:: CUENTAS PATRIMONIALES ::

SÍNTESIS DEL MANUAL DE CUENTAS PATRIMONIALES

En la DECLARACIÓN DE LOS ANDES del 19 de Abril de 1991, resultante del Encuentro de los Andes, preparatoria de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo (CNUMAD) realizada posteriormente en Río de Janeiro, Brasil, en junio de 1992, en el Capítulo sobre Economía y Medio Ambiente (Comisión 1) se expresó:

Considerando:

· Que los actuales instrumentos económicos no son adecuados para cuantificar y cualificar el valor del patrimonio natural, ni reflejan las pérdidas resultantes de su sobreexplotación y extinción;
· Los patrones de crecimiento económico que utilizan nuestros Gobiernos y los Organismos Internacionales han enfatizado perspectivas económicas que no contabilizan la pérdida del patrimonio natural de nuestros Países;

Recomendamos:

1. Desarrollar nuevos instrumentos para valorizar nuestro patrimonio natural;
2. Crear nuevos conceptos, procedimientos e instrumentos económicos que no se reduzcan a otorgar valores de mercado a los sistemas bióticos.
3. Crear sistemas de cuentas nacionales que registren los cambios en el patrimonio de recursos naturales.
4. No utilizar los criterios de rentabilidad financiera usualmente empleados en la evaluación de proyectos de inversión en aquellos proyectos destinados a conservación del medio ambiente y de los recursos naturales.

Para la difusión de dicha propuesta, titulada MANUAL DE CUENTAS PATRIMONIALES, pidió la colaboración del PNUMA a través de su Representación en México, que aceptó dicha solicitud en virtud de la importancia del tema y de su búsqueda de aportes tendientes al mejoramiento del tratamiento de la temática Ambiental en la Región.

Cabe destacar que el MANUAL constituye una versión metodológicamente enriquecida respecto a una primera versión producida entre los años 1986-1988 por un Equipo de Trabajo Coordinado por el Dr. Héctor Sejenovich en el marco de la entonces Secretaría de Política Ambiental. Además de los ya nombrados, en el Equipo participaron Inés Gómez (Lic. en Biología) Julio Herrera (Ing. Ftal.), Osvaldo Corbalán (Ing. Ftal.), Eduardo Lucesole (Ing. Agr.) y Cecilia Suárez (Lic. en Economía). En los aspectos relacionados con las Cuentas Nacionales, fue consultado Oscar Gutman (Lic. en Economía).

1. POR QUÉ CUENTAS PATRIMONIALES

Ante la crisis económica, ecológica y social por la que transita América Latina y teniendo en cuenta los compromisos asumidos por los Gobiernos del Mundo al firmar la AGENDA 21( ) y por las ONGs( ) de implementar acciones para un desarrollo sustentable y equitativo, económica, ecológica y socialmente,( ) este nuevo concepto de desarrollo supone necesariamente un cambio de objetivos e instrumentos.

En este nuevo concepto de desarrollo juega un papel más activo tanto el mejoramiento de la calidad de vida de la población, como las posibilidades que brinda la movilización del potencial productivo de los recursos naturales y del hábitat de cada región.

Los evaluadores del desarrollo como orientadores,( ) y control de la marcha de las acciones, deben necesariamente establecer una relación sistémica privilegiando el registro de dichas variables. Los actuales evaluadores, centrados en las Cuentas Nacionales, aparecen con grandes limitaciones frente a la integralidad del desarrollo que se busca.

Las Cuentas Nacionales registran las actividades económicas efectuadas por los sectores productivos en un año, pero no incluyen el registro del patrimonio compuesto por los recursos naturales y el hábitat. En consecuencia, puede existir un importante incremento de las actividades productivas basado en la destrucción de una parte de su potencial, pero este hecho sólo es evaluado por la faz productiva.

La actual propuesta de elaboración de las Cuentas Satélites para las cuentas ambientales no cambia la situación descripta. El corazón de las Cuentas se mantiene pre-Estocolmo.

Los procesos naturales que se desarrollan al interior de los ecosistemas y que significan aumentos o disminuciones del patrimonio natural, no se computan ya que no se manifiestan en erogaciones específicas. Tampoco se registran otros recursos, tales como el Patrimonio Genético, la Fauna silvestre, la Flora no Maderable, las Funciones Ecosistémicas, el Paisaje, entre otros.

2. LA CUESTIÓN AMBIENTAL Y LAS CUENTAS PATRIMONIALES

2.1. Ambiente, Problemática Ambiental y Cuestión Ambiental

Definimos al concepto Ambiente, como la interrelación sociedad-naturaleza en la continua transformación de los ecosistemas, que realiza una estructura social en función de elevar la calidad de vida de la población. La problemática ambiental surge cuando existe una desarticulación sociedad-naturaleza que impide el objetivo de elevar la calidad de vida( ). Una primera desarticulación aparece cuando los sectores productivos utilizan una exigua porción de la naturaleza y el hábitat bajo criterios de altos rendimientos en el corto plazo, generando degradación y desaprovechamiento. Una segunda desarticulación se manifiesta cuando una parte importante de la población no logra satisfacer sus necesidades esenciales.

La interrelación sociedad-naturaleza conforma un todo integrado. En los conceptos naturaleza y sociedad se dan los principios de la unidad y de la diversidad. En cierto sentido todo es naturaleza, con diferentes grados de evolución. En otro sentido todo es sociedad, ya que la comprensión de la realidad exterior a las personas depende de sus propias sapiencias e ignorancias y, por lo tanto, es un conocimiento histórico y cambiante. Pero existe la diversidad dada por el grado de complejidad de la evolución material, enmarcados en un proceso de continuidad y ruptura.

Los diferentes elementos que conforman el ambiente se interrelacionan mutuamente. La naturaleza está mediada socialmente y las relaciones sociales se dan en una estructura natural a la que modifica y por la que es modificada.

El proceso de transformación puede ser visto como un conjunto orgánico de seis momentos constitutivos. En definitiva, en un mismo hecho productivo operan al mismo tiempo procesos de construcción (o producción) / destrucción (o degradación), aprovechamiento / desaprovechamiento y uso integral / uso parcial (dilapidación).

Una acción ambiental debe considerar en forma conjunta los mencionados procesos, tratando de que la producción, el aprovechamiento y el uso integral se maximicen y los opuestos se minimicen, teniendo en cuenta que la no consideración conjunta ha dado lugar a diversos perjuicios.

El producto bruto suma todas las actividades de producción, sin descontar la destrucción que ellas causan( ), y sin tener en cuenta las implicancias del desaprovechamiento y el uso parcial. Pero es un error sistémico a la forma que adopta la reproducción económica.

3. LAS CUENTAS NACIONALES Y EL DESARROLLO SOSTENIBLE

Existe sin duda una relación sistémica entre los sistemas de información y evaluación, y el concepto de desarrollo que se asume. El sistema estadístico vigente fue diseñado para contestar las preguntas significativas de un estilo de desarrollo. La pregunta significativa, en este caso, radica en evidenciar a través de indicadores coherentes la magnitud del ritmo productivo. Las Cuentas Nacionales constituyeron en su momento un indudable aporte a los esfuerzos de la planificación, pero a través de décadas de utilización se manifestaron sus limitaciones.

Como ya se dijo, las Cuentas Nacionales evalúan las actividades económicas pero no incluyen en sus estimaciones la degradación que éstas generan por el uso de los recursos, el hábitat y las fuentes de energía, ni el desaprovechamiento en que incurren al no movilizar el capital natural. Tampoco estiman los efectos de las actividades económicas sobre la sociedad.

Pero el hecho de que las Cuentas Nacionales no hagan referencia al patrimonio natural deriva de un problema conceptual acerca de "lo económico". Como no han sido producidos por el hombre, los recursos naturales no son considerados materia de actividades económicas y, por tanto, no son incluidos en las Cuentas Nacionales.

Ello no desconoce que se registran compras y ventas de un bien llamado "tierra", que es tratado como mercancía, y que aunque no fue producida y es difícilmente reproducible opera en los mercados. A la renta normal que genera se le une la renta por localización y especulación.

Por todo ello, la elaboración de evaluadores para un desarrollo sostenible supone sin duda la reestructuración de la estimación del producto, para que refleje más adecuadamente la forma en que las actividades económicas incrementan realmente la riqueza. Pero aún así sería incompleto. Un sistema de Cuentas, como el del producto, no puede registrar la totalidad de los aspectos que supone el desarrollo. Es necesario elaborar otros evaluadores que se conformen como un sistema estadístico que registre los avances hacia el desarrollo sostenible.

4. SÍNTESIS DE LAS INTERACCIONES CON LA NATURALEZA

Como síntesis de los flujos desde la naturaleza hacia los sectores económicos, se pueden mencionar los siguientes aspectos:

a) Todos los sectores utilizan la naturaleza como proveedora de recursos y receptora de residuos y desechos.
b) Los sectores económicos no se hacen cargo de los procesos negativos que generan en la naturaleza, pudiendo sintetizarse en los siguientes:

i) Procesos degradatorios por:
· El ritmo de extracción de los recursos naturales, incompatible con el ritmo de los mecanismos regenerativos.
· Las formas de aprovechamiento o la utilización de tecnologías que degradan el medio del cual extraen recursos.
· La utilización de la capacidad de carga del aire, agua y suelo, en cantidades que rebasan la misma generando procesos de erosión y contaminación.
· La implementación de acciones que implican transformaciones ecosistémicas negativas al no estar basadas en el aprovechamiento de la eficiencia funcional del capital natural, y sí en una maximización del rendimiento en el corto plazo.

ii) Procesos de desaprovechamiento por:
· La no utilización de gran parte de las potencialidades, debida a la manifiesta tendencia hacia el uso selectivo y homogéneo de los recursos.
· La exclusiva utilización de los elementos que presentan evidentes ventajas comparativas en el mercado actual, lo que repercute en una manifiesta disminución de las posibilidades futuras de un uso integral, a la par que genera cambios en la composición de los ecosistemas.

iii) Procesos de dilapidación de la materia prima y de la energía producida por:
· La no utilización integral de la materia prima y de la energía genera procesos que degradan el ambiente natural al aumentar la magnitud de los residuos y desechos que debe absorber.

c) El desinterés por la naturaleza es coherente con los supuestos de las principales escuelas económicas que implícita o explícitamente consideraban a la naturaleza como infinita, tanto cuantitativamente como respecto a su capacidad de autoreproducción.
d) Los sectores usuarios de la naturaleza, al no hacerse cargo de los daños generados en ella, ni de la necesaria reproducción de sus componentes para el mantenimiento de la oferta ecosistémica que debe satisfacer los requerimientos de nuevos procesos productivos, y/o mantener o generar un adecuado hábitat para la población, determinan serias restricciones al manejo sostenible.
e) El mantenimiento de las funciones de la naturaleza como proveedora de recursos y receptora de desechos y residuos, sólo será posible si se implementan en ella ciertas tareas específicas. Estas consisten en acciones de investigación, restauración, control y participación. Ello implica determinados costos que deben ser imputados a la reproducción de la naturaleza, al mantenimiento de sus funciones y a la generación de nuevas alternativas de uso. Las tareas productivas que requieren el manejo de la naturaleza dan lugar a un nuevo sector de la economía. Lo denominamos PREPRIMARIO. Asimismo, el manejo integral no puede ser implementado si no se tiene en cuenta la existencia de cada uno de los recursos, su dinámica y relaciones ecosistémicas.

Para ello es necesario:
i) La elaboración de las Cuentas Patrimoniales de los Recursos Naturales, a nivel físico y monetario
ii) La elaboración del sector Sector Preprimario, con sus relaciones físicas y monetarias
iii) La elaboración de la Matriz de Insumo Producto del Sector Preprimario
iv) La inclusión de una fila y una columna, correspondiente al Sector Preprimario, en la Matriz de Insumo / Producto tradicional

Corresponde destacar la existencia, en el pasado y presente, de varios intentos tendientes a la incorporación, en la Matriz de Insumo / Producto, de las externalidades generadas por la actividad productiva, así como también señalar la ausencia de una teoría que de fundamentos a la valorización de la naturaleza autoproducida, como se propone en el Manual de Cuentas Patrimoniales. Por ello, hasta hoy la internalización de las externalidades sólo es posible sobre la base de Metodologías específicas de cada caso y por ello muy parciales.

5. POTENCIALIDAD Y RESTRICCIONES DE LOS INDICADORES FÍSICOS Y MONETARIOS

a) Respecto a los recursos naturales, los indicadores físicos utilizados expresan, en general, procesos que implican pérdida y/o degradación de los mismos. Estos indicadores fueron usados muchas veces para promover entre algunos sectores sociales una mayor conciencia sobre el significado de las pérdidas ocasionadas en la base natural utilizada en la producción, pero también fueron erróneamente considerados, en especial por los actores que toman las decisiones, como el precio que la sociedad debe pagar por el desarrollo.

b) Las Cuentas Patrimoniales físicas no pueden ser integradas con las Cuentas del Producto y son simplemente indicativas. Por lo tanto, una cuantificación sólo física no constituye un instrumento eficaz en el momento de la toma de decisiones, en que se miden beneficios y costos. Se han elaborado cuantificaciones físicas que seguirán siendo de utilidad, pero que requerirán una valorización monetaria.

Entre ellas, a título de ejemplo, pueden mencionarse las siguientes:
· La tasa de deforestación.
· La cuantificación de la erosión, por hectárea.
· Grado de cobertura vegetal de los suelos.
· El nivel alcanzado por los sedimentos en un curso de agua.

c) Para que los indicadores físicos puedan ser utilizados en la Elaboración de las Cuentas Patrimoniales, es necesario relacionarlos con el mundo económico. Pero aún en el supuesto de utilizarlos como base para la toma de decisiones, para asegurar un desarrollo sostenible se debería conocer adicionalmente lo siguiente:

· La cuantía y dinámica del recurso.
· Las formas de manejo que maximizan la producción y minimizan la degradación y el desaprovechamiento.
· La cuantificación de los costos que supone cada una de dichas formas de manejo.
· La determinación respecto a quiénes deberían pagar dichos costos y qué políticas deberían aplicarse en lo económico, fiscal, impositivo, arancelario y tecnológico, para estimular a los sujetos sociales a adoptar ciertas prácticas y abandonar otras.
Los mencionados son, en síntesis, los pasos metodológicos propuestos para valorizar el patrimonio a través de los costos de manejo.

d) El uso de los Indicadores Físicos y Monetarios posibilitaría lo siguiente:

· La cuantificación económica propuesta en el Manual de Cuentas Patrimoniales posibilitaría valorizar diversos elementos que no son tenidos en cuenta en el sistema económico, y que podrían ser incorporados al mercado a través de determinadas políticas.
· Al valorizar, se puede sumar a los efectos directos de los recursos naturales (oferta de materia prima), los servicios aún no contabilizados que prestan los recursos.
· La valorización posibilitaría estimar adecuadamente el valor de la degradación generada por las actividades productivas y, en consecuencia, modificar la cuantía del producto bruto.
· La valorización posibilitaría implementar una eficiente articulación con los otros indicadores del desarrollo sustentable (el producto bruto neto de degradaciones y los evaluadores sociales).
· La valorización posibilitaría establecer un diálogo de mayor potencialidad con la instancia económica.
· La valorización a través de los costos de manejo posibilitaría elaborar una política ambiental que tenga en cuenta la necesidad de asumir los mismos, hasta hoy no incluidos en los costos de producción.
· Esta valorización posibilitaría conocer la correspondencia entre los beneficios que los sectores obtienen de los ecosistemas y los costos requeridos para el uso múltiple de ellos.

6. CUENTAS PATRIMONIALES Y SECTOR PREPRIMARIO

Teniendo en cuenta lo hasta aquí expresado, se determinó la necesidad de elaborar instrumentos que posibiliten la efectiva inclusión de la dimensión ambiental en el Sistema de Cuentas Nacionales. Ellos son:

a) La elaboración de las Cuentas Patrimoniales de los Recursos Naturales, a nivel físico y monetario.
b) La elaboración del Sector Preprimario, con sus registros físicos y monetarios.
c) La elaboración de la Matriz de Insumo / Producto del Sector Preprimario, considerando los flujos que dan cuenta de la captación y pasaje de energía al interior del sistema natural.
d) La inclusión de la Matriz mencionada en la Matriz de Insumo / Producto tradicional, con las filas y columnas necesarias.

Adicionalmente, la expresión espacial de las Cuentas del Patrimonio y del sector preprimario debe tener en cuenta las características específicas del tipo de patrimonio que contabiliza, así como de sus mecanismos de funcionamiento. Para ello es necesario identificar ciertas regularidades que determinan la presencia de una fábrica natural en funcionamiento. Pero estas regularidades pueden tener una expresión que implique extensas o pequeñas áreas de un territorio. Por ello es posible elaborar las Cuentas Patrimoniales a nivel de regiones razonablemente homogéneas en cuanto a sus respectivos funcionamientos productivos ecosistémicos.

Pero además, la valorización del patrimonio natural con fines de diseño e implementación de políticas para el uso sostenible de la naturaleza, supone una visión diferente respecto a los recursos.

La historia de la ocupación del espacio y el uso de los recursos, muestra como el hombre ha seleccionado sólo algunos productos, generando un proceso de progresiva artificialización de la naturaleza, que siempre fue visto como positivo y signo de progreso. Los procesos de producción de satisfactores dieron origen a las actividades productivas denominadas Primarias, Secundarias y Terciarias que, junto con la producción, generaron procesos de degradación y desaprovechamiento. Para evitar la continuidad de estos procesos, el tratamiento debe ser diferente. En lugar de estudiar la cuestión desde lo económico hacia la naturaleza, bajo los conceptos de desarrollo sostenible el estudio debe ser realizado desde la naturaleza hacia la sociedad.

Con el reconocimiento previo de que actualmente existe un significativo desaprovechamiento y deterioro, se debe repensar los ecosistemas como fábricas que pueden brindar todos los años una satisfactoria producción ecosistémica en la medida que sean adecuadamente conocidos y manejados. Conocimiento, intervención adecuada y curación de las grandes o pequeñas heridas ocasionadas por inadecuados aprovechamientos, son los medios a utilizar para lograr el uso sostenible de los ecosistemas, en función de elevar la calidad de vida y como instrumento fundamental del ordenamiento ambiental del territorio.

En síntesis, el referido manejo debería procurar concretar:

· El mantenimiento de los procesos ecológicos esenciales y la biodiversidad.
· El desarrollo armónico de los diferentes componentes optimizando, mediante el uso integrado, objetivos económicos, ecológicos y sociales.
· La revalorización de la variada oferta ambiental, poniendo de relieve oportunidades insuficientemente desarrolladas o no consideradas.
· El mejoramiento cuali-cuantitativo de la oferta de diferentes tipos de bienes, de manera compatible con un aprovechamiento sostenido.

Como en toda fábrica, en la contabilidad de los recursos naturales debe registrarse un capital y una cuenta de resultados. El capital está constituido por el ecosistema en funcionamiento, con sus procesos y recursos. La Cuenta Patrimonial registra el capital y su funcionamiento. El Sector Preprimario contabiliza la generación de productos en el transcurso de un año.

El funcionamiento de la fábrica puede ser analizado a través de una Matriz que muestra el proceso de captación y pasaje de energía, elaborada bajo los criterios metodológicos de la Matriz de Insumo / Producto, posibilitando de esta forma la profundización del análisis del Sector Preprimario( ).

Definido un sitio, zona o región razonablemente homogénea, a la que denominamos Ecozona usando la denominación de los franceses, se analiza la matriz de insumo / producto que sistematiza el funcionamiento del Patrimonio y del Sector Preprimario. En el ejemplo inserto a continuación se usa un ecosistema de bosque.

La Matriz
A continuación se presenta un ejemplo de Matriz simplificada para el caso de un bosque. Las columnas de esta matriz pueden estar formadas por los ítem siguientes:

1. FLORA
1.1. Arbórea
1.2. Arbustiva
1.3. Herbácea

2. FAUNA
2.1. Avifauna
2.2. Terrestre
2.3. Acuática

3. AGUA
3.1. Superficial
3.2.Subterránea
3.3. Balance hídrico

4. SUELO
4.1. superficial
4.2. subsuperficial

5. CONSERVACIÓN (función ecosistémica)

6. PAISAJE. Puntos escénicos

7. PATRIMONIO GENÉTICO

8. TOTAL PRODUCTOS INTERMEDIOS

9. PRODUCTOS FINALES

Mientras que las filas pueden estar formadas por los siguientes conceptos:

1. FLORA
1.1. Arbórea
1.2. Arbustiva
1.3. Herbácea

2. FAUNA
2.1. Terrestre
2.2. Acuática
2.3. Avifauna

3. AGUA
3.1. Superficial
3.2. Subterránea
3.3. Balance hídrico

4. SUELO
4.1. Ssuperficial
4.2. Subsuperficial

5. CONSERVACIÓN (función ecosistémica)

6. PAISAJE

7. PATRIMONIO GENÉTICO

8. TOTAL BIENES INTERMEDIOS ECOZONA

9. INSUMOS

10. TOTAL BIENES INTERMEDIOS

11. MAQUINARIAS E INSTRUMENTOS

12. TOTAL BIENES FINALES

13. SALARIOS

14. HONORARIOS

15. RENTAS Y BENEFICIOS

16. TOTAL INGRESOS

Como toda Matriz de Insumo / Producto, las filas identifican los sectores que venden y las columnas los sectores que compran. Para generar la oferta ecosistémica se requieren tres tipos de "compras", que pueden ser visualizadas en las columnas.

Tales tipos son:
a) En primer lugar, las "compras" de relaciones ecosistémicas con los restantes recursos, y el ambiente natural.
b) En segundo lugar, las "compras" de los insumos producidos por el hombre, requeridos para implementar un manejo adecuado.
c) Por último, la retribución a los diferentes factores de la producción (salarios, honorarios profesionales, fondo de investigación, retribuciones por determinados trabajos. etc).

El conocimiento de las relaciones ecosistémicas resulta esencial para un manejo integral y de largo plazo. Pero, sin dudas, el real conocimiento de estas relaciones es una aspiración que debe reconocer varias etapas de aproximación. Existen aún vacíos de información para definir el conocimiento sostenible de un recurso en particular.

Las Cuentas Patrimoniales miden física y monetariamente los recursos naturales. El sector Preprimario evalúa física y monetariamente las actividades productivas realizadas durante un año para mantener, transformar, preservar y generar una oferta ecosistémica de recursos y servicios que posibilite el desarrollo de todas las actividades productivas. Ello genera, por un lado, costos y por el otro lado recursos naturales y hábitat ofrecido. Por lo tanto, puede estimarse el costo unitario de las unidades de recursos naturales y del hábitat. Este costo unitario del flujo, adjudicado a las existencias permite obtener el valor de ellos. En gran parte los recursos naturales no han sido manejados, pero si se aspira a su mantenimiento y enriquecimiento debe ser estimado el valor de aquellos por el costo que implica el "producirlos".

Nuevos Costos y Nuevos Beneficios
Los costos que implica el manejo integral de los recursos no están disponibles, pero pueden ser estimados mediante adiciones sucesivas de los costos que demanda el manejo particularizado de cada uno de aquellos, mientras se avanza en la implementación de investigaciones tendientes a la determinación de los costos del manejo integral.

Aplicando la metodología explicitada se obtendría el valor de la producción ecosistémica desde el punto de vista del patrimonio. Los beneficios que este patrimonio posibilita, pueden ser medidos por las corrientes de oferta ecosistémica permanente que las Ecozonas brindan a las restantes actividades productivas. Ni el patrimonio, ni las actividades productivas del Sector Preprimario se valorizan correctamente en el mercado, mientras que las restantes actividades productivas son valorizadas a través de las Cuentas Nacionales.

Se podría afirmar, con un sentido limitado, que la elaboración de las cuentas patrimoniales y el sector preprimario lleva a otra metodología de beneficio costo. Pero es una metodología que tiene diferencias fundamentales con la tradicional ya que:

a) Calcula todos los costos, incluye el valor del Patrimonio Natural y los costos de renovabilidad y manejo de la naturaleza, con lo que asegura el mantenimiento de una renta permanente y la existencia del patrimonio.
b) Genera una mayor diversidad de bienes, aumentando sustancialmente los beneficios.
c) Ofrece más oportunidades para las actividades económicas y la población.

Diagnóstico Ambiental, con Especial Referencia a las Variables Determinadas para las Cuentas Patrimoniales y la Sostenibilidad del Desarrollo

Utilizar las Cuentas Patrimoniales para definir el manejo más adecuado de los recursos naturales y del hábitat, supone analizar los elementos ecológicos, tecnológicos, económicos, sociales, culturales y políticos que impliquen posibles restricciones a los objetivos de maximización de la producción, el aprovechamiento y el uso integral, a la par de los que tienden hacia una minimización de la degradación, el desaprovechamiento y el uso parcial. Para ello, se debe articular la información necesaria que posibilite acceder a un razonable conocimiento de los problemas existentes, y diseñar una adecuada estrategia para la solución de los mismos a través de un proceso de ordenamiento ambiental.

El ordenamiento ambiental, en función del uso sostenible e integral de los recursos para elevar la Calidad de Vida de la Población, es el objetivo central. La Metodología consiste en analizar los problemas que limitan las posibilidades de alcanzar dicho objetivo, así como las causas de aquellos y las potencialidades para superarlas.

En especial, el Diagnóstico está orientado a analizar las consecuencias del actual estilo de aprovechamiento de los recursos naturales y el hábitat, así como las de la subvalorización de los mismos y los impactos que podría generar una mejor evaluación del potencial y de su uso integral.

Además, implica un adecuado nivel de profundización en el inventario y uso de los recursos, así como en el conocimiento de los sujetos sociales que los utilizan. También debe contener el análisis del marco jurídico institucional que norma la extracción y el uso de los recursos, y una descripción de la estructura de consumo y de la situación económica, tecnológica y social que contribuya en el análisis de las posibilidades futuras para generar excedentes.

Las preguntas y la información necesaria para la construcción de las respuestas a las mismas, bajo criterios de desarrollo sostenible, son las siguientes:

1) ¿En qué medida los recursos logran satisfacer las necesidades esenciales de la población?
2) ¿En qué medida el proceso de producción, distribución y consumo logra maximizar la producción, el aprovechamiento y el uso integral, minimizando la degradación, el desaprovechamiento y el uso parcial?.
3) ¿En qué medida las tecnologías adecuadas, ecológica, económica y socialmente, pueden difundirse?.
4) ¿En qué medida el marco institucional-legal es una fuente de cambio?.
5) ¿En qué medida y de qué forma la población participa en los problemas ambientales?. ¿Qué papel juega y podría jugar el proceso de capacitación como parte de la política ambiental?. ¿En qué medida el proceso de educación formal, en todos sus niveles, posibilita el desarrollo de una actitud diferente hacia el ambiente?. ¿Cuáles son las dificultades que debe superar la actual estructura universitaria para lograr avanzar conceptual y metodológicamente en la investigación y la enseñanza del manejo integral de los recursos y sus relaciones ecosistémicas?
6) ¿En qué medida el ambiente económico y social repercute adecuadamente en la implementación del desarrollo sostenible?.
7) ¿En qué medida los hechos que integran la historia de la ocupación del espacio dieron lugar a transformaciones degradatorias? y ¿en qué medida disminuyeron la potencialidad de los recursos para la satisfacción de las necesidades de las generaciones actuales y futuras?. De igual forma, ¿en qué medida las transformaciones ecosistémicas fueron positivas, permitiendo una producción sostenida y adecuada?.
8) ¿En qué medida las políticas que posibilitan la valoración de los recursos para el mercado generaron externalidades negativas, e incidieron en los métodos de extracción y metas de aprovechamiento que influyeron en el agotamiento de recursos escasos no renovables, e incluso de recursos renovables considerados estratégicos, así como en la contaminación del asentamiento natural para la producción?.
9) ¿En que medida los circuitos de acumulación de cada uno de los productos, permiten la disponibilidad de recursos económicos y financieros para los procesos de reproducción sustentable de los ecosistemas intervenidos y de las actividades realizadas en el área analizada?.

Estructura del Diagnóstico Ambiental

1) Descripción Biofísica de la unidad espacial, Oferta Natural de los Ecosistemas y deterioro de los mismos.
2) Aspectos Sociales.
3) Aspectos Infraestructurales.
4) Aspectos Económicos.
5) Estructura, Legal, Institucional, Ambiental.
6) Historia de la Ocupación del Espacio.
7) Aspectos Ambientales de las Políticas Económicas y Sociales.
8) Regionalización ambiental razonablemente homogénea en lo natural y espacialidad de los procesos sociales.
9) Grandes problemas, causas, y potencialidades ambientales.
10) Criterios de Prioridad y Definición de Políticas Ambientales. El análisis de los problemas y de las potencialidades posibilitará definir una acción coherente de Desarrollo Sostenible, donde la elaboración de las Cuentas Patrimoniales pueda ser utilizada como un instrumento fundamental.

Lo antedicho posibilitaría el adecuado desarrollo de un diagnóstico con fines de ordenamiento ambiental del territorio, utilizando la Valorización de los Recursos Naturales en función de las Cuentas Patrimoniales y el Sector Preprimario. Ello llevaría a estimar los requerimientos de la población (en términos de necesidades), en relación con las potencialidades de la "fabrica de la naturaleza", ante diferentes alternativas de manejo, y las implicancias económicas, sociales, tecnológicas y políticas que el mismo encierra.

La Contabilidad en las Cuentas Patrimoniales

RECURSOS
USOS
1. Existencias al comienzo del período 1. Disminución Natural:
a)
Por Procesos normales
b)
Por catástrofes naturales
2. Incremento de las reservas:
a)
Por cambios en las estimaciones
b)
Por descubrimientos de nuevas reservas
2. Disminución por uso o explotación. Oferta Ecosistémica:
a)
Forestal
b)
Fauna
c)
Agroecosistemas
d)
Otros
3. Incremento natural bruto:
a)
Crecimiento Natural Vegetal
b) Crecimiento Natural Animal
c)
Dinámica de las Aguas
d)
Dinámica de los Suelos
e)
Otras Dinámicas
3. Disminución por otras causas
4. Incremento por mejor aprovechamiento tecnológico 4. Existencia al final del período
5. Otros Ingresos  

Al inicio de cada año sucesivo, teniendo como base la estimación inicial de las reservas, se registran en la columna RECURSOS los resultados de las estimaciones de los incrementos de diferentes orígenes, mientras que en la columna USOS se registran todas las disminuciones ocasionadas por procesos naturales, o por extracciones que las personas realizan. Al cierre del ejercicio anual o del período se registra la existencia final, y ésta constituye la cifra inicial del año o período siguiente.

Si bien la evaluación de la Cuenta Patrimonial corresponde a un año o período, sus resultados pueden ser utilizados en la simulación de escenarios que impliquen diferentes supuestos de manejos y efectos sobre el patrimonio, las actividades económicas y los evaluadores sociales. El uso del citado instrumento posibilitaría el diseño y la adopción de políticas ambientales y económicas que mejoren la factibilidad de la alternativa de sostenibilidad seleccionada.

La suma de los aprovechamientos registrados en la Cuenta Patrimonial será la oferta ecosistémica que la naturaleza adecuadamente manejada ofrece a las actividades primarias, secundarias y terciarias. El ya mencionado sector Preprimario constituye la base para la valorización del patrimonio.

La oferta ecosistémica correspondiente a las diferentes alternativas de manejo debe ser contrastada con los previsibles problemas de mercado, financiamiento, infraestructura, capacidad de procesamiento, de transporte, etc., características de los sujetos sociales, estructura legal, institucional y de políticas. Esta relación posibilitará estimar la oferta ecosistémica que podría ser procesada por el sector económico, sea como bien de inversión, o de consumo.

Finalmente, los resultados de los estudios acerca de los previsibles efectos económicos y sociales generados por cada alternativa de manejo, posibilitarían la toma de las decisiones necesarias para la aplicación de las políticas de sustentabilidad más adecuadas.

<<ESTUDIO DEL CASO >>
Tierra del Fuego (Corazón de la isla)
Entre Ríos (Las Estacas)