Boletín - Taller Nº 1

REFLEXIONES PARA LA DISCUSIÓN
Y EL INTERCAMBIO CONCEPTUAL

1
Una visión de la problemática de economía y ambiente dentro
del marco tendencial y del desarrollo sustentable.
2
Una referencia a los indicadores que se han utilizado en el actual modelo productivo prevaleciente.
3
 Una referencia al nivel de externalidades negativas existentes a nivel global y de cada una de las actividades productivas actuales.
4
 La importancia de los indicadores físicos y monetarios. Virtudes y problemas.
5
 La oferta ecosistémica, y la matriz de insumo producto de relaciones sectoriales de recursos naturales.
6
 La noción de las Cuentas Patrimoniales.
7
 Las cuentas satélites.

 

 

 


Una visión de la problemática de economía y ambiente dentro del marco tendencial y del desarrollo sustentable. 
  En la primer parte del módulo nos ha parecido conveniente exponer las bases esenciales que generan y orientan el conflicto y las potencialidades ambientales para determinar a partir de las mismas, la forma en que los evaluadores del desarrollo (el más importante el producto bruto) informan sobre ciertos aspectos pero omiten otros.
Nos parecería importante que las participantes discutan sobre la relación entre las variables, los indicadores y los procesos, cuya variación se quisiera indicar con la nueva visión del desarrollo sustentable. Cuales son las continuidades y cuáles los cambios, y, por supuesto, cuáles son los efectos sobre los indicadores del desarrollo.

Lo que tratamos de exponer en este punto es que las cuentas patrimoniales constituyen un evaluador del desarrollo adicional a los ya existentes que informa sobre aspectos especiales que no habían sido suficientemente demandados con anterioridad. Cuando se privilegiaba la tendencia de crecer más y más rápido, el producto bruto respondía a tal demanda contabilizando todos los que se habían producido, sin considerar los efectos sobre la naturaleza y sobre la estructura social. Pero en la actualidad estos efectos se hacen muy importantes. Queremos saber cuánto tenemos, (en capital natural e infraestructural) cuánto podemos usar sin degradar y cuanto nos queda para el futuro.

De la misma forma en que el cálculo del producto bruto resulta limitado para ser utilizado como evaluador de los efectos de las actividades productivas sobre los recursos naturales, también lo es en lo referente a la calidad de vida. Conscientes de esta circunstancia los indicadores sociales se han desarrollado significativamente y hoy presentan un conjunto de elementos que podemos considerar, en gran parte nucleados en relación con el índice de desarrollo humano. Aquellos colegas, que desean profundizar en el mismo, pueden encontrar publicaciones especializadas en el marco del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, tanto a nivel conceptual como cuantitativo. Se hicieron importantes esfuerzos para profundizar en el ámbito de provincias varias elaboraciones con relación al tema. Si bien este no es necesariamente un aspecto específico en el cual debemos detenernos muy exhaustivamente dependiendo del interés de los colegas podemos profundizar en el mismo.

Una referencia a los indicadores que se han utilizado en el actual modelo productivo prevaleciente.
  Si bien en los módulos existe una referencia a las variables que se consideran en el cómputo del producto, a la presencia y ausencia en este cálculo de diferentes variables, así como su interrelación con la naturaleza, puede ser necesario, que varios colegas profundicen sobre el cómputo del ingreso. Estamos integrando un equipo interdisciplinario para lo cual requerimos algún aprendizaje adicional. En el caso de los equipos del INDEC le brindaremos algunos aspectos de ecología. En el caso de los equipos de medio ambiente, sugerimos la ligazón directa con las páginas del Ministerio de Economía el Instituto Nacional de Estadística y Censos donde la dirección de Cuentas Nacionales ha elaborado el producto bruto. En esas páginas Uds. podrán encontrar tanto formación teórica como datos específicos. La página es www.mecon.gov.ar/peconomica/matriz/principalhtml. Adicionalmente aconsejaremos una bibliografía específica.
Una referencia al nivel de externalidades negativas existentes a nivel global y de cada una de las actividades productivas actuales.
 

En el módulo figuran las principales externalidades negativas o costos no pagos que pudieran considerarse ante determinadas formas de explotación de las distintas actividades económicas. Sería de importancia que dentro del grupo se consideren las principales actividades de las provincias, y se determinen cualitativamente si se está incurriendo en costos no pagos, y cuáles serían las implicancias de su internalización.


 La importancia de los indicadores físicos y monetarios. Virtudes y problemas. 
  En las provincias existen con mayor o menor detalle, diversos indicadores que cuantifican niveles de degradación de distintos recursos naturales. A la luz de los conceptos elaborados donde se establece una unidad sistémica entre la producción, la degradación y el desaprovechamiento, y considerando los criterios que proponen la posible valorización del patrimonio, sería de interés generar consideraciones al respecto. Debe tenerse en cuenta que cuando se inician los ejercicios de valorización, ante las dificultades de generar una rápida teoría que unifique todos los criterios se proponía la cuantificación física solamente. La experiencia enseña la necesidad de utilizar todos los elementos físicos y momentarios. Sería importante discutir estos puntos.
La oferta ecosistémica, y la matriz de insumo producto de relaciones sectoriales de recursos naturales.
  Aunque en los próximos módulos se abunda sobre las formas metodológicas precisas para la elaboración de la matriz, lo que se trata de introducir como forma de reflexión del grupo, en este caso, es la finalidad de la oferta ecosistémica. En casi todas las ecozonas ("zonas razonablemente homogéneas que pueden ser consideradas como fábricas de la naturaleza, capaces de generar múltiples productos”) la finalidad inicial de maximización sin degradación y desaprovechamiento, es clara en cuanto los productos que pueden generar, que sin duda dependerán de los elementos estructurales que conforman las filas y las columnas (flora, fauna, agua, suelo, aires etc). Lo importante de discutir inicialmente la oferta ecosistémica es que la misma posibilitará el asentamiento de diferentes actividades productivas y de servicios, algunas de las cuales, ya estaban en la región y otras, resultan nuevas.
En el caso de que la ecozona resultara una ciudad, los objetivos deben orientarse a adecuadas condiciones ambientales para la producción y para la calidad de vida.

 La noción de las Cuentas Patrimoniales.
 

Las cuentas patrimoniales, al reflejar a nivel físico y monetario las diferentes alternativas de manejo de la ecozona, siendo al menos una de ellas, sustentable y sin pérdida de biodiversidad, se constituyen en el registro del ordenamiento ambiental del territorio. El desarrollo de las cuentas en diferentes períodos futuros, permite realizar todo tipo de estimación. Posibilita en especial considerar el período inicial donde se debe recuperar el sistema históricamente degradado, que debe revertirse.

  Las cuentas satélites.
  Si bien este ejercicio de cuentas patrimoniales aspira a delinear y sistematizar el capital no producido que debe figurar en el “corazón” de la cuenta nacional, en la parte correspondiente a la cuenta capital, en la actualidad el sistema de cuentas nacionales sólo considera a las cuentas ambientales como cuentas satélites, es decir pasible de una consulta adicional.

B. Ejemplos que surgen de cada provincia y que ilustran o contradicen los aspectos teóricos mencionados.

C. Problemas teóricos o prácticos que se generan en el tratamiento de los puntos anteriores.

sPortada Boletín ocio ambiente