celulósico, hemos creído conveniente desarrollar brevemente algunos conceptos que permitan insertar  una concepción ambiental integral del daño con las políticas de desarrollo sustentable y remediación. Para ello se requiere una visión integral de la valorización del daño como cuantificación de la posible  exigencia de recomposición o restitución a quien ha provocado el  mismo o su riesgo, es decir las empresas celulósicas, como fondo para acciones de prevención, con el objetivo de reducir la probabilidad del daño. Todo este proceso esta frecuentemente unido en la bibliografía y en los hechos, al concepto y realidad, de “desastre natural” que constituye sin duda uno de los principales orígenes de los daños ambientales. En nuestro caso no sería un daño natural sino provocado por la imprevisión de las actividades productivas humanas y su no planificación. Coherentemente con esta previsión debe preverse la generación de un fondo para el desarrollo de actividades promocionales. Se trata de todas aquellas actividades nuevas, de recursos aún no explotados que satisfacen o pueden satisfacer necesidades pero que requieren ser apoyadas inicialmente hasta estabilizar su producción. Este fondo puede generarse por la venta de materia prima y recursos naturales a un precio mayor que los costos de manejo.    

7.1. Riesgo, vulnerabilidad, daño  y problemática  oportunidades ambientales
La relación entre estos conceptos puede colaborar a analizar con mayor precisión las contradicciones existentes, así como  mostrar caminos potenciales para superarlas.
La problemática ambiental surge como una desarticulación sociedad naturaleza. Esta desarticulación se genera, cuando la estructura económica y social, que transforma  los ecosistemas y el hábitat con el fin de mejorar la calidad de vida de la población, se orienta solamente bajo los dictados de una racionalidad económica de corto plazo. De esta manera se generan externalidades negativas, reduciendo el horizonte de acción, a nivel conceptual, temporal y espacial.
A nivel conceptual, tiene en cuenta solo aquellos elementos que puedan valorizarse y ello genera un gran desaprovechamiento tanto en relación con la demanda (genera subconsumo y sobreconsumo) como de oferta (quedan muchos recursos naturales sin aprovechar).
A nivel temporal, estimula métodos de extracción de recursos que no se compadece con los ritmos que requiere la naturaleza para permitir la existencia y continuidad de sus complejos mecanismos regenerativos generando degradaciones y erosión genética.
A nivel espacial, porque solamente tiene en cuenta los efectos espacialmente focalizados de sus acciones y no considera las repercusiones dentro de ámbitos mas distantes, degradando cuencas y regiones. En nuestro caso degradando tanto los ecosistemas como infraestructura edilicia y de comunicación afectando la calidad de vida de la población. La minimización de los costos de transporte de la materia prima como consecuencia que se traslado en un 50 % es agua constituye uno de los ejes fundamentales que debe obedecer y para ello mientras le sea posible no considera ningún otro factor. Queda así afectada la población y el hábitat por múltiples efectos negativos que no son considerados en el momento de la toma de decisión. En la mayor parte de los emprendimientos estos efectos negativos afecta a la salud de la población o las otras empresas vecinas, sin incidir sobre el balance de las empresas que destruye el ambiente. En este caso por un conjunto de circunstancias favorables el pueblo de Gualeguaychú elevo su pronta protesta y esta requiriendo de la nación y el mundo la solidaridad necesaria.
El subconsumo y sobre consumo, la degradación de la naturaleza, la ubicación inadecuada de los conjuntos productivos, generan problemas en la población, que según su percepción de los mismos, y su pasado histórico/social demandan cambios y soluciones que el Estado y la sociedad, a través de su política ambiental y sus acciones, encuentra o no las soluciones necesarias.    
Concebida de esta forma la problemática ambiental, la vulnerabilidad, será considerada como aquellos elementos naturales y sociales que, interrelacionadamente pueden impedir que el referido proceso de transformación e utilización del espacio, sea ambientalmente adecuado y que  satisfaga las necesidades de la población como forma de elevar su calidad de vida. El riesgo ambiental constituye la categoría que permite relacionar el grado de probabilidad que existe para que la vulnerabilidad potencial efectivamente ocurra. Podríamos afirmar a pesar que no se ha facilitado todos los elementos necesarios de estudio que existe una alta probabilidad para que se genere un daño ambiental en los ecosistemas y la ubicación de Gualeguaychú.                                                                                                                                                                                                                   
El concepto de daño puede ser utilizado en dos sentidos: Por un lado “designa una veces la alteración nociva del medio ambiente, y otras los efectos que tal alteración provoca en la salud de las personas y en sus bienes” .
El concepto de daño ambiental se extiende modernamente a “toda la lesión al derecho subjetivo que tienen las personas a gozar y aprovecharse de un medio ambiente apropiado”. Este último derecho puede ejercerse con independencia de los efectos reales que es posible que se generen sobre los bienes y las personas.
Como podemos ver, tanto el concepto de vulnerabilidad como de daño, se extiende modernamente a aspectos naturales y sociales. Lo mismo ha ocurrido con el concepto riesgo ambiental Esta categoría ha pasado, de una visión limitada, sólo referida a las catástrofe naturales, a los aspectos más integrales. Se une de esta forma con los efectos generados a la estructura económica y social por aspectos diferentes, pero dentro de los efectos del proceso de globalización   puede adolecer también  de otras  limitaciones que hemos analizado en diferentes estudios.
Se trata de que al relacionar lo ambiental con el concepto de riesgo, estamos enfatizando en un solo aspecto de las problemática ambiental referido a la “no degradación”. Si reduciríamos los riesgos de degradación natural a cero parecería que estamos cumpliendo a una estrategia adecuada de medio ambiente. Sin embargo no es así La problemática ambiental incluye también el manejo sustentable e integral de los recursos, y el concepto de calidad de vida. Es decir, la reducción del desaprovechamiento, tanto de recursos naturales como de fuentes de energía, y hábitat en especial, teniendo en cuenta la existencia de necesidades insatisfechas, y fuerza de trabajo no utilizada. Por ello el concepto de riesgo puede resultar excesivamente defensivo y parcial. Sin embargo si adicionamos y articulamos con los riesgos que afectan a  la estructura social y el manejo integral de los recursos y el ambiente, en función de no satisfacer las necesidades humanas el concepto no solo cambia, sino que adquiere una integralidad de real valía, que supera el posible carácter meramente  defensivo y en lugar de ello sienta las bases para una proposición alternativa.

En el caso de la vulnerabilidad de Gualeguaychú, no sólo deben considerarse los efectos puntuales que se pueden generar en algún ecosistema, en el río, en cada recurso,  o en las diferentes construcciones  edilicias, sino que deben tenerse en cuenta todos los elementos que conforman el ecosistema que al ser afectados desarticulan el hábitat afectando tanto los aspectos productivos como los propios de su condicionamiento ambiental.
Quizás es el caso de emergencias por eventos naturales donde se ha dado un mayor desarrollo de la discusión sobre las diferentes medidas que deben adoptarse para prevenir el daño.
También es en la ocurrencia de las catástrofes donde se puede analizar con mayor evidencia la necesidad de trascender el  carácter defensivo que pudieran tener el conjunto que conceptos que estamos tratando. Los métodos tradicionales de la evaluación de las catástrofes han focalizado en los daños que han causado las mismas a la economía, a la naturaleza, y a las personas. En tal sentido, han llegado a montos elevados. Dos aspectos quisiéramos remarcar:

7.2. La proposición
En base a estos conceptos, se propone una metodología que posibilite evaluar ambientalmente es decir a nivel ecológico, económico, y social considerando todas las potencialidades productivas que puede generar el uso sustentable de los recursos naturales.
La zona en que están radicados los recursos tanto renovables como no renovables  pueden ser considerados en conjunto, como una ecozona es decir una zona razonablemente homogénea que puede funcionar como una fábrica de la naturaleza que brinde una producción ecosistémica.
La producción ecosistémica está formada por los siguientes elementos:

El manejo integral que posibilitaría utilizar la oferta ecosistémica, permitirá por un lado, reducir los riesgos y mitigar los impactos ambientales negativos, y al mismo tiempo, reducir el desaprovechamiento de la zona, y posibilitar empleos productivos cuando merme o finalice la instalación de las papeleras en el caso de que efectivamente se implanten. Para ello debe asumirse los costos del conocimiento y manejo de los recursos renovables  en el caso de a) y b).

En el caso de los recursos no renovables debe asumirse la capacidad de articular la producción sustentable, con las tareas derivadas de la actividad minera. A su vez, estas tareas en un proceso deben reestructurarse para minimizar el tipo de impacto, teniendo en consideración las características del tipo de ecosistema y de cuenca hidrográfica existente La utilización de elementos naturales para la construcción (arena, canto rodado, zonas de “préstamos”, es decir los lugares donde se extrae material para mejorar y apuntalar los caminos o para realizar otros trazados). Debemos considerar que los 5.000.000 de metros cúbicos que se moverán por año hacia las papeleras, en el caso de su realización, además del mantenimiento de la infraestructura del lago uruguayo recurrirá seguramente un apuntalamiento de las actual red de infraestructura de Argentina.
Este manejo integral de recursos puede ser completado por la reinversión de parte de las ganancias del sector en el desarrollo e implantación de actividades productivas derivadas de recursos renovables en diferentes regiones que intenten reemplazar en cierta proporción el patrimonio no renovable que se ha perdido. La relación de compensación puede ser planteada en diferentes formas:

Concebido de esta forma la evaluación ambiental de los recursos no renovables o de las explotaciones gigantistas tiene los siguientes beneficios:

Debe considerase como costos que deben asumirse para lograr estos beneficios el costo de conocer la zona que explota, sus recursos de todo tipo y sus formas de manejo, y utilización integral. De acuerdo a las experiencias realizadas estos costos tienen una alta rentabilidad teniendo en cuenta los beneficios que se mencionan.
Nada de esto se tuvo en cuenta en el pasado tanto de las exportaciones de los recursos renovables como los no renovables, habiendo incidido en un proceso de  degradación, agotamiento y desaprovechamiento.

7.3. El método
La metodología que posibilita analizar estas acciones la hemos elaborado en 1988 en la Argentina, y se la ha publicado en l993 mediante el Consejo Federal de Inversiones la Provincia de Entre Ríos y la Fundación Bariloche. En l996 la ha publicado el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Fundación Bariloche, quien la reedita el próximo año, habiéndose realizado planteos iniciales en México, Colombia, Brasil, Bolivia y Venezuela.
La metodología parte de la determinación de una ecozona, considerada como una fábrica de la naturaleza que puede producir múltiples productos. Para ello se requiere un proceso de producción de los recursos naturales basado en los procesos naturales, pero orientado y ayudado por el trabajo humano.
Los costos de esta producción consisten en el conocimiento e inventario de los recursos naturales de todo tipo, en su cuantía dinámica y formas de manejo integral, los estudios de mercados necesarios, las tecnologías que deben aplicarse, los procesos participativos y de capacitación para que los diferentes sujetos sociales incorporen las prácticas productivas derivadas del manejo integral, y la promoción e implantación de políticas que promuevan el uso integral de recursos en diferentes ámbitos. Estos costos integrales y totales de sustentabilidad del sistema generan una productividad ecosistémica anual. La división entre ambas magnitudes (costo total para mantener la sustentabilidad y producción ecosistémica a nivel de cada recurso) nos permite conocer el costo unitario de manejo, y este indicador se lo multiplica por el stock existente de recursos naturales en cada recurso, obteniendo el valor de los mismos teniendo en cuenta su costo de sustentabilidad. Esta magnitud se constituye en la existencia inicial de la cuenta patrimonial que se incrementa fundamentalmente por los crecimientos de los recursos renovables y se decrementa por las extracciones que se derivan de las formas de manejo.

7.4. Pasivo, daño  y responsabilidad  ambiental
Junto con la valorización debemos considerar la categoría de Pasivo Ambiental que ha sido utilizada frecuentemente. Ello es particularmente importante en el análisis del riesgo. Los recientes juicios que se van desarrollando en la región nos muestran la posibilidad de dirimir la responsabilidad ante el daño.
Como bien afirma Raúl Brañez, “Por otra parte, la generalización de un sistema de responsabilidad civil (aún más si este es objetivo, aún más si admite la responsabilidad en su modalidad colectiva, aún más si impone la solidaridad a los co-responsables por daños colectivos), tendrá no sólo un carácter de sanción civil resarcitoria, sino también y fundamentalmente preventivo y ejemplificador, toda vez que quienes operan actividades de riesgo para el medio ambiente considerarán la viabilidad económica de sus actividades  a la luz de eventuales condenas civiles por daños ambientales.
El concepto de pasivo ambiental está relacionado a daño acumulativo. Implica entonces,  una desarticulación continuada entre la sociedad y la naturaleza, cuando sectores de la  estructura económica y social utilizan la naturaleza como objeto para sus actividades productivas utilizando una proporción de recursos naturales, superior en cantidad y calidad a las posibilidades del sistema natural articulado con el social de conservar el patrimonio para las generaciones futuras. Este concepto implica que el deterioro ambiental es directamente dependiente de una cuestión de responsabilidad legal y objetiva. Incluye una afectación acumulativa tanto a la naturaleza por parte de la actividad humana como una afectación de estos recursos a la salud de la población.
Este concepto, nos exige la necesidad de definir nuestra concepción de medio ambiente a efectos de su articulación con los otros conceptos que utilizamos.

7.5. Consideraciones constitutivas
Toda actividad productiva posee una faz productiva y otra destructiva, o degradante. La capacidad de carga del agua, suelo y aire, y la capacidad de homeostasis del ecosistema posibilita el uso de elementos del ambiente natural para el desarrollo del proceso productivo y para suministrar las materias primas necesarias para su transformación.
Es decir, existe la posibilidad de utilización cuantitativa del recurso y del medio natural. Sin embargo, el uso de los mismos debe atender restricciones ambientales.
En primer lugar, no debe extraerse de los recursos naturales renovables una proporción mayor a la de su capacidad de reproducción. o no utilizar su capacidad de carga en proporciones mayores que puede absorver la misma dentro del sistema que se trate. Este principio lamentablemente está ausente en una parte importante de la discusión actual acerca de que si las llamadas papeleras contaminan o no contaminan. No puede contestarse en abstracto no conociendo el medio al cual se hace referencia. Pero una vez conocido el medio, y la tecnología utilizada es posible a nivel de definir una política considerar en forma general si la capacidad de carga va a ser rebasada. Análisis más puntuales requiere sin duda de los estudios necesarios.
En segundo lugar, no debe extraerse elementos naturales si ello implica una reducción de la información genética y ecosistémica, con consecuencias erosivas en general y genéticas en particular. La región de Gualeguaychú tiene especies en peligro de extinción que deberá conservar
Este proceso de erosión y de degradación se presenta cuando la capacidad de homeostasis del sistema natural ha sido rebasada total o parcialmente desnaturalizando sus funciones y degradando sus atributos. Cuando este proceso es acumulativo, o perdurable en un lapso prolongado, genera en primer lugar una deuda que se expresa en un pasivo causado por los sectores sociales responsables de la conservación de la naturaleza y específicamente por los propietarios del sistema natural, ocasionando efectos negativos sobre otros propietarios y sectores sociales, así como sobre la sociedad en su conjunto y el Estado administrador del área en el cual el sistema natural intervenido está localizado.
Cuando los productos se exportan y son los intereses extranjeros quienes impulsan y controlan el proceso se genera una responsabilidad común con los sectores exportadores del país. Cuando la afectación al patrimonio renovable es grave se incluye en el pasivo ambiental todas las potencialidades que no pueden ser utilizadas ni restituídas debido al proceso que generó el daño.
En el concepto de daño ambiental no se trata sólo de estimar la magnitud del mismo en forma estática sino dinámica.
Dentro de los procesos productivos mencionamos los siguientes efectos:

Cuando nos referimos al proceso productivo, los elementos que conforman la oferta necesariamente deben ser considerados como eslabones integrantes de la cadena productiva, o sea unidos en las etapas de distribución, cambio y consumo, sin las cuales los productos elaborados no se podrían realizar y solo constituirían una posibilidad inconclusa. De esta forma, no existe la posibilidad de una nueva fabricación en términos económicos. Por ello, el proceso productivo que interesa e impacta a la naturaleza  interactúa e involucra a la sociedad, incluye desde la extracción de los productos naturales, pasando por las diferentes transformaciones y los transportes de materias primas, productos intermedios y productos finales, hasta el consumo final y la disposición o reutilización de los  desechos en nuevos procesos productivos.
Por lo tanto, el proceso de transporte por ejemplo, que interesa en la distribución de los productos, en el proceso de cambio, constituye una etapa del proceso productivo. Como toda etapa del proceso productivo tiene una faz productiva y otra destructiva o degradante. En tal sentido, los aspectos productivos tienen que ver con el transporte de sustancias peligrosas como las que utilizaran las papeleras Cuando se experimentan catástrofes la evaluación de la misma es muy importante, y la valorización de su riesgo, resulta necesaria.
De hecho, organizar la respuesta que debería darse a la ocurrencia de tales eventos, posiblemente evitaría que los mismos sucedan y, en caso de ocurrir, seguramente sus efectos serían mínimos.
Frente a los hechos y a los daños ocasionados, en muchos eventos resulta razonable asumir que muchas empresas no han calculado los costos de prevención dentro de los costos generales, ni tampoco consideraron que los afectados por los daños ejercieran sus derechos constitucionales.
Lamentablemente, la consideración sólo de los costos imposibles de evitar constituye una práctica generalizada que responde a una cultura de obtención del máximo beneficio en el menor plazo posible, postergando o no realizando acciones que posibilitarían garantizar la sustentabilidad de los recursos y del hábitat y, con ello, mantener la potencialidad de los mismos y una adecuada calidad de vida. Este hecho es más evidente cuando el destino es la exportación, es decir importando poco el mercado interno que se genera El lugar escogido por las papeleras sin duda no tuvo en cuenta las externalidades negativas sino solo la minimización del costo de la materia prima.
Las empresas que operan siguiendo los criterios mencionados en el párrafo anterior, sin duda, actúan con mayores ventajas en el corto plazo con implicancias de desleal competencia, por lo que su no sanción constituiría una señal perniciosa del Estado que posibilitaría comportamientos no deseables de la iniciativa privada en el sector.
Existe sin duda la necesidad de  considerar los costos de prevención de catástrofes, y de eventos negativos donde la probabilidad llega a uno es decir se llega a la certeza en el caso de la desocupación del personal que las papelera, despedirán en el caso de que se instalen, miles de trabajadores, una vez que se instalen. Ambas magnitudes hacen referencia a dos cuestiones centrales. Por un lado, el alcance de la recomposición, como expresa el artículo Nº 41 de la Constitución Nacional, de la República Argentina.

7.6. El daño y la recomposición
El artículo Nº 41 de la Constitución Nacional de la Republica Argentina se refiere a que quien daña el ambiente debe recomponerlo o compensarlo. Otras Constituciones también utilizan términos similares, por lo que se requiere una discusión respecto a las implicancias de los mismos. Este elemento es central para nuestro trabajo. ¿Qué expresa el concepto de recomposición?. La mayor o menor comprensión de este término, condicionará la repuesta en cuanto a las tareas que deberán realizarse y, por supuesto, el valor económico de las mismas. No cabe duda que el espíritu de los Legisladores se refiere a una recomposición para que el funcionamiento de los ecosistemas garantice la sustentabilidad del sistema ambiental, a fin de que las generaciones futuras puedan poseer y utilizar esos recursos. Al dañarlos, necesariamente debe pensarse en la obligatoriedad de recomponer sus partes alteradas para que una nueva producción pueda ser realizada de la misma forma que la anterior. Existen algunas tendencias que se refieren a los daños “permisibles”, pero no existe una adecuada estimación ecológica para cada ecosistema acerca de lo que ello significa.
La Constitución Nacional es clara en el sentido de la sostenibilidad y sólo la recomposición del sistema natural puede garantizarla. Sin embargo, puede establecerse una estrategia de la recomposición que utilice en cierta proporción los mismos mecanismos de la homeostasis para lograr la misma.
Ante de ser afectado el equilibrio dinámico del ecosistema analizado, este fluctuaba entre estrechos márgenes revelando el mantenimiento de un equilibrio dinámico entre sus componentes. El daño se genera cuando los impactos e intervenciones al ecosistema rebasan la capacidad de homeostasis del mismo, sentando las bases para el establecimiento de un sistema diferente. En tal sentido pueden presentarse un alto número de tipos de etapas intermedias. Supongamos dos etapas posibles:
A) De Cambio Sustancial. Es decir, se refiere sólo a niveles de cambios significativos. Cabe mencionar que no se trata solo del deterioro de alguna especie o sector espacial definido, sino de un daño evidente de todo un sistema. O sea, se refiere al pasaje de una estructura sistémica a otra estructura sistémica diferente. Este ha sido el caso de la explotación de una especie hasta su agotamiento como ha sucedido en muchas zonas de América Latina. Lo que sucederá en Gualeguaychú es sin duda un cambio sustancial. Si la dispersión de dioxina es la que prevemos la fauna en gran parte será erradicada y la flora comestible también.
¿Qué significa en este caso la recomposición? ¿Cuál es la relación con la significación ecológica del término? ¿Cuáles son los términos parecidos que se utiliza según la Real Academia Española y qué significado posee en términos económicos? Hemos realizado esta investigación en un documento aún inédito, y hemos encontrado 21 términos parecidos, relativamente sinónimos. Pero si agrupamos en un gradiente de menor a mayor intensidad de restitución del ambiente, podemos encontrar tres grupos, de alguna forma representados por tres categorías. El primer grupo está liderado por el concepto de REPARACIÓN. Todos los conceptos que representa se refieren a lograr incorporar los elementos necesarios para que el sistema dañado siga funcionando. No enfatiza el término en el “estado anterior”, sino simplemente en la función que tenía antes, dentro de una  variabilidad. En el otro extremo, tenemos un grupo de la mayor exigencia, representados por el término RESTITUIR. Aquí se refiere no a la función futura sino a los elementos que se han perdido que deben restituirse, es decir casi sin daño permisible. En el medio existen muchos términos que se sitúan entre estos dos. A este espacio acotado,  pertenece el que fue utilizado en la Constitución Argentina es decir RECOMPONER. Al ser menos exigente que la restitución se esta introduciendo la posibilidad del “daño permisible”.
En este caso la recomposición, aunque es necesario plantearla, supone también la necesidad de una compensación, por dos motivos. El primero es debido a no poder recomponer adecuadamente a las mismas condiciones anteriores. El segundo es una compensación por el tiempo que se requerirá para que ello sea posible, teniendo en cuenta que muchas veces será aconsejable utilizar los mismos mecanismos de la naturaleza para ayudar en el proceso de recomposición.
En las estimaciones deben ser consideradas todas las rentas no devengadas por el ecosistema.
B) De Cambios Recuperables. Se trata del deterioro o de la degradación de una parte del ecosistema, o de determinadas especies. En estos casos es posible reimplantar las especies, mejorar el deterioro generado y posibilitar la recuperación. En este caso debe computarse el costo de la recomposición, adicionando el lucro cesante por el período en que no es posible generar  una producción.

7.7. Los costos y la valorización
Durante décadas las actividades económicas utilizaban al ambiente sin considerar los costos necesarios para evitar su degradación y desaprovechamiento. En tal sentido, las actividades primarias utilizaban los recursos renovables en una proporción mayor a la de su capacidad de regeneración, así como a la capacidad de carga del agua, suelo y vegetación. Asimismo, el uso de los recursos no renovables no era acompañado de un mayor incremento del patrimonio de recursos renovables. Este hecho correspondía al criterio de que la naturaleza es infinita y se reproduce sola, razón por la cual no tenía sentido la realización de actividades tendientes a garantizar la capacidad de reproducción y la sustentabilidad del sistema natural. O sea, se partía de la idea de que la capacidad de reproducción natural garantizaba el mantenimiento del patrimonio natural. Luego quedó demostrado que ello no era así, ya que no sólo los recursos son finitos, sino que también la naturaleza tiene sus ciclos de regeneración que, en general, estaban siendo rebasados por la intensidad y la rapidez del proceso de extracción. o un uso degradante de la capacidad de carga
A partir de la década del 80, y especialmente luego de la Conferencia Cumbre de la Tierra y la elaboración de la AGENDA 21 firmada prácticamente por los Gobiernos de todos los Países del Mundo, se asumió un compromiso explícito de realizar acciones para la concreción de un desarrollo sustentable. Estas acciones tienen una instancia de monitoreo y control a través del Informe que anualmente debe presentar cada Gobierno Nacional en la Conferencia de las Naciones Unidas. Cabe destacar también la acción del Comité Empresarial del Desarrollo Sostenible que recomienda, como política que posibilitará lograr un medio ambiente sano, la de estimular la libertad de los mercados, pero a niveles de precios justos. Ese nivel de precios justos se logrará sólo cuando se reconozcan los costos ambientales, ya que si ellos no son asumidos, el capital natural se extinguirá. Existe, entonces, aun a nivel de la asociación de las grandes empresas el reconocimiento de la justicia y la conveniencia de considerar los costos ambientales. Sin embargo no se ha profundizado suficientemente en la determinación de los costos ambientales.

7.8. Definir una forma de valorización de los recursos

a) Calcula todos los costos, incluyendo el valor del patrimonio natural y los costos de renovabilidad y manejo de la naturaleza, con lo que se asegura el mantenimiento de una renta permanente y la existencia del patrimonio.
b) Genera mayor cantidad y diversidad de bienes, aumentando sustancialmente los beneficios.
c) Ofrece mayores oportunidades para las actividades económicas y la población.
d) Permite a partir de estos valores estimar el lucro cesante y daño emergente.

 7.9. Lucro cesante.
Si lo que se está estudiando se refiere a un daño específico generado al ecosistema, debe estimarse el lucro cesante atribuible al período de recuperación y hasta la puesta a punto de la fábrica, que implica el pleno restablecimiento de sus relaciones. El manejo integral revelado por las Cuentas Patrimoniales y su instrumental, la Matriz de Insumo/Producto de la naturaleza, posibilita estimar los resultados de dicho manejo, ya que si se afecta la biodiversidad, o si existe una situación no reversible, el manejo integral está determinando el potencial real de esta fábrica de la naturaleza, o sea sin incurrir en degradaciones o desaprovechamientos, como puede ocurrir en el caso del manejo tradicional. Para el caso de las papeleras en Gualeguaychú el periodo del lucro cesante es de 50 años ya que la fábrica contaminará durante el periodo de implementación que es de 40 años y deberíamos al menos esperar unos diez años para la recuperación del sistema, aunque no es fácil determinarlo ahora. Para este proyecto hemos realizado la estimación por 20 años por que lo que se debería actualizar en caso de presentación en litigio, aunque los montos logrados en el periodo estudiado ya invalida suficientemente la inversión y por ello tiene poco sentido la estimación total del lucro cesante.

7.10. Riesgo ambiental
Para estimar el  riesgo ambiental, deberíamos conocer la magnitud del daño, y el valor atribuible al mismo en términos de la metodología aquí expuesta y luego multiplicarlo por la probabilidad existente para que ese riesgo se concrete. Dentro de la Cuenta Patrimonial en la Columna de Usos, hemos incluido rubros donde se desarrollan todos los aspectos relativos a catástrofes naturales como inundaciones, incendios, sequías, etc. Teniendo el cuenta el carácter del problema la probabilidad aún no puede determinarse.

Capítulo 8. Salud
8.1. Peligros y Riesgos Sanitarios de la Emisión de Dioxinas y Furanos Policlorados
Los peligros y riesgos sobre la salud de la población humana y el ambiente, vinculado a una contaminación ambiental por dioxinas y furanos policlorados se presentan a continuación. Ello nos servirá de base para la valorización. En especial, tomando como caso de análisis la contaminación de zonas productoras de alimentos (agricultura, ganadería y pesquería) y el riesgo en la salud de la población. En este escenario, se analizará en primer término los aspectos químicos, toxicológicos y clínicos de las dioxinas y furanos policlorados, con el propósito de permitir una identificación de los peligros y riesgos. Posteriormente, se revisa la información sobre casos de contaminación en cadenas alimenticias.
Los términos “peligro” y “riesgo” se emplearán según su definición epidemiológica. Es decir, entendiendo como peligro: una situación o proceso que provoque un daño a las características cualitativas y/o cuantitativas del sistema estudiado (salud humana o ambiental); riesgo: como la probabilidad de ocurrencia del peligro definido.

8.1.1. Dioxinas y Furanos policlorados
Las denominadas dioxinas son a menudo señaladas como los compuestos químicos más tóxicos conocidos por el hombre. Existen 2 grupos de compuestos que muestran un patrón similar de toxicidad: 75 isómeros estructurales congéneres de clorodibenzo-p-dioxinas y su isómero mejor conocido, la 2,3,7,8-tetraclorodibenzo-p-dioxina (TCDD); y 135 congéneres adicionales de clorobenzofuranos, de los cuales la substancia análoga 2,3,7,8-tetraclorodibenzofurano (TCDF) es la más tóxica. Desde un punto de vista químico, la toxicidad de las dioxinas policloradas (PCDDs) y los furanos policlorados (PCDFs) se corresponde con su estabilidad y simetría molecular. Situación que se evidencia en los rangos de la toxicidad aguda relativa de algunos PCDDs y PCDFs (Müller, 1993).

Cuadro Nº 13: Dosis letal 50 (DL50) de PCDDs y PCDFs  relación a la toxicidad de la 2,3,7,8-TCDD y la toxicidad equivalente (Teq) respectivos.


Compuestos

DL50 (mg/kg)

Teq

2,3,7,8 tetracloro-dipenzo-p-dioxinas

1

1

1,2,3,7,8-pentacloro-dipenzo-p-dioxinas

2

0,5

1,2,3,7,8,9-hexacloro-dipenzo-p-dioxinas

10

0,1

1,2,3,4,6,7,8-heptacloro-dipenzo-p-dioxinas

100

0,01

1,2,4,7,8-pentacloro-dipenzo-p-dioxinas

1125

0,00089

2,3,7-dipenzo-p-dioxinas

30000

0,00003

2,3,4,7,8-pentacloro-dipenzofuranos

2

0,5

2,3,7,8-tetracloro-dipenzofuranos

10

0,1

1,2,3,7,8,9-hexacloro-dipenzofuranos

10

0,1

1,2,3,7,8-pentacloro-dipenzofuranos

20

0,05

1,2,3,4,7,8,9-heptacloro-dipenzofuranos

100

0,01

8.1.2. Contaminación de la población

La exposición a PCDDs y PCDFs  por vías respiratorias y transcutánea es responsable del 2 % de la contaminación total que puede sufrir un ser  humano. Dos tercios de la contaminación por dioxinas provienen del consumo de alimentos contaminados de origen animal, y el resto del polvo  depositado en alimentos de origen vegetal. A modo de ejemplo, un promedio diario de la contaminación por consumo de alimentos se presenta en el Cuadro N°  14.
La incorporación de TCDD/PCDFs es almacenada en el tejido graso, de lo cual un 10% se encuentra en el hígado y un 1% en el suero sanguíneo. Existe una correlación inversa entre la toxicidad aguda de las TCDD y la porción relativa de grasa en tejidos del cuerpo. Las grasas, de esta manera, presentan una acción que se podría considerar detoxificadora, al actuar de depósito de las dioxinas y mantenerlas alejadas de los tejidos susceptibles, especialmente del hígado. Sin embargo, las dioxinas pueden ser movilizadas desde el tejido graso por situaciones fisiológicas durante periodos de desnutrición o lactancia. Por lo cual, la leche materna contendrá concentraciones relativamente altas de dioxinas. En el pasado en países europeos, la tasa de contaminación por dioxinas era superior a la de eliminación. Así, la concentración  de dioxinas se incrementaba en proporción a la edad en niveles inferiores a 10 ng/kg de grasa hasta 70 ng/kg en la década de los 70 (Beck, 1995)

Cuadro Nº14: Captación diaria promedio de dioxinas (pg/persona) por consumo de alimentos a principios de los 90s en la República Federal de Alemania (Beck, 1995)

Alimento

Consumo
(g de grasa)

Ingesta
TCDD (pg)

Total
Teq (pg)

Participación (%)

Leche, productos lácteos

27,6

4,6

41,7

32

Carne, huevos

37,1

7

39

29,9

Peces y alimentos derivados

1

5,1

33,9

26

Vegetales

28

2,2

6,3

4,8

Informe ambiental – Resumen Botnia; 2004;  3.10.1.1 “Impacto sobre el paisaje”; Pág. 70.

Raúl Brañes et. Al “La Responsabilidad ante el Daño Ambiental” Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Mexico 1996

Ob. Cit. Raúl Brañes.

En todo este capítulo estamos utilizando los conceptos que se hemos elaborado a partir de lo escrito en el Manual de Cuentas Patrimoniales (Héctor Sejenovich y Guillermo Gallo Mendoza), del cual hemos hecho reiterada referencia.

Otros

6,9

1,1

9,4

7,3

Total

100,6

20

130,3

100

La Agencia Internacional para la Investigación en Cáncer (conocida en inglés por sus siglas como IARC) que forma parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó a la dioxina TCDD como carcinogénico.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS) ha determinado que se sabe que la 2,3,7,8-DDTC produce cáncer.( Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades. (ATSDR ). 1999. (http://www.atsdr.cdc.gov/es/)

8.1.3. Modo de acción y patologías

            Existe un consenso en que el primer paso esencial para la acción tóxica de la TCDD es la unión de esta sustancia a un receptor ubicado en el núcleo de las células (receptor AhR). De este modo pueden generar efectos mutagénicos, carcinogénicos, teratogénicos, así como sobre otras consecuencias negativas sobre los sistemas inmune y reproductor.

8.1.4. Riesgo para la salud humana

            Uno de los pocos valores del riesgo de cáncer por contaminación de humanos con dioxinas está definido por la Agencia de Protección Ambiental Norteamericana (US-EPA). La misma define la condición más restrictiva de la normativa sanitaria a nivel mundial. Esta agencia define el riesgo de cáncer en humanos de uno en un millón, cuando existe una exposición de 0,006 pg TCDD por kilogramo de peso por día, lo que corresponde al valor de ingesta diaria total (Hanberg, 1999). Esto implica que un individuo de 70 kg de peso requiere una exposición a 0,42 pg de TCDD para pertenecer a la población en riesgo de desarrollar un cáncer por dioxinas. (70kg*0,006 pg/kg =0,42pg).
Considerando los 7,53 pg de Teq por kilogramo de carne vacuna al final del primer año de funcionamiento de las plantas de celulosa , se puede concluir que los límites de riesgo requeridos por un individuo de 70 kg se alcanzan con el consumo de 56 g de esta carne (7,53 en 1000g de carne, 0,42 pg = 56g). Si se considera que, en promedio el consumo de carne per capita de Argentina es de 50 kg/año, es decir 136 g de carne por día (50.000g en 365 días, en 1 día:136g) una población de 80.000 habitantes (población aproximada de Gualeguaychú) en un año de consumo, genera una población en situación de riesgo de 29 millones de casos. Este resultado permite inferir, basado en la probabilidad de riesgo de US-EPA, que existirían al menos, 29 casos nuevos de cáncer por cada año de funcionamiento de las plantas de celulosa. (Se tendrán en cuenta 20 años de funcionamiento).
A los antecedentes mencionados anteriormente, se debe agregar la situación de que los recursos pesqueros del Río Uruguay también representan una fuente de contaminación para la población.
Sin embargo, el aporte de esta vía de contaminación alimentaria a humanos por el momento no se puede estimar, dada la falta de información sobre la ingesta promedio de los recursos pesqueros del río.
La contaminación de seres humanos por el consumo de recursos pesqueros es un evento conocido, y que en el caso de pescadores está bastante estudiado, como en los trabajos de Kiviranta (2000; 2003). En los mismos se destaca que el alto nivel de contaminación ambiental del Mar Báltico ha provocado concentraciones elevadas de PCDDs/PCDFs en los recursos pesqueros. Situación que ha provocado una contaminación de los pescadores, que consumen estos recursos, en rangos similares y a veces superiores a los registrados en el accidente de contaminación por dioxinas en Seveso (Italia). Esta situación plantea un peligro sanitario similar para los pescadores del Río Uruguay, en una situación de contaminación del río con PCDDs/PCDFs por las industrias de celulosa.

8.1.5. Efectos de las dioxinas

 

Los problemas se agudizan por sus propiedades de persistencia y acumulación. Se fijan a las grasas por su características lipofílicas y persisten hasta 12 años, aumentando su concentración a medida que asciende en la cadena alimentaria (biomagnificación).

Pueden no encontrarse residuos detectables en el agua, pero sí en los animales y en el hombre. También hay contaminación por vía respiratoria y en menor grado por la piel.
Se han encontrado concentraciones de dioxinas en niveles superiores a lo normal en poblaciones que consumen alimentos contaminados en zonas de cercanas a vertederos químicos e industrias de papel, que usan cloro como blanqueador.
La eliminación de la mitad de dicho contaminante en un organismo puede ocurrir en un período promedio de 5 a 15 años.
La mayor parte de la exposición de la población a dichos contaminantes se atribuye a la cadena alimentaria, a través de la contaminación ambiental, el agua y el suelo. La contaminación de la leche materna constituye un problema mundial.

8.1.6. Contaminación de la cadena alimentaria

a- El escenario más reciente y notorio de contaminación con dioxinas de la cadena alimentaria es sin duda el ocurrido en 1999 en Bélgica. En el cual, por una contaminación accidental, de raciones de alimentación de animales, se desató una fuerte crisis en la confiabilidad sobre la seguridad alimentaria de los alimentos producidos. Situación que acarreó pérdidas económicas importantes (493 millones de dólares) por desconfianza del mercado sobre la calidad de productos provenientes de Bélgica (Buzby y Chandran, 2004).
Este es un ejemplo claro, de la pérdida de confianza del mercado por una evento de contaminación por dioxinas, un peligro que sin duda afectará a la producción de alimentos de Uruguay y Argentina; cuyo riesgo dependerá directamente de la confianza en las medidas y mecanismos de control de las emisiones de dioxinas y furanos policlorados vinculados a las empresas de celulosa que se instalarán en territorio uruguayo en las proximidades de la ciudad de Fray Bentos.
La crisis belga de 1999 demuestra la sensibilidad del mercado internacional frente a un peligro de contaminación por dioxinas. Así mismo denota la importancia de poseer un sistema confiable para el monitoreo de este tipo de eventos, tanto para su detección y rastreo,  como para definir cuándo el evento ha cesado su ocurrencia.
Aunque esta crisis pueda resaltar como un evento de contaminación y por sus costos económicos, no debe asumirse que éste es el único caso de contaminación con dioxinas de una cadena alimentaria.
Si bien fue de gran notoriedad, demuestra que en países desarrollados los programas de monitoreo ambiental están controlando los niveles ambientales de dioxinas, para reducir el riesgo de la contaminación por medio del control de la contaminación ambiental global con dioxinas.
Estrategia de trabajo que está fuertemente vinculada con la estimación de los riesgos para la salud humana que implican los niveles determinados de PCDDs y PCDFs en alimentos.
Ejemplos de esto se constatan en los estudios recientes sobre la contaminación de la cadena alimenticia en Bélgica (Bernard et al., 2002), en Japón y China (Sun et al., 2005), en la pesquerías del mar Báltico (Kiviranta et al., 2003), en leche materna en Japón (Kunisue et al., 2005), y en Italia (Taioli et al., 2005), estudios que están orientados a encontrar cuáles son las fuentes que incrementan el riesgo de producir alguna de las patologías vinculadas a la toxicidad de las PCDDs y/o PCDFs (Kiviranta et al, 2000; Neuberger et al., 2000).

 

b- De acuerdo a las enfermedades, según analogías , y ante  la posible  instalación de las plantas de celulosa podemos inferir un aumento de enfermedades tales como cáncer y de las vías respiratorias como las más importantes. Tal inferencia se desprende de un estudio realizado en Valdivia, Chile, luego de la instalación de la planta de pasta celulósica Arauco (Dr. Silva de la Paz).
En el citado estudio se comprobó un gran aumento en enfermedades de tipo irritativas tales como:

Todas las patologías mencionadas fueron producto de las emanaciones aéreas de las plantas, acompañadas de un fuerte olor.
Otro aspecto a tener en cuenta, son las enfermedades laborales, que produce la industrialización de la pasta de celulosa. Si consideramos que algunos trabajadores argentinos, calificados y no calificados, estarán en el proceso de fabricación y/o construcción de las plantas, podemos inferir que corren riesgo de contraer diversos tipos de cáncer (Kjell Torén y Kay Teschke) tales como gastrointestinales, cáncer de pulmón, debido a la exposición de agentes cancerígenos como el amianto, bencidina, formaldehídos, epiclorhidrina, los compuestos de cloro hexavalente y níquel generados por la soldadura del acero.
En muchos de los estudios en los que se pudo investigar la existencia de linfomas malignos, se observó un incremento del riesgo (Wingren y col., 1991; Persson y cols. 1993). Puesto que este incremento del riesgo sucede tanto entre los trabajadores de fábricas que utilizan el procedimiento al sulfito, como el procedimiento al sulfato, todo apunta a una fuente de exposición común.
En los departamentos de clasificación y astillado, las exposiciones son bastante similares. El personal está expuesto al polvo de la madera, terpenos y otros compuestos extraíbles de la madera. Además, ambos procesos blanquean con cloro, que puede generar subproductos orgánicos clorados, incluidas pequeñas cantidades de dioxinas.

c- Impactos en la población: A continuación se citan (incluida la referencia de la fuente) testimonios de la población referidos a las fábricas de celulosa de:

A consecuencia de la construcción y puesta en funcionamiento:

Existe una denuncia del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales  (OLCA) sobre graves consecuencias para la salud y la destrucción del Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter en el Río Cruces provocando la muerte de 3000 cisnes de cuello negro y de otras especies
(http://www.olca.cl/oca/argentina/celulosa04.htm)
- Existen miles de testimonios de los pobladores de la Ría de Pontevedra (Galicia, España), que han sufrido 40 años y luchado contra las enfermedades y muerte por cáncer provocadas por la planta de Ence, similar a la que va a instalar en Uruguay.
(http://www.avizora.com/publicaciones/ecologia/textos/0014_contaminan_papeleras.htm)

8.1.7. Situación sanitaria actual de la ciudad de Gualeguaychú
La ciudad de Gualeguaychú, cuenta actualmente con seis centros de salud barriales, que dependen directamente de la municipalidad, en los cuales se realiza atención primaria de la salud, basándose básicamente en la promoción y prevención de la salud; distribuidos geográficamente de la siguiente manera:

 1- Médanos

      1- San Francisco
Estas localidades absorben, de acuerdo a las áreas programáticas antes mencionadas, hasta el año 2005, 60.000 consultas que corresponden a la  población de menores recursos.
Este estado con algún grado de NBI, los transforma en una población de riesgo, ante la posible existencia de epidemias o enfermedades que se relacionen con la contaminación del medio ambiente.
Cabe destacar que estos centros están incorporados al programa Remediar, lo que significa que recibe del Estado Nacional las partidas de medicamentos genéricos, y cuenta con laboratorios propios de formulas magistrales.
El municipio complementa estas partidas con un gasto de medicación e insumos de $228.000 anuales.
También interviene el gobierno nacional con subsidios otorgados por PAMI  de $16.000 por paciente.

Cuadro nº 15: Tabla de gastos de los centros municipales (anual)

Medicación complementaria

$228.000

Equipamiento

    $4.000

Sueldos de personal

$390.000

Bienes de capital

$13.979

Conducción ejecutiva

$107.700

TOTAL   $ 742.679

       

Además existen tres centros asistenciales de diversa complejidad que corresponden a la administración provincial, y en los cuales se realizan tratamientos de mayor complejidad.
Es de destacar que en este momento el 70% de la población se encuentra asistida en estos centros provinciales, por los altos costos de la medicación, internación y pacientes ambulatorios, debido al déficit presentado por las obras sociales (Fuente: Municipio Saludable)
La situación actual de Gualeguaychú (Fuente: ONG “Lucha por la vida”) respecto de los diferentes tipos de cáncer es la siguiente: El Estado se hace cargo del 80% de los casos de cáncer y su tratamiento con quimioterapia. Un paciente, con tratamiento ambulatorio, de 2 o más drogas le insume al estado nacional y provincial la suma de $60.000, realizando sesiones de quimioterapia, las cuales oscilan entre 8 y 10, cada 21 días (tratamiento completo). En caso de linfomas, donde suele efectuarse transplante u auto transplante de médula ósea, el estado nacional y provincial invierte entre $70.000 y $100.000, más tratamiento previo de $60.000.
La ciudad  cuenta con un hospital público: “Centenario”. Este hospital cuenta con área asistencial con guardia activa las 24 h de en las especialidades de oncología y respiratorias. A modo de ejemplo, el servicio de guardia en el mes de diciembre de 2.005 atendió 5.701 pacientes en total (franjas etáreas entre menos de 1 año a 50). Estas atenciones y las 223 internaciones generaron un gasto total de partidas presupuestarias de $3.219.863,36, discriminado en: racionamiento ($173.954,20), bienes de consumo ($324.722,30), servicios ($379.056,75) y medicamentos ($2.335.130,10).
El nosocomio no cuenta con capacidad ociosa y posee una demanda infraestructural insatisfecha, lo cual implica que un aumento en la cantidad de pacientes por la instalación de las plantas significaría una mayor demanda de atención, lo cual colapsaría la infraestructura existente. Actualmente, se busca la posibilidad que los tratamientos se realicen en forma ambulatoria, para evitar los gastos de internación.
Un aumento significativo de pacientes demandaría la construcción de un nuevo edificio destinado a la atención secundaria de salud. Se estima que un nuevo edificio para el hospital, equipado medianamente, costaría $7.000.000 aproximadamente.

8.2. Consideraciones económicas en el nuevo escenario
Tabla: Costos estimados de cáncer, asma y enfermedades respiratorias por impactos en la salud y en la actividad laboral a partir del funcionamiento de las plantas de celulosa (asma y enfermedades respiratorias) y del 2º año para cáncer.

Rubro (pesos)

Cáncer (pesos)

Asma y enfermedades respiratorias (pesos)

Totales

29 nuevos  casos / año

20 años*

290 nuevos  casos / año

20 años*

1 año

20 años

Salud

1.174.000

23.480.000

6.264.000

125.280.000

7.438.000

148.760.000

Días laborables perdidos 

   261.000

  5.220.000

2.610.000

52.200.000

2.871.000

57.420.000

Totales $

1.435.000

28.700.000

8.874.000

177.480.000

10.309.000

206.180.000

*de explotación de la planta, aunque la planta funcionará 40 años

En la tabla se observa que los gastos en salud por cáncer por año de los 29 nuevos casos, y los días laborables perdidos serán de $1.435.000 por año, a partir del primer año de funcionamiento de las plantas, y $28.700.000 por los 20 años de  explotación de la planta. En cuanto a las enfermedades respiratorias y asma, estos costos serán de $8.874.000 por año y de $177.480.000 en 20 años.
A los 20 años, se estima que los gastos en salud para los nuevos casos de pacientes con las enfermedades descriptas y los días laborables perdidos promedio (6 meses / año) alcanzarían la cifra de $206.180.000.
A partir del segundo año de funcionamiento de las plantas, el gasto por las dos enfermedades citadas como significativas ($10.309.000) se incrementaría añadiéndole el gasto de aproximadamente $7.000.000, sólo teniendo en cuenta la construcción de un nuevo hospital, necesario para satisfacer también las nuevas demandas de atención médica. 

8.3. Conclusiones parciales
En virtud de la situación sanitaria de Gualeguaychú y de acuerdo a los estudios realizados en función de la instalación de las plantas de celulosa en Fray Bentos, distante a 26,5 km de la ciudad de Gualeguaychú, y con vientos de dirección Este y Sudeste predominantes en temporada estival (2.000 momentos) y con una velocidad de los mismos que oscila entre los 12,5 y 14,5 km/h, en línea recta entre una ciudad y otra, podemos inferir que de acuerdo a los antecedentes mencionados y la conocida peligrosidad que implica para el ambiente y la salud humana la contaminación por dioxinas y furanos policlorados, se puede concluir que:

 

CAPÍTULO 9. Sector industrial
La ciudad de Gualeguaychú es sin duda un icono Industrial muy importante de la Provincia de Entre Ríos. Su parque Industrial, el más grande de la provincia,  y la gran cantidad de Pymes involucradas en la fabricación de una variada gama de productos junto con la decisión de apostar a la industria expresada en Plan estratégico de la ciudad, hacen que el sector industrial tenga un desarrollo creciente y sostenido en los últimos años.

Parámetros económicos y laborales
Cuadro nº 17: La distribución del producto bruto interno de la ciudad de Gualeguaychú es la siguiente:

Tipo Producción

Monto (pesos)

%

Producción primaria

147.693.817

30

Producción industrial

181.293.472

36

Producción comercial

54.468.854

11

Producción servicios

115.922.190

23

PBI

499.378.333

100

                                                                   
Gráfico 22: Fuente: Corporación del desarrollo de Gchú – año 2003

Se puede apreciar que sector Industrial es el que más aporta al PBI de la ciudad, esto significa que el PBI es sensible a los cambios que en dicho sector se produzcan. En este sentido cualquier factor externo que provoque una disminución de la producción Industrial, aunque sea pequeña, será responsable de una pérdida importante del PBI de la ciudad.

9.1. Mano de Obra directa e indirecta
9.1.1. Trabajadores en relación de dependencia
A continuación se muestra la distribución de obreros, empleados y trabajadores familiares pertenecientes al Municipio de Gualeguaychú según las distintas ocupaciones relacionadas con la producción de bienes y servicios:


Cuadro nº 18: Fuente: INDEC - Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2001
Podemos ver que menos del 40% de las ocupaciones emplea a casi el 90% de las personas. Entre ellas (las 6 ocupaciones principales) se encuentra, en tercer lugar, la actividad industrial como se puede apreciar en el siguiente gráfico:


Gráfico 23

Dentro del sector industrial es posible hacer el siguiente desglose:

Total

1114

100%

  1. Calificación profesional

7

1%

  1. Calificación técnica

41

4%

  1. Calificación operativa

928

83%

  1. No calificadas

123

11%

  1. Calificación ignorada

15

1%

Cuadro nº 19: Fuente: INDEC - Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2001


Gráfico 24
9.2. Patrones y trabajadores por cuenta propia
Seguidamente se detalla la distribución de trabajadores por cuenta propia y patrones pertenecientes al Municipio de Gualeguaychú según las distintas ocupaciones:

Ocupación

Personas

%

Directivas y gerenciales de empresas privadas

1702

32,46%

Comercialización

1019

19,44%

Construcción y de la infraestructura

772

14,72%

Producción industrial y artesanal

398

7,59%

Transporte y del almacenaje

377

7,19%

Reparación de bienes de consumo

348

6,64%

Otros servicios varios

207

3,95%

Producción ganadera, apícola-avícola, forestal y de caza

176

3,36%

Producción agrícola

104

1,98%

Gastronomía y del turismo

77

1,47%

Instalación y mantenimiento de maquinaria, equipos y sistemas

32

0,61%

Producción de software

12

0,23%

Telecomunicaciones

10

0,19%

Producción pesquera

9

0,17%

Total

5243

100%

Cuadro nº 20: Fuente: INDEC - Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2001

Repitiendo el análisis realizado para el caso de los trabajadores en relación de dependencia, ahora tenemos que aproximadamente el 40% de las actividades, las 6 primeras, representan casi el 90% del total de los trabajadores. Nuevamente la ocupación industrial está dentro de este grupo. Así tenemos que para este pequeño grupo la actividad industrial es del 9%, ocupando el cuarto lugar:


Gráfico 25
Los trabajadores del sector industrial se pueden clasificar de la siguiente forma:

Total tecnología

398

100%

  1. En Ocupaciones sin operación de maquinaria, equipos o sistemas

287

72%

  1. En Ocupaciones con operación de maquinaria o equipos

107

27%

  1. En Ocupaciones con operación de equipos o sistemas informatizados

4

1%

Cuadro nº 21


Gráfico 26

9.3. Parque Industrial Gualeguaychú
Es uno de los 67 parques industriales del país, muy reconocido por su organización, contando con una gran variedad de empresas instaladas (Textiles, Metalúrgicas, Químicas, Alimenticias, Muebles, Caucho, Autopartistas, Acumuladores, Secado de Madera, etc)
El Parque Industrial Gualeguaychú está ubicado en la intersección de la Ruta Nacional 14 y el Acceso Sur a la ciudad, a 15 km de la misma.

 

Cuenta con una superficie de 2.140.000 m2 y posee la infraestructura necesaria que permite una variada gama de prestación de servicios básicos para cualquier radicación industrial. 
Su ubicación estratégica permite llegar en pocas horas a la Capital Federal (225 Km.) y a su vez está vinculado, por el Puente Internacional Gral. San Martín, con la República Oriental del Uruguay (400 km de Montevideo), con Brasil (1.980 km de San Pablo)  y con Paraguay (1.180 km de Asunción). Además está conectado por la vía aérea gracias al Aeródromo Gualeguaychú que cuenta con pistas pavimentadas y se encuentra a sólo 5 km  del mismo.
Los servicios suministrados comprenden la provisión de agua potable (de perforaciones), gas natural (15 – 70 bar), energía eléctrica (13,2 kv en puerta de fábrica), central de comunicaciones, centro de salud, sistema de prevención de incendios y una línea de colectivos con servicios permanentes, vinculando al parque con el resto de la ciudad.
Con respecto a la promoción industrial, existen beneficios para las empresas que se instalen. Estos beneficios son otorgados, tanto por el gobierno provincial como por el municipal. La provincia ofrece la exención permanente del Impuesto a los Ingresos Brutos, exención del Impuesto Inmobiliario (100% durante los primeros 4 años y luego en forma decreciente hasta el décimo año, que alcanza al 15%) y Exención del Impuesto Automotor (100% los primeros 4 años el 100% y luego en forma decreciente hasta el décimo año, que alcanza al 15%). El gobierno municipal, en concordancia con el plan estratégico trazado*, ofrece la exención de la Tasa de aprobación de planos de obras civiles, sus ampliaciones y sus construcciones (10 años el 100%), la exención de la Tasa de Higiene, Profilaxis y Seguridad (10 años el 100%), exención del Impuesto sobre suministro de energía eléctrica y del Impuesto a los sellos.

* Plan estratégico Gualeguaychú – pág. 39

Empresas

 

01 - UNILEVER DE ARGENTINA S.A.: Fábrica de detergentes en polvo.

 

02 - WOOD PRODUCTS S. A.: Secado de Madera.

 

03 - SILICATOS S. A.: Fábrica de Silicatos.

 

04 - UNION BAT S.A.: Fundición de Plomo para Fábrica de Acumuladores.

 

05 - LABORATORIOS DICOPACK S.A.: Fraccionamiento de Prod. Sólidos.

 

06 - RODADOS S. A. : Autoelevadores Linde.

 

07 – LABORATORIOS PYAM S.A.: Fabric. Pastillas Potabilizadoras de Agua.

 

08 - LITORAL LINK S. A.: Fraccionamiento de Productos Sólidos.

 

09 - GILBERTO Y GUSTAVO LADNER: Reciclado de papel, cartón y plásticos.

 

10 - COMPAÑIA INDUSTRIAL PROGRESO S.A.: Fabricación de Silicatos.

 

11 - GUARANÍ S.A.: Almacenamiento y Secado de Cereales.

 

12 - RONTALTEX S.A.: Tintorería Industrial.

 

13 - JOSE MARIA PEREZ S.A.: Fábrica de Muebles.

 

14 - R.P.B. S.A.: Fábrica de Jugos de Frutas.

 

15 - LITO GONELLA E HIJO S.A.: Fábrica de Calderas

 

16 - METALURGICA HERMANN S.R.L.: Fábrica de Acoplados y Remolques

 

17 - FUTURA HNOS. S.R.L.: Fabricación Bridas para Gas y Petróleo.

 

18 - IMPERIAL CORD S.A.: Fabricación de Cubiertas y Cámaras para Bicicletas.

 

19 - LABORATORIOS IMVI S. A.: Laboratorio Medicinal.

 

20 - DOMCA S.A.: Fab. Colorantes y Conservantes para Prod. Alimenticios.

 

21 - BIC ARGENTINA S.A.: Envasado Productos.

 

22 - GALBOP S.A. - Industria de Software.

 

23 - FIL COLOR S.A. - Textil

 

24 - GREEN LAKE S.A. - Fabrica de Aceites de Soja

 

25 - LABORATORIOS TOLBIAC - Quimica Fina y Extractiva

 

26 - PET´S GROUP - Alimentos para pequeños animales

 

27 - WALCOT S.R.L. - Perfumes y belleza del automotor

Futuras inversiones

  1. IMPERIAL CORD

Contará en un futuro cercano con una planta de mezclado, ubicada en el mismo Parque Industrial Gualeguaychú, que abastecerá el caucho necesario para la producción de Cubiertas de la Planta de Neumáticos. Tendrá una producción de 2.400 toneladas anuales de caucho, la potencia instalada será de 400 KW y empleará aproximadamente 15 personas como mano de obra directa.

  1. Green Lake S.A.

Actualmente está realizando las obras para ampliar su capacidad productiva, la cual se llevará a cabo mediante la puesta en marcha de una nueva planta en el Parque Industrial de Gualeguaychú.

  1. Tolbiac S.R.L. 

En un futuro cercano comenzará la construcción de una nueva fábrica en un terreno propio de 10.000 m2

  1. Ya se adquirió la parcela nº32 para la construcción de un frigorífico de conejos para la exportación. La inversión se estima que superará los $ 1.400.000.
  2. La firma Stürtz

Trasladará su actual emprendimiento para fabricar puertas placa y otras aberturas de madera a un predio de  5.005 m.2

Empresas fuera del parque Industrial Gualeguaychú
Muchas empresas de gran importancia para el sector se encuentran fuera del parque industrial. A continuación se mencionan las más importantes:

Cuadro nº 22: Alimenticias

Cooperativa Arroceros de Gualeguaychú
Actividades Agropecuarias

Don Chinto - Fábrica de fideos secos estilo artesanal

Fresk - Agua Mineral Natural

Frigorífico Rural- Frigorífico bovino

Helados Bahillo - Helados, postres y alfajores de elaboración artesanal.

Lácteos Cotagu - Leche ultrapasteurizada entera y descremada.
Quesos reggiantino, sardo, pategrás sándwich, fynbo y cuartirolo.
Crema pasteurizada. Ricota. Yogures bebibles y en potes. Gelatina.

Molinos Ross S.A. 
Fábrica de Alimentos Balanceados - Harína de Maíz

HERBALIFE - Nutrición Ideal - Descubra una calidad de vida óptima a través de la nutrición adecuada.

Regionales Veronesi - Dulces, mermeladas, almibares, escabeches, miel.

Unión Cerealera S.A. - Agroindustria Integral

Cuadro nº 23: Madereras

Apimar - Fábrica de Materiales para Colmenas

Melosch S.R.L - Construcción de Alzas - Cuadros - Techos - Pisos

Río Uruguay - Maderas en General - Para techo y Construcciones

Ugo R. Stürtz - Industrialización y venta de maderas en general

Cuadro 16: Metalúrgicas

Construcciones Metálicas Luján - Construcciones, Instalaciones, Tinglados ..

Bombas Pivas - Fabricación de bombas portátiles sumergibles de caudal variable

Estructuras Boulevard - Estructuras Metálicas

Famet - Montaje y mantenimiento Industrial, Máquinas Agrícolas

Futura Hnos. Bridas - Bridas especiales - Accesorios - Derivaciones Forjadas - Tapas de Cierre rápido.

Hermann S.R.L. - Acoplados - Carrocerías - Semirremolques

Metalúrgica Maipú - Fabricación y Montaje de Maquinarias

Metalúrgica Pesce - Fábrica de Implementos Agrícolas y Construcciones Metálicas

Metalúrgica Rey S.R.L - Fábrica de Galpones y Tinglados..

Cuadro nº 24: Químicas

Electroquímica Villa S.R.L - Fábrica de placas y baterías

Prodil  Certificación de Origen - Asesoramiento - Gestiones - Mailing - Normativa del sector - Información, etc

Cuadro nº 25: Varias

AluPlast - Fabricación y comercialización de Aberturas de Aluminio.

El Patio del Mate  - Elaboración de mates y regionales varios.

GM Herramientas Eléctricas - Ferretería - Tornería

Gruwa S.R.L  - Ingeniería de Isaje

E.R. Hornus  - Ingeniería y Construcciones

Schaf  - Fábrica de estufas y calefactores

Solcito  - Fabricación de artículos para playa, camping y ornamentaciones para jardín

 

9.3.1. Distribución de empresas dentro del sector industrial
A continuación se muestra la distribución de las empresas pertenecientes al sector industrial según el subsector de actividad al que pertenecen:


Cuadro nº 26

 


Grafico  Fuente: www.pymesriouruguay.com.ar; www.pigchu.com.ar

Se puede observar de  esta manera que el subsector más significativo en cuanto a cantidad de empresas es el Alimenticio (33%) seguido por el Metalúrgico (20%).
Vemos de esta manera que el subsector que agrupa mayor cantidad de empresas es el más sensible a los efectos de la contaminación ambiental ya que puede recibir recursos y materias primas contaminadas que luego transferirán dicha contaminación a los productos elaborados, que tienen como destino final el consumo por el hombre.

9.4. Medio Ambiente
Marco legal
Además de las regulaciones a nivel nacional existe en la provincia de Entre Ríos la Ley nº 6.260 de prevención y control de la contaminación por parte de las Industrias.
A continuación se citan los artículos más importantes:
Art. 5°_ El certificado de radicación será expedido previa aprobación que realice el Ministerio de Obra y Servicios Públicos, por intermedio de sus dependencias específicas, de la zona y lugar donde se instalara el establecimiento, teniendo en cuenta la incidencia de su funcionamiento sobre el Medio Ambiente.
Art. 6°_ A los fines previstos en el artículo precedente y de acuerdo a la índole del material que manipulen, elaboren o almacenen, a la cualidad o cantidad de sus efluentes al medio ambiente y a las características de sus funcionamientos e instalaciones, los establecimientos industriales se clasifican en tres (3) categorías:
a) Primera Categoría: que incluirá aquellos establecimientos que se consideran inocuos porque su funcionamiento no altera el medio ambiente.
b) Segunda Categoría: que incluirá aquellos establecimientos que se consideren incómodos porque su funcionamiento ocasiona algunas alteraciones en el medio ambiente.
c) Tercera Categoría: que incluirá aquellos establecimientos que se consideran peligrosos porque su funcionamiento altera el medio ambiente.
Art. 15°_ El Ministerio de Obras y Servicios Públicos hará un control periódico del medio ambiente para determinar en casos de alteraciones en el mismo, cuales son las causas que las motivan y obligar a los responsables a solucionarlas. Para tal fin podrá realizar una permanente fiscalización de las instalaciones y el control de los efluentes expedidos (u otros factores que alteren el medio ambiente). Dicha fiscalización se realizará a todos los establecimientos industriales existentes en el territorio de la provincia, verificando el estricto cumplimiento de las disposiciones vigentes y en el caso de comprobar infracciones a las mismas, podrá aplicar sanciones de multa entre un monto mínimo de pesos quinientos mil y un máximo de cincuenta millones actualizables una vez por año calendario de conformidad al índice de precios al consumidor dados por el Instituto de Estadísticas y Censos (INDEC).
La reglamentación establecerá una escala para la aplicación de la multa, de acuerdo a la infracción cometida, a la gravedad de la misma y teniendo en cuenta los casos de reincidencia.
Asimismo podrá disponer la clausura provisoria o definitiva de dichos establecimientos en infracción.
Art. 16°_ El Ministerio de Obras y Servicios Públicos podrá coordinar las tareas para fiscalizar el cumplimiento de la presente ley, con las autoridades municipales, las que quedan obligadas a aplicarlas en sus respectivas jurisdicciones por sobre cualquier otra disposición local. Cuando se apliquen multas como consecuencias de infracciones verificadas por las autoridades comunales, los respectivos municipios tendrán una participación en el monto de aquellas cuyo porcentaje será fijado por la reglamentación.

9.4.1. Efectos perjudiciales al medio ambiente ocasionados por las plantas de fabricación de pasta papelera.
Los problemas de las plantas de celulosa
A modo de introducción de los efectos perjudiciales al medio ambiente producidos por las plantas de fabricación de pasta papelera, se cita un extracto de la Publicación “FABRICAS DE CELULOSA - Del monocultivo a la contaminación industrial”, Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales. Abril 2005.
“…Las plantas de celulosa aumentan cada vez más en tamaño y capacidad de producción, agravando aún más los impactos de su proceso industrial, que de por sí presenta serios riesgos ambientales. Pueden identificarse algunos factores de riesgo:

* el tamaño (la escala)

Las plantas actuales de pulpa de papel son unas megafábricas cuyo solo tamaño se convierte en un riesgo. En un proceso industrial en el que se utilizan tantos productos químicos tóxicos, cualquier pequeño detalle que se altere, cualquier fuga mínima, se convierten en grandes por la escala de la fábrica. Por otro lado, los efluentes tóxicos podrán ser pequeños comparados con los volúmenes que se procesan, pero no con las magnitudes que la naturaleza puede soportar. Los efluentes de una planta grande de 600.000 toneladas métricas son de aproximadamente 1000 litros por segundo.

* el olor (emisiones)
Las descargas aéreas de las fábricas de celulosa (resultantes de la incineración de toneladas de residuos que quedan del proceso y son utilizados en la generación de energía), contienen productos químicos cancerígenos (fenoles clorados, hidrocarburos aromáticos policíclicos y Compuestos Orgánicos Volátiles), compuestos de azufre oxidado que provocan daños en la vegetación, compuestos que provocan trastornos hormonales (como por ejemplo fenoles clorados), y compuestos de azufre reducido causantes del característico olor penetrante a “huevo podrido” que se convierte en un problema para los pobladores de los alrededores. Estudios epidemiológicos recientes han evidenciado posibles efectos en la salud como consecuencia de la exposición a estos compuestos a niveles comúnmente presentes en
las proximidades de una planta de celulosa. Un estudio finlandés (The South Karelia Air Pollution Study) muestra que la exposición a compuestos malolientes del azufre aumenta el riesgo de infecciones respiratorias agudas.

* problemas con la producción misma de los agentes de blanqueo
“…Muchos blanqueadores químicos son reactivos y peligrosos de transportar, y por eso deben ser producidos en el lugar (in situ) o en las cercanías. Tal es el caso del dióxido de cloro (ClO2), un gas amarillo verdoso extremadamente reactivo que explota con facilidad, lo cual representa un gran peligro, en caso de accidente, para los trabajadores de la planta y los pobladores vecinos.
Otro agente utilizado, el cloro elemental (Cl2), es muy tóxico; se trata de un gas de color verdoso que se vuelve corrosivo en presencia de humedad.

* los vertidos y la contaminación del agua
La gigantesca demanda de agua de las plantas de celulosa puede llegar a reducir los niveles de agua y sus vertidos pueden aumentar su temperatura, lo cual es crítico para el ecosistema fluvial. Generalmente las fábricas suelen instalarse cerca de un curso de agua con mucho caudal donde no sólo abastecer su demanda (con menos costos) sino también verter luego sus efluentes. La industria de la celulosa es la segunda consumidora mundial de cloro y la mayor fuente de vertido directo de organoclorados tóxicos a los cursos de agua.
De los procesos de producción de celulosa, los que potencialmente más contaminación pueden producir son los métodos químicos, en particular los de producción de pulpa kraft, cuyos vertidos del proceso de blanqueo pueden contener compuestos orgánicos presentes en la pulpa y compuestos de cloro, cuya mezcla puede formar una serie de productos tóxicos, tales como dioxinas, furanos y otros organoclorados (también conocidos como “haluros orgánicos absorbibles” o AOX, por su sigla en inglés), que tienen cada uno de ellos distintos grados de toxicidad. El grave problema con estos compuestos es que su capacidad de biodegradarse es muy baja, lo que significa que permanecen en la biosfera incluso muchos años después de haber sido liberados, acumulándose en los tejidos de los organismos vivos (bioacumulación). Esto determina que las concentraciones en los tejidos grasos de organismos superiores (incluido el ser humano) sean superiores a las concentraciones presentes en el ambiente en el que fueron expuestos, lo que los transforma en un problema de salubridad humana importante…”

“…La pulpa producida, tanto por procesos mecánicos como químicos, generalmente requiere ser blanqueada. Existen diversos métodos de blanqueo: 1) con cloro gas (también llamado cloro elemental), 2) libre de cloro elemental (ECF), que utiliza dióxido de cloro (dentro de esta técnica se ha desarrollado también el ECF que emplea ozono en las etapas iniciales del proceso de blanqueo y dióxido de cloro en la etapa final, y el ECF “mejorado”, que elimina la mayor parte de la lignina que da el color amarillento antes del blanqueo, reduciendo así la utilización de energía y de productos químicos para el mismo) y 3) “totalmente libre de cloro” (TCF), es decir, que se trata de un blanqueo sin compuestos clorados, que utiliza oxígeno y peróxido de hidrógeno u ozono.
A mediados de la década de 1980 comenzó la discusión pública acerca del proceso de blanqueo de la celulosa. Los análisis revelaron una alta concentración de AOX (un parámetro que mide la concentración total de cloro vinculado a compuestos orgánicos en aguas residuales) en los vertidos de plantas de celulosa; posteriormente se encontraron también dioxinas. Dioxina es el nombre común para una familia de compuestos químicos (existen 77formas diferentes de dioxinas), que presentan propiedades y toxicidad similares; aparecen como consecuencia de procesos térmicos que involucran productos orgánicos en presencia de cloro y tienen graves efectos sobre la salud y el ambiente, que se agudizan por sus propiedades de persistencia y acumulación.
0La producción mundial de pulpa química blanqueada ha aumentado en los últimos 15 años de 56 millones a cerca de 90 millones de toneladas. Según cifras del año 2002, aproximadamente el 20% de la producción mundial de celulosa es blanqueada químicamente con el tradicional cloro gas y alrededor del 75% es blanqueado con dióxido de cloro en el proceso ECF, mientras que apenas poco más de 5% es blanqueado por el proceso TCF….”

“…Según la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), la exposición a pequeñísimos niveles de dioxinas (medidos en millonésimos de miligramos) puede provocar en el ser humano alteraciones del sistema inmunológico, del sistema hormonal endocrino incluida la actividad de regulación de los esteroides sexuales y el crecimiento, y cambios genéticos hereditarios, sin olvidarse del cáncer. Entre las fuentes principales de emisión de dioxinas figura el blanqueo de celulosa con cloro elemental.
En el caso de los vertidos de celulosa blanqueada con dióxido de cloro, éstos contienen cloroformo, ácidos clorados y sulfonas. El blanqueo con dióxido de cloro produce grandes cantidades de clorato, que actúa como herbicida. Se ha comprobado que aunque los vertidos son más biodegradables que los de la técnica de cloro elemental y se ha reducido la presencia de organoclorados, igualmente se producen, afectando el ambiente. Si bien los efluentes líquidos son menos tóxicos que hace diez años, aún son peligrosos, por ser contaminantes persistentes, es decir que se van acumulando permanentemente y no se degradan.
Por otro lado, además de los efectos de los organoclorados, a fines de 1994 tomó cuerpo la convicción de que sustancias de la madera se convierten en compuestos problemáticos durante el proceso de extracción de la celulosa, pues se manifestaron efectos tóxicos en peces afectados por vertidos de  producción de celulosa blanqueada y no blanqueada. Las sustancias de la madera disuelta, los residuos químicos y los compuestos producidos por reacciones entre las sustancias químicas y las sustancias de la madera, producen contaminantes que pueden reducir los niveles de oxígeno de los cursos de agua a los que se viertan, llegando a ser letales para los peces.
Los efluentes del proceso de blanqueo contienen generalmente entre 40 y 50 kilos de sustancias orgánicas (principalmente lignina) por tonelada de pulpa. Estudios realizados en Canadá y Suecia a fines de la década de 1980 y principios de los 90 sobre los efectos tóxicos crónicos de los vertidos de las plantas de celulosa en los peces de los cursos de agua aledaños, revelaron alteraciones reproductivas, aumento del metabolismo y cambios en la estructura de las poblaciones de peces. Otros estudios revelaron daños genéticos, cambios hormonales, alteraciones hepáticas, problemas de la función celular, cambios en la composición de la sangre, lesiones en piel y branquias y reacciones del sistema inmunológico de los peces...”

9.4.2. Caso de contaminación por dioxinas en Bélgica.
(Fuente: Economic Research Service/USDA - International Trade and Food Safety/ AER-828)
La crisis de dioxina* en Bélgica comenzó en enero 1999, cuando se detectó que 60-80 toneladas de grasa utilizada para la fabricación de alimento balanceado para animales tenían una gran concentración de dioxinas en su composición. El alimento contaminado (alrededor de 500 tn) fue dado a pollos, cerdos, vacas y a otros animales afectando sólo en Bélgica a 746 criaderos de cerdo, 445 de aves, 393 granjas bovinas, y 237 tambos.
Esto interrumpió temporalmente el comercio con los Estados Unidos y otros 30 países.
Los impactos de la crisis se resumen a continuación:

*Dioxina es un término general para centenares de sustancias químicas que son sumamente persistentes en el ambiente. Las dioxinas se crean como un subproducto de procesos químicos, de los cuales algunos surgen a raíz de causas naturales tales como incendios forestales y erupciones volcánicas y otros se originan en los procesos productivos (fabricación de pasta papelera, blanqueo del papel, la incineración, fabricación de acero, de sustancias químicas para la industria, pintura, etc.). Cualquier dioxina liberada en el ambiente se puede acumular en el tejido adiposo animal y con el tiempo en el ser humano, ocasionando enfermedades tales como cáncer y otros riesgos para la salud humana (como se precisa en el punto correspondiente).

9.4.2.1. Deposición ácida
(Fuente: EPA – Environmental Protection Agency)
Causada principalmente por el dióxido de azufre (SO2) y los óxidos de nitrógeno (NOx). Ocurre cuando estos gases reaccionan en la atmósfera con el agua, el oxígeno y otras sustancias y forman diversos compuestos ácidos. La luz solar aumenta la velocidad de dichas reacciones y como resultado se obtiene una solución suave de ácido sulfúrico (H2SO4) y ácido nítrico (HNO3).


Figura 8

La deposición ácida puede ser húmeda o seca. La húmeda se refiere a la lluvia, niebla y nieve ácida. Al llegar al suelo y a través de éste, el agua ácida afecta a plantas y animales así como también produce la corrosión de estructuras metálicas.
La deposición seca se refiere a los gases y partículas ácidas. Aproximadamente la mitad de la acidez que hay en la atmósfera vuelve a la tierra en forma de deposición seca.
La deposición ácida tiene una variedad de efectos, incluyendo el daño a los bosques, suelos, peces (acidificación de ríos) y otros animales, materiales y la salud humana. La lluvia ácida también reduce cuan lejos y cuán claramente podemos ver a través del aire (reducción de visibilidad). Además, la lluvia ácida acelera el decaimiento de los materiales componentes de edificios (pinturas, chapas, estructuras metálicas en general) e inclusive obras irreemplazables tales como estatuas y esculturas que forman parte del patrimonio cultural.
La lluvia ácida y la deposición seca de partículas ácidas contribuyen a la corrosión de metales (ej: bronce) y afectan a la pintura y la piedra utilizadas en la construcción (ej: mármol y piedra caliza). Estos efectos reducen significativamente el valor de edificios y automóviles entre otros.
Para reducir el daño en la pintura de los automóviles, algunos fabricantes utilizan pinturas ácido-resistentes, con un costo promedio de U$S 5 para cada vehículo nuevo (o un total de U$S 61 millones por año para todos coches y camiones nuevos vendidos en los EE.UU.).

9.4.3. Caso de estudio. Lluvia ácida en Misiones, muy cerca de una planta de celulosa.
(Fuente: www.fisicanet.com.ar)       
9.4.3.1. El efecto indeseado de la actividad industrial
Por primera vez se registró la evidencia de lluvia ácida en el país. La detectaron alumnos secundarios que participaban de un proyecto educativo.  Midieron contaminantes en el aire, suelo y agua y los niveles de dióxido de azufre fueron tres veces superiores a lo recomendado internacionalmente. Alumnos secundarios que participan de un proyecto educativo sobre contaminación ambiental detectaron la presencia de lluvia ácida en la localidad de Puerto Rico, a orillas del río Paraná, en la provincia de Misiones. Esta constatación  fue efectuada en el curso de un proyecto desarrollado por docentes, investigadores y estudiantes de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (Fceyn) de la UBA junto a profesores y alumnos de las escuelas Otto Krause e Hipólito Yrigoyen, ambas de la Capital Federal; Emilio Civit, de Maipú, Mendoza, y la Escuela Técnica N° 10 de Puerto Rico, Misiones. Recientemente se agregó el instituto Saint Andrew's, de Olivos, Buenos Aires. El proyecto, denominado “La química, el hombre y su hábitat (QHH)”, fue uno de los 10 ganadores de un concurso de innovación en educación que organizó la Fundación YPF, en 1997, y fue financiado por la Fundación Bunge y Born. “El objetivo es introducir la química ambiental en la escuela media”, indica el doctor Horacio Corti, investigador de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y del Instituto de Química Física y Medio Ambiente (Inquimae), que depende de la facultad.

9.4.3.2. Preocupación de la zona
Los alumnos de la Escuela Técnica N°10 de Puerto Rico, en la mencionada provincia, plantearon la preocupación de los pobladores acerca de la calidad del aire debido a la actividad industrial en la zona. En junio de 1999, alrededor de 70 alumnos de las escuelas que participan del proyecto se reunieron durante tres días con sus docentes y los investigadores de la Fceyn, en Misiones.
La tarea, realizada íntegramente por los estudiantes y coordinada por el doctor Daniel Cicerone, consistió en medir dióxido de azufre en el aire, uno de los compuestos responsables de la lluvia ácida, y analizar el pH (grado de acidez) del agua de lluvia. Los chicos, además, tomaron muestras del suelo.
Para analizar el aire, los estudiantes colocaron en los árboles tubos pasivos, que son cilindros de acrílico con un extremo abierto. En el otro extremo, un papel impregnado con una sustancia que reacciona ante la presencia de dióxido de azufre es el encargado de testimoniar la concentración del contaminante en el aire.
Los tubos fueron distribuidos en distintos puntos de Puerto Rico, Puerto Mineral y una estación del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), a 200 kilómetros de Puerto Rico.
Permanecieron allí durante un mes, luego del cual fueron analizados en la FCEyN. Los resultados indicaron que las cantidades de dióxido de azufre superaban, en casi tres veces, los valores considerados normales por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA). El valor máximo aceptado es de 30 microlitros por litro de aire. Y las cantidades halladas superaron en algunos casos los 80 microlitros. Estos valores representan el promedio del mes, lo cual no significa que no se hayan registrado picos mucho más altos.

9.4.3.3. Por causas humanas
Dado que en la región no hay fuentes naturales de dióxido de azufre, como podría ser un volcán, las emisiones sólo pueden atribuirse a la actividad humana, por ejemplo la fabricación de papel y pesticidas, entre otros, o la generación de electricidad. En cuanto al análisis del agua de lluvia, en 9 de los 10 eventos de lluvia producidos en junio de 1999 los alumnos hallaron una acidez superior a la normal.
“Estos resultados representan el primer caso verificado de lluvia ácida en la Argentina”, afirman los alumnos participantes del proyecto QHH en un trabajo que ganó el Premio Argentino Junior del Agua 2000, organizado por la Asociación Argentina de Ingeniería Sanitaria y Ciencias del Ambiente (Aidis).
El trabajo fue coordinado por docentes de las escuelas Otto Krause e Hipólito Yrigoyen, y el premio significó para los chicos un viaje a Estocolmo, Suecia, para competir por el International Stockholm Junior Water Prize, instituido por la Fundación Estocolmo del Agua y que cuenta con el patrocinio de la princesa Victoria, de Suecia.
La lluvia ácida no sólo afecta el suelo, la vegetación y la salud humana, sino que también contamina el agua. Los estudios realizados en el mundo han concluido que la lluvia ácida ha causado, entre otros daños, la acidificación de 14 mil lagos en Canadá, un cuarto de todos los lagos de Suecia, un 8 % de los lagos de Finlandia y ha dañado la vegetación de los montes Apalaches, en los Estados Unidos.
Lo auspicioso del caso es que la principal empresa papelera de la zona, a raíz de este análisis, inició estudios para rever su tecnología.

9.5. Conclusiones parciales
A raíz del análisis realizado se puede arribar a las siguientes conclusiones:

  1. El sector Industrial de la ciudad es el más importante en términos del PBI, por lo tanto cualquier causa o factor que lo perjudique directa o indirectamente logrará un fuerte impacto negativo en la economía de la ciudad y su gente.
  2. La actividad industrial emplea directamente a 1.512 personas (1.114 en relación de dependencia y 398 trabajadores por cuenta propia y patrones, más del 2% de la población) y en la tendencia positiva de las inversiones.

Luego de lo planteado anteriormente con respecto a la fuente de contaminación del medio ambiente que puede acarrear la instalación de las plantas de pasta celulosa se pueden detectar los siguientes peligros potenciales que afectan directa o indirectamente al sector industrial:

  1. La deposición ácida puede derivar en un serio problema en lo que respecta a las instalaciones industriales y su funcionamiento. Como vimos anteriormente ésta, ya sea en forma de lluvia o mediante la deposición seca, puede acelerar significativamente la corrosión de los medios de producción expuestos. En este caso debería hacerse un estudio exhaustivo que indique si la producción de las plantas celulósicas aumentará en gran medida la deposición ácida de la zona.
  2. Otro motivo de alarma es la posibilidad de generación de dioxinas que contaminen la flora y fauna de la zona, afectando directamente a la producción primaria (agricultura y ganadería) e indirectamente a las industrias procesadoras de estos productos.
  3. Además es evidente las consecuencias negativas que puede traer a la salud de los habitantes de la ciudad la contaminación de los alimentos, agua y aire, golpeando no sólo en la actividad industrial sino en todas las demás, ya sea por enfermedades o por migraciones a causa del temor de que estas ocurran.
  4. La caída del nivel de actividad en general, impulsada principalmente por la disminución del turismo, la desvalorización de la tierra y la pérdida de fuentes de trabajo, traerán aparejadas consecuencias negativas para la actividad industrial.

CAPÍTULO 10. Observaciones sobre la evaluación de impacto ambiental de BOTNIA ENCE - BANCO MUNDIAL (enero de 2006)
Técnicamente los informes presentados por las empresas y la consultora contratada por la International Finance Corporation (IFC), PCI, no deberían considerarse como Estudios de Impacto Ambiental por las razones aquí apuntadas.
Deberán ser referidos como simple alegatos pro empresas, elaborados con el único interés de facilitar su emplazamiento en la región afectada.
Presentan, en tanto pretendidos EIA, defectos invalidantes de origen. No son independientes, no son científicamente rigurosos, no siguen los estándares metodológicos reconocidos internacionalmente para estos estudios, ni tampoco fundamentan vías alternativas a los mismos, no justifican la mayoría de las aseveraciones técnicas que consignan, ni consideran la opinión e intereses de los ciudadanos de la región que se verían afectados.
Incluso, efectúan vaticinios temerarios, contrarios a la experiencia acumulada en el tema y a la lógica más elemental de los analistas como cuando afirman que estos emprendimientos impulsarán el turismo regional. “…se puede prever un fuerte incremento del sector servicios por ejemplo el desarrollo del turismo...” página 92 Informe Ambiental BOTNIA.
Esto es especialmente grave porque se trata del destino de cientos de miles de personas, su calidad de vida, sus derechos esenciales, su salud y reservas de naturaleza que pertenecen a las generaciones que nos precederán.

 

10.1. Síntesis de las observaciones efectuadas:
1-En el Informe se señala al sector forestal como únicamente formado por las plantaciones cuando en realidad las plantaciones constituyen sólo parte (aunque la mas importante) del sector forestal. Dentro de las plantaciones sólo se destaca el destino celulósico y no integral de la misma. Desechándose el mas productivo de los usos del recurso forestal  ya establecido, que es el reconocido como madera maciza  donde se genera la verdadera riqueza para el país anfitrión de las plantaciones, sector que logra el mejor balance entre recurso maderero-generación de mano de obra-no contaminación-desarrollo tecnológico-recursos tributarios-manejo racional del recurso, etc.
2. Las empresas señalan que poseen vasta experiencia en el sector en el manejo de las plantas proyectadas. Sin embargo ninguna de ellas ha utilizado una dimensión tan grande como en este caso. Las máximas dimensiones que han operado sólo llegan a la mitad del actual complejo productivo, según declaraciones de la Embajadora de Finlandia ante Argentina.
Asimismo, la calidad de esta experiencia tampoco ha sido establecida ya que fueron descalificados en la operación de  plantas con tecnologías similares en España, en Chile, etc.
La ubicación de la planta hace generar claramente efectos transfronterizos, que no los  tienen en cuenta, en esta región, aunque en Finlandia, por ejemplo, tal lo han aclarado reiteradamente sus autoridades, se considera primordial y prioritaria la opinión de ciudadanos de países vecinos alcanzados por este tipo de emprendimientos, por lo tanto el trato dado a los ciudadanos Argentinos es claramente discriminatorio.
3. Muchos de los importantes costos indirectos derivados de la operación de estas plantas no son enfrentados por las empresas.
En el transporte de materia prima, el Estado Uruguayo se hace cargo del mantenimiento de la infraestructura, generando una pesada carga para toda la sociedad Uruguaya, que deberá transferir también en este concepto recursos de toda la sociedad a estas empresas transnacionales.
4. Los factores favorables para radicar esta empresa claramente no incluyen todas las externalidades negativas que se van a presentar, y que en este documento se desarrollan.
5. No se tiene en cuenta ningún factor negativo y no consideran que a pocos kilómetros están establecidos más de 200.000 habitantes que tienen bienes, producciones, que no aparecen en este estudio. Este hecho, minimiza toda exigencia de las audiencias públicas.
6. En los datos de empleo no coinciden los datos del cuadro comparativo y los que enuncia, es vago, contradictorio, y no tiene en cuenta las graves consecuencias regionales que tendrá la necesaria desocupación post-construcción, tal los antecedentes registrados en Concordia –RA-  después de la construcción de la Represa de Salto Grande.
7. Lo que se menciona de los vientos no coincide con las observaciones válidas efectuadas por el Servicio Meteorológico de Argentina para la región, ni tampoco se menciona la fuente de los datos referidos. Predominan los vientos que van desde los establecimientos fabriles hacia la ciudad de Gualeguaychú, pasando por el emplazamiento turístico conocido como: “Balneario Ñandubaysal “ que recibe 250.000 visitantes en temporada estival.
8. Varios factores se reúnen para disminuir la capacidad de carga del río en el lugar donde se señala que se dejarán los efluentes.
8.1. Disminución de la velocidad de los efluentes
8.2. Los sedimentos se depositan principalmente en la costa Argentina
8.3. Recibe contaminación de todas las ciudades importantes que están arriba del Uruguay. Todos estos residuos sin tratamiento, o con tratamiento parcial de estas ciudades.
8.4. Otras que no se detallan pero han sido debidamente registradas en los informes de la CARU.
8.5. El caudal es muy fluctuante, lo que agrava el proceso de contaminación.
8.6. Hay contaminación de variada naturaleza y origen y se registran AOX


Ver documento Evaluación de la distribución y destino final de 2,3,7,8-TCDD de la producción de pulpa de celulosa.

Planta de celulosa en la ciudad de Valdivia, Chile.

Planta Celulosa Arauco Constitución, Celco, en la comuna de San José de la Mariquina.

 

8.7. La toma de agua de la ciudad de Fray Bentos está debajo de la fábrica.
            9. La alta concentración de la población y de hecho de la infraestructura urbana que ello supone si bien reduce los costos empresarios afecta mucho a la población. Y también afecta a la valorización de esa infraestructura. Por ello la concentración de la población es un rasgo en contra de la evaluación social de la ubicación. A nivel privado los costos se reducen si sólo se consideran la ubicación de la mano de obra, no del mercado de consumo. En tal sentido, si no se calcularan las múltiples externalidades negativas esta concentración mejora la situación privada Pero si se consideran las afectaciones a la propiedad privada inmobiliaria la salud de la población y las implicancias presupuestarias de la salud de la población, la localización es inconveniente.
Las tendencias muestran una mayor importancia de la infraestructura urbana.
            10. La derivada laboral hacia la población local de estos proyectos solo considera tareas subalternas de maestranza y vigilancia. Si bien se ha superado la etapa del analfabetismo con creces, el nivel cultural muestra claramente que no será la mano de obra fundamentalmente requerida la que demandará el proyecto.
            11. El destino de la población que se empleará en la fábrica y que luego será despedida aún no está nada claro. Casi 8.000 personas empleadas (aunque luego se confunden estos guarismos) significan un alto porcentaje de la población ocupada en tareas permanentes. Esto significa la necesidad de crear empleos parecidos o adicionales para absorber toda esta población que no volverá a sus propios lugares o que no lo hará sin conflictos. También este conflicto es de la ciudad. Si se establece una proporción de población ocupada a nivel de Gualeguaychú no pueden ser menores de 1.000 personas lo cual significa que debería considerarse la generación de una industria o una ocupación que tenga que en cuenta este nivel.
Si bien no existen villas miserias en las ciudades involucradas, el incremento de estas personas ocupadas pueden generar una mayor demanda de infraestructura urbana que no pueda ser abastecida y es posible que se generen las villas mencionadas, tal como nos muestra el pasado.
            12. No debe dejarse de remarcar, la absoluta nulidad de significación que se le da a la opinión de los ciudadanos de Gualeguaychú expresada a través de la Asamblea Ciudadana Ambiental, atentando así contra las bases mismas de la evaluación ambiental y de los efectos transfronterizos. El Banco Mundial no puede desconocer este principio.
13. La naturaleza de infrecuencia de los accidentes no es tal. No existe una obra que no haya reportado accidentes. Por lo tanto no puede aducirse tal desconocimiento. Si las empresas han contemplado tales eventos es porque son predecibles y no porque no lo son.
            14. Algunas afirmaciones que se realizan en el trabajo parecen poco fundamentadas.
En la página 38 dice:
            En parte las consultas arriba indicadas, fueron realizadas para dar cumplimiento a los requisitos de consulta y divulgación establecidos por el Uruguay para las evaluaciones ambientales de sus proyectos, pero también en términos generales para promover la comprensión y generar apoyo hacia los proyectos entre las partes interesadas y preocupadas en Argentina así como en Uruguay. En realidad la consulta es la consideración del público acerca de la conveniencia o no del proyecto. Esta alternativa no figura ni siquiera en las consideraciones generales lo cual es un grave defecto ya que se manifiesta de parte de la factibilidad antes de preguntar. Y se pone en función de esta factibilidad para promover comprensión y generar apoyo. Si el Banco Mundial evalúa no puede a la vez “crear apoyo”, por que sino cabe la pregunta ¿Qué evalúa?
            15. Lo que definitivamente debe aclarar la CFI las consultarías de apoyo, y ha sido manifestado con gran claridad por la CAO.
Si la intervención de la sociedad civil tanto a nivel de percepción como a nivel científico, es decir los análisis que pueden aportar sólo tienen que ver con formas de realizarse las iniciativas es decir los proyectos.
¿O se incluye en estas posibilidades la alternativa de ser rechazado el proyecto?. Este es el sentido de las audiencias públicas y no puede desfigurárselo. Los subconscientes hay que dejarlos tranquilos y actuar como si fuéramos imparciales
No sólo la forma de hacerse un proyecto sino su real necesidad una vez evaluados todos los costos y beneficios, económicos, ecológicos y sociales-culturales. Si no es así, si sólo sirven de organismos de convencimiento y de “generar apoyo” se estaría anulando todo el avance democrático que estos ejercicios pretenden tener. En tal sentido la contratación del Instituto de Creación de Consensos ¿qué significa? ¿Lograr el consenso en relación con un proyecto definitivo? ¿O discutir acerca de la realización o no del mismo?
Recién en la página 39 aparece que existe cierta oposición al proyecto y se dice que declinaron los pedidos de entrevistas. Se hace referencia a  la natural desconfianza por parte de la población, por las  reiteradas demostraciones de parcialidad de la IFC. Al ser estas acusaciones sumamente graves que invalida todo el ejercicio en lugar de explicar sus fundamentos o decir al menos que ello no es justo y mostrar su probada ecuanimidad, se elige el silencio de la no referencia y se sigue el análisis con las personas que contestaron, Aún así, se admite que existieron personas que superando la desconfianza que ha creado el organismos por su manifiesta parcialidad, mostraron sus razones en contra del proyecto, o mostraron la necesidad de cambiar sustancialmente el mismo. El Banco Mundial es parte de los organismos de Naciones Unidas, y su postulado esencial es la lucha contra la pobreza, por lo tanto no corresponde estas actitudes.
            16. En la página 39 dice “La CBI también interrogó a las partes con respecto a sus percepciones en relación con una posibles revisión conjunta de los impactos de las plantas”. Y finaliza con la otra frase mostrando la conveniencia de la revisión conjunta pero con el objetivo de resolver cuestiones sustantivas en relación con los impactos de las plantas, y explorar la gama completa de opciones de emplazamientos, diseño, construcción y operación. En ningún caso se incluyó la no realización de las plantas. Esto es totalmente coherente con el proceso de construcción que no se detiene. Es decir, para la población de Gualeguaychú cuya percepción convencimiento, acción y activismo esta basado en el convencimiento científico, de pertenencia, que las plantas no deben realizarse en ese lugar u otro lugar donde genere impactos fronterizos evidentes, no tiene un espacio en las discusiones.
            17. Observaciones a la tabla 4.2
La porción a favor: principal fuente de trabajo para Fray Bentos en décadas. En la medida que las plantas ya se establezcan no lo será, dado que claramente se consigna  en el estudio de Impacto Ambiental, que los puestos de trabajo generados por BOTNIA sólo serán 300 (trescientos). Actualmente la generación de empleos en el sector turístico en Fray Bentos casi cuadruplica esta cifra. La cadena de la actividad económica en la región debe contemplar su desarrollo auge y su crisis. Nada de eso se incluye.
            18. La opción A.
¿Cómo se puede plantear que los efectos serán inciertos o nulos ante la mayor fábrica de celulosa del mundo, con 400 camiones por días funcionando, con lluvia ácida, con AOX, etc., con una nube tóxica permanente, etc.?
            19. En la opción B podemos evidenciar que en general hay repuestas correctas para quienes sostienen esta posición salvo algunas incorrecciones claras y evidentes. Es correcto lo que se piensa de los efectos sobre la agricultura, la ubicación, tamaño de las plantas, la tecnología. Pero no son correctas casi ninguna de las percepciones ni el monitoreo.
            20. ¿Cuál es la modelación por computadora estandarizada de las emisiones atmosféricas? Por que se insiste tanto que los análisis son por computadora ¿qué agrega de información el hecho de que sean por computadora?
            21. El control es algo que debe discutirse luego de resolver los grandes problemas anteriores, de nada sirve controlar a posteriori del daño ocasionado, sobre todo cuando hablamos de vidas humanas y de la salud  de personas reales.

22. Se señala a las plantaciones para celulosa como la alternativa más ventajosa para lo forestal pero no es así, ha sido demostrado en todos los países foresto industriales que  la celulosa,  como en este caso, la elaboración de pasta celulósica pero no de papel, y derivados es el destino más improductivo para el recurso.
23. Convertir en plantaciones adicionales a la frontera agrícola actual depende de las características de las tierras.
24. Debería analizarse las cuentas patrimoniales considerándolas como una alternativa a partir del agroecosistema. En base a este método es posible analizar los aspectos ecológicos, económicos y sociales de los siguientes procesos:
Pastos naturales, plantaciones para celulosa
Agroecosistemas tipo trigo con plantaciones para celulosa
Plantaciones celulosa vs plantaciones integrales
Plantaciones a partir de varias hipótesis.
La exportación en medio de todo ello.
Bosques naturales vs. Plantaciones  bosques de ribera.
Plantaciones adicionales desplazando a pequeños agricultores. Cómo se da la concentración, ver si no hay estudios.
25. La conversión de tierras para forestar debe analizarse desde el punto de vista económico, social, ecológico y ambiental. En ninguna parte del análisis se menciona el modelo económico de concentración de riqueza involucrado en estos proyectos y el desplazamiento de pobladores rurales despojados de su modo de vida ancestral hacia los cordones de pobreza de las ciudades aledañas. 
26. Tampoco se menciona la consecuencia sobre los suelos de las plantaciones en tanto y en cuanto extraen nutrientes que no reponen, monopolizan el uso de los acuíferos y los acidifican invalidándolos definitivamente para muchos usos alternativos.
27. El informe minimiza toda utilización integral conveniente para lo forestal integral y, en lugar de pedir promoción para ello, pide que no se haga.
28. Las condiciones sociales en la producción son muy degradantes y esto es de público conocimiento. Se podrían citar varios estudios donde esto se ha analizado. No puede ponerse esto. Por otro lado no se ha tomado bibliografía para hacer estas afirmaciones.
29. Se descarta toda crítica de las plantaciones. Cuando en realidad está comprobado que:
Reduce la productividad agropecuaria
Demanda exagerada proporciones de agua
Anula la biodiversidad
Elimina la competencia
Cuando desconoce el origen de los suelos, los destruye, extrayendo valiosos nutrientes sin reponerlos
Aún así podría ser utilizada en forma mucho más integral.
Pero la forma en que debe utilizarse para celulosa anula otras posibilidades de fauna, de biodiversidad, de combinación con el ganado de cuenca, de captación de carbono (teniendo en cuenta el suelo, la captación de carbono es menor que unos pastos nativos), del paisaje.
Como no pueden desdecir las investigaciones ya existentes en el sentido que hemos mencionado, lo que hace es decir que esas investigaciones sólo son para unos pocos lugares, que son justamente los que han elegido. Es decir, no valen como demostración más que del lugar donde se han realizado.
30. La afirmación que la plantación de eucalipto es un aporte a la biodiversidad sería suficiente para no seguir leyendo más el trabajo ya que su irresponsabilidad es claramente irrespetuosa y subestima a los destinatarios de la misma. De todas formas admite que se le exige que deban quedar como reserva áreas naturales para incrementar la biodiversidad.
31. Son inadmisibles frases como “Existe poco o ningún hábitat natural original en ninguno de los dos sitios”. La diferencia es abismal. Si existe poco se tratará seguro de organismo o sistemas en peligro de extinción. Y en ese caso, debe desplegarse gran labor al respecto para evitar que se extingan. Si no existe ninguno se trata de tierras degradadas totalmente que muestra la roca madre. Claramente esto es falso.
32. Afirma el documento que los dos procesos productivos según el análisis promueven  la biodiversidad en la región. Esta afirmación, por la ignorancia o el cinismo que implica su enunciación, indistintamente es suficiente para invalidar todo el informe.
33. Ya de inicio anuncian que transgredirán  las normas de la DINAMA ya que en los primeros meses mientras se está probando los sistemas habrá olores muy superiores a los 7 días al año que prevén los permisos. Pero también se repetirá una o dos veces al año. Incluso anuncian que se producirán derrames de substancias tóxicas  del extenso inventario que detallan utilizarán. Siendo preocupante en este aspecto la información adicional que vierten cuando anuncian que la manipulación de estos tóxicos podría quedar en manos de contratistas oportunamente tercerizados por la empresa, cuya responsabilidad no se establece, muy convenientes a la hora de derivar responsabilidades en la ocurrencia de catástrofes.
34. Dan como excepcional olores a 10 kilómetros. Pero en la práctica en plantas celulósicas mucho menores a las planteadas existen olores a más de 50 kilómetros. El problema de este tipo de emanaciones es una constante en todos los emplazamientos industriales de esta clase, por lo que la afirmación referida al principio de este párrafo sólo puede entenderse en el interés de desinformar a los futuros afectados de las consecuencias que tendrán que enfrentar.
35. Aunque se espera que no sea frecuente se admite que pudieran coincidir problemas en ambas fábricas con impacto hacia el oeste y ello generaría grave contaminación con lo cual estarían desdiciendo lo inicial.
36. Las diferentes basuras van directamente a relleno sanitario. Bien se conoce las grandes posibilidades de reciclamiento en determinadas proporciones.
Aquí expresamente no las estudian. Gualeguaychú recicla basura y produce papel para el uso municipal y para escuelas.
37. Dejar un área de conservación tan pequeña evidencia que está prevista solamente con fines propagandísticos y no porque tendrá efecto alguno en el proceso que está generando. Los fines propagandísticos no son desechables pero el efecto insignificante  sí.
38. No soluciona el problema de residuos peligrosos ofreciendo una amplia gama de alternativas, incluso la exportación de los mismos (sería interesante  saber a que países se exportarían estos desechos) o instruir al Uruguay para que en el futuro desarrolle “pautas apropiadas de gestión transporte y disposición de instalaciones adecuadas en el país”. Pero en realidad no hay que preocuparse mucho, porque estos materiales tienen “características relativamente benignas” (de ser cierto este hecho no se incluirían como materiales peligrosos ni se plantearía exportarlos a otros países). Es evidente que se trata de una discusión de poco nivel, o que requiere una gran aclaración.
39. Efectivamente dentro del tema se insiste inmediatamente que los residuos sólidos (no aclara si peligrosos o no) no generan ningún impacto. La forma de tratarlos sería coherente sólo si se tratara de elementos que estuvieron allí siempre, que son parte natural del ecosistema. Sólo así se cumpliría lo que se afirma.
Luego en el punto 3.6.4. volvemos a los materiales, que esta vez sí son peligrosos, y pueden ocasionar “contaminación del suelo y del agua, si no se lo maneja con cuidado”. Luego menciona que en realidad ya poseen “planes aprobados por el gobierno para procesar estos materiales fuera del establecimiento”. ¿Para qué entonces se menciona la posibilidad de exportaciones, para qué ese estado de duda inicial?
40. Describe la alta seguridad de los rellenos sanitarios donde ninguna contaminación es posible. Pero simultáneamente en reiterados párrafos a lo largo del estudio referido nos informan que los residuos sólidos “...serán devueltos a las plantaciones...”. Es curioso que aproximadamente 100.000.000 de kilogramos de “dregs” como se designa en inglés estos detritus, aquí se los vuelque en las cientos de miles de hectáreas de plantaciones cuando en otros países se los considera tóxicos y peligrosos y deben ser aislados del ambiente con el costo que esto significa En este caso siguiente la racionalidad esencial de disminuir los costos privados generando costos sociales  se plantea distribuirlos generalmente de donde supuestamente salieron.
Pero sacando esta visión, lo grave es que promoverán una política de relleno sanitario en Uruguay cuando ya hemos hecho en Argentina  la mala experiencia, y tenemos la conclusión de que debe hacerse un buen relleno solo  con el porcentaje que no puede reciclarse.
41. El estudio de impacto socioeconómico, para una población directamente afectada en el área de 40 km de los emplazamientos es de  “…100 contactos en la región de Fray Bentos...”, la pobreza de esta muestra cuando se trata en total de 200.000 habitantes y de dos países, aquí solo se habla de Fray Bentos, -ROU-, es suficiente para exhibir la pobreza de este análisis y su absoluta falta de representatividad de los ciudadanos afectados. Pero las cifras que revelan están equivocadas. Además, no puede ser que empleen a cerca de 22.000 empleados en la fase de construcción y a más de 15.000 en la fase de operación. Esto está en contra de los otros resúmenes.
42. El punto 4.7.2. para Uruguay y también para Argentina es inadmisible. No sólo se tiene total ignorancia con lo que pasará con la población de la cual requiere trabajo sino que lo confiesa alegremente: “Es difícil predecir el verdadero alcance de esta afluencia”, y luego se refiere a las razones. Y las razones son totalmente salvables con una tímida encuesta social.
Ante la ignorancia bien vale la imaginación tendenciosa. Menciona que en otros casos como Salto Grande todo fue muy bien ya que la mano de obra migrante luego de la construcción se dispersa desde la zona de construcción a otros proyectos de la región (si no fuese que esta información está referida por pretendidos expertos debería calificarse de naif)o sea de regreso a sus hogares (que también los están esperando por sus puestos de trabajo) o en alguna medida se integra a la población local (esto sí, pero formando villas miseria y luchando para obtener una ocupación de cualquier forma, legal o ilegalmente).
Definitivamente esta externalidad social no es posible que se la acepten al menos del lado argentino. Si de los miles de trabajadores que dicen que contratarán existe al menos un 20% que será de Gualeguaychú debería exigirse que se genere un fondo donde se garantice durante un buen tiempo empleos productivos, en actividades que pueden o no ser conexas. No pueden utilizar un recurso (en este caso humano), emplearlos unos años y luego “tirarlo” a la suerte del mercado. Que justamente no muestra gran demanda de trabajo en estos tiempos.
43. Luego se reafirma la cifras de 4.000 a 7.000 trabajadores.
44. Existe un análisis de Evaluación Social. ¿Por qué no se incluyen preguntas como las que quedan inconclusas del Informe?
45. Todos los servicios de salud, educación, seguridad, serán reforzados por la empresa, pero no se puede ocultar del hecho de que será intensamente utilizada la infraestructura ya existente. En general lamentablemente las necesidades y la oferta de servicios no surgen de un plan armónico sino luego de controversia donde en general los sectores de bajos ingresos son los perjudicados. Oferta y Demanda de servicios subirán y bajarán pero el equilibrio lamentablemente no surgirá antes sino después de padecimientos y conflictos. Estas externalidades negativas ni siquiera se mencionan. Estos pobres son los que deben ir a la salud que ofrece el gobierno mientras que los sectores de altos ingresos de la planta tendrán su medicina privada.
46. Sólo haciendo uso de un análisis económico extremadamente ingenuo e irreal se puede pensar que si construyó mas casas las mismas harán bajar los precios de los alquileres o los precios de estas casas. Propongo postergar la discusión teórica y solo remitirnos a la experiencia concreta.. Todas estas obras traen suba de alquileres de todo el espectro, y suba de valor de la propiedad en el primer momento. Cuando los efectos de la paulatina y no tan paulatina destrucción del turismo se ejecute, y el olor sea suficientemente intenso, y las obras finalicen, entonces los precios decaerán sustancialmente.
47. Debería consignarse cual será el bajo costo con que ofrecerá las viviendas BOTNIA.
48. No queda claro cuánto se dedicarán los equipos que las empresas tienen de salud y otros servicios hacia la atención de la comunidad.
49. Es muy interesante la forma en que evitan referirse, en relación con la salud, a la necesaria asistencia que deberá prestarse por los problemas normales inherentes a las proximidades de una planta de celulosa.
50. Aunque se admita las contradicciones y conflictos que traerá todos estos problemas, el trabajo está tratado con una faz optimista y poco científica.
Por un lado se espera un incremento de precios pero también un incremento de salario. Los primeros son casi obvios y los segundos no tienen ninguna razón en una economía donde no hay plena ocupación.
En la página 72 luego de hacer un pobre resumen sobre el turismo escriben un párrafo digno de suave ironía que no condice con el documento general, dice; “Son varias las maneras en las que un establecimiento industrial (como una planta de celulosa) podría afectar el turismo de la zona”. No es así, no se trata de cualquier establecimiento industrial: es una de las industrias más contaminantes de todas, y no se trata de cualquier establecimiento de esta industria, se trata del mayor de ellos a nivel mundial. Haciendo los respectivos pasajes de términos de estas ecuaciones literarias diríamos: “son varias las maneras que el mayor complejo productivo del mundo, de la rama mas contaminante de todas, podría afectar al turismo” es lo mismo, pero es diferente.
51. No aceptan los impactos negativos que surgen de las actividades productivas como la pesca que deberá liquidarse. Y del turismo que deberá disminuirse.
52. Se eliminará la contaminación y los olores. Pero no todo puede ser así. Confiesan los problemas de la primera etapa (el arranque) pero que sólo demorará los primeros 3 o cuatro meses, y sólo hasta 5 a 10 km. Estarán por debajo de los límites de detección en Gualeguaychú y el Balneario. Tampoco habrá contaminación de agua. El problema estará en que si se cuelga la computadora, porque todos los modelos se hicieron con computadora. Dice que está todo controlado. Si así fuera ya podrían aportar todos los datos que nos faltan. Es tan ingenuo el planteo que si no se tratase de empresas, consultores e industrias que tienen registros absolutos en todo el mundo que demuestran la falsedad de estas afirmaciones, engañarían al lector confiado e ingenuo.
53. Las cogestiones de tránsito tienen un elemento cuantitativo inequívoco, deseamos saber cual será el tráfico. Y las toneladas transportadas. El hecho de que en lugar de materias primas celulósicas se trasladen productos químicos tiene una significación para el turismo. El riesgo de ese traslado puede ser alto. La probabilidad de catástrofes ciertas y ello debe pagarse. Este calculo se adicionara en una segunda etapa
54. Nuevamente se insiste en el incremento de la biodiversidad, cuando en realidad será todo lo contrario.
55. No tienen más remedio que aceptar que se ven las plantas desde los lugares turísticos y ello afectará en parte.
56. La figura 4.8 donde se nuestra la playa de Ñandubaysal, no se observa la chimenea de la planta Orion, cuando la hemos visualizado hace mas o menos diez días. Expresamente la consultora niega la posibilidad de visualización incurriendo en una inexactitud ya comprobada. Adicionalmente debemos recordar que la visualización actual es sólo la de la mitad del tamaño final que llegará: 120 m. En la actualidad,  ya supera la altura de la torre del frigorífico.
57. Las causas del clima social adverso debe buscárselo en la actitud inconsulta y agresiva que han adoptado las empresas y por supuesto en los antecedentes que registran en todos los países donde estas plantas operan. La forma en que se trata el tema muestra la parcialidad de quien lo escribe.
58. El destino turístico mas atractivo lo será en la medida que se conserve el aire, el agua, los peces y la tierra sin contaminar.
59. Lo que se expone como mitigación nos revela de mayor comentario. Todo esto está montado para aquietar inquietudes y hacer el establecimiento de las papeleras más fácil y barato. La consulta pública es un derecho de la población y no un elemento de captación de voluntades a favor de las papeleras.
60. No parece especialmente equivocado la parte de camuflaje de las chimeneas.
61. Independientemente de la distribución entre barcazas, buques, transporte terrestre, debe señalarse el importante riesgo de materiales peligrosos. Se ha señalado que habrá en el proceso un importante inventario de materiales peligrosos y esto supone un alto riesgo de transporte.
62. No se calculan los riesgos, aunque deben consultarse con los anexos.
63. En varias partes se habla de remediación y de acción ambiental pero en ninguna parte se explicita en qué consiste la misma.
Luego de la cantidad de referencias donde el Informe se muestra totalmente parcial y no objetivo, no podemos dejar pasar cuando se afirma que “en términos generales se espera que muchas partes participan en el desarrollo de planes para la gestión y monitoreo de los efectos de los proyectos”. Esta participación sólo se la concibe en nombre de la gestión y monitoreo de las plantas tal cual están diseñadas y los lugares que han elegido ya viene siendo justificado con razón y sin ella por el Informe. De tal manera que no puede solicitar la participación con un título de objetividad.
64. Se hace referencia a que las personas del lugar no tienen experiencia directa de desarrollo comparables.” Tampoco las empresas que harán el desarrollo la tienen. Como hemos demostrado sólo han desarrollado plantas que llegan a no más de la mitad de estas dimensiones.
65. Es evidente que no analizan la calidad  de vida de la población de Gualeguaychú,  sólo y muy fragmentariamente la uruguaya. Y su análisis es netamente funcional no pudiendo globalizar para definir en estos conceptos a la calidad de vida.
66. El turismo y la recreación muestra un análisis pobre, incorrecto. Y poco estimulador para su crítica.
67. Se supone que la infraestructura creada para alojar las nuevas poblaciones que trabajarán en la construcción de las plantas son exiguas en función de las necesidades. Por ello menciona que la ocupación de los trabajadores será competitiva con las que requiere el turismo.
En definitiva el impacto del olor de las plantas comienza siendo negado para luego diluirse en una gran duda en cuanto la duración del mismo y también su intensidad. Queda en una nebulosa.
68. El punto inicial del desarrollo regional es grave. Se dice que los beneficios de las plantas quedarán dentro del país cuando en realidad serán beneficios que se irán a los países de orígenes de su capital, cuando en realidad, casi se le regalaron las plantaciones, los caminos y su mantenimiento, la infraestructura edilicia, los terrenos, y el puerto, se les permite operar un puerto privado en Zona Franca y se los exime de toda clase de impuestos y tributos que sí gravan a las empresas nativas de Uruguay, quienes por lo tanto seguirán subsidiando al igual que los ciudadanos uruguayos a estos gigantes industriales transnacionales.
69. Los planes que se proponen con los municipios por supuesto que son progresistas y deberían apoyarse, pero esto no tiene nada que ver con la vía esencial de los proyectos.
70. El trabajo dice que no hay que preocuparse de nada porque nada pasará en términos de contaminación, destrucción de recurso, etc.
A pesar de ello dice al final:
“No obstante se recomienda continuar las consultas con las partes interesadas para comprender mas cabalmente estos temas y desarrollar intervenciones de gestión de ser aplicables”. Es decir, que si todo lo que se menciona no es así, entonces debe intervenirse, en caso necesario.

CAPÍTULO 11. Análisis de los ecosistemas su producción potencial y el lucro cesante y daño emergente
Ecosistemas terrestres
Entre el Chaco y el Pastizal Pampeano, se encuentra la provincia fitogeográfica del Espinal, se desarrolla como una gran herradura.
Recibe este nombre por el carácter xerófito, de sus bosques, en los que predominan los espinosos árboles de la subfamilia mimosáceas.
Aunque en el estrato arbóreo predominan las leguminosas mimosoideas de género Prosopis sp. Dominan en Entre Ríos el ñandubay y el algarrobo negro.

11.1 Monte semi xerófilo
En términos generales se lo encuentra ubicado entre la selva en galería o monte ribereño y la pradera  desprovista de árboles
Si bien esta compuesta por diferentes especies, las mas comunes son el algarrobo, el ñandubay y el espinillo, también se distinguen los talares, el chañar, molle, coronillas, etc.
Este sistema forma como todos los ecosistemas un conjunto complejo cuyos variados elementos tienen potencialmente múltiples usos pero los mismos van siendo descubiertos e incorporados al mercado en un proceso largo y lento, incidiendo en que los procesos de ocupación del espacio para grandes ganancias en el corto plazo, no se detengan a valorar sus grandes potencialidades.
Estas potencialidades que son poco conocidas cuando son nacidas por las particularidades de cada uno de sus elementos son más aún más ignoradas cuando las funciones que realizan tienen que ver con el conjunto de la formación en su acción colectiva dentro del funcionamiento del Río Uruguay su cuenca y mucho menos en su condición de parte integrante de la cuenca del Plata.
Y determinado por suelos alcalinos: el quebracho blanco.
El concepto de ecosistema monte resulta útil para entender que este no es simplemente un conjunto de árboles y arbustos, sino un sistema complejo, donde una infinidad de seres vivos interactúan entre si, y con un medio físico, con determinadas características. Este es el resultado de de millones de años de evolución y de la adaptación de todas las especies en un sistema donde todas se benefician y por ende se convierten en estable a lo largo del tiempo.
El elemento primordial es la energía, que posibilita la elaboración de materia orgánica, a partir del carbono atmosférico y de los elementos inorgánicos que sirven de nutrientes. En general las únicas especies capaces de aprovechar la energía para producir materia orgánica son los árboles y arbustos como productores primarios ,tanto como hierbas, helechos, musgos etc.
Los productores primarios tienden a distribuirse en el monte en aquellos sitios que mejor se adaptan a sus necesidades. Uno de los factores limitantes es el agua y este tipo de formación se adapta a la escasez.
Sin embargo, el agua no es el único limitante, que determina la distribución de los productores primarios dentro del monte, sino que también resultan limitantes: las temperaturas extremas, los tipos de suelos, la luminosidad, la humedad relativa ambiente, los vientos.
Estas distintas cualidades del monte son las que aseguran la supervivencia, del conjunto cuando hay perturbaciones que lo alteran ya sean naturales o por la acción humana.
Pero para entender la importancia del conjunto de las especies vegetales del monte es necesario presentar a otros integrantes del mismo; los animales tan importante en numero como en funciones de herbívoros  carnívoros  y omnívoros.
Finalmente, hay otro conjunto de seres vivos que resultan  tan importantes como los productores primarios y son los descomponedores, que pueden dar vida y alimento a una infinita cantidad de especies animales, se dice que un arbola caído y en descomposición es de mayor importancia biológica, que uno de pie.
En general, no se es conciente de  la amplia gama de productos que es posible obtener de monte semixerófilo. Sin embargo el desaprovechamiento o no aprovechamiento de parte de sus riquezas es muy grande. Es importante por lo tanto mostrar tanto el potencial, como la oferta de este gran supermercado como manera de comprender la riqueza que contiene.
Cuando se habla de monte rara vez se piensa en especies frutales que podrían ser incorporadas a la dieta nacional en forma de dulces, mermeladas, son de fácil cultivo, tal el caso del guayabo, el algarrobo.
Otro aspecto es el del monte melífero, que es una fuente de ingresos y de empleos, y donde el monte tiene vital importancia por la estacionalidad de las floraciones.
El monte como fuente de proteínas, son muchas las personas que obtienen su sustento de la caza del monte o venden su carne y cuero en los centros urbanos.
Otro ejemplo es la calaza que produce el ñandubay y que puede reemplazar a la goma arábiga.
La madera de algunas de las especies (en particular algarrobo y ñandubay) es de excelente calidad para la fabricación de postes de alambrados y construcciones rurales, así como parquet. A su vez, ésa y otras especies que lo componen son excelentes para combustible tanto como leña o como carbón.
Como se puede apreciar, el monte es un complejo productivo multivariado que espera una utilización responsable y sustentable. Ver matriz y Cuenta patrimonial.

11.2 Selva en galería o monte ribereño - humedales
Este tipo de bosque se ubica acompañando a los principales espejos de agua, y se desarrolla tanto en las márgenes de los cursos de agua, como en lagunas e islas asociadas a los mismos.
El ancho del monte a ambos lados de los cursos de agua parece guardar relación, directa con el relieve del terreno, que determina a su vez el área de inundación de la cuenca.
En general se ubican en llanuras de inundación amplia y tienen un ancho considerable, que puede llegar a varios cientos de metros, en cambio en los ríos encajonados la superficie de monte y la llanura de inundación es menor.
La vegetación arbórea y arbustiva de este tipo de formación se desarrolla siguiendo un patrón similar, determinado en primer lugar por las necesidades hídricas de cada especie, a lo que se suman sus necesidades edáficas y lumínicas.
En términos generales, el monte se dispone en tres franjas paralelas al curso de agua. Contra el margen se establecen aquellas con mayores requerimientos hídricos, tales como sarandíes, mataojos, sauces .Estas especies juegan un papel fundamental en la conservación del curso de agua Por un lado protegen a las márgenes de la erosión, fijándola con las raíces y protegiéndolas con su ramaje en las inundaciones. Por otro lado en particular los sarandíes, contribuyen a disminuir la velocidad del agua, con lo cual también ayudan a la conservación de la cuenca.
En la franja intermedia del monte se ubican especies con requerimientos hídricos menores que los anteriores, pero a su vez no se adaptan a condiciones de sequía o a condiciones extremas de temperatura. Si bien muchas de ellas requieren luminosidad, se adaptan al ambiente sombrío en su etapa juvenil y sólo llega al estrato superior en su estado adulto. Las especies varían de una franja a otra pero aquí se encuentran las de mayor porte tales como los laureles.
Finalmente en la parte externa se encuentran los árboles más adaptados a las altas temperaturas, los vientos, escasez de agua, que en general requieren un alto nivel de luminosidad
Esta franja externa limita con el monte semixerófilo, por lo tanto es un ecotono, que en un área de tránsito de una a otra ecozona, para una serie importante de animales que allí encuentran alimento y cobijo aún en forma transitoria, tales como el zorro, la mulita, y los que tienen su hábitat en la selva en galería, tales como el carpincho, el coipo, el lobo de río, e innumerables aves acuáticas y zancudas que pueden ser migratorias. Por ejemplo, Ñandubayzal fue designado como sitio A.I.C.As. (Área de Importancia para la Conservación de las Aves) en el 2003, actualmente encontrándose en la situación de zona prioritaria. Esta iniciativa busca contribuir al establecimiento de estrategias de conservación a escala local, nacional y global, utilizando a las aves como indicadoras de áreas de gran riqueza natural. No está demás agregar que casi el 10% de las especies de aves que circulan por nuestro territorio se encuentran amenazadas o en una etapa previa a ello, es por eso que reviste una importancia singular proteger este sitio de cualquier amenaza externa que pudiera afectar letalmente estos frágiles ecosistemas. Actualmente Argentina ocupa el 12º puesto de los países con mas especies amenazadas en el mundo, esto abona la excepcionalidad del área del Río Uruguay, constituyéndose en un fundamento mas para el argumento central que la posición argentina está presentando.
Este ecosistema ha sido durante castigado por que su proximidad al río lo hace en general estar más accesible a un aprovechamiento sin control, y porque las funciones decisivas que cumple dentro de la cuenca son poco conocidas y al no considerársela un producto y no poder ser vendida como producto o como servicio es dilapidada. Ello le  lleva a un más ineficiente control de las inundaciones, y en general de todas las funciones del Río. Al Río también lo incorporamos en este ecozona con su gran riqueza que ya ha sido definida suficientemente a través de indagar sus múltiples usos como elemento concreto en la producción y como servicio en el mismo, así como hábitat para los peces. Ver matriz y cuenta patrimonial.
La biomasa del río está altamente especializada. Sólo dos especies, Sábalo y Boga, llegan a reunir el 80% de la existencia total y las extracciones. En general se conceptúa que las extracciones son compatibles con los crecimientos.
La zona en que se extienden los 40 kilómetros como radio de la empresas que constituye nuestra zona de tratamiento, es decir las 40.000 hectáreas, son las que tienen un alto poder de reproducción. Se puede estimar 120 Kilogramos por hectárea es decir, se llega a 4.800 Toneladas de biomasa y de captura. También se desarrollan otras especies aunque con menor importancia como el dorado, el surubí, pejerrey, y otras especies que permiten la pesca artesanal y deportiva, en especial esta pesca deportiva va tomando creciente importancia.
El kilo de pez se vende a 1,8 pesos ya que la tonelada está a 600 dólares. Respecto de las estimaciones realizadas en el primer informe el valor total disminuye en $2 millones. Se incrementa el costo de manejo. El costo promedio  se ubica en  la mitad del de los demás animales.
Fuente de la información: Programa de Conservación de la Fauna Íctica y los Recursos Peaqueros del Río Uruguay. CARU-DINARA-INIDEP.

er
Imagen 1: Localización de la toma de muestras para la actualización de datos de flora arbórea y herbácea de la ecozona Selva en Galería y Río

 

11.3 Ecozona agroecosistema
            Con el advenimiento de los colonos a las zonas rurales, estos vieron en el monte un recurso y un obstáculo. Un recurso porque de allí extraían leña y carbón, para la cocción de sus alimentos y para calefacción un obstáculo porque las mejores tierras mas altas, y mas fértiles estaban ocupadas por este. Entonces el primer paso fue el exterminio del monte para ganar tierras, para cultivos y ganadería. Ambas se realizaban de manera extensiva, aprovechando las pasturas naturales, que aun les ofrecía el ecosistema. Es decir no encontraron como lo hacían nuestras poblaciones originarias en el monte un hábitat para vivir y para producir y aprovechar sus múltiples riquezas. Fue necesario su reemplazo para una transformación del ecosistema.
Actualmente se trabaja de modo intensivo, tanto la agricultura como la ganadería, utilizando pasturas implantadas y maximizando los rindes.
Socialmente existe una fuerte preocupación, por el uso de pesticidas, herbicidas y fertilizantes, que producen afecciones a la salud en algunos casos y la extinción de especies animales autóctonas y asilvestradas.
Este modo de producción, también ha traído consigo, un fuerte desarrollo de la industria de maquinarias  e implementos de uso agrícolas, ver matriz y cuenta patrimonial.

11.4 Ecozona agrosilvopastoril
Actualmente, un nuevo concepto se esta utilizando. Mantener una porción de monte y selva en galería, para la cría y el engorde del ganado. Con este criterio se asegura pastura natural permanente, durante todo el año, ya que la hierba crece protegida, a la sombra de los árboles en verano y en invierno de las heladas
De este modo la pastura del ganado ovino, bovino, caballar, etc. Está asegurada, permitiendo también la existencia de fauna autóctona, que mantienen en cierto grado, el equilibrio eco sistémico.
En consonancia con la practica antes descripta, se continua con los cultivos tradicionales tales como lino, trigo arroz, y actualmente el auge de la soja (Ver matriz y cuenta patrimonial).

11.5 Plantaciones
Es un tipo de actividad agrícola, que está fuertemente asociada a la condición edáfica, ya que se desarrolla mejor en suelos arenosos.
Está compuesta por monocultivos de eucaliptos y pinos, no alberga una fauna de gran riqueza.
Ver matriz: “MISREN Plantaciones”. En esta ecozona figura desarrolladamente el río lo cual permite mostrar los impactos generados por BOTNIA 3 cuyo análisis de los impactos indirectos se realizara en la próxima entrega.

11.6. Ecozonas del Uruguay
            Se han desarrollado algunos aspectos generales de los impactos ambientales de las empresas en el territorio uruguayo.
1-5.1. Ecozonas detectables.
Expresado en términos de ecozona se pueden detectar del lado uruguayo al menos tres ecozonas.
a- La primera se trata de plantaciones forestales. En estas plantaciones le cabe una serie de observaciones que se han realizado en el capitulo respectivo.
b- La ecozona responde en cuanto a relaciones ecológicas a las que se muestran en la Matriz MISREN de Plantaciones.
c- La segunda subecozona tiene que ver con la infraestructura que permitirá el traslado de materia prima insumos y materiales hacia Botnia lo cual supone una gran inversión para mantener transitables a caminos y puentes. Como se menciono esta será por cuenta del Estado quien asumirá los altos costos que ello significa.
d- La tercera subecozona es la que se da en llamar zona operativa que constituyen las 500 hectareas que han cedido para su uso en función de las dos empresas.

11.7 Lista de acciones Botnia

Panorama general de los efectos en las zonas de Uruguay: operación, transporte de empleados y público ACCIÓN

EFECTOS SOBRE AGUA

EFECTOS SOBRE AIRE

EFECTOS SOBRE ENERGÍA

Operación, emisiones de calor

 

Si hubiera efluentes de mayor temperatura que el río: Equilibrios químicos de disolución de gases: desplazados. Esto significa que la disolución de gases será menor, en consecuencia habrá menos oxígeno disuelto y menos dióxido de carbono disuelto. Según la composición iónica del agua, esto implicará cambios en la conductividad, y cambios en la biodisponibilidad de nutrientes y de metales pesados tóxicos. La tasa de evaporación aumenta, cambiando los términos del balance radiactivo. Se enfría el agua y se calienta el aire. Mayor concentración de sales (salinización local).

 

DIRECTOS EN LA MEZCLA DE GASES QUE COMPONEN EL AIRE: INDIRECTOS SOBRE EL AGUA DEL AIRE. Mayor contenido de aire (mayor humedad relativa ambiente).
DIRECTOS SOBRE LA DINÁMICA DEL AIRE: cambios en los desplazamientos de aire. Las consecuencias son sequías locales y aumento de precipitación local. Las brisas de río serán alteradas, dejarán de aportar aire húmedo a las orillas, con el mismo ritmo. Estratificación térmica local sobre el predio de la fábrica, (desarticulada por vientos) por inversión térmica, que significa que una masa de aire menos denso flota permanentemente sobre otra de mayor densidad, impidiendo una dispersión dinámica de los contaminantes emitidos por debajo de la capa, incluyendo los monóxidos de carbono de tráfico, los terpenos y volátiles orgánicos de la zona forestal del predio, los óxidos de azufre emitidos en la chimenea, etc.  Formación De nubes de condensación. Formación de lluvias ácidas y rocíos ácidos, estos últimos de incidencia local.
DIRECTOS SOBRE ALMACENAMIENTO DE CALOR. Mayor temperatura del aire, aumento de las mínimas nocturnas promedio, y de las mínimas de invierno. El calor proviene también de las fuentes bióticas, cuyo metabolismo es mayor y de las fuentes acuáticas, cuyo metabolismo y evaporación también es mayor. Además el contenido de gases invernadero del aire está aumentado, desde la mayor emisión de cuerpos de agua (por aumento de temperatura), desde la mayor tasa de respiración general, y desde la mayor tasa metabólica (y respiratoria en general). Los ciclos se aceleran, se gana entropía con mayor rapidez.

El principal efecto sobre la energía es el pasaje de gran cantidad de energía desde formas ordenadas de alta capacidad de trabajo a formas desordenadas, de muy baja capacidad de trabajo. Se toman grandes flujos de energía eléctrica, y lumínica (vienen por cables de alta tensión, gasoductos y por energía solar), emitiendo la mayor parte de ese flujo como calor al ambiente, que se acumula en GEI (gases de efecto invernadero).

ACCIÓN

EFECTO SOBRE  SUELO

EFECTO SOBRE FLORA

EFECTO SOBRE FAUNA TERRESTRE

Operación, emisiones de calor

 

Calor de conducción, que provoca menor capacidad de retener agua.

EFECTO DIRECTO: aumento de las tasas metabólicas locales, dependiendo de cuáles sean los aumentos locales de temperatura (altas temperaturas inhiben la fotosíntesis). Las tasas metabólicas se aceleran (razón general: duplicación de la velocidad de reacción, cada diez grados centígrados de aumento). Esto implica un desplazamiento de la calidad de flora y fauna hacia especies más rústicas, por pérdida de la calidad de hábitat original. Oportunidad de desplazamiento de especies de alta especialización, por especies de alta natalidad, posibles plagas.

EFECTO DIRECTO: aumento de tasa metabólica, los animales que manifiestan mayor efecto son anfibios, por su baja capacidad de regulación y su mayor tasa de evaporación, y en general los animales pequeños por la alta relación superficie/volumen (aves, pequeños reptiles, pequeños mamíferos).

ACCIÓN

EFECTO SOBRE  FAUNA ACUÁTICA

EFECTO SOBRE PAISAJE

EFECTO CONSERVACIÓN DE CUENCA

Operación, emisiones de calor

 

DIRECTOS: pérdida de hábitat de desove. Pérdida de oxígeno por calentamiento del aire. Cambios en la biodisponibilidad de nutrientes oligoelementos, para la producción. Mayor tasa metabólica, con mayor incidencia en peces pequeños. Metales pesados en sedimentos con afectación de organismos bentónicos. Falta de oxigenación en capas profundas, anaerobiosis y pérdida de hábitat de fondo (desaparece localmente el sábalo).

EFECTOS DIRECTOS SOBRE LA CALIDAD DE AGUA: el agua cambia su color, se vuelve más blanquecina, refleja y dispersa mayor cantidad de luz, puede tener malos olores localmente.
EFECTOS DIRECTOS SOBRE LA CALIDAD DEL AIRE: presencia de nieblas pardas al atardecer, debidas a óxidos de nitrógeno. Presencia de nieblas blancas por condensación del exceso de humedad, en horas matutinas y vespertinas.
EFECTOS INDIRECTOS: el aire fresco de la ribera circula de otra manera. Hay menor oportunidad de pesca. Hay menor vegetación (por acidez de rocío) y la variación típica se ha perdido. Hay menor oportunidad de vinculación cultural con el entorno, menor oportunidad de identidad. Los desequilibrios en la fauna, implican menor presencia de pájaros, aves zancudas, chorlos. Posible presencia de plagas.

EFECTOS DIRECTOS: cambios en la circulación local de aire, y ofertas de rocío, y mayor emisión de gases de efecto invernadero.

 

 

 

 

ACCIÓN

EFECTO SOBRE OFERTA ECOSISTÉMICA

EFECTO SOBRE CONSUMO DE LAS FAMILIAS

EFECTO SOBRE LA PRODUCTIVIDAD ECONÓMICA (excluido el producto de BOTNIA)

Operación, emisiones de calor

 

Oferta disminuida de paisaje, oferta disminuida de reproducción de peces, oferta de brisas húmedas, disminuida y cambiada, según la posición geográfica relativa al emplazamiento de la papelera.

EFECTO DIRECTO: pérdida de lugar para la recreación y la pesca. Pérdida de nivel de seguridad alimentaria (disminución de la oferta de bosques nativos y pasturas nativas: menor cantidad de miel, menor cantidad de oferta de plantas medicinales, menor oferta de experiencias educativas, menor cantidad de mamíferos de caza, menor presencia de hongos comestibles, alteración de equilibrio de insectos, posibles plagas). Disminución de bienestar. Aumento de enfermedades respiratorias, por concentración de gases sulfurados en la zona del emplazamiento. Pérdida de seguridad ambiental, desde el punto de vista de la probabilidad de combustiones espontáneas.

Menor oferta de peces, menor oferta de agua de calidad para consumo humano. Menor oferta de pasturas silvestres. Menor actividad cinegética. Mayor demanda de servicios de salud, no proporcionales al aumento de población.

Cuadro nº 26

 


CAPÍTULO 12. Repercusiones en la región
Para analizar las consecuencias económicas regionales que tendrían estos proyectos, hemos tomado como fuente, las propias consideraciones de una de las empresas, BOTNIA, consignadas en el: BOTNIA Informe Ambiental –Expte. 2004/14001/1/01177-. La empresa ENCE no ha puesto a disposición pública un estudio equivalente, por lo tanto consideraremos que los efectos que tendrían sobre nuestra provincia ambos emprendimientos deberán ser considerados en forma acumulativa. Asimismo se han considerado especialmente los aportes de la delegación argentina en la Comisión de Alto Nivel  Argentina Uruguay que no lograron acuerdos.
Los aspectos socioeconómicos de BOTNIA, según consta en el mismo fueron realizados por Andrea Castillo y Carolina Sans.
Las fuentes de información utilizadas y la metodología empleada en el estudio referido no se consignan.
Es remarcable, que en el estudio de la empresa BOTNIA, para las repercusiones ambientales, no se consideran los aspectos transfronterizos aunque sí para las socioeconómicas sin explicitar el motivo.
La zona de influencia reconocida del proyecto, para el impacto socioeconómico, incluye los departamentos de Paysandú, Soriano, y Río Negro en Uruguay y la provincia de Entre Ríos en Argentina.
Consideramos que estas inversiones, si se efectuasen, tendrían un enorme impacto social y económico no sólo en el área geográfica inmediata a las plantas, sino que afectarían a toda la Provincia de Entre Ríos fundamentalmente en los aspectos referidos a:
- El empleo en los sectores primario, secundario y terciario
- En el producto bruto regional
- En los activos patrimoniales de todas las empresas de la región
- En las finanzas públicas provinciales y el sistema financiero regional
- Finalmente modificaría radicalmente el paradigma de Crecimiento Económico vigente en la región, que cuenta con el consenso generalizado de sus habitantes.
Aumentaría la marginalidad social, provocarían un quebranto generalizado de empresas regionales y significaría la adopción de un modelo de crecimiento económico que implica la consolidación estructural de las condiciones que provocan la pobreza, y la masiva destrucción de los recursos naturales que hasta el presente han permitido un sostenido crecimiento social y económico sobre todo en los departamentos de la Provincia de Entre Ríos ubicados en la costa del Río Uruguay .
A continuación desarrollaremos los temas mencionados:

12.1 El empleo en los sectores primario, secundario y terciario
La empresa BOTNIA en su informe consigna: “…el proyecto generaría 3.000 y 7.500 puestos de trabajo totales…” sin referir ni como ni en que áreas.
Debemos destacar que en este mismo informe consta que los empleos directos en la fábrica serán 300 , de los cuales la mayoría serán técnicos especializados, cuyas capacitaciones no se imparten en el País por lo que debemos presumir que muchos de ellos vendrían de fuera de la región, por lo tanto no se pueden considerar como impacto regional en el empleo consecuencia de la empresa.
En el caso, que no está especificado, que se considere a quienes efectúan las tareas silvícolas en los montes su cosecha y transporte, como un beneficio resultante de estos proyectos deberemos destacar que cualquiera sea el destino que se dé a la masa forestal implantada de eucaliptos, estos trabajos son imprescindibles, por lo tanto no se deben adjudicar a la radicación de estas empresas.
El modelo industrial de estas empresas productoras de pasta celulósica, a diferencia del que se ha venido desarrollando en las provincias de la Mesopotamia Argentina, Entre Ríos, Corrientes y Misiones propone utilizar el 100 % de la oferta de rollizos de eucalipto para la elaboración de pasta. Elimina la posibilidad del desarrollo de la industria del aserrado y la reelaboración de productos derivados que es el verdadero motor de desarrollo, generación de riqueza y empleo que se puede alcanzar con los montes industriales, sobre todo que los volúmenes de producción planeados exigen la utilización de toda la disponibilidad de rollizos de eucalipto tanto en Uruguay como en Entre Ríos.
Es de destacar que estos dos proyectos no son los únicos que se anuncian para la región, otras grandes empresas informan interés en fábricas equivalentes, lo que agotaría la oferta forestal de eucalipto implantado de la región.
Esta forma de aprovechamiento del monte implantado no es el modelo establecido en los países Nórdicos, como Finlandia, donde la materia prima forestal que se destina a la fabricación de papel es mayoritariamente la que no puede ser utilizada para el aserrado, mas los subproductos de dicha industria.
En nuestro país se ha desarrollado un modelo de aprovechamiento forestal que permite la industria del aserrado, existiendo un importante número de pequeñas, medianas y grandes empresas del sector que atienden el mercado local y cada vez más exportan productos elaborados.
Las empresas que producen madera aserrada, vigas laminadas, productos prepintados, clear, piezas con finger-joint, laminados, pisos, tableros, cajones para embalaje, muebles, etc., están en auge en la región, siendo a su vez uno de los sectores mas dinámicos en cuanto a la incorporación de nueva tecnología y capacitación de personal.
Solamente en la ciudad de Gualeguaychú existen 20 empresas en el sector de aserrado y fabricación de productos de madera que ocupan en forma directa e indirecta a más de 500 personas.
Finalmente en el sector terciario, que ha tenido un crecimiento notable en los últimos años, especialmente el turismo, la gastronomía, la hotelería, la construcción, el transporte, etc.,  que solamente en Gualeguaychú ocupa a mas de 4.500/5.000 personas.
Si bien la empresa anticipa literalmente: “…Se puede prever un fuerte desarrollo del sector servicios, especialmente el turismo...”
No es aventurado suponer que la región sería excluida de la agenda turística, porque nadie querría vacacionar en un lugar donde se respiran olores nauseabundos y los cursos de aguas están contaminados
Esta afirmación además está sostenida por los estudios que se realizaron en la Ciudad de Fray Bentos en el año 1994 , en oportunidad de considerar alternativas para las instalaciones del ex frigorífico ANGLO, donde especialistas en turismo llegaron a la conclusión que si se lo destinaba a una industria productora de pasta celulósica el turismo regional desparecería completamente.
Por todo lo expuesto podemos afirmar que solamente en la Ciudad de Gualeguaychú, tomando en cuenta el impacto que tendrían estas plantas en el empleo local se produciría en el corto y mediano plazo una pérdida no inferior a los 6.000 puestos de trabajo, acumulando las personas empleadas en los sectores turismo y recreación, hotelería, gastronomía, transporte, turismo rural, producción de blueberries, producción e industrialización de leche y derivados, aserraderos e industrias que utilizan materia prima provista por estos, construcción, producción de miel, emprendimientos hortícolas, etc.
Para medir el impacto en la mano de obra será necesario considerar el efecto regional sobre los mismos sectores, especialmente sobre los aserraderos del área de influencia de provisión de rollizos, aproximadamente 140, estimada por la empresa, por lo que la desocupación a producirse no sería inferior a las 10.000 personas, solamente en sus efectos directos y muchos más, si considerásemos los efectos indirectos y el futuro crecimiento que tendrán los sectores mencionados al no instalarse las empresas.

12.2. En el producto bruto regional

El turismo será especialmente afectado, considerando que en temporada estival la Ciudad de Gualeguaychú recibe más de 200.000 visitantes solamente para ver el espectáculo del “Carnaval del País” y al Balneario Ñandubaysal concurre un número similar de turistas. Estas cifras crecen año a año.
Si consideramos los mismos sectores afectados en el empleo, o sea, turismo y recreación, hotelería, gastronomía, transporte, turismo rural, producción de blueberryes, producción e industrialización de leche y derivados, aserraderos e industrias que utilizan materia prima provista por estos, construcción, producción de miel, emprendimientos hortícolas, comercio, etc., estimamos que la actividad económica de la región caerá drásticamente.
Consecuentemente el Producto Bruto de la región, caerá sensiblemente.

En las finanzas públicas provinciales y el sistema financiero regional
La caída de la producción regional tendrá como consecuencia una baja sustantiva en la recaudación fiscal.
Las industrias afectadas aportan importantes ingresos tributarios a los Municipios de la región, al Estado Provincial y al Estado Nacional, que dejarán de realizarse. Sobre todo teniendo en cuenta que no están exceptuadas de la obligación de pago de Tasas Municipales e Impuestos Provinciales y Nacionales, como sí lo están estos emprendimientos.
Aumentará el índice de quebrantos financieros, disminuirá el volumen de transacciones y consecuentemente disminuirá la recaudación, también por este concepto.
Caerá la valuación de los inmuebles urbanos y rurales y por lo tanto disminuirá la recaudación en concepto de contribución territorial y muchas empresas entrarán en dificultades financieras porque al ser menor la valuación de sus activos, sus capacidades de recibir créditos o de garantizar los que ya han tomado se verán afectadas.
Una de las dificultades primordiales de las empresas regionales, al igual que en todo el país, es la falta de acceso al financiamiento.
Los créditos a la producción son insuficientes y caros, la única forma de acceder que tienen las empresas es constituyendo garantías reales sobre los montos recibidos, utilizando un número significativo de ellas el 100% de sus posibilidades de garantías.
La caída de la actividad económica descripta aumentará las necesidades de financiamiento y disminuirá las posibilidades de pago.
La disminución en las valuaciones inmobiliarias urbanas y rurales traerá como consecuencia una grave crisis en el sector productivo.
Muchas empresas al quedar excluidas de la posibilidad de financiarse en el sistema formal, tendrán dificultades para cumplir los compromisos contraídos y deberán asumir situaciones de quebranto por quedar involuntariamente sobregiradas crediticiamente a partir de su nueva valuación patrimonial.
Finalmente aumentarán los gastos del Estado por las  necesidades de financiamiento de los programas de asistencia social y de salud que deberían contemplarse a partir de la nueva situación.

12.3. Modificación del Paradigma de Crecimiento Económico vigente.
La región sur de nuestra Provincia, próxima al Río Uruguay se ha caracterizado por la pujanza de sus habitantes.
En su corta historia, ha evolucionado de una economía basada en la producción primaria a una economía volcada a los sectores secundario y terciario.
La creciente importancia de la industria radicada en el territorio comprendido entre Gualeguaychú, Concepción del Uruguay, Urdinarrain y otras ciudades aledañas, el turismo, el termalismo, la producción de leche y la industria de derivados lácteos, la producción de especialidades en el sector primario como por ejemplo la miel, los blueberries, la producción avícola, la producción agropecuaria en general, la incipiente producción cunícola, el crecimiento del turismo rural, la industria de reelaboración de madera aserrada, etc., se verían afectadas por estos emprendimientos.
Es sabido por todos, que el modelo de crecimiento basado en la producción de commoditties del sector primario, como el planteado por estos proyectos, no impulsa un desarrollo sostenido y equitativo, sino que por el contrario profundiza las diferencias de ingresos entre los distintos sectores sociales, y perpetúa la pobreza de los pueblos que lo adoptan.
La impronta de progreso de los habitantes de la región ha generado condiciones excepcionales que se manifiestan en todos los órdenes de actividad.
Los establecimientos educativos, especialmente universitarios localizados en el área referida convocan docentes y estudiantes de todo el país, y del vecino Uruguay, que acuden no sólo a formarse en sus temas curriculares sino a imbuirse del espíritu de progreso que inspira a sus habitantes que provoca fenómenos sociales originales e inspiradores como el compromiso de toda la ciudadanía regional en la defensa de su naturaleza y su ambiente.
Por todo lo enunciado consideramos estos proyectos deben ser definitivamente excluidos de la agenda regional para evitar las gravísimas consecuencias descriptas.

CAPÍTULO 13. Planificación  urbana
            Dentro de las ecozonas se destaca el ámbito que utiliza los tecnosistemas, agroecosistemas y ecosistemas que conforman la ecozona ciudad de Gualeguaychú. En este caso se realizará un análisis preliminar teniendo en cuenta los avances que ya se habían realizado y las formas en que se pueden utilizar el método de manejo integral para una evaluación del mismo tipo de  la ciudad.
A corto plazo, desde el gobierno de la ciudad se estima consolidar a Gualeguaychú como núcleo de integración regional.
Siguiendo las bases del desarrollo sustentable, se ha programado solucionar las distintas problemáticas locales.

Ante la amenaza latente, como lo es el repunte del Río Gualeguaychú o inundaciones de diferente envergadura, se han erradicado asentamientos residenciales de bajos ingresos,

Página 68 del Informe Ambiental de BOTNIA

Página 68 del mencionado informe

Instituto Nacional de Estadística y Censo de Argentina 2001 y Plan Estratégico de la Ciudad de Gualeguaychú

INDEC INFORMA 2004  - Evolución del Índice de Actividad Industrial.

Informe BOTNIA Pág. 75

el subrayado nos pertenece

Pág. 9 del informe de BOTNIA

La empresa sueco-finlandesa Stora Enso anuncia un proyecto equivalente para 2010, entre otros.

Relevamiento efectuado por la Oficina Municipal de Micromeprendimientos para la Escuela de Formación de Emprendedores. -2004-

Datos preliminares suministrados por la Municipalidad de Gualeguaychú

Informe BOTNIA página 109.

  Este estudio se puede consultar en la administración departamental de Río Negro.

  Jornadas Forestales de Entre Ríos 2004

  Datos suministrados por la Secretaría de Turismo Municipal de Gualeguaychú

  Según el informe preliminar suministrado por la Cámara de Corredores Inmobiliarios de Entre Ríos
-Filial Gualeguaychú-, esta disminución no sería inferior al 30%.

Se resolvieron los desagües pluviales urbanos de las 2 cuencas más importantes:

Teniendo en cuenta la importancia del área urbana dentro de la región afectada, consideramos de importancia incluir este documento teórico que nos pertenece, para esclarecer mejor las bases conceptuales del análisis ambiental de la ciudad.

13.1. La ecología y el análisis ambiental de las ciudades

La ecología ha analizado las ciudades con su propio instrumental de análisis. Las ciudades son, desde cierta perspectiva, naturaleza altamente modificada. La estructura y funcionamiento del ecosistema ha sido drásticamente alterado:

Pero sus funciones ya no son las mismas. Están altamente modificadas, y al estarlo no constituyen elementos decisivos en el metabolismo de la ciudad. Otros elementos han sido destacados:

Un sistema con tantas modificaciones hace variar el modelo explicativo del ecosistema, y destaca en él otro tipo de sistema altamente determinado por la técnica humana. Por ello la utilización del concepto de tecnosistema, en alta interdependencia del ecosistema en el cual se inscribe, nos parece más adecuada.
En ese tecnosistema la alta modificación de los elementos naturales originarios vienen determinados y explicados por las relaciones sociales en su interacción con la estructura natural.
Todos los aportes de la ecología, deberían ser utilizados para mejorar el análisis y el nivel de predicción de los estudios de los llamados asentamientos humanos. Requieren ser articulados con los avances realizados por la economía y otras ciencias sociales. De lo contrario se estará en presencia de análisis reduccionistas, donde la complejidad de los fenómenos no se capta quedando sin analizar importantes problemas. De hecho es lo que ha ocurrido con la actividad cognoscitiva del hombre, siempre ha organizado ciertos sistemas para comprender los fenómenos.
Para ello al caos aparente trataba de sistematizarlo con relaciones de distinto tipo y grados crecientes de complejidad, lo que dio lugar a ciertos modelos a través de los cuales trataba de representar los elementos fundamentales de la misma. Pero en esa reducción debe respetarse continuidades y rupturas. Las relaciones biofísicas, no alcanzan para explicar el comportamiento de la población humana, por más tendencias biológicas que se le presenten.

13.2 Relevamiento sobre el impacto en el sector inmobiliario de las plantas de celulosa de Fray Bentos
            El sector inmobiliario es junto con la salud el mas sensible a las afectaciones provocadas por estos emprendimientos.

Se ha efectuado un Relevamiento entre las principales inmobiliarias que actúan en el departamento de Gualeguaychú con el objeto  de conocer cual es el impacto que ya han tenido en el mercado de inmuebles, urbanos y rurales, ya sea para uso turístico, particular o comercial.
La encuesta que se distribuyo consta de varias preguntas claves para  el alcanzar el resultado buscado y se aplicó sobre 10 (diez) empresas del sector que en conjunto cubren mas del 90 % del mercado local.      
Un ejemplar de la misma se adjunta al presente.
Los resultados permitieron conocer el alto impacto que ya estan teniendo estos proyectos sobre el sector.
Según consignan los agentes inmobiliarios consultados una vez establecida la posibilidad de instalación de estas empresas, las operaciones en la zona presumiblemente afectada  tuvieron un muy fuerte freno.

Esto se advirtió, en los siguientes ítem.

 

Operaciones de compraventa en curso
Prácticamente toda las operaciones en tramite de resolución quedaron suspendidas, básicamente por la decisión unánime  de los compradores de esperar  la resolución del conflicto para confirmar  su decisión de compra.
También se observa una rigidez a la baja de los precios por parte de los oferentes, quienes se resisten a considerar valores de venta inferiores a los que se manejaban con anterioridad al anuncio de las inversiones mencionadas.
Nuevas operaciones
El número de escrituras efectuadas en los registros locales para registrar la transferencia de inmuebles, ha tenido una drástica disminución por  las razones apuntadas.

Alquileres

Este es el  rubro inmobiliario cuya actividad se ha visto en menor medida afectado los operadores consideran, que se siguen efectuando contratos de alquiler de viviendas particulares, aunque observan un freno en la demanda de locales para uso comercial
Transferencia de llaves comerciales
En este sector de operaciones, también se nota una fuerte retracción pero a diferencia que en el caso de los inmuebles de uso particular, aquí si los oferentes admiten la posibilidad de transar sus ofertas en valores menores en un rango de baja que oscila entre un – 20% / -30%.   A pesar de esto los interesados en comprar prácticamente se han retirado del mercado, pudiendo considerar entonces que este sector al igual que el de los inmuebles, también se ha paralizado.

Nuevas inversiones en el área de turismo

Esta es el área de actividad, que probablemente a sido mas impactada, se puede considerar que todas las operaciones planteadas han sido postergadas.
Complejos turísticos, un hotel de 4 estrellas perteneciente a una cadena internacional,  expansión de complejos ya existentes, y adquisición de terrenos con destino a inversiones turísticas están paralizadas.
La única inversión que se esta completando, pero debemos consignar que está en su etapa final, aproximadamente un 95% ya efectuado es el complejo termal Termas de Gualeguaychú.

Ocupación de plazas hoteleras

En este rubro no se ha notado ninguna incidencia negativa hasta e presente, debemos consignar que el uso de la capacidad instalada hotelera es prácticamente el 90%, solo se encuentra alguna capacidad disponible entre semana, pero los fines de semana, aún aquellos en los que no se suman feriados  toda la oferta disponible es ocupada básicamente por turistas. 

Conclusión
Las pérdidas de ingresos presentes por operaciones no realizadas afectan a el sector de las inmobiliarias y a las escribanías que registran estas operaciones, ninguno de los agentes consultados arriesgó una cifra de pérdidas en este concepto aunque todos fueron unánimes en considerar que no sería inferior a los U$S 100.000 mensuales.
Con respecto a las valuaciones futuras de los inmuebles urbanos y rurales en promedio se estima para los rurales pérdidas que oscilan en un 40%, mientras que para los urbanos estas superarían, de acuerdo a la consideración de los operadores consultados el 50%.
Puntualmente también efectuaron la observación que muchas de las propiedades afectadas a turismo, como ser complejos de cabañas de nivel medio e inferior, pequeñas facilidades construidas en domicilios particulares, etc., perderían todo valor al ser imposible reciclarlas para otros destinos.
Con respecto a las llaves de comercio en general se considera que las pérdidas oscilarían en la misma proporción que las propiedades particulares, es decir un 40/50%.    
ENCUESTA
INFLUENCIA EN LOS VALORES INMOBILIARIOS URBANOS Y RURALES DE  GUALEGUAYCHÚ  CONSECUENCIA DE LAS PLANTAS DE CELULOSA DE FRAY BENTOS
EN LA ACTUALIDAD              

 

                  

Tierras con destino agropecuario

Considera  que se han visto afectados             En que porcentaje

 

                %

   SI              NO                NO SABE

 

Propiedades urbanas para uso particular

 

Considera  que se han visto afectados             En que porcentaje

                %

   SI              NO                NO SABE

 

Propiedades urbanas con destino turístico

Considera  que se han visto afectados             En que porcentaje

 

                %

   SI              NO                NO SABE

 

Llaves comerciales

Considera  que se han visto afectados                      En que porcentaje

 

                %

   SI              NO                NO SABE

 

Otros sectores que usted considere relevantes
Sector ........................  descripción del impacto......................................... ........................................................................................afectación ......  %
Sector ........................  descripción del impacto......................................... ........................................................................................afectación ......  %
OTROS...................................................................................................................

EL PRESENTE RELEVAMIENTO TIENE POR OBJETO EL ANÁLISIS ECONOMICO QUE SE ESTA EFECTUANDO POR LAS AFECTACIONES DE LOS EMPRENDIMIENTOS CELULOSICOS DE FRAY BENTOS, LA INFORMACIÓN RESULTANTE SOLO SERA UTILIZADA CON FINES ESTADÍSTICOS Y ES CONFIDENCIAL

EN EL FUTURO SI LAS PLANTAS SE INSTALAN

                   

Tierras con destino agropecuario

Considera  que se verán afectados             En que porcentaje

 

                %

   SI              NO                NO SABE

 

Propiedades urbanas para uso particular

 

Considera  que se verán visto afectados             En que porcentaje

                %

   SI              NO                NO SABE

 

Propiedades urbanas con destino turístico

Considera  que se verán visto afectados             En que porcentaje

 

                %

   SI              NO                NO SABE

 

Llaves comerciales

Considera  que se verán visto afectados                      En que porcentaje

 

                %

   SI              NO                NO SABE

 

Otros sectores que usted considere relevantes
Sector ........................  descripción del impacto......................................... ........................................................................................afectación ......  %
Sector ........................  descripción del impacto......................................... ........................................................................................afectación ......  %
OTROS...................................................................................................................

 

EL PRESENTE RELEVAMIENTO
TIENE POR OBJETO EL ANÁLISIS ECONOMICO QUE SE ESTA EFECTUANDO POR LAS AFECTACIONES DE LOS EMPRENDIMIENTOS CELULOSICOS DE FRAY BENTOS, LA INFORMACIÓN RESULTANTE SOLO SERA UTILIZADA CON FINES ESTADÍSTICOS Y ES CONFIDENCIAL

 

 

DATOS DEL ENCUESTADO

RAZON SOCIAL                          NOMBRE                                       FIRMA

-----------------------                     ----------------------                         -------------------------           

 

CAPÍTULO 14. Saneamiento del río Gualeguaychú

 

CAPÍTULO 15. Subecozona  Plantaciones
Dada la discusión existente respecto a la racionalidad productiva dentro de las plantaciones y al uso sustentable futuro nos ha parecido pertinente analizar las plantaciones de  Gualeguaychú y elaborar una matriz de interrelaciones sectoriales de la naturaleza. Se pretende demostrar

Cuadro nº 27


Cantidad de Hectáreas

3.900

Crecimiento por año

25 m3

Edad promedio

15 años

Existencia inicial física

1.500.000 m3

Extracción sustentable

97.500 m3

Cuadro nº 28


Dos alternativas de uso

Venta de los rollizos para pasta para papel

Venta de los rollizos para rollizo

Resultado económico        $ 9.000.000

Resultado económico: $ 28.500.000 (45.000 m3 = 19.000.000 de pies cuadrados de madera aserrada a $ 1,5 el pie). De esta cifra la mitad puede tratarse como materia prima para lanchas, casas prefabricadas, colmenas, pisos, muebles. El valor de estos productos ($ 14.000.000) se multiplica en promedio por tres: $ 42.000.000.

 

Resultado comparado

Para pasta

$ 9.000.000

Para manejo más integral

$ 14.250.000

Madera aserrada

$ 42.000.000

De otros productos

$ 56.250.000

Cuadro nº 29
A esta inmensa diferencia hay que agregarle los impuestos que se recaudan si se orientan al mercado interno, tanto los municipales como los provinciales.
En definitiva la utilización integral permitiría generar más ingreso que el manejo para pasta.
Adicionalmente la relación respecto al empleo es mucho mayor en el caso de manejo más integral. Las estimaciones han calculado de la relación metro cúbico cada empleo es de 800 metros cúbicos que daría cerca casi 100 personas que se emplearían, en cambio para la simple extracción no habría empleo estable.

Generación de empleo

Manejo integral

Producción de pasta

Cada 800 m3 se genera un empleo

No habría empleo estable

Cuadro nº 30

15.1. Lucro cesante Agrario
En la parte agraria el Plan mostraba la postergación del sector y la necesidad de su reactivación. En el período posterior a la estrategia es decir a partir de 2.000 se evidencia una fuerte reactivación de la producción basada esencialmente en los productos cerealeros especialmente el cultivo de soja.
El incremento de este sector sólo se podría lograr en base a un cambio de manejo del agroecosistema. Podemos señalar que dentro del mismo es posible plantearse el manejo integral especialmente teniendo en cuenta la gran existencia de fauna que no es adecuadamente utilizada.

Estimación de la valorización de las tierras a precio de mercado

Valor 1 Ha

U$S   2.000

219.000 hectáreas

U$S 438.000.000

Desvalorización debido a el deterioro de las condiciones ambientales: 40%

U$S 175.000.000

Cuadro nº 31

15.2    El análisis ambiental en las ciudades: experiencia en América Latina
.
BASES PARA LA MATRIZ INTERRELACIONAL QUE SE PRESENTARÁ PARA GUALEGUAYCHU
La integralidad de los costos surge de una consideración del costo de reproducción del hábitat, considerando la metodología elaborada para las cuentas patrimoniales según el costo de manejo.
En este capítulo se profundiza sobre la ecozona de la ciudad y su forma de valorización. Se adaptó la matriz de interrelaciones sectoriales de los recursos naturales a las características de la Ecozona de Ciudad. Se incluye el desarrollo del objetivo productivo de cada una de las filas de la matriz y una explicación general de la forma en que se deben desarrollar las columnas basándonos, como ejemplo, en la primera de ellas.
El desarrollo de esta matriz no sólo permitirá brindar datos fundamentales para la elaboración de las cuentas patrimoniales, sino que será un instrumento necesario para articular la información de los aspectos naturales con diferentes grados de mediación social, desde lo poco mediado hasta lo totalmente transformado, en función de su articulación con los aspectos económicos, sociales y los demográficos, todos los cuales se han incluido en la misma.
Una inclusión tan vasta supone necesariamente unidades de medidas diferentes, en especial por las dificultades estadísticas existentes para transformar las unidades de distinto tipo en monetarias, y por lo limitado del tiempo de investigación. Se ha privilegiado entonces la capacidad explicativa de la matriz para fines de diagnóstico y políticas.
El hecho de utilizar el instrumento matemático de las matrices no impide, sino más bien exige la consideración de modelos conceptuales y en ocasiones cuantitativos más complejos, que deberán constituir el necesario marco que alimente las relaciones que se describen.
La elaboración de cuentas patrimoniales de la ciudad tiene que considerar cada uno de los pasos en la definición de las cuentas patrimoniales en las diferentes ecozonas considerando las características específicas de éstas.

Objetivo de la ecozona

La ecozona es un área razonablemente homogénea que puede semejarse a una fábrica de la naturaleza destinada a desarrollar una producción sustentable. Se logra la misma cuando se maximiza la producción, el aprovechamiento y el uso integral y se minimiza la degradación, el desaprovechamiento y el uso parcial.
En el caso específico de una ecozona de ciudad, y mas aún Gualeguaychú,  el objetivo de la misma estará centrada en la generación y / o mejoramiento de una base natural e infraestructural, tanto para una adecuada calidad de vida como para una producción sustentable (aclarar stock y flujos en fichas técnicas).
Hábitat para la producción y para la vida, sintetizan el objetivo que debe tener la ecozona ciudad. En tal sentido, la matriz se debe analizar tanto en el diagnóstico como a nivel de plan.
En el diagnóstico permitirá conocer los problemas y las falencias que actualmente existen para que la ecozona ciudad logre el objetivo propuesto.
En el plan permitirá profundizar y priorizar acerca de las medidas concretas que se requieren adoptar para que este objetivo pueda cumplirse. Asimismo, se podrá analizar los plazos de ese cumplimiento.

Conformación de la matriz
Elementos naturales, infraestructurales y equipamiento
Desde el punto de vista de la ecología tradicional, se ha señalado a la ciudad como un ecosistema donde una población (la humana) ha escapado de los controles normales. Sin aceptar esta afirmación como válida (ya que enfatiza solo una dimensión y excluye las demás), podemos mencionar sin embargo la alta presión que realiza la población en relación con los recursos naturales y construidos de la ciudad.
La construcción de un patrimonio natural, que permita lograr el objetivo descrito, requiere un grado de artificialización determinado que se ha desarrollado a través de un largo proceso de ocupación del espacio. Lo paradójico (aunque comprensible) es que el mercado valoriza el proceso de artificialización, mientras que la base natural queda en general sin valorizar.
A su vez, nuevas funciones del proceso natural en relación con lo urbano van siendo valorizadas. Por ejemplo, el abastecimiento del agua es valorizado en función del  manejo integral de la cuenca, que podría permitir un flujo permanente del agua. Sin embargo en la práctica solo es valorizado por la infraestructura que requieren, con el agravamiento de que, en general, los costos de este manejo integral no se incluyen dentro de los costos generales del abastecimiento de agua para la población, y por lo tanto el manejo no se realiza. Al no hacerlo, se reduce la vida útil de la obra y se genera un servicio deficiente.
Otros aspectos, como el paisaje, es valorizado indirectamente ya que el precio de los inmuebles tiene muy especialmente en cuenta el acceso al mismo, pero quienes captan esta renta adicional, o diferencial, no se encargan de los costos del manejo, conservación y enriquecimiento del paisaje. Esta realidad se evidencia en otros productos. Por ejemplo, los que habitan edificios suntuarios construidos frente a espacios verdes manejados por el Estado.
Como se sabe, el mercado valoriza el sector primario, secundario y terciario, pero no valoriza el sector preprimario, es decir, la reproducción de la naturaleza.
De igual forma, aunque en sentido contrario, podemos analizar los efluentes que la actividad productiva y domiciliaria genera, especialmente cuando se rebasa la capacidad de carga de los ecosistemas dando lugar a situaciones de contaminación. En estos casos, los establecimientos no internalizan los costos de las tareas que deberían realizarse a efectos de minimizar el impacto negativo o restablecer la calidad del ambiente afectado.
Se trata, entonces, de incluir esta valorización y conocer las principales interrelaciones, y decidir los posibles efectos del traslado de estos costos en el presupuesto familiar, de acuerdo a las repercusiones sociales que pudiera tener, y teniendo en cuenta el mejoramiento de la calidad de vida, que es el objetivo central.
De esta forma, considerar lo natural y social de la ciudad se torna un objetivo concreto en función de los objetivos de la ecozona. Naturalmente, partimos de la base de que toda la naturaleza esta mediada socialmente y que las relaciones sociales operan en un medio natural con el cual interactúan.
Todo elemento puede ser considerado como social - natural. Los elementos que tendremos en cuenta para la fábrica de la naturaleza son elementos naturales mediana o altamente mediados por lo social, como la base o plataforma en que se desarrollan las actividades humanas.
Para concebir todas las relaciones significativas que hacen a esta particular fábrica, también debemos incluir a la población y a sus actividades productivas. La población la tenemos en cuenta en todos los cálculos desarrollados y de hecho está implícita en cada casillero como una necesidad a llenar y/o una fuente de trabajo.
Pero no hemos establecido una fila o columna particular. La población la consideramos en su doble función. Por un lado, es económica, para lo cual debemos referirnos a diferentes retribuciones de los factores de la producción, tales como salarios, rentas, alquileres, ganancias, etc. En tal sentido, estos factores de la producción permiten el manejo y funcionamiento de la ciudad, la reposición de sus desgastes y las tendencias para llenar los déficits que puedan detectarse. Por otro lado, debe considerarse la población en su función simplemente demográfica, con su grado de presión sobre la ecozona, su dinámica y sus tendencias cuali - cuantitativas. Así también se debe tener en cuenta que la población, en el caso de la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, es más que duplicada por los flujos diarios de personas provenientes del resto del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).En cambio en Gualeguaychú este aspecto no requiere darse.

Finalmente, deben figurar las actividades productivas que aportarán productos y servicios específicos para que la ciudad pueda conservarse, manejarse y evolucionar.
En tal sentido, podemos clasificar lo natural en cuatro niveles.

A) PRIMER NIVEL DE MEDIACIÓN SOCIAL. Se trata de elementos que aunque son naturales están altamente presionados por las actividades humanas. Se incluye:

B) SEGUNDO NIVEL DE MEDIACIÓN SOCIAL. Se trata de elementos naturales altamente mediados por lo social, que han sido implantados por la actividad humana para cumplir ciertos objetivos. Se incluye:

C) TERCER NIVEL DE MEDIACIÓN SOCIAL. Se trata de productos que se elaboran para generar una plataforma tecnológica de apoyo para el desarrollo de los procesos productivos de la fábrica de la naturaleza, que conforma esta particular ecozona. Se trata, en general, de toda la infraestructura, es decir, caminos de todo tipo, edificios, ductos y otra infraestructura necesaria para los fines propuestos para la ciudad. Junto con esta infraestructura necesaria, también debe incorporarse vehículos para posibilitar los procesos productivos y el desarrollo de las actividades humanas.

D) CUARTO NIVEL DE MEDIACIÓN SOCIAL. Se trata de relaciones entre los elementos anteriormente descriptos, que generan condiciones naturales e infraestructurales para una mejor calidad de vida y para la producción sustentable. Se incluye:
i) Conservación de Cuenca
ii) Conservación de Biosfera
iii) Paisaje
iv) Áreas e infraestructura para la Recreación
v) Áreas e infraestructura de Cultura
vi) Áreas e infraestructura de Deportes
vii) Áreas e infraestructura de Producción
vii) Agroecosistemas.

En el caso de los ítems i) y ii), concurren a formar estos productos toda el área de la ecozona. En cambio, los restantes productos pueden ser producidos más localizadamente en ciertas áreas de la ecozona. En el caso especial de los agroecosistemas estos están localizados en áreas que rodean las ciudades y también en los patios y terrenos de las casas, a través del desarrollo de las huertas familiares.

E) COLUMAS Y FILAS REFERENTE A LA POBLACIÓN Y SUS ACTIVIDADES PRODUCTIVAS

Como ya dijimos, la población debe ser considerada en sus dos aspectos: a nivel económico y como requerimiento - objetivo de los bienes y servicios de todo tipo que brinda la ciudad. A su vez, las actividades productivas como filas brindan a todos los elementos, los productos y servicios económicos que se requieren para la producción, mientras que como columnas fijan un objetivo a la producción de todos los productos y servicios económicos y ecológicos, que se requieren para la producción económica y el hábitat adecuado para la vida, es decir, los insumos y los bienes intermedios.

En tal sentido, debe considerarse:

Actividades Productivas

En la medida que se encuentren los datos necesarios, en las filas y columnas se pueden sistematizar todos los elementos intervinientes en la Matriz de Insumo / Producto Tradicional.

Retribuciones a los Factores de la Producción:

A) Sueldos y Salarios
B) Rentas
C) Alquileres
D) Beneficios
E) Intereses

En el caso de las columnas figuran como retribuciones a los factores de la producción y como filas la clasificación se realiza en cuanto a los productos como bienes intermedios y bienes finales, tanto de consumo como de inversión.

Área a considerar
Existe un área que define la incumbencia administrativa - política de la ciudad. Esta área, si bien debe tenerse muy en cuenta, es solo el inicio para definir el espacio al cual debemos referirnos.
Idealmente, deberíamos considerar como área para analizar la ciudad, a todo el espacio donde se reflejan los procesos significativos en función de los objetivos de la ecozona. Sin embargo, la consideración estricta de este principio traería muchos problemas por la ambigüedad espacial que encierra.
Las actividades productivas de los asentamientos humanos de una ciudad, aunque sea pequeña, establece flujos intensos de todo tipo que muchas veces trascienden ampliamente los límites cercanos de la mancha urbana. Estos reflejos espaciales son de toda forma necesarios de estudiar, pero dentro de nuestra ecozona debemos encontrar ciertos límites más relacionados con la posibilidad de un manejo sustentable.
En tal sentido, como segunda instancia de prueba podemos analizar las cuencas y subcuencas sobre las cuales la mancha urbana tiene incidencia. Ello significa una gran ventaja, especialmente en el caso de Gualeguaychú ya que de la relación estrecha entre el agua, el suelo y la vegetación, aun cuando la conformación urbana ha incidido destacadamente, posee un ámbito muy propicio tanto para el estudio como para la solución de muchos problemas ambientales.
Naturalmente, la mencionada decisión depende del tipo de espacio natural y el ecosistema de que se trate. Pero, en principio, el esquema de cuenca puede servir para el análisis del territorio de la ciudad. En casos especiales debe tenerse en cuenta el primer criterio discriminatorio, ya que el objetivo central debe consistir en no dejar de considerar todos los procesos significativos de la ciudad. Por ejemplo, si fuera de la cuenca está ubicada una fábrica cuyos efluentes llegan a la ciudad contaminando el curso de agua, el establecimiento debe considerarse.
Pero también esta metodología debe tener su límite, ya que la emisión de gases que se generan en la ciudad, y más aún en las que concentran gran actividad industrial, puede significar la necesidad de estudiar territorios muy amplios. Un panorama parecido se presentaría si consideramos el lugar donde se genera la materia prima que demanda la industria de la ciudad y sus  procesos productivos. Estos flujos son de mucho interés, pero deben encararse en estudios específicos. Ello se podría realizar a través de un estudio exhaustivo bajo metodología de circuito de cada producto.
Por supuesto el área del parque industrial integra el área urbana.
La inclusión o exclusión del modelo de variables significativas para la ciudad.
Como criterio de inclusión debe considerarse especialmente el grado de significación respecto al objetivo. Todo modelo constituye sin duda una simplificación de la realidad. Por lo tanto, deben incluirse aquellos elementos que contribuyen destacadamente a la producción general de la ecozona. Aún así pueden incluirse, con un tratamiento más general, los elementos no significativos pero presentes, lo que servirá a nivel pedagógico para mostrar la complejidad de las interacciones.
Las consideraciones anteriores nos permiten precisar con mayor detalle los elementos que deben figurar en la matriz. Posteriormente, podrían simplificarse algunos de ellos, pero nos ha parecido conveniente ser más exhaustivos en la descripción. Mencionaremos las filas y las columnas que deben incluirse y luego haremos referencia a los primeros casilleros

LAS FILAS

 

A.
1. Flora arbórea autóctona
2. Flora arbustiva autóctona
3. Flora herbácea autóctona
4. Avifauna
5. Fauna terrestre
6. Fauna acuática
7. Avifauna
8. Fauna sinantrópica
9. Agua superficial
10. Agua subterránea
11. Precipitaciones
12. Aire Exterior
13. Vientos
14. Suelo superficial
15. Subsuelo
16. Energía solar
17. Temperatura

B.
1. Flora Arbórea Implantada
2. Flora Arbustiva Implantada
3. Flora Herbácea Implantada
4. Fauna Domesticada
5. Fauna Asilvestrada

C.
1. Rutas y Caminos
2. Calles de tierras
3. Calles Pavimentadas
4. Ductos para Aguas
5. Ductos para Gas
6. Ductos Cloacales
7. Ductos Pluviométricos
8. Ductos eléctricos
9. Ductos Telefónicos
10. Veredas

D.

1. Conservación de Cuenca
2. Conservación de Biosfera
3. Paisaje
4- Área Infraestructural Habitacional
5.  “                “               para la Salud
6   “                 “              para Educación
7.  “                 “              para el Transporte
8. “                   “             de Seguridad
9. “                   “             para Deportes
10. “                 “             para Cultura
11. “                 “             para Recreación
12. Parque automotor
13. Parque automotor para transporte de cargas
14. Ambiente de trabajo
15. Otros Ambientes Interiores
16. Residuos
17. Agroecosistemas

Total de Bienes Intermedios Sector Preprimario

E.

A) Sector Primario
B) Sector Secundario
C) Sector Terciario

Total de Bienes Intermedios de la Economía

F.

A) Sueldos y Salarios
B) Rentas
C) Alquileres
D) Beneficios
E) Intereses

Total de Valor Agregado

LAS COLUMNAS

 

A.

1. Flora arbórea autóctona
2. Flora arbustiva
3. Flora herbácea
4. Avifauna
5. Fauna sinantrópica
6.  Agua superficial
7. Agua Subterránea
8. Precipitación
9. Aire exterior
10. Viento
11. Suelo y subsuelo
12. Relieve
13. Energía Solar
14. Temperatura

B.

1. Flora arbórea Implantada
2. Flora arbustiva implantada
3. Flora  Herbácea implantada
4. Fauna domesticada.
5. Fauna asilvestrada

C.

1. Rutas y caminos
2. Calles de tierra
3. Calles pavimentadas
4. Ductos para Agua
5. Ductos para Gas
6. Ductos cloacales
7. Ductos pluviométricos
8. Ductos Eléctricos
9. Ductos telefónicos
10. Veredas

D.

1. Conservación de cuenca
2. Conservación de Biosfera
3. Paisaje
4. Áreas para  infraestructura habitacional
5.                                               de  salud
6.                                               de educación
7.                                               Industrial
8.                                               de Transporte
9.                                               de  Seguridad
10                                              de  Deportes
11. de Cultura
12. de Recreación
13. Parque automotor local
14. Parque automotor de transporte de carga
15. Ambiente Laboral
16. Otros Ambientes Exteriores
17. Residuos

Total de Bienes Intermedios Preprimarios

E.

A) Sector Primario
B) Sector Secundario
C) Sector Terciario

Total de Bienes Intermedios de la Economía

F. Bienes de Demanda Final

a) Bienes de Consumo
b) Bienes de Inversión

G. Metas

H. Déficit

I. Anual.
Procederemos a analizar las relaciones predominantes. Simplemente, a titulo de ejemplo de funcionamiento de la matriz, la intersección entre el Sector A y el A describe las interrelaciones ecológicas que deberían existir en función de que la ecozona de la ciudad cumpla su objetivo de brindar un hábitat adecuado a la vida y a la producción. Otro tanto se refiere a las relaciones más específicas entre A y el B, el C, el D, el E y el F.
En el otro extremo, las interrelaciones entre los sectores primario, secundario y terciario describen las interrelaciones insumo / producto de la Economía (Matriz de Insumo / Producto de la Economía), que deberían existir a fin de que las producciones económicas logren el objetivo establecido respecto a la ecozona.
A las restantes nos referiremos más adelante.

El objetivo de la producción

            Como hemos mencionado, la Matriz de Inter-relaciones sectoriales registra las diferentes interacciones que deben establecerse entre elementos naturales, implantados y artificiales de un ámbito espacial determinado a fin de que una sociedad logre un particular objetivo productivo.
La característica y el tipo de esta interrelación están altamente determinados por los problemas y las potencialidades ambientales y sociales de ese espacio específico. Por esta razón, el primer paso metodológico para la elaboración de una matriz de interrelaciones que posibilite la elaboración de las cuentas patrimoniales, consiste en la realización de un diagnóstico de diferente nivel de profundidad.
En el caso de Gualeguaychú existencia de un Plan Estratégico  la metodología recomendada para la elaboración de Diagnósticos Ambientales Expeditivos y en Profundidad, que sirven de base para la construcción de las Cuentas Patrimoniales.
El segundo paso, luego del Diagnóstico, se refiere a la construcción de la Matriz de Interrelaciones Sectoriales, la que implica una definición de cada una de sus filas y columnas con las necesarias explicaciones en fichas técnicas, tanto en lo que se refiere a denominación como a las interrelaciones.
El tercer paso, consiste en el análisis de su funcionamiento y, en primer lugar, el objetivo al cual debe tender en forma global. Ya hemos mencionado que el mismo trata de lograr dos grandes metas que constituyen, por sí mismas, articulaciones. La primera, es la de la calidad ambiental de los recursos, que posibilite lograr adecuadas condiciones sustentables de producción y de vida.
La segunda gran articulación se refiere a variables que maximizan en forma conjunta la calidad de vida de la población. Esto significa que, por lo general, en cada fila tendremos una meta cuantitativa o cualitativa. La mencionada meta surge de una valorización que debe realizarse en función del conocimiento de la situación actual suministrada por el diagnóstico, contrastada con la situación deseable en función de avanzar en el camino del desarrollo sustentable y, en tal sentido, superar el déficit existente. Estos déficit permiten señalar el camino que debe recorrerse y los ritmos cuanti - cualitativos posibles.
Cada meta surge no sólo de un estudio sectorial que sugiere la fila, sino de una profunda y armónica interrelación en el conjunto productivo, que intenta superar la situación de depresión global por un avance hacia un escenario más propicio para concretar el objetivo central de calidad de vida.
Una vez determinados los ritmos productivos con la justificación que se menciona, cabe ahora analizar los requerimientos que tales ritmos exigen a nivel de cada uno de los componentes de la matriz. El ámbito posible de movilidad de estos requerimientos está íntimamente relacionado con las potencialidades y las restricciones surgidas del ordenamiento ambiental del territorio, que se devela en base al diagnóstico ambiental y las cuentas patrimoniales.
Complementariamente, cabe señalar que las actividades productivas deberían utilizar la capacidad de carga del sistema natural artificializado, pero sin generar ni un ambiente laboral inadecuado, ni condiciones de habitabilidad insalubres tal como se lo dispone realizar el parque industrial. Lograr estos objetivos supone una serie de interacciones importantes. El llenado cualitativo, y en algunos casos cuantitativo de la matriz, nos orientará sobre la situación actual y la situación a la que podría aspirarse en función de que la ecozona pueda avanzar en la concreción del objetivo.
Cada celdilla nos permitirá clasificarla cualitativamente para caracterizar la relación. Como se mencionó, esta relación debe considerar el funcionamiento que debería existir a efectos que la ecozona funcione adecuadamente, cumpliendo sus objetivos. En tal sentido, para cada celdilla se requiere abrir una ficha técnica donde se sistematicen cinco situaciones:
1) El conocimiento actual basado en bibliografía, estudios, informantes claves o conocimiento de la población.
2) Dadas las restricciones existentes, la forma en que se puede avanzar en el corto plazo para estimar la relación, y las investigaciones que deberían y podrían realizarse para lograr un conocimiento mayor.
3) En base al conocimiento existente, una primera estimación de la relación ideal que debe existir para un funcionamiento adecuado a los objetivos.
4) Las principales relaciones con otras celdillas
5) Las medidas que  deben adoptarse en el corto y mediano plazo para lograr avances hacia los objetivos de la ecozona.

Con fines pedagógicos analizaremos algunos elementos:

A.1. FLORA ARBÓREA. Se trata de árboles autóctonos que se mantienen en el área. El objetivo de su mantenimiento orientará el tratamiento que se les debe dar para extraer múltiples productos. Algunos de estos productos tienen relación con procesos que el propio árbol realiza y otros en sus interacciones con los restantes elementos de la ecozona.

Productos. Como se ha mencionado en referencia a la matriz, existen algunos elementos que se encuentran valorizados y otros no. Nos referiremos indistintamente a cada uno de ellos como productos.
Estos productos pueden ser bienes intermedios, es decir, los que requieren un nuevo proceso de producción, o bienes finales. En las columnas siguientes especificamos cada uno de los sectores productivos a los cuales van dirigidos los bienes intermedios. Pero también existen bienes finales que integran los Bienes de Consumo y de Inversión. No en todos los casilleros se expresan articulaciones sistémicas para la producción. En algunos las relaciones no son significativas y en otros expresan, por lo contrario, una dificultad.
A continuación nos referiremos a cada tipología de bienes comenzando con las “ventas” que realiza cada elemento que figura como fila, a cada uno de los elementos que figuran como columnas. No seremos exhaustivos, sino que, a titulo de ejemplo, escogeremos algunas relaciones.

Ejemplos de A con A:

A.1 con A.1, Competencia y asociatividad entre especies, que opera en el crecimiento de la flora arbórea.
A.1. con A.7, Regulación, en proporciones que pueden estudiarse.
A. con A.11, Protección.
A con A. 12, Control de erosión, etc.

Ejemplos de A con B.
A.1. con B.1. Competencia, Protección.
A.1. con A.3. Protección.
A.1 con A.4. Hábitat.

Ejemplos de A con C.
A.1. con C1. Habitabilidad, mejora de la calidad.
A. con varios de C, puede darse competencia.

Ejemplos de A con D.
A.1 con D.1. Conservación y regulación (esta relación es vital).
A.1 con D.2. También resulta vital, ya que la flora arbórea capta gases de efecto invernadero.
A.1 con D.3. Mejora sustancial del paisaje, en general.
A.1. con D.5. Los árboles nativos deberían  conservarse y es parte del patrimonio natural.

Ejemplos de A con E. Existen necesidades mediadas para la producción de bienes, pero también existe una relación directa de la flora arbórea con la población, en función de la participación de la misma en las condiciones generales del hábitat. Esta relación se vuelve más evidente en el río.

Ejemplos de A con F, es decir con las actividades productivas ya valorizadas. En cualquier ecozona, la flora arbórea tiene como uno de sus principales objetivos la producción de árboles en turno de corte, compatible con su regeneración cuanti - cualitativa. En este caso también puede existir una oferta ecosistémica del árbol. La actividad concreta de la extracción la cumple el sector primario, es decir la silvicultura. La producción de rollizos es luego transformada en los aserraderos, o sea en el sector secundario, y la venta del producto es realizada por el sector terciario a través del comercio, sea como bien de consumo intermedio (tablas para fábricas de muebles, por ejemplo) o final.

Gran parte de las relaciones más significativas de la flora autóctona se centra en los diferentes sectores que integran el A, B, C y D que generan un hábitat y una infraestructura adecuada para los objetivos de la ecozona.

A.2. Flora arbustiva y Flora herbácea. En general debe realizarse un tratamiento similar al de la flora arbórea. Sin embargo, quizás tiene mayor relevancia para la protección del suelo (relación A.2. con A.12).

A.4. FAUNA TERRESTRE
Se trata de la fauna terrestre silvestre que puede ser nativa o introducida. En general, debe realizarse un análisis de la relación con la población en función de lo beneficioso o perjudicial respecto a la habitabilidad. Pueden ser agentes de enfermedades, como es el caso de las ratas o de otros animales e insectos. Asimismo, su relación con la fauna doméstica, que se analiza en el punto B.4. En algunas ciudades la fauna terrestre mejora los parques y se presta para la actividad turística.
En general, la fauna introducida de otras ecozonas pueden llegar a brindar múltiples productos y participar de la oferta ecosistémica que puede ser utilizada, especialmente los sectores productivos. En algunas ciudades ciertas utilizaciones pueden ser posibles en:
a) alimentación humana
b) peletería
c) uso medicinal
d) turismo o ecoturismo
e) actividades de caza
f) alimentación animal

A.5 Fauna Acuática
Teniendo en cuenta las ciudades ribereñas, se debe considerar que parte de la ecozona se interna en el río y en tal sentido debe analizarse la extensión del área a considerar. La relación entre A.5. y A 6 puede ser significativa, ya que alguna avifauna puede depender de y a la vez controlar a la fauna acuática. También debe destacarse la relación con la Recreación, D.4.

A.6. Avifauna.
En la ecozona de la ciudad puede generar beneficios y perjuicios. El sector preprimario es el ave generando condiciones propicias, pero también pueden existir  especies consideradas plagas por sus efectos negativos sobre las actividades productivas, especialmente la agricultura. También la rápida difusión de algunas especies sobre paseos y plazas puede generar problemas. En general presenta un papel  positivo.

A.7. Agua Superficial.
Deberían considerase las cuencas hidrográficas con las modificaciones sustanciales que sufren en las ciudades. Dentro de estas cuencas debe considerarse el uso múltiple del agua que, como se sabe, al menos debe contemplar lo siguiente:
1. el consumo para la población
2. el consumo animal
3. transporte
4. recreación y turismo
5. energía
6. riego
7. hábitat para flora y fauna acuática
8. integrarse con los otros elementos del ecosistema para sus funciones productivas
9. Capacidad de carga para la dilución de efluentes líquidos.

El agua se relaciona con todos los elementos intervinientes. Para la utilización de la misma por los distintos sectores fue necesario efectuar una serie de tareas infraestructurales. Concretar el objetivo de brindar agua a la población requiere la realización de un proceso de potabilización ante posibles niveles de contaminación, y la construcción de la infraestructura necesaria para su distribución a las viviendas. En especial, aparece en la celdilla A.7 y C.5. Pero también en C.1. C.2. y C.3. Esta infraestructura está valorizada, pero el agua superficial y la conservación de la cuenca hidrográfica no.

A.8. Agua Subterránea.
Corresponden consideraciones semejantes a las efectuadas en el caso del agua superficial. Pero, en especial, el desarrollo de los pozos, el control de la calidad del agua y los posibles vínculos negativos respecto a la actividad agrícola, por los niveles de contaminación posible, exige un control específico.

A.9. Humedad.
La humedad se relaciona especialmente con las condiciones de habitabilidad por parte de la población, pudiendo implicar una restricción en el caso, por ejemplo, que genere condiciones propicias para el desarrollo de enfermedades. Asimismo, se relaciona con la posibilidad de aparición de enfermedades en los cultivos. También debe ser analizada en relación con el balance hídrico, ya que el mismo puede condicionar el crecimiento y desarrollo de la flora implantada.

A.10. Aire.
Tanto el aire, como el agua y el suelo presentan la posibilidad de diluir cierto nivel de efluentes gaseosos, líquidos y sólidos utilizando la capacidad de carga que poseen. Sin embargo, en la medida que la mencionada capacidad de carga sea superada, se generarán  procesos de contaminación. A su vez, para el desarrollo normal de la vida se requiere un aire no contaminado. En tal sentido pueden ser  incompatibles los dos objetivos de la ecozona de la ciudad. El compatibilizar ambos objetivos puede llevar a la necesidad de establecer ciertos límites de permisibilidad para las emisiones de todo tipo de efluentes.
Naturalmente, dichos límites deben guardar una estrecha relación con los tipos de cursos de agua, de suelo, el aire y los vientos. No obstante ello, existen límites relativamente fijos que no deben ser sobrepasados si se quiere evitar efectos negativos sobre la salud humana. Estos límites fueron estudiados por la Organización Mundial de la Salud.

A.11. Viento.
Al igual que los otros elementos puede constituirse en una potencialidad o en una restricción. Así, por ejemplo, en algunas zonas puede comportarse como una restricción, exigiendo la implantación de cortinas rompevientos, mientras que en otras constituye una potencialidad para generar un microclima adecuado para la vida. En algunos casos se constituye en una fuente de energía altamente significativa.

A.12. Suelo.
En una ecozona de ciudad debe ser considerado, además de sus funciones tradicionales, como soporte de la plataforma infraestructural.

B.1. FLORA ARBÓREA IMPLANTADA. En este caso deben ser analizados los múltiples productos y servicios que puede prestar el árbol y a partir de ello escoger la especie, su tratamiento y manejo. En cierto aspecto se trata de un análisis similar al expuesto en el caso de A.1. Sin embargo, debe prestarse atención a las limitaciones generadas por su condición de implantado y, en general, de exótico.

B.2. FLORA ARBUSTIVA IMPLANTADA. Corresponden consideraciones similares a las efectuadas en B.1.

B.3. FLORA HERBÁCEA IMPLANTADA. Abarca tanto el caso del tapiz herbáceo de calles y paseos, como la agricultura urbana que tiene su manifestación en las zonas que rodean las ciudades y en las áreas no construidas que forman parte de las viviendas, siendo con frecuencia utilizadas en el desarrollo de huertas familiares.

B.4. FAUNA DOMÉSTICA. Incluye mascotas, relacionadas con los hábitos de la población. Aunque no ha sido considerada como importante, en ocasiones puede constituirse en un elemento de presión significativa sobre el hábitat y la demanda de alimentos en las grandes ciudades.

C.1. EDIFICIOS RESIDENCIALES. Se debe realizar una descripción de la actual situación edilicia y de los requerimientos para que la totalidad de los habitantes de la ciudad pueda acceder a la posesión de una vivienda. Ello implica la estimación del déficit de viviendas, incluyendo la necesidad de renovación de las que llegaron o están muy próximas del final de vida útil. Naturalmente, la información es suministrada por fuentes secundarias, entre las cuales se destaca la obtenida de Censos específicos.

Además, debe tenerse en cuenta la tendencia de crecimiento de la ciudad, atendiendo tanto características naturales, como la estructura social. Lo explicitado en relación a este tema debería ser estudiado con cierta profundidad en la elaboración del diagnóstico ambiental.

C.7. VEHÍCULOS. Los aspectos positivos y negativos de los vehículos en una ciudad son bien conocidos.

D.1. CONSERVACIÓN DE CUENCAS HIDROGRÁFICAS. Se trata de un producto que se logra en base a determinadas relaciones entre el agua, el suelo y la vegetación, siendo permanentemente alteradas por procesos de deforestación en las partes altas de las cuencas. Bajo este punto debe analizarse también el tema de la conservación de la costa del Rio y los efectos directos e indirectos sobre el Uruguay.

Las tareas necesarias para la concreción de los productos deben sistematizarse en este punto. Debe analizarse la totalidad de la cuenca implicada en la ecozona, definiendo posible subcuencas.
Por lo tanto, el objetivo a lograr consiste en el funcionamiento adecuado de la cuenca para posibilitar las actividades de los asentamientos humanos y las de otras actividades productivas.

D.2. CONSERVACIÓN DE LA BIOSFERA. Deben analizarse las relaciones de intercambio con la biosfera, en especial las emisiones de gases de efecto invernadero. Para ello se puede efectuar una estimación preliminar del balance de emisiones y captación, para analizar el significado del mismo. Deberá dimensionarse el parque automotor y su estado, así como las fuentes de absorción y la capacidad de generación de un microclima adecuado para el hábitat.

D.3. PAISAJE. Por un lado, el paisaje es un producto que es aprovechado en forma directa por parte de la población. El avance de la ocupación del espacio en la ciudad debe considerar este aspecto. Por otro lado, es un elemento esencial en la actividad productiva del turismo. Para su conservación y desarrollo deben ser analizadas las modificaciones que se van introduciendo en la ciudad, así como el proceso de revalorización del pasado histórico de la ciudad en su relación con el río.

D.4. ÁREAS E INFRAESTRUCTURA PARA RECREACIÓN

D.5. ÁREAS E INFRAESTRUCTURA PARA CULTURA

D.6. ÁREAS E INFRAESTRUCTURA PARA DEPORTES
Se refieren a las distintas áreas con destinos específicos que signan las relaciones que deben tener con la infraestructura y con el ambiente natural. En muchos casos opera una coincidencia de áreas. La  caracterización de estas áreas el dimensionamiento de su capacidad e intensidad de uso, permitirá conocer la relación con los requerimientos por parte de la población.

D.7. VEHÍCULOS. Debe estimarse el parque de vehículos que, como ya se dijo, puede ejercer una base para una futura contaminación sino se norma los requisitos respectivo.

E. SECTORES ECONÓMICOS
E.1. Sector Primario
E.2. Sector Secundario
E.3. Sector Terciario
Se trata de todos los sectores productivos valorizados en el mercado, que generan bienes intermedios y bienes finales. Esta producción figura como destino en las filas; mientras que como columnas incorporan los productos intermedios reflejando el flujo de las relaciones económicas intersectoriales. Naturalmente, este flujo es anual. En realidad toda la Matriz de Insumo Producto refleja el flujo anual, pero incorpora el capital natural e infraestructural con el cual se desarrollan las actividades productivas. El análisis infraestructural de parque industrial se puede desarrollar en este ámbito. Como puede analizarse no existe al menos hasta ahora dificultades manifiesta.

F INGRESO

F.1. Sueldos y Salarios

F.2. Rentas
F.3. Alquileres
F. 4. Beneficios
F. 5. Intereses
Se trata del Ingreso del Municipio, donde se sistematizan todas las retribuciones a los factores de la producción.
Desde el punto de vista de las filas contribuye con todos los costos de manejo, mantenimiento y funcionamiento de la ciudad y sus actividades productivas y humanas. Teniendo en cuenta los casilleros F. de 1 a 5 con F.1. a 3. representan la remuneración de los factores que recibe cada sector productivo, mientras que la intersección de F 1 a 5 con G 1 y G.2. significa la compra que realizan los diferentes factores de la producción de bienes de consumo y bienes de inversión.

Las columnas: la estructura de insumos
En este punto nos referiremos a los requerimientos para lograr la producción objetivo. A continuación analizaremos las columnas en algunos casos.

A.1. FLORA. El objetivo central  no es en este caso  la producción de un árbol en turno de ser extraído sino  un conjunto de servicios derivados del rol que debe cumplir la flora en una ecozona de ciudad. Pero para que esto sea posible, las especies de esta flora deben establecer relaciones entre sí, las que pueden ser en términos de asociatividad o de competencia, además deben utilizar, probablemente, a la fauna para su control o difusión (A.4), requerir abastecimiento al agua superficial (A.7.), anclaje y nutrientes al suelo, y mantener una adecuada relación con la flora, la fauna y, en algunos casos, el agua de otra cuenca (B de 1 al 5).
Por otra parte, el desarrollo de la infraestructura no debe ocasionarle impactos negativos, por lo que el desarrollo de ésta debe tener en cuenta su existencia. La conservación de la cuenca como producto posibilita una mayor valorización de la flora, al igual que su captación de gases de efecto invernadero, su integración en un paisaje para hacer posible el desarrollo de la recreación, la cultura y los deportes.
La referencia al número y dinámica de la población posibilitará aportar datos para su manejo (E). Sin embargo, nada de esto sería posible sino se tiene en cuenta la necesidad de una ocupación productiva que posibilite a la flora realizar todas las tareas que suponen las relaciones mencionadas y que logre la conservación, la defensa, desarrollo y funcionamiento de la ciudad y sus recursos.
Por ello se deben estimar los costos de manejo de todo tipo. Pero no se trata solo de costos de personal de distintos niveles y empresarios de diferentes tamaños, sino también de compra de insumos cuyo abastecimiento lo proporcionan los bienes producidos por los Sectores Primario Secundario y Terciario.
Este desarrollo permite determinar cuales son las relaciones ecosistémicas, infraestructurales y de costos e insumos (columnas) para generar múltiples productos, que es lo que se muestra en las filas.
Como ya hemos mencionado, en cada celdilla debe analizarse seis aspectos:
1) El conocimiento actual de la relación, basado en bibliografía, estudios, informantes claves o conocimientos de la población
2) La forma en que se puede avanzar en el corto e inmediato plazo para estimar esta relación y las investigaciones que pudieran realizarse a efectos de lograr un conocimiento mayor
3) En base al conocimiento existente, una primera estimación de la relación ideal que debe existir para un funcionamiento adecuado a los objetivos
4) La situación actual teniendo en cuenta las deficiencias o conflictos que pueden operar en la relación
5) Las principales relaciones con otras celdillas
6) Las medidas que deben adoptarse en el corto y mediano plazo para lograr avances hacia los objetivos de la ecozona.
¿Cuáles son las unidades de medida que deben considerarse para definir esta relación? En realidad debemos recordar el objetivo. Se trata de un adecuado funcionamiento de esta fábrica de la naturaleza. Por ello el objetivo central es el conocimiento de cómo funciona y de cómo debe funcionar. Para el funcionamiento ideal, que será el que logre concretar el objetivo, seguramente será necesario completar la fábrica, arreglar una serie de máquinas que no funcionan debidamente, reemplazar algunas que son inadecuadas, etc. Para todos estos cambios se requieren políticas de diferentes plazos y el financiamiento necesario.
El objetivo de este análisis consiste también en definir los costos de manejo. Estos costos de manejo son los esenciales para la valorización de la oferta ecosistémica y la infraestructura existente. Partimos de la base que esta infraestructura, en parte, ya está valorizada. Probablemente se encuentre mal valorizada teniendo en cuenta la no consideración del sector preprimario.

Capítulo 16. Aspectos iniciales de la matriz de interrelaciones sectoriales de la ecozona de la ciudad de Gualeguaychú.
            Se he iniciado el llenado de una matriz que le hemos llamado  para el caso de la ciudad Matriz de Interrelación. Donde se analizan las interacciones de los diferentes sectores.
Es de destacado servicio para el ordenamiento ambiental del territorio y sobre todo para la solución de conflictos, ya que ayuda a ver y analizar los múltiples factores que influyen en una decisión. El funcionamiento global analiza todo el metabolismo de la ciudad que en general solo se la considera cuando se realizan planes globales Pero en la realidad de todos los días se enfatizan aspectos sectoriales. Para el análisis de estos problemas en general se recorta demasiado la realidad y con ello se torna un enfoque sectorial sin introducir los aspectos reactivantes de la realidad. En cambio al tener gran parte de la realidad analizada los recortes pueden hacerse con mucha mayor visión y conocimiento. Al mismo tiempo todo estos factores que integran la realidad de la ciudad lo hacen en función productiva entendido el hecho productivo como aquél que nos acerca al cumplimiento de los objetivos de la ciudad que son mejorar la calidad de vida de la población dando un adecuado hábitat y una calidad ambiental coherente con el desarrollo de la sustentabilidad.

Capítulo 17. La estrategia para el desarrollo sustentable de Gualeguaychú y los impactos de las fábricas de celulósicas de Fray Bentos
            A lo largo del proyecto consideramos que hemos comprobado que la implantación de las fábricas de celulosa en Fray Bentos,  genera externalidades negativas tan significativas que la ubicación y el proceso tecnológico que utilizara la planta resulta altamente inconveniente desde el punto de vista económico. Mas aun si se considerar los procesos que se generaran del año 20 al 40 que en este calculo no se lo tiene en cuenta, Desde el punto de vista ecológico se genera una destrucción y degradación de todos los elementos naturales. Desde el punto de vista social ya se ha generado un rechazo profundo que no disminuirá seguramente con el tiempo, sino que resulta difícil prever de qué forma se canalizará. A partir del año 15 se genera la disminución y anulación en partes de los elementos bióticos y de las funciones ecosistémica. Las afectaciones a la salud son realmente significativas y la valorización inmobiliaria experimenta una sensible baja. Hemos podido comprobar en la elaboración de esta investigación que la valorización integral de los ecosistemas, a través del manejo sustentable integral y sin perdida de biodiversidad genera una producción sin destrucción altamente rentable, que permite una gran ocupación y puede servir de base a inversiones de todo tipo y una base imponible muy significativa. Los grandes contingentes de recursos naturales y artificiales que existen a lo largo del río Uruguay exigen un proceso mínimo de ordenamiento y planificación que utilice intensamente los recursos de ocupación y eleve la calidad de vida de la población Dejar librado a las fuerzas espontáneas llevara sin duda al caos social la destrucción de los recursos y a una gran conflictividad social. El desarrollo sustentable e integral y una alta participación de la población es sin duda el camino que debe transitarse.  

Referencias

Altamirano, A., Da Silva, H., Echevarría, A., Panario, D., Puentes R., 1976. Tomo III: Descripción de las unidades de suelos. En: Carta de Reconocimiento de Suelos del Uruguay, Dirección de Suelos y Fertilizantes, Ministerio de Agricultura y Pesca, Montevideo, Uruguay.
Altesor, A. 2002. ¿Cuánto y cómo modificamos nuestras praderas naturales? Una perspectiva ecológica. En: Domínguez, A., Prieto, R. (eds.) Perfil Ambiental del Uruguay/2002. Nordan – Comunidad, Montevideo, Uruguay.
CARU, 1994. Siete años de estudio de calidad de aguas en el Río Uruguay. Publicaciones de la Comisión Administradora del Río Uruguay, Serie de Divulgación, Nº2. 17 pags. http://www.caru.org.uy/publicaciones/publicacionesPDFs/7anios-de-estudio-de-calidad-de-aguas-en-el-Rio-Uruguay.pdf (Noviembre, 2005).
Clark, T., Clark, K., Paterson, S., Nostrom, R., Mackay, D. 1988. Wildlife Monitoring, Modelling and Fugacity. Environ. Sci. Technol. 22: 120-127.
Colombo, J. C. 2000. Anexo IV: Estudio monográfico: STP en el Estuario del Río De La Plata. En: Barra, R., Colombo, J.C., Eguren, G., Gamboa, N., Jardim, W., 2002. Regionally based assessment of persistent toxic substances. Eastern and western South America regional report.Global Environmental Facility, United Environmental Programme, Chatelaine, Switzerland, 90pp.
DINAMA, 2005. Project Rating Certificate. Ministry’s Order N° 63/2005. Docket 2004/140011/01177. February 15, 2005. MINISTERIO DE VIVIENDA, ORDENAMIENTO TERRITORIAL Y MEDIO AMBIENTE(MVOTMA).
INAPE, 2005. Biología pesquera:Evaluación de los Recursos Pesqueros en el río Uruguay. http://www.inape.gub.uy/Biolog%EDa%20Pesquera/R%EDo%20Uruguay.htm (Noviembre, 2005).
FAO-WHO, 2001. Position paper on dioxins and dioxin-like pcbs. Joint FAO/WHO food standards programme codex committee on food additives and contaminants. Codex Alimentarius Commission, http://www.codexalimentarius.net (Diciembre, 2005).
Mackay, D. and Paterson, S., 1988. "Partitioning Models", En: "Carcinogen Risk Assessment" Travis, C.C. (Ed.), Plenum Press, New York, pp 77-86.
McLachlan, M. S. Model of the Fate of Hydrophobic Contaminants in Cows. Environ.Sci.Technol. 28, 2407-2414. 1994.
PNUMA. 2005. Instrumental Normalizado para la Identificación y Cuantificación de Liberaciones de Dioxinas y Furanos. 2da edición, Febrero de 2005. Programa Interinstitucional Para El Manejo Adecuado De Los Productos Químicos – IOMC. Programa De Las Naciones Unidas Para El Medio Ambiente.  Productos Químicos, Ginebra, Suiza.
Schwarzenbach, R. P., Gschwend, P. M., Imboden, D. M. 1996. Environmental Organic Chemistry, John Wiley & Sons, New Jersey, USA.
Spinetti, M. 1999. Evaluación de los recursos pesqueros mediante técnicas hidroacústicas y pesca exploratoria. En: Primeras Jornadas Sobre la Conservación de la fauna íctica en el río Uruguay.  Paysandú 22-23 Noviembre, de 1999, 6 – 12. http://www.caru.org.uy/publicaciones/publicacionesPDFs/Primeras-jornadas-sobre-conservacion-de-la-fauna-iticola-en-el-Rio-Uruguay.pdf (Noviembre, 2005)
Vaz-Ferreira, R. 1969. Peces del Uruguay. Colección Nuestra Tierra, Nº23,  Rex S.A. Uruguay, 72 pp.


Sejenovich, Héctor, Gallo Mendoza, Guillermo; “Planificación y ambiente”; 2002