INDICE
I.    INTRODUCCIÓN                                                      
II.   SITUACIÓN DE BASE: AÑO 2000                         
Historia de la ocupación del territorio             
Dimensión biofísica: ecozonas y distribución de los RRNN
III.  SITUACIÓN PRESENTE: EL AVANCE DE LA AGRICULTURA Y LA FORESTACIÓN, AÑO 2010
Modelo de distribución urbana                                         
Dimensión socioeconómica
Centros Urbanos y redes de transporte               
La dimensión logística e infraestructuras                     
Actividad industrial
Actividad de servicios
Expansión agrícola y forestal y su impacto sobre los ecosistemas
IV.  EL MODELO TERRITORIAL DEL DEPARTAMENTO DE PAYSANDÚ. SUS DIRECTRICES
V.   CUENTAS PATRIMONIALES DE PAYSANDÚ
VI.  CONCLUSIONES

 

INTRODUCCIÓN

El presente documento investiga la gobernanza ambiental en Paysandú, analizando  las prácticas formales e informales de gestión de alrededor de recursos naturales renovables y no renovables, la forma en que se perciben, en el contexto de rápidos y complejos cambios sociales, políticos, económicos y ambientales a nivel local, nacional y niveles globales. Para ello, el concepto de gobernanza ambiental proporciona un enfoque integral para vincular la teoría y la práctica. Esa demanda de conocimiento integrado no nace únicamente  de la academia sino de los movimientos sociales que demandan conocimientos integrados en la necesidad de  encontrar alternativas. Los científicos permanentemente se ven enfrentados a la contradicción de unir los estudios de casos con las generalizaciones sin hacer los debidos nexos dando saltos al vacío.
La investigación de centra en las prácticas formales e informales de gestión de alrededor de recursos naturales renovables y no renovables, la forma en que se perciben estos por parte de la ciudadanía, y su impacto a nivel político, económico y ambiental en los ámbitos locales, regionales y nacionales, focalizando los cambios en los ecosistemas debido a los cambios de uso del suelo de praderas a forestaciones y de praderas a producción sojera.
En el caso de Uruguay,  se seleccionó como estudio de caso el Departamento de  Paysandú, un territorio de 138620 ha, tomando como referencia el año 2000 para definir la situación de base y el año 2010 para establecer los cambios en los ecosistemas en acontecidos  por la forestación y la producción de soja.
El proceso de la elaboración del ENGOV ha cumplido algunas etapas en forma explicitas pero otras en forma implícitas. En el caso concreto de este proyecto  se manejaron  cuatro categorías diferentes de estudios de caso significativo, representativo, demostrativo y paradigmático.
¿Por qué un estudio de casos, y por qué Paysandú?
La justificación del estudio de los casos en Uruguay responde al hecho de que la forestación abarca una porción significativa de suelos en el Uruguay y es un proceso de decisiva importancia la transformación que se esta realizando en el agro uruguayo
La metodología que se utilizará tiene como orientación conceptual la valorización de los recursos naturales  y utilizará la propuesta de cuentas matrimoniales según el método de costos de manejo y sustentabilidad publicado por Naciones Unidas .
El marco en el que se desarrollará el trabajo comenzará con un diagnóstico de los problemas socio ambientales del Uruguay, que comprenderá la descripción biofísica del caso seleccionado, los aspectos sociales y económicos, la historia de la ocupación del espacio y la regionalización ambiental razonablemente homogénea en lo natural y la espacialidad de los procesos sociales.
Se tomará como marco teórico los conceptos manejados en el SCC, que contiene los elementos y categorías  fundamentales que conforman el Sistema Pobreza y Desarrollo Sustentable, tanto para determinar un diagnostico de situación, como para esbozar las políticas a las que se aspira y por lo que se movilizan los diferentes actores sociales.
La dimensión necesidades-satisfactores-derechos sociales básicos (como antinomia del concepto de Pobreza) está formada por elaboraciones teóricas-normativas de significancia y legitimidad global, surgidas del desarrollo socio-histórico, los avances ético-normativos y el devenir de conflictos políticos, sociales y culturales desarrollados en la región a niveles locales, nacionales y globales.
La planificación del territorio y el manejo de ecosistemas, tanto con fines productivos  como de conservación de la naturaleza, requieren del conocimiento del mismo, y de su representación a diferentes escalas con una aproximación también diferente a la tradicional de los mapas temáticos.
En este estudio de caso, dados los estudios realizados, hay numerosas razones que justifican la necesidad de trabajar a diferentes escalas para poder determinar áreas protegidas, corredores ecológicos o servicios ecosistémicos, e incluso para poder extrapolar e interpolar resultados de investigaciones empíricas, datos de colecciones biológicas para analizar distribuciones potenciales de especies, prever consecuencias de cambios de uso del territorio bajo diferentes tendencias del mercado, entre otros análisis. Ello ha motivado el desarrollo de técnicas para subdividir el territorio en unidades anidadas unas en otras, de forma que permitan la realización de análisis tanto de variables biofísicas como sociales, de forma tanto cualitativa como cuantitativa, con recursos de modelación numérica o técnicas de estadística no paramétrica, sobre cuadrículas (raster) o polígonos (vectorial), que representan capas de información de un territorio a diferentes escalas.
Cuando se clasifica un ecosistema, se realiza una subdivisión del complejo de la biosfera en unidades discretas. Esta clasificación se puede realizar a diversos niveles jerárquicos. Neef (2007) distingue tres dimensiones de trabajo: una dimensión topológica, una dimensión corológica y una dimensión geosférica. De acuerdo con este autor, los métodos utilizados para clasificar el paisaje difieren de acuerdo al nivel o dimensión en que se esté trabajando. En la dimensión geosférica, la clasificación comienza desde lo general, la superficie global de la tierra y desciende hacia los detalles. La clasificación en las otras dos dimensiones comienza con las unidades homogéneas más pequeñas y construye con estas unidades, estructuras sistemáticas más generales.
Al presente, la mayoría de los países desarrollados poseen su sistema de clasificación de ambientes o paisajes, realizada con diferentes métodos y técnicas y sobre la base de utilizar la información más confiable de la que disponen a la escala adecuada.
En  la  presente  propuesta,  se  partirá  de  las  unidades  más  pequeñas,  las  que  serán estructuradas en unidades mayores de manera que las primeras queden perfectamente encestadas en las de orden jerárquico superior, lo que permitirá hacer análisis cuali y cuantitativos de cualquier porción del territorio. Esta clasificación está pensada para poder unificar a posteriori la información del conjunto de ecosistemas del Cono Sur de Latinoamérica, que poseen información comparable, ecosistemas y corredores ecológicos compartidos, conexiones físicas a nivel de cuencas y transporte de detritos por agua y aire, así como nexos políticos (Mercosur), que permiten suponer en un futuro próximo manejos consensuados de los recursos de estos ecosistemas interrelacionados.

SITUACIÓN DE BASE: Año 2000

Paysandú se ubica en la región litoral oeste del país, sobre el Río Uruguay, comprendido entre los paralelos 31 y 33 de latitud sur y los meridianos 56 y 59 de longitud oeste. Son sus límites: al norte el Río Daymán desde su desembocadura con el Río Uruguay hasta sus puntas en la cuchilla homónima y por ésta hasta la Cuchilla de Haedo con el departamento de Salto; al Este la cuchilla de Haedo, desde puntas del río Queguay Grande hasta puntas del Salsipuedes Grande y siguiendo el curso de este arroyo con el Departamento de Tacuarembó; al Sur el arroyo Juan Tomás, la cuchilla de Haedo y el arroyo Negro hasta su desembocadura en el Río Uruguay con el departamento de Río Negro; y al Oeste el Río Uruguay que lo separa de la República Argentina.
Tiene una superficie de 13.922 km2 (1.392.200 ha), lo que significa 8% de la superficie nacional, siendo el departamento de mayor extensión luego de Tacuarembó y Salto.

Historia de la ocupación del territorio

El pueblo de Yapeyú (Uruguay), fundado en 1627, comenzó a organizar el espacio circundante inmediatamente después de un período de estabilización del asentamiento que duró hasta mediados del siglo XVII. En 1702 los jesuitas de Yapeyú crearon la “Vaquería del Río Negro”, formada por un extenso territorio entre los ríos Negro, Cuareim y Uruguay que dedicaron a la explotación ganadera. La cuarta etapa de este proceso comprende el período durante el cual tomó más importancia el espacio comprendido entre los ríos Queguay y Negro. Éste se utilizó para manejar —a salvo de los buscadores de cueros— el ganado cimarrón2. Según los investigadores, es en el mapa de las Misiones de la compañía de Jesús en los ríos Paraná y Uruguay de 1749 que aparece por primera vez la denominación Paysandú.
El departamento de Paysandú comprendió originalmente (1814) todo el territorio al norte del Río Negro, en 1837 se crean los departamentos de Salto (actual Salto y Artigas) y de Tacuarembó (actual Tacuarembó y Rivera), y en 1880 se crea el departamento de Río Negro, quedando a partir de entonces los límites actuales del mismo.
Asimismo, el origen de la ciudad de Paysandú se remonta a 1750. El lugar era utilizado como puerto de embarque de productos ganaderos. Por la ubicación estratégica junto al río, la ciudad creció rápidamente y fue la segunda en población hasta la primera veintena del siglo XX.
La historia de la ciudad está ligada a importantes episodios por la gesta independentista. Su plaza fue atacada en reiteradas oportunidades. Por esta razón, la ciudad es conocida como “La heroica” por la defensa que presentó entre 1864 y 1865 frente a las huestes brasileñas y al Gral. Venancio Flores. Este suceso es considerado una de las más épicas y heroicas defensas de una ciudad; 1.400 hombres resistieron contra 17.000 soldados fuertemente armados.
En 1871 comenzó a funcionar el saladero Santa María sobre la margen del río, lo cual trajo aparejado un gran crecimiento demográfico. Ello hizo que en el lugar se establecieran escuelas, el hospital y el destacamento policial.
Históricamente, el desarrollo socio-económico de Paysandú estuvo sustentado en el desarrollo industrial registrado en la década de los 50’, concentrado fundamentalmente en la agroindustria de mediano porte. El desarrollo de la actividad manufacturera en el Departamento generó entre otros emprendimientos Azucarera del Litoral S.A. (Azucarlito), Paysandú Industrial Lanera S.A. (Paylana), Cervecería y Maltería Paysandú S.A. (Norteña) y Paycueros S.A., fábricas que luego se transformarán en iconos de la pujanza sanducera.
“Paysandú  tuvo un vigor industrial singular, que no se repitió  en ningún otro lugar del interior del país  y que respondió a dos particularidades: una experiencia industrial desde su nacimiento, u unas élites empresariales radicadas en es preciso que nos detengamos en dos particularidades autóctonas que operaron el lugar y dispuesta a asumir riesgos empresariales. Esa fue otra de las características que distinguió el proceso. Aún en las otras industrias donde la participación extranjera fue más o menos relevante, franceses en Azucarlito e italianos en un principio en Paycueros y Paylana, la presencia de los empresarios sanduceros dentro de los directorios le otorgaron una fuerte impronta local, consustanciando (o en todo caso intentando hacerlo) los objetivos y el destino de las fábricas con los de la comunidad en la que estaban enclavadas”.

DIMENSIÓN BIOFÍSICA: ECOZONAS Y DISTRIBUCIÓN DE LOS RRNN

2.1 Definición de las Ecozonas en Uruguay

El conocimiento de la estructura cuantitativa y cualitativa de los siguientes recursos: flora, fauna, agua, aire, suelo, conservación de cuenca y conservación de biosfera, analizando los métodos más idóneos a efectos de lograr con el menor costo, y tiempo una primera estimación de dicha estructura, por ecozona.
Las Ecozonas: “áreas razonablemente homogéneas”  (Sejenovich, H 1996) contienen sistemas que interactúan definiendo unidades que por su dinámica responden a:

  • Criterios ecológicos, es decir conforman ecosistemas cuyo principal indicador es la vegetación y lo relevante son los aspectos propios de la organización de la vida en ese territorio
  • Criterio de la productividad primaria, donde lo relevante es la biomasa y su potencial fijación de la energía solar. Los indicadores principales de este criterio son: la calidad agrológica del suelo, el uso actual del mismo y en menor medida el clima
  • Criterios económicos. Es la inferencia presupuestaria, es decir el costo que supone que la relación ecológica se mantenga en función de lograr la oferta ecosistémica o que pueda obtenerse algún cambio positivo en esta oferta

El relieve es uno de los componentes del ecosistema más relevantes para la comprensión de las relaciones ecosistémicas en la biosfera, al condicionar e integrar otros factores tales como la economía del agua, insolación, exposición a los vientos, amplitud térmica, humedad del aire, desarrollo   de   los   suelos,   presencia/ausencia   de   afloramientos   rocosos,   diversidad   de ambientes a micro y meso escala, y procesos de transporte y deposición de sedimentos, entre otros. Es por ello que en forma empírica se viene utilizando con algún criterio de clasificación ad hoc en etología de mamíferos y aves, estudios de comunidades, territorialización de la biodiversidad, servicios ecosistémicos, entre otros.
Resulta claro que el agrupamiento de unidades elementales en otras de mayor complejidad, que sean exhaustivas, mutuamente excluyentes y cartografiables, debe tomar en cuenta las geoformas que agrupan la totalidad de las unidades elementales de una característica dada.
De los ambientes naturales presentan hoy signos de deterioro y retroceso, que en suma conllevan a una sustancial pérdida de biodiversidad, del patrimonio natural en su conjunto y en consecuencia de las posibilidades de desarrollo sustentable.
En la transformación de los ambientes naturales en el país, cobran especial importancia:

  • la expansión de la frontera agropecuaria;
  • la explotación forestal;
  • la contaminación;
  • las obras de ingeniería de grave impacto;
  • la introducción de especies exóticas;
  • la caza furtiva y el tráfico de especies y
  • La falta conciencia ambiental.

El caso a estudio pertenece a la Cuenca Sedimentaria del Oeste: tradicionalmente en esta zona del país se han concentrado las producciones agrícolas ganaderas más intensivas, con un desarrollo tecnológico basado en rotaciones cultivos – praderas que permitió minimizar los procesos de degradación de los suelos. Las nuevas tendencias tecnológicas hacia la agricultura continúa en un tercio de la superficie de la eco-región, lo que implica que la mayor parte de los suelos con mayor potencial agrícola se mantengan con agricultura en forma permanente y así como un avance sobre suelos marginales. La presión de la forestación y las actividades ganaderas se traducirá en la tensión por el acceso a los recursos naturales, con un incierto resultado para la biodiversidad.
De acuerdo al documento de Brazeiro et al. 2008. La idea central del EERC es que la unidad ideal para la planificación de la conservación en paisajes productivos es la eco-región (ER), definida ésta como una unidad relativamente grande de tierra o agua que contiene un ensamblaje de comunidades naturales distintivo, caracterizado por compartir la gran mayoría de las especies, en un marco de condiciones ambientales y dinámica común (Dinerstein et al. 1995, 2000). Los fundamentos de la superioridad de la ER como unidad de planificación, en comparación a los sitios, son los siguientes:
A los efectos de la eco-regionalización de Uruguay, en este trabajo se consideró la propuesta de Ecozonas de Panario et al. (2011) como esquema de regionalización ambiental. Según esta propuesta, se distinguen nueve (9) ecozonas dentro del país (Mapa 1). La Cuesta Basáltica es la de mayor superficie (24,6%), seguidas por cinco ecozonas de dimensiones intermedias (9,2-16,9 %): Escudo Cristalino, Cuencas sedimentarias Gondwanica y del Oeste, Graven de la Laguna Merin y Sierras del Este. Las restantes tres zonas, Isla Cristalina de Rivera, Graven de Santa Lucía y Cuenca Sedimentaria del Sur-Oeste, son de menor dimensión geográfica (1-5,3%).
El departamento de Paysandú se encuentra dentro de la cuenca Sedimentaria  del Oeste y comparte parte de su territorio con la  Cuesta Basáltica


Sejenovich, H. y Gallo Mendoza, G. (1996) Manual de Cuentas Patrimoniales. PNUMA Fundación Bariloche.

Brazeiro et al. 2008, Convenio MGAP/PPR – Sociedad Zoologica del Uruguay. Eco-regionalización del Uruguay Clasificación y delimitación de las eco-regiones de Uruguay

Panario. D. Gutiérrez, O. Achkar, M. Bartesaghi, L. y Ceroni, M (2011) Clasificación y mapeo de ambientes de Uruguay. Informe Técnico. Convenio MGAP/PPR – Facultad de Ciencias/Vida Silvestre/ Sociedad Zoológica del Uruguay/CIEDUR, Montevideo. 149p.

Brazeiro et al. 2008, Convenio MGAP/PPR – Sociedad Zoologica del Uruguay. Eco-regionalización del Uruguay Clasificación y delimitación de las eco-regiones de Uruguay

Panario. D. Gutiérrez, O. Achkar, M. Bartesaghi, L. y Ceroni, M (2011) Clasificación y mapeo de ambientes de Uruguay. Informe Técnico. Convenio MGAP/PPR – Facultad de Ciencias/Vida Silvestre/ Sociedad Zoológica del Uruguay/CIEDUR, Montevideo. 149p.

Mapa Nº 1. Cartografía de Ecozonas de Panario et al. (2011). Ob cit 3.

Fuente: Cartografía de Ecozonas de Panario et al. (2011). Ob cit 3.
Dicha Cuenca ocupa una superficie de 2.186237 has., sus formaciones geológicas y rocas dominantes son Fray Bentos, Cretáceo y Libertad,  las geomorfas dominantes son las lomadas, colinas y lomadas Suaves. Sus suelos son Brunosoles eútricos, Brunosoles subeútricos, que caracterizan suelos profundos cuyo uso dominante es el pastoril y forestal.
La Cuenca sedimentaria del Oeste presenta una elevada riqueza de especies (804 especies) destacándose particularmente la diversidad de peces (170 especies), como consecuencia de la presencia de grandes ríos como el Uruguay y Río Negro, y también la de reptiles.
Si bien la Cuesta Basáltica y Cuenca Sedimentaria Gonwánica presentaron una mayor riqueza total de especies, la Cuenca sedimentaria del Oeste se destacó por presentar la mayor riqueza de especies indicadoras, endémicas y casi endémicas. Este resultado valida fuertemente la presente delimitación de ésta eco-región, confirmando estudios previos con leñosas (Grela 2004) y vertebrados terrestres (Brazeiro et al. 2008). Asimismo, resalta el valor de esta eco-región para la conservación de la biodiversidad del país, en la medida que contempla numerosas especies no representadas en otras zonas.
Tabla Nº1. Riqueza de especies (S_total) y de especies representativas (S_CEnd: casi endémicas, S_End: endémicas e S_Ind: indicadoras) de la eco-región Cuenca sedimentaria del Oeste.


GRUPO

S_total

S_CEnd

S_End

S_Ind

PECES

170

5

5

67

ANFIBIOS

33

0

0

5

REPTILES

54

2

2

6

AVES

297

0

0

27

MAMIFEROS

53

1

1

4

LEÑOSAS

197

24

18

75

TOTAL

804

32

26

184

Fuente: Brazeiro et al, ob cit 2.
El porcentaje de praderas por unidad censal se presenta en el mapa nº 2
Mapa Nº 2. Porcentaje de pastizales naturales por unidad censal.

Fuente: Brazeiro et al,ob cit 3, Tomado de Altesor et al (2010). Elaborado a partir de datos del censo general agropecuario del año 2000 (MGAP, DIEA 2000)
La Cuesta Basáltica ocupa 4.174.599 has., está ocupada por la formación geológica de Basaltos del Arapey y combina suelos del tipo de Brunosoles eútricos Vertisoles y litosoles, profundos y superficiales, donde históricamente se ubicó la ganadería bovina y ovina. . La Cuesta Basáltica presentó la mayor riqueza total del país (911 especies), patrón que se verificó en cada uno de los grupos indicadores analizados. Esta eco-región también presentó una considerable riqueza de especies endémicas y casi endémicas en el caso de peces, aves y mamíferos, sustentando su validez como eco-región. Esta eco-región coincidió parcialmente con la bio-zona centro-norte de vertebrados terrestres identificada por Brazeiro et al. (2008).
Tabla Nº 2.  Riqueza de especies (S_total) y de especies representativas (S_CEnd: casi endémicas, S_End: endémicas e S_Ind: indicadoras) de la eco-región Cuesta Basáltica.


GRUPO

S_total

S_CEnd

S_End

S_Ind

PECES

183

6

5

17

ANFIBIOS

42

0

0

3

REPTILES

57

2

2

3

AVES

329

7

7

2

MAMIFEROS

62

4

4

7

LEÑOSAS

238

4

4

18

TOTAL

911

23

22

50

Fuente: Brazeiro ob cit 2.
Esta es la región con la mayor proporción de praderas naturales del país, que cubren en general más de un 80% de las unidades censales. En base a un análisis de 80 censos florísticos, se pudieron reconocer tres unidades principales de pastizales, que se distribuyen a lo largo de un gradiente determinado por la profundidad del suelo, la textura, la pendiente y la forma de la pendiente (Altesor et al 2010).

  1. La Unidad B-I presenta a Piptochaetium montevidense, Richardia humistrata y Baccharis coridifolia como las especies con mayor valor indicador). La cobertura vegetal de esta unidad se compone fundamentalmente de Baccharis coridifolia y Piptochaetium montevidense. Se ubica preferentemente sobre laderas de colinas y lomadas fuertes así como laderas escarpadas de sierras y áreas altas convexas de colinas y sierras. Está asociada a suelos superficiales caracterizados por presentar una profundidad en el entorno de los 30 cm, y exhibir con frecuencia pedregosidad y rocosidad en superficie.

Las gramíneas estivales son el componente funcional principal de estos pastizales, seguido por gramíneas invernales y hierbas La fisonomía predominante es de un mosaico de parches de dos alturas, un estrato bajo de 5-10 cm constituido por gramíneas bajas y hierbas y un estrato de 30 cm de gramíneas erectas y arbustos bajos.

  1. La Unidad B-II presenta a Hordeum pusillum, Selaginella sellowii y Portulaca papulosa como las principales especies indicadoras, y la cobertura está dominada por Selaginella sellowii y Microchloa indica. Está asociada a sitios planos de exportación de materiales en posiciones altas y medias del paisaje, con altos porcentajes de pedregosidad y rocosidad en superficie. La fisonomía consiste en un solo estrato herbáceo distribuido como un mosaico intrincado de parches y afloramientos rocosos. Desde el punto de vista funcional está dominada por S. sellowii y gramíneas estivales.
  2. La unidad B-III está indicada principalmente por Paspalum dilatatum, Panicum hians y Coelorhachis selloana, y las especies con mayores valores de cobertura en esta unidad son Panicum hians y Axonopus affinis. Se ubica preferentemente sobre laderas plano cóncavas con pendientes menores, y en valles y en interfluvios tabulares. Está asociada a suelos de profundidad media y alta (mayores a 50cm), correspondientes a las categorías de suelos asociados y accesorios de las unidades CH- PT y QCh. Los tipos funcionales de plantas son, en orden de importancia: gramíneas estivales, gramíneas invernales y graminoides. Fisonómicamente la unidad B-III consiste en un pastizal con dos estratos: un césped de graminoides y gramíneas postradas y un estrato de 30 cm de gramíneas erectas.

A los efectos del mapeamiento, las unidades unidades B-I y B-II fueron fusionadas en la Unidad P. Bas1, y está conformada por pastizales abiertos (con baja cobertura vegetal) sobre suelos superficiales y estepas de litófitas sobre afloramientos rocosos. La unidad de mapeo P. Bas2, corresponde a la unidad B-III descrita arriba, y está conformada por pastizales densos (con alta cobertura vegetal) sobre suelos medios y profundos. La unidad de mapeo P.Bas1 se distribuyó a lo largo de toda la eco-región, con mayores porcentajes de ocurrencia en la faja central y borde sudeste Por su parte, la unidad P-Bas2 también ocurrió en casi toda la eco región, pero con mayor porcentaje de ocurrencia en el centro-oeste de la eco-región 29.
2.2 Análisis de la estructura cualitativa de los recursos naturales   en el departamento de Paysandú
En Paysandú su mayor riqueza natural se encuentra en la región de Rincón de Pérez y montes del Queguay, que incluye una de las mayores masas boscosas naturales del territorio uruguayo. Situado en la 8° Sección Judicial, área de confluencia de una red hidrográfica formada por dos cursos principales, los ríos Queguay Grande y Queguay Chico. Este bosque reviste una gran importancia debido a que se trata de una de las más grandes masas boscosas naturales que posee el Uruguay. Bordeando ese bosque se desarrollan ambientes de bañado, pajonal y bosque parque de algarrobo, y a más distancia de los ríos, aparece la pradera, el bosque serrano y el palmar de yatay. Esta área se encuentra en proceso de ingreso al SNAP (Sistema Nacional de Áreas Protegidas). Existen otras áreas de interés ambiental, como lo son los Palmares de Quebracho, Palmares de Algorta, y la isla del MGAP sobre el río Uruguay.
El departamento de Paysandú  presenta dos zonas bien diferenciadas en cuanto a las características de los recursos naturales, a) la zona oeste con la ruta 3 como eje principal con suelos de mayor productividad y, b) la zona este con predominancia de suelos superficiales con menor  productividad.
Esta diferencia se expresa en la realidad social, económica y productiva de cada una de las regiones identificadas, en la región este se da un desarrollo productivo  diversificado, con inversiones en tecnología y mano de obra calificada, en tanto la región este presenta una actividad productiva basada en la ganadería extensiva, con baja inversión y baja disponibilidad de mano de obra calificada.
Su ecozona es de paisajes aplanados, próximos a los cursos de agua. Por lo general se caracterizan por una asociación entre bosques ribereños y manchas de bañados, con una densa vegetación y rica fauna. Se inundan estacionalmente o de manera irregular. Y se continúa con otra ecozona que es el de pradera, caracterizado por tapiz de hierbas cortas con manchas y manchas y corredores de otros ambientes como bañados o bosques. Es uno de los paisajes típicos del país y por lo tanto representativo de la ecología del paisaje predominante.

Mapa Nº 3 Imagen satelital de Paysandú: año 2000

Otro recurso significativo para el departamento de Paysandú es el agua, tanto por el Río Uruguay, como por estar sobre el Sistema Acuífero Guaraní (SAG), siendo el agua subterránea proveniente del SAG usada exclusivamente con fines termales recreativos en los complejos existentes en el litoral. Los pozos dedicados a recreación en Paysandú tienen una profundidad media de algo menos de 1.000 metros. 
El sistema hídrico principal de la Provincia, lo constituye la Cuenca Hidrográfica del Río Uruguay y el Queguay. , región superior de la Cuenca Salí – Dulce, una de las cuencas endorreicas más grandes de Sudamérica; cuyas características la posicionan entre las ecorregiones más importantes en biodiversidad de América Latina.
La Cuenca del Río Uruguay está delimitada por la Cuchilla de Haedo y por la Cuchilla Grande. Dada la cantidad de afluentes que posee puede considerarse como una cuenca de primer orden. La red fluvial del Uruguay es sumamente densa, pero en general poco navegable. Comprende ríos, arroyos y cañadas. Sus principales afluentes son:, río Queguay, río Negro,. La extensión de la cuenca es de 370.000 km2. La principal utilización de sus aguas es para la producción de energía eléctrica.
En el documento de Directrices de Ordenamiento Territorial de Paysandú , se destacan los valores ambientales, escénicos y paisajísticos del Río Uruguay, sus márgenes y sus islas, así como de diferentes ecosistemas y espacios asociados preferentemente con las cuencas y los cursos de agua y sus planicies de inundación. Por otra parte, el patrimonio arquitectónico, urbano y rural cuenta con un importante acervo que enriquece al territorio y lo califica. Se incluye asimismo el paisaje natural como elemento patrimonial. El ámbito de departamento indica un  territorio marcado por su historia productiva, que recoge y sintetiza una larga tradición de trabajo en la tierra, industrias, oficios y arraigo local, conformada por elementos materiales e inmateriales que requieren ser identificados, conservados y puestos en valor.
El mismo está caracterizado por la integración de zonas rurales y áreas urbanas con fuerte caracterización  y  destacados  valores  patrimoniales,  algunos  de  los  cuales  han  sido reconocidos y valorados debidamente y otros aún están pendientes de serlo (como por ejemplo los espacios y equipamientos asociados al patrimonio natural, al patrimonio rural, al puerto, a las industrias o al ferrocarril), así como espacios intermedios con menor caracterización urbana.
Los  pequeños  centros  poblados  y  localidades  aisladas  en  la  región  requieren  de  una atención especial y políticas específicas. Poseen altos valores patrimoniales y la potencialidad de ser incluidos en circuitos de interés turístico y cultural. En  este  trabajo  se  aborda  la  cuestión  del  Patrimonio  como  una  de  las  miradas fundamentales para plantear una propuesta de futuro donde la gobernanza ambiental tiene un rol fundamental que jugar. El enfoque del patrimonio desde la interpretación de la construcción histórica del territorio, donde lo urbano, lo rural, aún lo cuasi natural, constituyen evidencias de los diferentes grados y tipos de intervención de un colectivo humano sobre un mismo y único espacio.
El núcleo urbano principal es la Ciudad de Paysandú, sus áreas urbanas contiguas o próximas –San Félix y Nuevo Paysandú- sus ejidos y sus áreas rurales adyacentes. En total del departamento cuenta con 120.000 habitantes. De los cuales, 80.000 habitantes residen en la ciudad de Paysandú, capital del Departamento.
El trabajo realizado con datos del año 2000 en base a una matriz cuantitativa de datos biofísicos, sociales y económicos, concluyendo en la explicación de las diferencias significativas en las siguientes variables:

  1. equipamiento de hogares (la fuente de calefacción, la evacuación de excretas, y el tipo de servicio higiénico), tipo de materiales de construcción de las viviendas, si disponen de energía eléctrica u otra sustituta, y el sistema de distribución de agua.
  2. nivel educativo de la población y  grado de saneamiento.
  3. el tamaño de los establecimientos, el tipo de sociedad que está al frente (legal), el ingreso principal de los predios
  4. el tipo de suelo, la vegetación y el tipo de explotación del suelo.

El método de componentes principales permitió establecer cuatro áreas de agrupamiento de variables homogéneas en Paysandú:

  1. ganadera extensiva, con poca densidad de población, suelos de basalto superficial,
  2. ganadera mediana y chica, con predios menores a 1000 has., sobre suelos frágiles con presencia de hogares pobres,
  3. la agrícola, lechera y forestal vinculados a la presencia de colonias, sobre suelos agrícolas en su mayoría frágiles, y por lo tanto erosionados,
  4. el área de "desruralizados" próxima  a la capital, población concentrada, sin deterioro del suelo, sobre los suelos de mayor productividad del departamento con características más vinculadas a lo urbano que a lo rural.

En las áreas con menor densidad de población, el peso principal corresponde a las variables biofísicas y productivas, en cambio en las áreas más pobladas el peso de las variables sociales es determinante.
El espacio homogéneo denominado "ganaderos típicos con escaso deterioro ambiental", es coherente con la lógica capitalista ganadera del país de invertir en campo, a expensas del capital o el trabajo. En consecuencia la interacción productiva y biofísica resulta fenómenos aislados de erosión por sobrepastoreo o remontante, con grandes extensiones de campo natural como base de la explotación. Los ganaderos extensivos sobre basalto superficial tienen determinado a priori las características productivas de sus establecimientos.  En estas áreas la densidad de población es mínima,  no sólo por el tipo de suelo o la lejanía de los centros poblados, sino también como consecuencia de la evolución histórica de la ocupación del territorio.
El área homogénea denominada "agrícolas, forestales y lecheros, suelo erosionado y NBI", está asentada sobre suelos frágiles, y presenta interacción con los mayores grados de erosión del suelo. Los productores agrícolas son los más perjudicados en esta interacción puesto que ubicados espacialmente sobre un recurso de por sí pobre (el suelo),  sin la tecnología y el capital para invertir en evitar su deterioro,  enfrentan una situación actual  - desde el punto de vista de su sustentabilidad - seriamente comprometida.  Las entrevistas en profundidad corroboran esta realidad.
En el área homogénea agrícola, forestales y lecheros, se concentra la producción forestal, y  ocupa gran parte de los suelos de destino de uso probable forestal, y se asocia a hogares con NBI. La concentración de la forestación en establecimientos grandes, que antes eran ganaderos, ha repercutido socialmente en forma negativa.
La pobreza rural se relaciona con este tipo de explotaciones debido a lo que algunos grupos de la Sociedad Civil han denominado el  nuevo ciclo de despoblamiento de los campos como consecuencia de:
a) los problemas de falta de agua y pozos secos,
b) la reducida oferta de campos para pastoreo y falta de pasto, y
c) las escasas oportunidades de trabajo de la población debido a la tecerización de los servicios de desmonte, y la reducida cantidad de personal con que trabajan las empresas. Esta polémica está instaurada en la sociedad civil y merece estudios más específicos. 
Existe una relación entre la pobreza rural y la erosión de suelos, sin embargo no se ha probado una relación causal entre la pobreza y el deterioro del suelo, por lo tanto no puede afirmarse que la población pobre rural deteriora el recurso más que el resto de la población. En realidad, los suelos se han erosionado, como consecuencia de que se explotó un recurso de por sí frágil con métodos que no tomaron en cuenta su preservación. Las dos  áreas con pérdida definitiva de suelo (aproximadamente 10 has en uno y 100 has en el otro) están sobre suelo Chapicuy, en predios de 936 y 1.324 hectáreas que han cultivado maní y maíz. Por lo tanto, la conclusión de la tesis Moreira Viñas, A. (2005) es coincidente con lo expresado en el documento de RENARE que plantea  que sus  estudios de correlaciones no ha permitido demostrar que los factores tamaño, forma y tenencia de los predios expliquen o tengan significación sobre la erosión (MGAP-MVOTMA, 2004) .
En definitiva, los suelos frágiles se deterioraron independientemente del tamaño y tenencia de los predios, por la actividad histórica de monocultivo no conservacionista.  En Paysandú, la explotación agropecuaria ha seguido el patrón histórico que determinó que gran parte del territorio fuera utilizado como usina de carne, cueros y lana. La mayor parte del suelo permanece como campo natural, siendo por tanto este el motor central de la economía productiva. La agricultura ha respondido a políticas públicas y su expansión estuvo determinada básicamente por la colonización y los precios.
Adicionalmente los suelos  se fraccionaron y adjudicaron a las colonias  sin tener en cuenta sus escasas o nulas condiciones para la actividad agrícola, particularmente el monocultivo no conservacionista. La distribución espacial de los colonos, demuestra que se instalaron sobre suelos frágiles desde el inicio, si a esto se suman la falta de capital y o tecnología, el proceso resultó en lo que hoy se observa en la mayor parte de las colonias de Paysandú (suelo frágil deteriorado, población pobre, abandono de campos). 
La pobreza rural, utilizando una metodología tradicional, de necesidades básicas insatisfechas. Asimismo, hay más personas pobres donde hay mayor superficie de sociedades legales, e incluso forestación. Contrariamente a lo que podría pensarse a priori, de que la pobreza rural está más concentrada donde hay más población, el área suburbana no se presenta más necesidades básicas insatisfechas, que el resto. Por el contrario, el área agrícola y forestal, tanto por la subdivisión de predios por la colonización, como por la población dispersa expulsada, presenta mayor proporción de hogares pobres que la suburbana.
Finalmente, la conclusión es que Paysandú fue desde el inicio de la ocupación del territorio un espacio ideal para el crecimiento ganadero en base a sus recursos naturales: tierras, aguadas, montes de abrigo y pasturas. El tejido de comunicación respondió a esta lógica de ocupación del territorio y tránsito de la producción a destino. Las ventajas de su posición privilegiada sobre el río Uruguay, y la política de subsidios a la forestación resultaron en un impacto social considerable sobre el departamento. La densidad de población, la caracterización productiva, los espacios homogéneos, tal como se demostró en la tesis Moreira Viñas, A. (2005) , siguen actualmente respondiendo a la forma en que se vinculó históricamente este espacio con el resto del país. Por lo tanto, de no mediar políticas ambientales, productivas y sociales específicas, esta lógica continuará, y el ejemplo de la forestación no hace más que corroborar esta afirmación. El modelo es pues un instrumento base para la planificación ambiental del territorio.

SITUACIÓN PRESENTE: EL AVANCE DE LA AGRICULTURA Y LA FORESTACIÓN.  AÑO 2010

MODELO DE DISTRIBUCIÓN URBANA

La distribución de los centros urbanos en el territorio está marcada por una alta concentración en la zona oeste, en especial por el peso relativo de la capital departamental y su zona de influencia, donde residen las tres cuartas partes de la población. Le siguen la ciudad de Guichón y Villa Qubracho como centros relevantes, y luego un conjunto de localidades de menor dimensión distribuidas en el resto del territorio.
Paysandú cuenta con 8 Juntas Locales: Chapicuy, Quebracho, Lorenzo Geyres, Porvenir, Cerro Chato, Piedras Coloradas, Guichón y Tambores, las que cubren todo el territorio departamental, a excepción de la capital. La dinamización de las Juntas Locales ha sido parte de una estrategia de descentralización de la gestión de la Intendencia, estando todas las Juntas integradas desde el comienzo de la actual gestión.
Entre los avances experimentados desde el año 2000 está el ingreso al Sistema Nacional de Areas Protegidas de un área relicto de monte nativo, la mayor del Uruguay.

DIMENSIÓN SOCIOECONÓMICA

El departamento de Paysandú tiene una población de 113.244 personas, lo cual significa el  3,5 % del total nacional, con una distribución geográfica principalmente urbana (más del 92 % de la población), siendo uno de los tres departamentos que tuvieron crecimiento intercensal por debajo de la media.
La  distribución  de  los  centros  urbanos  en  el  territorio  está  marcada  por  una  alta concentración en la zona oeste, en especial por el peso relativo de la capital departamental y su zona de influencia, donde residen las tres cuartas partes de la población. Le siguen la ciudad de Guichón y Villa Qubracho como centros relevantes, y luego un conjunto de localidades de menor dimensión distribuidas en el resto del territorio.
El núcleo urbano principal es la ciudad de Paysandú, sus áreas urbanas contiguas o próximas –San Félix y Nuevo Paysandú- sus ejidos y sus áreas rurales adyacentes.
La expulsión de población joven es una característica del departamento que persiste en el tiempo, a pesar de lo cual tiene una estructura etaria más joven que el promedio del interior y de país, con un elevado porcentaje de población menor de 15 años un 27,6 %. Paysandú se ubica entre los departamentos con desarrollo humano medio a nivel país (11º lugar), lo cual se explica por el bajo valor en la dimensión educación (uno de los 3 de menor valor), ya que en las otras dos dimensiones (nivel de vida y salud) se ubica en el 7º lugar.
El departamento de Paysandú se ubica en el contexto nacional en posiciones medias en  cuanto a los indicadores de salud, e incluso relativamente favorables en la tasa bruta de mortalidad. Además tiene una mayor cobertura mutual en el departamento, si bien predomina la atención pública de la salud. A pesar de tener una generación de riqueza, importante y diversificada no se refleja en los ingresos de la población y no le permite superar cierto nivel relativo de pobreza, ocupando un lugar intermedio en cuanto al VAB per cápita. A nivel nacional, la pobreza comenzó a aumentar desde el año 1998, y en particular a partir de la crisis económica del 2001, lo cual ha tenido consecuencias graves en amplios sectores de la población. Los datos desagregados del INE para el 2004 , demuestran la magnitud de la crisis en Paysandú en dichos años. Por otra parte, en el año 2007, los niveles de pobreza e indigencia descendieron, aunque siendo elevados.
Paysandú es uno de los departamentos con mayor concentración de empleo en las actividades de servicios y en el sector secundario, especialmente en la industria, con un sector primario que ocupa una menor proporción en la comparación departamental. Algo más de la mitad trabaja como empleado privado, la quinta parte lo hace por cuenta propia, habiendo 16% de empleados públicos (ponderación media a nivel nacional). Es uno de los departamentos de menor informalidad del país y con una significativa importancia del trabajo zafral.
Según el Estudio del Mercado de Trabajo del Departamento de Paysandú y su zona de influencia realizado en el año 2009-12, a partir de la información del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre los indicadores de mercado de trabajo por departamento encontramos que: a) Paysandú tiene una tasa de empleo más baja que la nacional y que la del conjunto del interior a lo largo de todo el período 2006. 1er Cuatrimestre – 2008. 2do Cuatrimestre. b) Si bien se dispone de pocas mediciones es claro que la tasa de desempleo es relativamente mayor a la media nacional y del interior, son los siguientes:
La población de Paysandú presenta en algunos casos una mayor educación respecto al promedio del interior del país (mayor alfabetización, menor ponderación de la población en los niveles educativos bajos de instrucción), pero que en otros aspectos se encuentra en una situación más desfavorable (menor escolarización, menor población que completa ciclo básico, menor asistencia a los centros educativos), presentando con una mayor proporción de la población con educación técnica, a nivel de profesorado, universitaria o similar en comparación con promedio del interior.
Paysandú dispone de una importante red de instituciones de educación pública de formación técnica y universitaria, a la vez que una diversidad importante de alternativas de formación: UTU/ANEP (bachilleratos tecnológicos y formación agraria), el Centro Universitario de Paysandú de la Universidad de la República (carreras universitarias en diferentes áreas del conocimiento) y la Estación Experimental Mario Cassinoni de la Facultad de Agronomía, Instituto de Formación Docente, Carreras de Tecnólogos en el marco del Convenio ANEP/UDELAR. Hay que considerar a su vez la cercanía de la Regional Norte de Salto de la Universidad de la República y (en el marco de la creación de un Centro Universitario Regional) y la cercanía de las Universidades del litoral argentino.
El departamento de Paysandú tiene una población de 113.244 personas, lo cual significa el  35 % del total nacional, con una distribución geográfica principalmente urbana (más del 92  % de la población), siendo uno de los tres departamentos que tuvieron crecimiento  intercensal por debajo de la media, con un elevado porcentaje de población menor de 15 años un 27,6 %.
Según estudios realizados por Facultad de Ciencias Sociales, la situación de pobreza en el territorio resulta dispar, concluyendo que es mayor en las poblaciones menores de 5000 habitantes en relación al medio rural disperso.
Alberto Riella analizó por otra parte la situación de la pobreza en el territorio, concluyendo en que si se compara los   niveles de pobreza en el medio rural disperso y en las poblaciones menores a 5.000 habitantes, se encuentra que los niveles de pobreza son menores según esta metodología de la LP en el medio rural disperso que en los pequeños poblados. También cuando analizamos la brecha de pobreza entre ambos territorios aumenta el gap entre las zonas rurales dispersas y los pequeños poblados, pero ahora a favor de las primeras.

Tabla Nº 3. Incidencia de la pobreza por área geográfica, según año (en %). LP 2006.

AREA PERSONAS
Total País 2006 2007 2008 2009
Montevideo 34.4 30.5 22.4 20.9
Pob.> = 5000 34.7 31.3 25.1 24.0
Pob < 5000 hab. 34.1 34.4 20.6 19.0
Rural disperso 45.6 38.9 29.9 25.4
  23.5 17.9 9.7 9.6
Fuente INE 2010  

 


MVOTMA – DINOT (2011). Directrices Departamentales de Ordenamiento Territorial Paysandú, instrumento en elaboración. Id. Único 3053 El Documento de Avance se encuentra disponible para consulta en www.paysandu.gub.uy y en la Oficina de Ordenamiento Territorial, Departamento de Obras, Intendencia de Paysandú.

Moreira Viñas, A. (2005) Modelos de análisis ambiental aplicado a Paysandú, interacciones entre el suelo, la sociedad y la economía. Tesis de Maestría en ciencias ambientales. Facultad de Ciencias Universidad de la república, Montevideo Uruguay.

MGAP-MVOTMA. 2004. Diagnóstico preliminar para la elaboración de un Plan De Acción Nacional (PAN) de lucha contra la desertificación y la sequía (PAN). Montevideo.

Ob Cit 5.

Instituto Nacional de Estadísticas (2004) Censo General de Población y Vivienda, Montevideo.

Riella Alberto: La evolución reciente de la Pobreza Rural en Uruguay

En el  2009 los pobres en el medio rural disperso alcanzaron el  9,6% mientras que en los pequeños poblados eran el  25.4%. En el periodo 2006-2009, la reducción de la pobreza en el medio rural disperso es de 13.9 puntos mientras que en los pequeños poblados alcanza a 20.2 puntos. En ambos casos esto significa una reducción muy importante que puede explicarse, como se ha mencionado al inicio del artículo, por el crecimiento de los ingresos en el sector y las políticas públicas y sociales implementadas en este período.
Una hipótesis a trabajar sería verificar si las personas pobres en los centros urbanos menores a 5000 habitantes son parte de esos productores familiares desplazados.
Es de destacar que departamentos con altos índices de forestación como Rivera o Paysandú, e incluso Rocha, han incrementado su proporción de pobreza, y no se evidencia que hayan mejorado las condiciones de vida de la población rural o rural-urbana.
En síntesis: el avance de la agricultura y la forestación sobre los ecosistemas de pastizales, ha acorralado a la ganadería, contribuyendo aún más al deterioro de los recursos naturales y a la erosión social por el desplazamiento de los productores familiares. Si a ello se une la expansión de la minería a cielo abierto, la brecha se abre aún más.
En los últimos años ha venido creciendo la presión por el uso de la tierra, ya sea agropecuario como por el uso en turismo, lo que podría cambiar la fisonomía de un paisaje singular y afectar seriamente la biodiversidad existente.


Mapa Nº 4 DISTRIBUCIÓN DE LA POBREZA RURAL

La incidencia de la pobreza viene agravándose, desde hace una década, siendo uno de los departamentos con mayor proporción de hogares y personas en situación de pobreza, especialmente en el área urbana (capital departamental y ciudades pequeñas).
A pesar de que la economía de Paysandú cuenta con una diversificación significativa, con actividades dinámicas, éstas no logran generar un efecto derrame de importancia sobre el resto de la economía, y a la vez ese dinamismo no es suficiente para contribuir a solucionar la problemática de la pobreza.

Centros Urbanos y redes de transporte

La distribución de los centros urbanos en el territorio está marcada por una alta concentración en la zona oeste, en especial por el peso relativo de la capital departamental y su zona de influencia, donde residen las tres cuartas partes de la población. Le siguen la ciudad de Guichón y Villa Quebracho como centros relevantes, y luego un conjunto de localidades de menor dimensión distribuidas en el resto del territorio.
Paysandú cuenta con 3 municipios: Porvenir, Quebracho y Guichón, con cierta distribución territorial en suelo rural.

Mapa Nº 5 Ubicación de los Municipios en Paysandú

En forma complementaria, surge también la identificación de microrregiones en el departamento, las que pudieran ser  consideradas como unidades de programación y de actuación territorial a los efectos de aplicar planes, programas y proyectos, cuya identificación se basa en las diferentes dinámicas territoriales. Se pondrán a consideración en todas las instancias requeridas por la Ley de Ordenamiento territorial y desarrollo sostenible.
Las microrregiones/zonas que se sugieren son las cuatro siguientes:
1) Área Paysandú capital: comprende la ciudad de Paysandú y sus alrededores, incluyendo zona de influencia de las Juntas Locales de Lorenzo Geyres y Porvenir.
2) Noroeste: comprende la zona de influencia de las Juntas Locales de Quebracho, Chapicuy y Cerro Chato.
3) Centro: comprende la zona de influencia de las Juntas Locales de Guichón y Piedras Coloradas, en el eje del cruce de rutas 4 y 90.
4) Este: al este de la ruta 4, comprende la zona de influencia de la Junta Local de Tambores y parte de Guichón.

La dimensión logística e infraestructuras

Las rutas principales de comunicación terrestre del departamento de Paysandú son la Ruta 3, dirección sur-norte, que comunica con Montevideo y la Ruta 26, dirección este-oeste, que comunica con la región noreste del país y el estado de Río Grande en Brasil. A nivel interno se destaca la Ruta 90, dirección este-oeste, que llega hasta la ciudad de Guichón, permitiría  comunicar con el centro del país y Montevideo a través de la Ruta 5 si se continuara su trazado hacia el este. Del mismo modo se plantea la necesidad de continuación del trazado de la ruta 4, que generaría posibilidades de comunicación más directa a lo interno del departamento y de este con las zonas norte y sur del país.
La infraestructura de transporte y comunicación terrestre se concentra en la región oeste del departamento, tanto las rutas nacionales como la caminería departamental, presentando ésta última limitaciones frente a las exigencias de transporte y carga que se demandan actualmente.
Si bien Paysandú tiene uno de los puntos de salida y entrada del país a través del puente internacional Gral. José Artigas, el mismo no es significativo, representando el 5% a nivel nacional, siendo superado ampliamente por el resto de los puestos de frontera del resto del país (Fray Bentos, Río Branco, Chuy, Salto y Rivera).
En cuanto a transporte fluvial, Paysandú cuenta con el puerto sobre el río Uruguay, pero el movimiento del mismo es de muy poca importancia respecto a los demás puertos del litoral. En tal sentido la ANP tiene definiciones sobre la alternativa de crear un Puerto en Paysandú, con inversiones en el Plan Maestro del Puerto.
Según el informe mencionado, Paysandú se sitúa en el lugar 8º lugar según el indicador conjunto de DETE6 para el período 1992-2002, situándolo en el conjunto de departamentos medio a alto, en tanto para el PBI per cápita ocupa el 5º lugar y para ingreso de los hogares el 12º. Esto último muestra una posición relativa buena en cuanto a generación de riqueza pero una baja captación de la misma por la población del departamento.
En forma complementaria, si observamos la ubicación en el ranking según Índice de Competitividad Regional, el cual incluye indicadores sobre infraestructura, capital humano, actividad económica y aspectos institucionales con datos para 1999, Paysandú se ubica en el 7º lugar, siendo superior al promedio.
El Departamento de Paysandú tiene una estructura diversificada, con un sector agropecuario de cierta relevancia y un complejo industrial en la ciudad de Paysandú, así como un cierto desarrollo de servicios tanto a la producción como a la ciudad en general.
Si bien la actividad económica de Paysandú ha mostrado signos de recuperación, luego de la pérdida de competitividad que afectó al complejo industrial tradicional generando un fuerte desempleo, aún no se ha recuperado la participación del VAB de fines de los 90, si bien sigue siendo uno de los departamentos con mayor generación del valor.
La estructura del VAB se sostiene en la alta diversificación productiva, una actividad agraria importante a nivel nacional, un complejo industrial de tamaño considerable y una red de servicios que atienden dichos sectores, el turismo termal y la ciudad.
En comparación con el interior del país, Paysandú presenta una porción significativa de empresas medianas y grandes, en especial en rubros como salud, cooperativas de asistencia médica, educación, industria de la lana y textil, frigorífico, azúcar, transporte, industria láctea, así como metalúrgicas, talleres y algunos servidos a empresas. La contrapartida es que la presencia de empresas pequeñas es menor en término relativo respecto al resto del interior.

Actividad industrial

El desarrollo del sector industrial generado en los años ´40, es algo que ha diferenciado a Paysandú del resto de los departamentos del interior. Si bien ha sufrido una disminución de su relevancia y dinámica en los últimos años, ocupa 4.000 empleados, significando el 6 % de la población económicamente activa del departamento.
Las actividades industriales de mayor relevancia de Paysandú son:

  • Cadena forestal e industria de la madera
  • Industria azucarera
  • Cebada cervecera
  • Industria citrícola
  • Industria frigorífica
  • Canteras y cemento portland
  • Curtiembres
  • Industria lanera y tejidos
  • Industria láctea
  • Industrias alimenticias
  • Metalúrgicas •

 Actividad de servicios

En el tema logística es relevante considerar la potencialidad de las actividades vinculadas al puerto, justificado por la demanda para el transporte de madera y otros productos.
También se destacan la planta de distribución de combustibles de ANCAP y el transporte de carga, esté último con 2 empresas grandes de camiones y 10 de tamaño medio, catalogados de muy buena calidad.
Los servicios a empresas e industrias se refieren al mantenimiento de equipos, talleres, mecánica, tornería y otros servicios a empresas, todos los cuales se concentran en la capital.
El turismo es un sector con alto potencial, en especial el vinculado al turismo termal, Termas de Guaviyú sobre Ruta 3 y Termas de Almirón sobre Ruta 90, pero requiere de mejoras en los servicios y la infraestructura, a fin de ampliar los sectores de captación de turistas.
En forma complementaria Paysandú cuenta con alternativas de turismo histórico-patrimonial vinculado a sitios de relevancia histórica, muchos de los cuales se encuentran en predios privados y están en creciente deterioro. Entre otros se mencionan casa de Melchora Cuenca, Cerro de la Buena Vista, Castillo Morató, Purificación, Arrerunguá, caminos de los indios, corrales de piedra, etc. También es posible potenciar el ecoturismo en las zonas del departamento que se incorporen al Sistema Nacional de Áreas Protegidas.
Se cuenta con una importante capacidad instalada en Centros educativos terciarios y de formación técnica, tanto a nivel local como en la región cercana, los que pueden servir de soporte a procesos de potenciación del capital humano.

La dimensión institucional

Paysandú cuenta con una rica trama de instituciones y actores locales que interactúan en el territorio, vinculado a dimensiones económica, social, cultural, científica, etc., así como una fuerte tradición del sistema cooperativo en diferentes ramas de actividad.
Entre otras, se mencionan Asociación de Exportadores, Centro Comercial e Industrial, agremiaciones agropecuarias, Agencia de Desarrollo, Cooperativas, Consejo Económico y Social, la propia Intendencia, el Centro Universitario, organizaciones sociales de diverso tipo, etc.

EXPANSIÓN AGRÍCOLA Y FORESTAL Y SU IMPACTO SOBRE LOS ECOSISTEMAS

¿Qué pasó en Paysandú desde el año 2000 a los tiempos recientes? Varios fenómenos: el avance de la agricultura y la forestación por un lado, y la consolidación de la pobreza por otro.
La expansión de la agricultura, y la soja en particular puede apreciarse en el período  que va de la década del 90 a los años actuales. La superficie nacional cultivada con soja en dicho período pasó de 9.000 ha a 863.000 ha.
Entre los avances experimentados desde el año 2000 está el ingreso al Sistema Nacional de Areas Protegidas (SNAP) de un área relicto de monte nativo, la mayor del Uruguay.
Entre otras áreas de mayor impacto ambiental, se han definido la zona de Rincón de Pérez y montes del Queguay, que incluye  una de las mayores masas boscosas naturales del territorio Uruguayo.
Como se menciono anteriormente el departamento presenta dos zonas bien diferenciadas en cuanto a las características de los recursos naturales:
a) la zona oeste con la ruta 3 como eje principal con suelos de mayor productividad y,
b) la zona este con predominancia de suelos superficiales con menor  productividad.
Una donde los suelos superficiales con pradera natural o artificial se utilizan para la producción de ganado, y otra que se ha destinado principalmente a la forestación con Eucaliptos, además de la zona con agricultura de secano, básicamente la soja.
La fuerte expansión agrícola, en especial por la soja, y el desarrollo de la forestación en el departamento han generado dos fenómenos que son motivo de preocupación: por un lado la presión sobre las alternativas de uso de la tierra, con el incremento en su valor y el desplazamiento de otras producciones y por otro la extranjerización de la tierra en ambos rubros.
También se nota cada vez más el uso de bajos en basalto para  agricultura, donde las innovaciones tecnológicas y la investigación permiten desarrollar cada vez más producciones en casi todo tipo de terrenos, desplazando lo que sería la producción  exclusiva de estos suelos que es la ganadería extensiva.  La fuerte expansión agrícola, en especial por la soja, y el desarrollo de la forestación en el  departamento han generado dos fenómenos que son motivo de preocupación: por un lado la presión sobre las alternativas de uso de la tierra, con el incremento en su valor y el desplazamiento de otras producciones y por otro la extranjerización de la tierra en ambos  rubros.
El territorio uruguayo fue afectado desde mediados del siglo XX por procesos de reestructuración productiva y desplazamiento poblacional. La transición demográfica, tempranamente cumplida, así como la migración campo-ciudad, determinaron la consolidación de un patrón demográfico relativamente estabilizado, con un muy bajo crecimiento y una población crecientemente envejecida (Niedworok; 2008 y Varela; 2008),  afectada por las migraciones interna e internacional. A su vez, la población rural se  estableció en su mínimo histórico. Por otra parte, el avance de la frontera agrícola y el desplazamiento de actividades menos rentables ha inducido fuertes cambios en el medio rural; fenómenos más recientes como la emergencia de la forestación y más recientemente de la plantación masiva de soja. Como consecuencia de esta suma de procesos y transformaciones (demográficas, administrativas, económicas y culturales) se desarrollan comportamientos y dinámicas similares a los de muchas ciudades del Uruguay. No obstante,  y al mismo tiempo, cada Localidad y su entorno tiene una dinámica propia que debe ser reconocida en su diversidad y potencialidad.
Los aspectos relevantes en el Departamento están asociados a la dimensión de desarrollo productivo. Es relevante la dinámica forestal y el avance de los cultivos de soja. Ambos han desplazado a gran parte de  las actividades agrícolas ganadera tradicionales.
El avance de la frontera agrícola y el desplazamiento de actividades menos rentables han inducido fuertes cambios en el medio rural; fenómenos más recientes como la emergencia de la forestación y la plantación masiva de soja.
Los aspectos relevantes ambientales en el Departamento están asociados a la dimensión de desarrollo productivo y a la protección de áreas definidas.

  • En el primer caso es relevante la dinámica forestal y el avance de los cultivos de soja. Ambos han desplazado a gran parte de  las actividades agrícolas ganadera tradicionales.
  • En el segundo caso, las áreas naturales y recursos naturales existentes en la región son de  dos tipos: un área a proteger de bosques nativos, la Zona del Queguay llamada de Rincón  de Pérez que se están realizando las actividades necesarias para afectarla al Sistema Nacional de Áreas Protegidas.
  • En tercer lugar la zona de palmares como hábitat a proteger es el recurso termal que ya tiene explotación turística, y está ubicado a 6 km de la ciudad de Guichón, las Termas de Almirón.
  • Las zonas de palmares que deberá ser protegidos y otros lugares de bosques nativos además de los que están ubicados alrededor del Queguay.

El modelo de expansión sojero adoptado por el país está basado en un cambio tecnológico que consistió en el uso de variedades de semillas de alto rendimiento (principalmente de cultivos de cereales  como arroz, maíz y trigo), acompañadas de un paquete de agroquímicos (primero fertilizantes y plaguicidas y más adelante herbicidas) y de  maquinaria agrícola.
En el año 2009 /10 continúa la expansión de la agricultura continua sobre el territorio, acompañada con el aumento del tamaño de chacra en todo el país que pasó de 511 ha en la zafra 2003/2004 a 1.177 ha en el año 2009/2020 y continuó su tendencia en el año 2010 /2011 a 1.246 ha. . Paysandú no escapa a este fenómeno y ello es posible de visualizar en la comparación de las imágenes satelitales entre el año 2000 y el 2009 se observa el aumento acelerado de la agricultura y de la forestación
La tesis de Moreira fue explícita en cuanto a constatar que la a expansión de la agricultura no conservacionista en la década del 70 se hizo a expensas de suelos degradados.
El crecimiento de la actividad agrícola en Paysandú se hizo sobre los suelos con  mayor riesgo de degradación, lo que se constata al observar las unidades de suelos y las áreas con cultivos agrícolas.


Ob cit 5.

Mapa Nº 6 Localización de la superficie con Agricultura en Paysandú

Mapa Nº 7 Distribución de las Unidades de suelos en PAYSANDÚ

Mapa Nº 8 Erosión severa en Paysandú, distribución en el territorio

2. CONSECUENCIAS SOBRE LOS ECOSISTEMAS
García-Prechac (2010) manifiesta tres consecuencias negativas de la intensificación de la ganadería (producto de su desplazamiento por la soja y la forestación): (1) engorde a feed lot (contaminación puntual); (2) calidad de carne igual a los países industrializados, la carne uruguaya producida a cielo abierto tiene buenas relaciones entre ácidos insaturados y ácidos saturados y con respecto a presencia de vitamina E6; (3) separación espacial de áreas con cultivos continuos y de producción animal trae aparejada consecuencias ambientales negativas vinculadas a la degradación (suelos y pasturas) de las zonas de menos productividad y menos drenaje donde se ubica la producción animal.
En Uruguay no existen estudios experimentales sobre el efecto de la intensificación del uso de suelos con soja. Sin embargo, existen modelos de predicción de tasas de erosión y de cambio del contenido de materia orgánica, de uso internacional (USLE/RUSLE y CENTURY, respectivamente), bien validados por los resultados experimentales de largo plazo disponibles en el país. Usando en dichos modelos datos de soja obtenidos de la bibliografía internacional y corriéndolos para un período de 25 años se concluye que:

  • El monocultivo de soja no es sostenible aún con Siembra directa
  • Soja continua con Siembra directa y coberturas de invierno por gramíneas que dejen rastrojo tendrían tasas de erosión próximas a las tolerables, pero el suelo perdería materia orgánica a mediano y largo

En consecuencia, la agricultura continua en Paysandú será parte del proceso de insostenibilidad del departamento desde el punto de vista del impacto ambiental de la actividad sobre suelos, agua y ecosistemas.
La fuerte expansión agrícola, en especial por la soja, han generado preocupación: por un lado la presión sobre las alternativas de uso de la tierra, con el incremento en su valor y el desplazamiento de otras producciones y por otro la extranjerización de la tierra en ambos rubros.
CAMBIOS EN EL ECOSISTEMA DE PRADERA AL SER REEMPLAZADO POR SOJA
En esos casos el ecosistema original es reemplazado por un agrosistema, usualmente de monocultivo. La biodiversidad se reduce, se genera una fragmentación con “manchas” de áreas naturales remanentes y con baja conectividad entre ellas, y por lo tanto la vulnerabilidad de las especies nativas se incrementa.
Los pastizales del Río de la Plata son parte de la unidad biogeográfica de pradera natural más extensa de Sudamérica y una de las más importantes en el mundo. Ocupan un área de 70 millones de ha, entre el este de Argentina, Uruguay y Río Grande del Sur, en Brasil (Soriano 1991). Los pastizales y arbustales cubren más del 70% de la región templada de Argentina y Uruguay (MGAP, 1994,1998) ganadería vacuna y ovina es su principal actividad económica.
El cambio de uso y cobertura del suelo (CUCS),especialmente debido a la expansión de la agricultura, es uno de los principales componentes del cambio global, responsable en gran medida de la actual crisis de la biodiversidad en sistemas terrestres (Green et al.2005; MEA 2005). La región templada del Cono Sur de Sudamérica, la sustitución de praderas naturales por cultivos es alarmante (Paruelo et al. 2006) , lo que aún no ha sido percibido por la sociedad como un problema ambiental de consideración. En Uruguay, unas 2.5millones de hectáreas de campos naturales se han transformado en cultivos durante los últimos 20 años (Jobbágy et al. 2006, Paruelo et al. 2006), mientras que la superficie forestada se multiplicó por 10 en 15 años (1991-2006) (Geo Uruguay 2008). A nivel agrícola, la soja ha sido el cultivo de mayor crecimiento, multiplicándose el área cultivada por 10 en sólo 6 años, pasando de menos 45.000 ha en el 2001 a casi 450.000ha en 2007 (Geo Uruguay 2008), llegando hoy día a convertirse en uno de los principales rubros de la agricultura nacional con casi un millón de hectáreas sembradas (MGAP/DIEA)
A continuación presentamos los cambios en el ecosistema de pradera frente a dos alternativas, la producción de soja actual no sustentable, y una producción de soja sustentable.
Tabla Nº 4.  Consecuencias en el ecosistema de pradera natural por la producción de soja no sustentable y soja sustentable

 

SOJA NO SUSTENTABLE

SOJA SUSTENTABLE  (POR EJEMPLO ORGÁNICA)

AGUA

la soja consume más que la pradera

si bien la afecta se toman medidas de mitigación Afecta al agua porque consume más que la pradera

AIRE

la fumigación trae contaminación química,

no se realiza fumigación química

ENERGÍA

hay uso de energías no alternativas por el uso de combustibles fósiles en la maquinaria agrícola

hay uso de energías pero pueden ser con alcohol, o aceite no alternativas por el uso de combustibles fósiles en la maquinaria agrícola

EDAFOSISTEMA Y RELIEVE

el uso del glifosato favorece las especies colonizadoras

se afecta porque se conservan los arbustos y se dejan áreas de pastizales nativos como parches

FAUNA

hay eliminación de especies como las aves y abejas benéficas como estructuradoras del ecosistema

no se eliminan las especies porque no hay uso de agroquímicos.

PAISAJE

cambia abruptamente

Se procura respetar parques de arbustos, pequeños montes nativos

CUENCA

se afecta el ciclo hidrogeológico por la falta de rastrojo en el suelo que intercepte la lluvia

No se afecta el ciclo hidrogeológico porque de mantiene el rastrojo en el suelo y se implanta pradera

CAMBIOS EN EL ECOSISTEMA DE PRADERA AL SER REEMPLAZADO POR  PRADERA ARTIFICIAL
FLORA: se elimina la flora nativa por flora exótica: trébol rojo, trébol blanco,  festuca
FAUNA SILVESTRE: se respeta aunque se les cambia su hábitat
RIEGO: se puede hacer, y manejar las cárcavas para disminuir la escorrentía
AVIFAUNA: se mantiene evitando la caza
Desde el punto de vista de la matriz insumo producto exige: semilla, fertilización, riego, uso de maquinaria y se estima su costo en 100 a 200 US$/ ha. , dura más o menos 4 años.
CAMBIOS EN EL ECOSISTEMA DE PRADERA AL SER REEMPLAZADO POR  FORESTACIÓN
El crecimiento de la superficie forestal hacia el 2030 en el Uruguay  de 1 millón de ha, centradas en los suelos de prioridad forestal y 100.000 nuevas a una distancia máxima de 200 km de Montes del Plata, principalmente sobre los suelos 5.02b. Este crecimiento sobre los suelos de prioridad forestal está asociado también a aptitud principalmente pastoril, de acuerdo a la clasificación de aptitud de uso utilizada en Uruguay. La especialización de este supuesto se realizó sobre la base de la consolidación de las 4 regiones forestales actuales: Noreste, Litoral, Centro y Sureste; más las 100.000 hectáreas nuevas en la región suroeste vinculadas a la planta de Montes del Plata en la zona de Conchillas
La actividad se expandió sobre ecosistemas de pastizal impactando en forma importante los ciclos hidrogeológicos, con el desplazamiento de los productores familiares ganaderos. La forestación del departamento alcanza a 110 mil hectáreas según relevamiento satelital de la Dirección Forestal del MGAP del año 2007, correspondiendo un 30 % a pinos y el 70 % a diferentes especies de eucaliptus. Las empresas más relevantes son Montes del Plata (integradas por Stora Enso, Arauco y Ence), Weyerhaeuser, Forestal Oriental y Caja Bancaria.


García Perchac, F. Ernst, O. Arbeletche, P. Pérez Bidegain, M. Pritsch, C. Ferenczi, A. Rivas, M. (2010) Intensificación agrícola: Oportunidades y amenazas para un país productivo y natural en el año 2010 ISBN: 978-9974-98-XXXXXXXX.

Paruelo, J.M.; Guerschman, J.P. Piñeiro, G.; Jobbágy, E.G. Verón, S.R.; Baldi, G. y Baeza, S. (2006) Cambios en el uso de la tierra en argentina y uruguay: marcos conceptuales para su análisis. Revista Agrociencia. Montevideo, 2006.

MGAP - Dirección de Investigaciones Económicas Agropecuarias - Ministerio de Ganadería
Agricultura y Pesca Censo Agropecuario 2012

Gráfico Nº 1.

Gráfico Nº 2

Mapa N° 9 Forestaciones y montes nativos de Paysandú

Tabla Nº 5. Resultados prospectivos del cambio de uso del suelo en la Cuenca Sedimentaria del Oeste como  expresado en porcentaje de la superficie en relación al total nacional. Se marcan con “negrita” los aumentos proyectados más destacados

Agricultura

Forestación

Actual

2030

Actual

2030

19.2

30.7

20.0

19.3

Fuente: Brazeiro et al, ob cit 2
En la tabla Nº 6 pueden observarse las conclusiones del estudio respecto a los cambios en el uso del suelo ante el  predominio de la agricultura.

Tabla Nº 6. Resultados prospectivos del cambio de uso del suelo, amenazas, riesgos y vulnerabilidades que se generan.

Ambiente

Cambio de uso

Amenaza

Riesgo

Vulnerabilidad

Zonas con predominio de Suelos Agrícolas

Incorporación de un millón de hectáreas a la agricultura

Suelo Descubierto.
Cultivos transgénicos
Aplicación de paquetes con alto uso de insumos

Alteración y degradación de ambientes naturales.
Contaminación. Resistencia de malezas a herbicidas.
Eutrofización.

Erosión de suelos.
Variedades locales de maíz.
Aumento de la presencia de malezas.
Cuerpos de agua eutrofizados y contaminación química

Fuente: Brazeiro et al, ob cit 2

Mapa Nº 10  Amenazas en los ecosistemas de Paysandú

La espacialización de los resultados permitió identificar como la eco-región más comprometida a la Cuenca Sedimentaria del Oeste, ya que el nivel de de uso del suelo intensivo superior al 50% de su superficie.
Según informe de Céspedes Carlos (tesis de doctorado ) los suelos de pradera se vuelven ácidos con la forestación, las especies de pastos son poco aptas para sobrevivir. Hay más hongos que hacen impermeable el suelo, menos materia orgánica y residuos resistentes a la degradación.
En la forestación se comienza con los viveros, Luego se trasplanta al suelo y se riega y utiliza agroquímicos contra las hormigas. Además se excluye la pradera del pastoreo, por lo tanto se pierde todo el aporte de la fauna (vacuno, ovino y asociado)
Las plantaciones no son bosques, sino monocultivos plantados con un propósito comercial. Los bosques: ecosistemas complejos, múltiples estratos y funciones, diversidad de especies que se complementan y compiten generando proceso evolutivos y ofreciendo una diversidad de hábitat.
Las plantaciones son muy efectivas movilizando nutrientes y acumulando biomasa o carbono, pero no son buenos reguladores del ciclo hidrológico y retenedor de sedimentos. Menos eficientes que el bosque pero mejor que suelo descubierto
Las plantaciones forestales requieren gran cantidad de agua para su desarrollo, impactan sobre la disponibilidad del recurso agua en las zonas menos lluviosas
Según estudios realizados en Chile para generar un incremento de un metro cúbico fustal de madera de pino radiata en la zona centro-sur de Chile se requiere de 250 a 717 m³cubicos/ año de agua.
En los eucaliptos este proceso consume entre 20 a 40 litros de agua diarios por árbol, según el tamaño del árbol y la superficie de las hojas.
En promedio, los eucaliptos que se plantan con mayor frecuencia interceptan una menor cantidad de agua de lluvia en comparación con algunas especies que se cultivan en gran escala. La cantidad de interceptación se rige por la superficie en que puede retenerse el agua y la disposición de las hojas en la cubierta de copas (que en los eucaliptos suele ser colgante). No obstante, la cantidad interceptada depende de las especies específicas de eucaliptos y de las condiciones climáticas locales.
Reservas hídricas del suelo
La recarga de las reservas de agua es fundamental para el crecimiento de los bosques y el abastecimiento hídrico aguas abajo. Las zonas de captación arboladas por lo general reducen la cantidad de agua en las reservas de agua del terreno puesto que consume más agua que las cuencas no arboladas. Sin embargo, regulan el flujo de agua de forma más eficiente, ya que impiden que se produzcan niveles extremos del caudal hídrico, que son característicos de las cuencas deforestadas en las zonas de abundantes lluvias. Los datos experimentales indican que en los climas semiáridos como el del Oriente Medio y África del Norte, los eucaliptos reducen la cantidad de agua que penetra en las reservas hídricas del suelo en mayor medida que las zonas abiertas desprovistas de árboles. En las zonas más húmedas, como los Montes Nilgiri en la India, la escorrentía superficial es mayor bajo eucaliptos que en las tierras arbustivas o praderas, pero su nivel es igual al de la escorrentía en el bosque autóctono. El caudal se ve afectado en forma diferente: los eucaliptos aportan menos (cerca de un tercio) agua aprovechable que el bosque natural. Estas diferencias en la utilización del agua entre los eucaliptos y los bosques naturales obedecen a la mayor pérdida de agua que se registra en las hojas de los eucaliptos de crecimiento rápido. No obstante, hay indicios de que los eucaliptos pueden en efecto aprovechar una menor cantidad de agua por unidad de leña producida que otros árboles, pues la utilizan más eficazmente.
Capa freática
Si se plantan bloques de grandes dimensiones de eucaliptos de crecimiento rápido en un terreno que anteriormente carecía de árboles, se reduce la aportación de agua y desciende el nivel hidrostático. En las regiones más secas, los eucaliptos compiten enérgicamente por el agua con la vegetación rasante.
Erosión del suelo
Para poder establecer plantaciones de eucaliptos es preciso recurrir a la escarda a mata rasa, y este hecho puede aumentar el riesgo de escorrentía superficial y de erosión laminar de la capa superficial. En las zonas secas, los eucaliptos pueden impedir la formación de una capa inferior, que podría a su vez estabilizar la superficie del terreno. Ello puede ocurrir debido a la competencia por el agua o la luz, o también porque se elaboran sólo pequeñas cantidades de hojarasca. La eliminación de la hojarasca y de la protección de las existencias debajo de los árboles puede incrementar la erosión. Un espaciamiento ancho entre los árboles puede favorecer el desarrollo del sotobosque. Las ventajas y desventajas que conlleva la plantación de eucaliptos para combatir la erosión dependen de las condiciones locales y de los usos a que se destinen los árboles.
Con frecuencia, los eucaliptos se utilizan como cortavientos, y pueden ser útiles para detener la erosión del viento, si bien su eficacia depende de las características físicas del lugar y de cómo se establezca la cortina protectora. Estas consideraciones pueden aplicarse por igual a todos los eucaliptos en general.
Fertilidad del suelo
A menudo se afirma que los eucaliptos empobrecen los suelos, especialmente si se explotan repetidas veces. Hay una pérdida de nutrientes tanto en el proceso de explotación maderera como debido a la mayor escorrentía y erosión del suelo. Por el contrario, se ha observado que en realidad los eucaliptos pueden aumentar el estado de los nutrientes del suelo cuando se plantan en sitios degradados o deforestados. Mejoran la estructura del suelo al penetrar en capas que anteriormente eran impermeables y al extraer nutrientes de las capas profundas del suelo.
Como es natural, si se efectúan extracciones muy repetidas, también se eliminan los nutrientes. Pueden registrarse ulteriores pérdidas si los residuos del madero (corteza, ramas y hojas) se queman o se eliminan. La tasa de eliminación de nutrientes depende de los métodos de ordenación y explotación a que están sujetas las plantaciones. A pesar de ello, al parecer los eucaliptos son más eficientes que la mayoría de las especies arbóreas por lo que se refiere a la restitución de nutrientes al suelo a través de las hojas caídas, y a la extracción de nutrientes hacia la superficie desde las capas profundas del suelo.
El nivel de aprovechamiento de los nutrientes no supera el de otros cultivos, y el de algunos elementos esenciales excede solo en una décima parte al nivel de algunos cultivos agrícolas - Los hechos apuntan además a un mayor enriquecimiento del suelo bajo la presencia de eucaliptos en comparación con otros árboles forestales, especialmente en sitios degradados, gracias a un mayor contenido de materia orgánica del suelo. Los efectos benignos y beneficiosos de los eucaliptos en los nutrientes y la materia orgánica del suelo son especialmente pronunciados en los lugares de escasa fertilidad. Cabe señalar que los eucaliptos logran mantener este nivel más eficaz de aprovechamiento de los nutrientes sólo si se dejan crecer en rotaciones superiores a siete años, aproximadamente. Si se explotan antes, la mayor proporción de albura da lugar a una mayor extracción de nutrientes y en estos casos desaparecen las ventajas que poseen los eucaliptos frente a otras especies arbóreas en relación con los nutrientes. El efecto de los eucaliptos en la fertilidad del suelo depende primordialmente del estado del suelo antes de la plantación, la tasa de crecimiento y los intervalos entre extracciones.
Alelopatía
La influencia de los eucaliptos en el sotobosque depende en gran medida de la utilización del agua. Los eucaliptos hacen un uso muy eficaz del agua. Debido a la rapidez con que crecen en altura tienden también a dar sombra a las plantas competidoras que se regeneran debajo de ellos. Sin embargo, no todas las especies de eucaliptos proyectan mucha sombra, y además hay interacciones complejas entre las especies, la luz y el agua, por lo que no es posible formular generalizaciones. Hay pruebas de laboratorio que indican que unas pocas especies de eucaliptos producen sustancias químicas que inhiben la germinación y el crecimiento de otras plantas. Este hecho puede influir en la selección de las especies en los casos en que el control de la erosión o el pastoreo son funciones importantes del bosque.
Fauna y flora silvestres
Por lo general, las plantaciones contienen menos especies de animales y plantas que los bosques naturales, que albergan una mayor riqueza. Los bosques autóctonos de eucaliptos de Australia poseen una gran diversidad de especies de fauna y flora silvestres que evolucionó con esos árboles y se adaptó a ellos en formas que con frecuencia no se observan en la flora y la fauna no australianas; sin embargo, ello depende de las estrategias de ordenación (por ej., mezclas, espaciamiento, clases de edad, etc.). Los eucaliptos son menos perjudiciales para la fauna autóctona que los cultivos agrícolas.
Repercusiones sociales
Aunque se ha responsabilizado a los eucaliptos por una serie de problemas de carácter socioeconómico, sólo unos cuantos son una peculiaridad de estos árboles. Entre las principales críticas figura la pérdida de tierra agrícola para la producción de alimentos, la reducción del empleo rural, la desviación de los productos del bosque de  los mercados locales hacia los usuarios industriales de mayores dimensiones y la transferencia de tierras públicas o comunales a empresas privadas. Todo ello conduce a mayores desequilibrios en la distribución de la riqueza en las comunidades rurales pobres. Además, las grandes expectativas que han acompañado el cultivo de los eucaliptos a veces han dado origen a cierta desilusión cuando se cultivaron especies inadecuadas, o cuando faltó planificación o no se efectuaron consultas en el plano local.

El Modelo Territorial programado para Paysandú

En el departamento se recorrió un largo camino por parte de la DINOT para la elaboración de las directrices departamentales en un sistema de consultas compartidas. Estas directrices guardan directa relación con los objetivos de desarrollo integral de los territorios en sus diferentes escalas aplicando principios de solidaridad y cohesión social, competitividad económica y sostenibilidad ambiental; preparan al territorio departamental a los cambios esperados y dotarlo de la capacidad suficiente para integrar los nuevos factores que vayan surgiendo en un mundo globalizado y cada vez más interdependiente. Y orientan las acciones tanto del gobierno departamental como del resto de los actores en los diferentes niveles: gobierno nacional y gobiernos locales, sector privado, sociedad civil. Por lo tanto los Proyectos podrán tener iniciativa del gobierno departamental como de alguno de estos actores, e incluso para muchos se requerirá de formas asociadas de instrumentación.
Se han elaborado estrategias de desarrollo regional, que suponen la inserción del departamento en espacios territoriales más amplios a partir de la integración con los departamentos limítrofes y del departamento de Paysandú en un espacio transfronterizo bi-nacional con Argentina.
En el espacio regional nacional, con los departamentos limítrofes se identifican algunas propuestas claras, ellas son:
−          Participación en el complejo forestal del litoral: Paysandú, Río Negro.
−          Plan de Desarrollo Turístico Regional, tanto en el ingreso al circuito termal Paysandú
–       Salto y el Litoral Argentino; como al desarrollo del turismo de naturaleza con el área protegida del departamento.
−          Desarrollo de la Logística y transporte en el área central del norte del país con el tren de carga (Tacuarembó – Rivera, Guichón, Algorta, Fray Bentos, Nueva Palmira) y los ejes ruteros de las rutas nacionales Nº 3, 4 y 90.
En el espacio regional transfronterizo: − Construcción de un espacio binacional con agenda de temas comunes a ambas márgenes del río Uruguay. − Fortalecer los ámbitos de coordinación de temas de frontera existente. − Integrar y potenciar las estrategias y apoyos de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU).
Se propone además potenciar capacidades locales vinculadas a dinámicas productivas, hacia un Paysandú productivo con un perfil de especialización diversificado. Ello se combina con la necesidad de Potenciar el uso de los recursos naturales como base para el desarrollo, basado en un modelo de desarrollo territorial sustentable
Paysandú cuenta con una dotación de recursos naturales que posibilitan la realización de actividades productivas muy diversas, lo cual es un potencial para el desarrollo del departamento. Pero la utilización de estos recursos debe estar comprometida con su conservación, para lo cual el modelo de desarrollo territorial debe hacerse condicionado a la valoración de los recursos naturales y su conservación, de manera que mantengan su capacidad de aprovechamiento y estén disponibles para su uso por las generaciones futuras. Considerar las áreas de interés ambiental en el marco de la inclusión en el SNAP pero también en la categorización de suelos del departamento, planteando alternativas de uso adecuadas a las características de cada área.
−          Potenciar el uso del agua disponible tanto en alternativas productivas como para el uso humano en general, en especial a través de nuevas formas de aprovechamiento.
−          Generación y utilización de fuentes de energía renovable, y tender a un uso racional de la energía en los sectores productivos y en los hogares.
−          Vigilar procesos contaminantes vinculados a la producción agropecuaria, la industria y los residuos urbanos, estableciendo mecanismos de control a través de normativas específicas y acciones de prevención.
Directriz 5. Consolidar el liderazgo de Paysandú en el desarrollo logístico del litoral.
Esto implica consolidar el desarrollo de un centro logístico del litoral, con énfasis en que Paysandú lidere un espacio de participación política en la región, una apuesta institucional que se genere para la región que integre Intendentes y directores de Organismos del estado con injerencia en la región. Pensar el departamento como centro logístico tiene su base fundamentada en la ubicación estratégica así como en las infraestructuras con que cuenta en la actualidad y el pasaje de las vías de ferrocarril por el entramado rural del departamento.
El suelo rural en consideración
El suelo rural ha sido definido  como una categoría residual en relación con las otras que están sujetas a procesos urbanos, de urbanización y de fraccionamiento con propósito residencial, o para instalaciones industriales, de logística o servicios. Los suelos de esta categoría quedan, por definición, excluidos de todo proceso de urbanización o de fraccionamiento con propósito residencial. En dichos suelos quedan prohibidas las edificaciones que puedan generan necesidades de infraestructuras y servicios urbanos, o que representen el asentamiento de actividades propias del medio urbano en detrimento de las propias del medio rural o hagan perder el carácter rural o natural del paisaje.
Otros usos conexos con la actividad rural podrán ser autorizados expresamente por la Intendencia Municipal, en tanto está permitida, no siendo necesaria autorización alguna, la vivienda del productor rural y del personal del establecimiento y aquellas edificaciones directamente referidas a la actividad rural, tratándose de suelo rural productivo.
Dentro de esta categoría se establecen las sub-categorías de:

  • Rural Productivo.

El suelo categoría rural productivo se caracteriza como un ámbito de prioridad agrícola y paisaje protegido.
Está integrado por espacios territoriales con aptitud para la producción rural, destinados a fines agropecuarios, forestales o similares; que se encuentren en producción y en los cuales se pretenda mantener y consolidar estos usos.

  • Rural Natural.

El suelo categoría rural natural se caracteriza como un ámbito predominantemente natural y es Interés Departamental proteger su biodiversidad, y sus valores ambientales en general. Pueden ser categorizados como “Paisaje Natural Protegido”,

  • Suelo con el atributo de Potencialmente Transformable.

Dentro de cada uno de los regímenes del suelo establecidos, se podrá delimitar a su vez, espacios territoriales con el atributo de potencialmente transformables. Sólo se podrá transformar un suelo incluido dentro de una categoría, en otra; en aquellas áreas en las cuales se haya asignado este atributo.
Se ubicaron las grandes zonas forestales dentro del departamento en el plano y se planteó la necesidad de conocer las estrategias de desarrollo de las empresas forestales a futuro en las distintas zonas.
Puerto de Paysandú. Ante el uso del puerto podrían aparecer problemas de escala en la economía local, el complejo industrial lo usaría en función de costos diferenciales, ya que tienen una lógica terrestre bien aceitada y con conexión con los puertos de Nueva Palmira y Montevideo. Es importante considerar la logística asociada al puerto, donde la ANP ya tiene definiciones estratégicas que han llevado a un estudio en profundidad de la alternativa de crear un puerto en Paysandú. En el Plan Maestro del Puerto se ha invertido montos significativos, a la cual se agregan inversiones ya realizadas a un valor de 2 millones de dólares. Actualmente se registran entradas y salidas de barcazas que se entienden como señales pero sin tener una atracción efectiva para potenciales usuarios del puerto. Paralelamente el gran desarrollo agrícola, con la gran demanda de productos forestales de esta zona, pueden justificar el desarrollo portuario. ¿De dónde salen los productos actualmente? Se planteó necesaria entrevista con portuarios.
Producción lechera. Se identificaron las zonas de producción lechera del departamento y las rutas de salida de los productos. Ubicación de empresa PILI en Paysandú donde remiten la mayoría de los tambos del departamento, la empresa INDULACSA de Salto que acopia leche de tambos de la zona noreste del departamento y CONAPROLE que acopia leche de tambos ubicados mayoritariamente en el sur del departamento y remite a Mercedes y Florida cuando el volumen es menor. La producción lechera se ha visto suplantada por la agricultura. Se identificaron zonas de productores queseros, también con una tendencia a disminuir el número. (Bibliografía sugerida Mesa del Queso del Litoral, de consultora del Centro Cooperativista Uruguayo). Una situación que aparece como nueva posibilidad con la forestación en la posibilidad de recría de productores lecheros en campos forestales.
Producción citrícola. Se plantearon en el mapa las distintas zonas de producción de citrus del departamento y las rutas de salida de los productos que salen por Ruta 26 y Ruta 3 hacia el sur del país para salir por el puerto de Nueva Palmira. Producción con importante demanda de mano de obra en época de zafra. Importancia de acceso a empresas citrícolas desde los distintos lugares del territorio. Caminería pudiera ser una limitante para el acceso de mano de obra hacia estas empresas. Se determinó el desarrollo de la Ruta 26 como fundamental para el citrus.

Carlos Céspedes-Payret  UNCIEP, Gustavo Piñeiro. The irruption of new agro-industrial technologiesin Uruguay and their environmental impacts onsoil, water supply and biodiversity: a review,  Instituto de Ciencias Geológicas, Facultad de Ciencias, Universidad de la República, Marcel Achkar  Lab. de Desarrollo Sustentable y Gestión Ambiental del Territorio del Departamento de Geografía, Facultad de Ciencias, Ofelia Gutiérrez and Daniel Panario*UNCIEP (Unidad de Ciencias de Epigénesis),Facultad de Ciencias, Universidad de la República de Uruguay

DINOT: www.mvotma.gub.uy

Ob cit 4.

Mapa Nº 11 Ubicación de la citricultura en Paysandú

Cuentas Patrimoniales de Paysandú

1. Definición de las matrices  de Insumo producto de Relaciones Sectoriales de Recursos Naturales y Hábitat  capaz de elaborar múltiples productos.
Matriz de interrelaciones sectoriales entre los diferentes recursos actuales y potenciales: LA NATURALEZA: UNA FÁBRICA QUE PUEDE SER EFICIENTE CONOCIENDO Y RESPETANDO SUS PROCESOS.
La valorización del patrimonio natural a fines de desarrollar una política de usos  sostenible de la naturaleza supone una visión diferente de los recursos. La historia de la ocupación del espacio y el uso de los recursos, nos muestra como el hombre ha seleccionado solo algunas potencialidades en función de un proceso de progresiva artificialización de la naturaleza, que siempre fue visto como positivo y signo de progreso. Para transformar estos productos en función de las necesidades humanas se establecieron fábricas industriales compuestas por maquinarias que articuladamente desarrollaron los mecanismos productivos. A su vez se ha creado una plataforma de sustentación, expresada en los técnosistemas establecidos que permite potenciar el trabajo, en esta plataforma el papel de la naturaleza estaba reducido a ser abastecedora de la materia prima para estos mecanismos y aportar además el hábitat capaz de diluir los efluentes que se generarían en diversas formas. Para ello debía desarrollarse ciertas actividades productivas, llamadas primarias, secundarias y terciarias que, como hemos visto, junto con la producción, generó un proceso de degradación y desaprovechamiento, para evitar la continuidad de este proceso, la mirada debe ser diferente: en lugar de una visión única desde el sector económico hacia la naturaleza, se analizará a Paysandú bajo los conceptos de un desarrollo sostenible desde la naturaleza y sus recursos naturales, hacia la sociedad.
Con el conocimiento previo de un gran desaprovechamiento y un deterioro, se debe repensar los ecosistemas como una fábrica que puede brindar todos los años una gran producción ecosistémica en la medida que se sepa conocer y ayudar sus procesos. Conocimiento, intervención adecuada y restitución de las grandes o pequeñas heridas que se le ha generado, son los medios que pueden potenciar sustancialmente la intervención humana para lograr la utilización sostenible de los ecosistemas en función de elevar la calidad de vida, y como instrumento fundamental del ordenamiento ambiental del territorio.
Los conocimientos ecológicos han aportado una unidad de análisis de la biosfera, el ecosistema, donde se estudia el funcionamiento de determinadas estructuras. Las interrelaciones biofísicas en un ambiente determinado entre productores, consumidores y descomponedores y el ciclo de materiales y elementos, explican los fenómenos fundamentales que operan en la naturaleza. La captación y pasaje de energía nos muestra una gran potencialidad, que puede variarse en calidad y cantidad dentro de ciertos límites en función de las necesidades humanas. La capacidad homeostática y el conocimiento del proceso de sucesión en el cual está inmerso evidencia posibilidades de intervención sin generación de deterioro o destrucción.
La fábrica de la naturaleza no es única, depende de las características de los ecosistemas, es por ello que se debe considerar en un primer análisis de las regularidades destacables dentro de la provincia. Utilizamos el concepto de ecozona para denominar estas regularidades, esta es una expresión utilizada por los Organismos de Estadísticas Franceses.  En todos ellas obtendremos elementos bióticos y elementos abióticos que en íntima relación generan una oferta ecosistémica, en una fábrica de la naturaleza de bosques por ejemplo, las máquinas biológicas las conforman la flora y la fauna en todas sus expresiones, la plataforma estructural de la fábrica, (edificios e infraestructura) lo conforman el suelo, el agua y el aire, mientras que el proceso de fabricación lo constituye el funcionamiento de la estructura de los ecosistemas ayudado y estimulado por el trabajo humano de todo tipo. Dentro del funcionamiento del ecosistema destacamos en primer lugar la captación y pasaje de energía, el combustible permanente de la fábrica es el sol. El producto de la fábrica la constituye la productividad de materia verde y roja así como las influencias inmediatas y mediatas de la estructura natural. El objetivo central coherente con el desarrollo sostenible se basa en los siguientes elementos:

    1. Maximización de la producción el aprovechamiento y el uso integral,
    2. Minimizando la degradación el desaprovechamiento y el uso parcial,
    3. Minimizar el uso de energía humana y el empleo de subsidios energéticos,
    4. Minimizar la transformación ecosistémica,
    5. Garantizar no solo el mantenimiento cuantitativo de la oferta ecosistémica sino también la riqueza de su composición cualitativa, no disminuyendo su biodiversidad y no perdiendo información no redundante. Este objetivo se lo logra tendiendo a un manejo integral y permanente de los recursos.

En síntesis, el referido manejo debería perseguir:

      1. El mantenimiento de los procesos ecológicos esenciales y la diversidad de formas de vida.
      2. El desarrollo armónico de los diferentes componentes, optimizando mediante el uso integrado objetivos económicos, ecológicos y sociales.
      3. La revalorización de la variada oferta ambiental, poniendo de relieve oportunidades insuficientemente desarrolladas.
      4. El mejoramiento cuali-cuantitativo de la oferta de diferentes tipos de bienes, de manera compatible con un aprovechamiento sostenido.

Una típica fábrica, que luego denominamos ecozona, la constituye un bosque, una pradera, un lago. Sin embargo la forma de ocupación del espacio y de transformación de la naturaleza por parte de la sociedad ha generado como se analizo anteriormente grandes problemas ambientales, lo que ha llevado a algunas fábricas a producir productos que no están adecuadamente estructurados para ello, en otras palabras en muchos casos el llamado uso de la tierra no coincide con la vocación que demuestra su potencialidad, por ello se requiere dentro de las políticas ambientales mencionadas un proceso de readaptación a efectos de mejorar la eficiencia de las diferentes fábricas, en este proceso se tratara de llegar a llenar todos los objetivos enunciados. En esta visión general de ordenamiento y de restauración, podemos considerar las funciones que cada una de las áreas puede jugar en función del reordenamiento global, teniendo en cuenta las relaciones estrechas que se establecen dentro de la trama trófica y los ciclos de materiales, y las prioridades económicas y sociales tendientes a una mejor calidad de vida de la población.
Tenemos como objetivo valorizar estas fábricas en función de los objetivos de cambio que nos planteamos, no se trata entonces de cualquier tipo de valorización, debemos garantizar que la misma pague al menos los costos de garantizar que cumpla con su misión ecológica económica y social que se ha mencionado, una parte importante de su deterioro anterior se debió a una subvalorización en que ha incurrido el sistema económico como se ha demostrado en capítulos anteriores.
Como en toda fabrica, en su contabilidad debe registrarse un capital y una cuenta de resultado; el capital lo constituye el ecosistema funcionando con sus procesos y sus recursos, la Cuenta Patrimonial registra el capital y su funcionamiento, el sector Preprimario contabiliza la generación de producto en un determinado año. El funcionamiento de la fábrica la podemos analizar a través de una matriz donde analizamos el proceso de captación y pasaje de energía con la metodología de la matriz de insumo producto de la economía para profundizar las relaciones que se establecen al interior del Sector que estamos proponiendo, al que le llamamos Preprimario.  Toda fábrica cuenta como elemento fundamental a las máquinas, en este caso, se trata de máquinas biológicas conformadas por la flora y la fauna en un determinado ambiente natural constituido fundamentalmente por el suelo  el agua y el aire, el mantenimiento de estas relaciones son las que permiten utilizar determinados recursos.
Pero en esta particular fábrica las maquinarias se convierten con el correr del tiempo en productos terminados integrantes de la oferta ecosistémica. Mientras no lo son,  constituyen "productos intermedios" y a la vez maquinas productivas, es por ello que la determinación de los recursos naturales que se desean utilizar, la delimitación de las fábricas, y el funcionamiento de las mismas se encuentran sistemáticamente unidas.
Definida una determinada Ecozona, analizaremos la matriz de insumo producto que puede sistematizar el funcionamiento del patrimonio y del sector preprimario, utilizaremos para el ejemplo un ecosistema de bosque, pero hemos desarrollado en otros ecosistemas, como humedales, estepa, monte, pastizales y agroecosistemas.
2. Análisis de la matriz
La construcción de la matriz de insumo producto, permitió a las economías analizar los diferentes sectores de la economía en su relación de insumo/producto.
Los recursos son a la vez máquinas y productos. La potencialidad de la tierra, y la posibilidad de una transformación adecuada ecosistémica en función de los objetivos que se han mencionado, le brinda una cierta variación posible a través de un manejo, estas posibilidades surgidas de los estudios que deben realizarse pueden ser discutidas con diferentes sectores según el grado de participación que supone este ejercicio. Como se ha podido comprobar debe concitarse tanto el interés de los sujetos sociales que transforman el medio así como los que viven en la zona que se benefician o perjudican según el tipo de manejo.
La definición de los recursos que se desean privilegiar puede orientar al funcionamiento de la fábrica Como resultado del mismo se genera una oferta ecosistémica expresada en materia verde, y roja y en la calidad de los otros elementos del sistema que pueden utilizarse adecuadamente, y que mantienen un equilibrio dinámico del sistema. Sobre la base de este proceso y su posible cambio hemos destacado ciertos recursos y ciertas funciones que los sectores sociales esperan utilizar y extraer, como vemos estos recursos no solamente generan una oferta ecosistémica que puede ser medida en una determinada cantidad de producto anual, sino al mismo tiempo desarrollan relaciones entre sí y con un ambiente determinado lo que hace posible seguir trabajando la fabrica de la naturaleza. En gran parte esta oferta ecosistémica no es cobrada en el mercado ni integra los costos de producción como se ha analizado. En el caso del agua, de la flora arbórea, y en menor proporción el suelo, se expresa en cierta proporción dentro del mercado.
Seguidamente señalamos un ejemplo de matriz para el caso de un bosque. Las columnas de esta matriz pueden estar formadas por los siguientes ítems:
l. Flora
l.l. Arbórea
l.2. Arbustiva
l.3. Herbácea
2.Fauna
2.l. Avifauna
2.2. Terrestre
2.3. Acuática
3. Agua
3.l. Superficial
3.2. Subsuperficial
3.3. Balance hídrico
4. Suelo
4.l. Superficial
4.2. Subsuperficial
5. Conservación de Cuenca
6. Conservación de Biosfera
Captación de GEI y patrimonio genético de ecosistemas
7. Paisaje
8. Total de la Oferta Ecosistémica
9. Sector Primario
10. Sector Secundario
11. Sector Terciario
12. Total producto intermedios
i) Bienes de Consumo
ii) Bienes de Inversión
13. Total Productos Finales
15 Total de bienes
Las filas están formadas por los siguientes conceptos.
l . Flora.
l.l. Arbórea
l.2. Arbustiva
l.3. Herbácea
2. Fauna
2.l. Terrestre
2.2. Arbórea
2.3. Area
3. Agua
3.l. superficial
3.2. subsuperficial
3.3. balance hídrico
4. Suelo
4.l. Superficial
4.2. Subsuperficial
5. Conservación de Cuencas
6. Conservación de Biosfera
7. Paisaje
8. TOTAL DE COSTOS DEL RECURSO DE LA ECOZONA
9.
DISCRIMINACIÓN DEL COSTO
I) Pagos de factores de la producción (sueldos y salarios, rentas, alquileres, honorarios, beneficios)
II)
Pagos de bienes intermedios (sector primario secundario y terciario y bienes de inversión para el manejo de los recursos naturales
Como toda matriz de insumo producto las filas nos indican los sectores que venden y las columnas los sectores que compran.
Cada matriz deberá elaborarse para aquellas unidades espaciales susceptibles de realizar este análisis, en especial por el tipo de datos disponible y por el significado que tenga tanto desde el punto de vista económico y ecológico.
Considerando por ejemplo la flora arbórea por parte de las filas (l.l.), para poder "elaborar" un árbol en turno de corte, para venderlo como materia prima deberán establecerse relaciones técnicas en esta "fábrica" de la naturaleza, "comprando" a otros recursos y a los otros árboles (es decir estableciéndose relaciones ecosistémicas) con la flora arbustiva, con la flora herbácea y de los demás recursos, así como deberá "pagar" lo que le corresponde proporcionalmente en sueldos y salarios, insumos maquinarias infraestructura y administración de los costos de manejo del sistema natural (que con el tiempo será un sistema natural orientado) que posibilite que en cada casillero se cumpla y mantenga esta relación y de esta forma este árbol llegue durante determinados años a la dimensión que posee para poder ser utilizado, y mientras preste los servicios que brinda a los restantes recursos..
Como se puede apreciar no se requiere solo la venta del árbol en turno de corte sino también el árbol le "vende" a los restantes recursos ciertas relaciones ecosistémicas. A la flora le da competencia y sombra, a la fauna le otorga un hábitat para su vida al suelo lo protege al agua la regula etc.
Lo mismo ocurre con los restantes recursos.
Lo que en realidad se busca es el conjunto de la producción ecosistémica que figura en la columna N° 9 llegue a su máximo condicionado por los otros objetivos que se han mencionado. Naturalmente este máximo tiene que ver con las posibilidades tecnológicas de esta fábrica. Pero también interesan y juegan su papel en su momento, las restricciones económicas y sociales cuya solución permitirá la oferta ecosistémica, constituirse en oferta real como se analiza mas adelante. Para generarse esta oferta ecosistémica, requiere de tres tipos de "compras" que se pueden visualizar en las columnas

  1. En primer lugar las "compras" de relaciones ecosistémicas con los restantes recursos y ambiente natural.
  2. En segundo lugar la “compra” de los insumos producidos por el hombre, que se requieren para implementar un manejo adecuado (diversos instrumentos de trabajo, elementos para establecer una infraestructura necesaria para el desarrollo de las tareas, posibles reimplantaciones etc.).En tal sentido depende de los diferentes sectores económicos
  3. Por último la retribución a los diferentes los factores de la producción (salarios, honorarios profesionales, fondo de investigaciones, retribuciones por determinados trabajos. etc.). Además del Gobierno podrían intervenir debidamente orientadas, empresas particulares, organizaciones no gubernamentales, (dentro de las que se debe considerar especialmente a los indígenas por su mayor conocimiento de la naturaleza) y profesionales.

El conocimiento de estas relaciones ecosistémicas resulta esencial para llegar al manejo integral y de largo plazo, sin duda el real conocimiento de estas interrelaciones es una aspiración que debe reconocer varias etapas de aproximación, la elaboración de modelos que se acerquen a la complejidad del sistema natural resultaría de inmensa utilidad. De todas maneras estas relaciones simples que puede mostrar una matriz nos permiten avanzar en una primera etapa de reconocimiento de fundamental importancia, cualquiera sea la forma mas adecuada en que se relacionen las variables requerimos conocer cuantitativa o cualitativamente las mismas. Existe aún vacíos para definir el conocimiento sostenible de un recurso en particular, mucho mas aún, en el caso de un manejo integral. A su vez, como es conocido, el sistema estadístico y de información de recursos naturales no incluye estos temas.
Ante esta situación, resulta de fundamental importancia como primera etapa, detectar las relaciones críticas para el objetivo de producción de la fábrica, en este caso si bien todas las celdillas estarán ocupadas algunas adquirirá ese carácter, en ellas se debiera realizar un esfuerzo mayor para un mejor conocimiento. Ello puede llevar a considerar con diferente grado de aproximación a los diferentes elementos. De tal forma tendríamos una especie de manual de operaciones de la fábrica que reviste gran importancia cuando se intenta definir alternativas de manejo, aún a nivel cualitativo, este ejercicio debe realizarse para cada una de las ecozonas.
En síntesis se trata de establecer los costos de manejo que tiene los aspectos tradicionales de las relaciones económicas: cantidad y valor, la cantidad está dada por la relación ecosistémica, el tipo de unidad de medida depende del tipo de relación puede ser litros, kilos, toneladas, kilo de materia seca, biomasa, unidades, metros cúbicos, el valor se refiere a los costos monetarios para asegurar que las relaciones ecológicas puedan operar. Este valor está constituido por el pago a los sectores sociales intervinientes y el pago por los insumos que requieren para su tarea, asimismo, se podría plantear las relaciones ecosistémicas en términos energéticos.
La implementación de trabajos dentro de las ecozonas, y las investigaciones que deben realizarse en cada una de ellas requerirá un conocimiento cada vez mayor de las mismas, los costos de manejo deben contemplar investigaciones de este tipo.

Los ejercicios que se han desarrollado sobre matrices de insumo producto, muestran algunos aspectos poco evidentes para los planificadores y que remarca las funciones de las cuencas y las ecozonas, en el caso del sistema boscoso se muestra que la función del bosque nativo junto a uno implantado resulta de fundamental importancia para la estabilidad del bosque implantado debido a los efectos de la reducción de biodiversidad.

3. La matriz (MISREN) y la matriz de insumo producto de la economía
Considerando que el Cuadro de las filas y las columnas de la Matriz (MISREN) podemos analizar en la columna 8 y 12 figura el total de los bienes intermedios y el total de los bienes finales que la oferta ecosistémica puede brindar y con ello se puede analizar su articulación con la matriz con la economía. La oferta ecosistémica constituye la materia prima para el sector primario secundario terciario y también se articula con los bienes finales o sea los bienes de consumo y de inversión.
Quedan entonces señaladas tres magnitudes diferentes:

  1. Los bienes intermedios como árboles de turno de corte, plantas medicinales, fauna para laboratorios o para la industria del cuero, función ecosistémica dentro de la cuenca etc. Columna 8
  2. Los bienes finales de consumo como plantas ornamentales y medicinales, paisaje (para las familias) etc. (columna N 12 i)
  3. Los bienes finales de inversión como paisaje (para empresas de turismo) como capacidad de carga de aire y agua, etc.(columna N 12 ii)

Dentro de las filas también se debe considerar una apertura de los mismos sectores teniendo en cuenta los requerimientos que exige un plan de manejo integral de los  recursos de los sectores productivos valorizados por el mercado.
En tal sentido se incluyen:
a) Bienes Intermedios, es el caso de semillas, diferentes instrumentos de medición de intervención, equipo de laboratorios, etc.
b) Bienes de Inversión, es el caso de diversas construcciones que deben realizarse y equipos rodantes.
En el Cuadro N 1 se sistematiza la conformación del Sector Preprimario. Como puede verse el Objetivo es la reproducción de la Naturaleza, es decir la generación de la oferta ecosistémica, el proceso de producción consiste en los procesos naturales ayudado por el trabajo humano y finalmente este trabajo consiste al menos en las siguientes tareas: Investigación, tareas de restauración tanto de recursos no renovables, como de cuencas y otros recursos, en tareas  regeneración, en la conservación de tecnosistemas, en las tareas de participación y control, y las tareas de transformación ecosistémica.


Figura N° 1. Estructura del Sector Preprimario

4 Análisis de los efectos generados por las cuentas patrimoniales en el departamento de Paysandú
Nos hemos topado en Uruguay con la falta de datos del Censo Agropecuario del año 2011, discriminado por segmento censal, lo que permitiría avanzar en forma más exacta sobre los  aspectos biofísicos y productivos.
Respecto a la política de medio ambiente y de recursos naturales, se considero necesario la elaboración de los términos de referencia para desarrollar en el departamento que sirva como ejemplo para el resto del país y donde se registre y valoricen los productos de la naturaleza bajo otra perspectiva

5. Cuentas Patrimoniales de Paysandú

A. Antecedentes y resumen
Las actuales formas de ocupación del espacio han dado lugar a actividades productivas que en general provocan grandes o pequeñas externalidades negativas, la reversión de estas externalidades y el uso paulatino pero constante de los grandes niveles de desaprovechamiento que se generan en toda la provincia posibilitara aumentar también las actividades productivas y las bases imponibles. 
La realización de la cuentas patrimoniales tiene como objetivo fundamental  estimar la cuantía y la dinámica de los recursos naturales, lo cual permitiría elaborar  escenarios  sobre el futuro manejo del patrimonio natural, especialmente la utilización integral de sus potencialidades en la búsqueda del desarrollo sustentable, así como estimar en el corto plazo, los efectos positivos o negativos que las actividades económicas tienen sobre los distintos componentes del medio natural, las políticas de mitigación, y de mejora del ambiente en general. El desarrollo de este campo de la información posibilitaría disponer de datos y estimaciones que permi­tan controlar el nivel y la evolución del patrimonio natural del país que, en conjunto con el stock de ca­pital físico y el flujo de las actividades económicas y sociales, integra el cúmulo de informaciones que se debería utilizar  para fortalecer la coherencia y eficacia de las decisiones en materia de polí­ticas de desarrollo.
El objetivo general de las cuentas patrimoniales constituye la posibilidad de estimar la estructura cuantitativa y cualitativa de los recursos naturales en un momento determinado, su evolución en el tiempo, según formas de manejo y uso y su articulación, con una serie de políticas económicas, sociales, tecnológicas científicas  de recursos naturales y hábitat  a efectos de definir el ordenamiento ambiental del territorio para el desarrollo sustentable, internalizando de esta forma la dinámica de la sociedad con la naturaleza.
En Uruguay, las autoridades nacionales han estimado que una gran proporción de la superficie total de Paysandú (especialmente la de suelos frágiles) han se encuentra afectado por distintos procesos degradatorios de acuerdo al siguiente detalle: tales como la erosión hídrica, las inundaciones y la erosión por actividades antrópicas del 7.6 % (erosión severa) y 12.6 % con erosión media. Se definen de la siguiente manera:

  • Erosión moderada, suelos con presencia de erosión laminar que ha reducido o perdido hasta un 25 % del Horizonte, rastro de antiguo remate de chacras con presencia de cárcavas. Uso agrícola con sistemas de conservación.
  • Erosión severa, ha generado la pérdida de hasta un 50 % del horizonte A, el uso agrícola está severamente cuestionado. Intensidad de la erosión severa, presencia de concavidades con cárcavas, cárcavas aisladas o en remate de chacras viejas.

El principal tipo de suelo dominante en el territorio es el Queguay Chico,  muy superficial, que ocupa el  23.7 % del total departamental, de uso  pastoril. La vegetación dominante de estos suelos es el ecosistema de pradera, en este caso  pradera invernal típica con tapiz denso  hasta  ralo,  con  Comunidades  Xerófilas  y  Selvas  fluviales  típicas  accesorias. (MGAP, 1979) . El suelo Chapicuy ocupa un 17.9 % del total, situándose en segundo lugar, su uso también es pastoril y los suelos son de tipo arenosos a areno francosos, con vegetación de pradera estival de tapiz denso con Parque de espinillos y algarrobos. Se ha destinado a la explotación ganadera y forestal, sin embargo la ocupación del mismo por fraccionamientos menores a las 200 hectáreas ha producido en los últimos 50 años una roturación no conservacionista para el cultivo de cereales y oleaginosos así como la soja. Entre los suelos más fértiles del departamento se encuentra la unidad Espinillar formado a partir de sedimentos arcillosos cuaternarios, caracterizado por vegetación de paradera predominantemente estival de tapiz denso, de  alta fertilidad y bajo riesgo de erosión con la agricultura.  Por otra parte, la descripción de los grupos detalladas por CONEAT (mapa digital a escala 1.20.000)  ha sido  realizada por el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca con fines impositivos a nivel predial. (MGAP-DGNR-CONEAT, 1994) .
La superficie con bosques nativos, tal como se expresó precedentemente es el bosque ribereño y algo de bosque de parque, el bosque típico prácticamente ha desaparecido, producto de la intensa eliminación del estrato arbóreo para extracción de madera realizada desde fines del siglo XVII hasta principios del actual, que alimentaron la actividad ferroviaria y la construcción de carretas, y aun actualmente el consumo de leña como energía; la práctica de actividades ganaderas y el establecimiento de extensas áreas de cultivo. Las explotaciones forestales, predominantemente desmontes, no contemplaron hasta los últimos años medidas de protección tanto del ambiente como del suelo.
La eliminación del estrato arbóreo y herbáceo, producto del sobrepastoreo y la deforestación, produjo un progresivo proceso de arbustificación, quedando en algunas zonas sólo arbustos espinosos, cactáceas y bromeliáceas terrestres. Otras áreas totalmente expuestas a la erosión eólica e hídrica, presentan signos de desertificación y avance de la salinización.
La comunidad vegetal más afectada es el bosque de transición que ya ha desaparecido en más de un 70%. El impacto sobre estas comunidades es mucho más grave desde el punto de vista ecológico, por su alta diversidad específica y el delicado equilibrio en que viven sus componentes, que hacen de estos ecosistemas ambientes de muy difícil recuperación secundaria por lo que su preservación y conservación ha sido considerada prioritaria en el ámbito internacional (UICN, 1980).
B. Análisis General de la situación de los Recursos Naturales Renovables en Paysandú, Problemáticas y soluciones
Tabla Nº 7. Análisis General de la situación de los Recursos Naturales Renovables en Paysandú, Problemáticas y soluciones


             Problemática General
Ruptura del equilibrio ambiental; pérdida de recursos asociados al modelo de desarrollo no sustentable imperante. Manejo y administración sectorializada del ambiente, las actividades productivas, socioeconómicas y culturales.
      Problemática Parcial
Transformación, antropización y sustitución progresiva y de alta magnitud de los ambientes actuarles e implantación de actividades no adecuadas a las características naturales del ambiente.
Ecosistemas en peligro de desaparición (Bosques de Transición), con marcado retroceso pradera natural. con marcado retroceso y fragmentación  )
Pérdida de diversidad biológica:
Medios inestables pastizales y ecosistemas ) sujetos a impactos antrópicos severos (sobrecarga ganadera, ganadería inadecuada, agricultura de manejo inadecuado, ecoturismo y turismo aventura, quema de vegetación, etc.), impacto de la minería
Desestabilización de cuencas hídricas de cuyo funcionamiento dependen las actividades territoriales.
Actividades degradatorias en áreas de nacientes, captación y recarga. Efectos catastróficos (colmatación de cauces y diques, inundaciones, aluviones, pérdidas socioeconómicas, pérdida de suelos, intensificación de periodos de sequía, etc.)
Problemas graves de degradación del suelo por aplicación de tecnologías de producción y por problemas de desmonte y de forestación en monocultivo inadecuados.  Información ambiental incompleta, fragmentada,  sectorializada y dispersa.
Imposibilidad de evaluación de mega proyectos.
Establecimiento de actividades inadecuadas y/o con manejo inadecuado a la aptitud del medio, con consecuencias de erosión, desertización, contaminación salinización, alcalinización, anegamientos, etc. Cuencas deterioradas
Altos niveles de contaminación de ríos, como consecuencia del vertido de efluentes urbanos e industriales no tratados.
Uso ineficiente de los recursos. Subutilización de los recursos naturales.
Economía poco diversificada. Bajo rendimiento de los factores productivos
Avance de actividades de alto impacto negativo. (endurismo, etc.)
Constante pérdida de recursos silvestres y naturales, actuales y potenciales, de alto valor biológico, cultural y económico, de mayor rentabilidad comparativa a las actividades que los suplantaron.
Desvalorización de los recursos naturales.
Persistencia y predominio de los conceptos de “inagotabilidad” y “sobreabundancia”. Falta de conciencia ambiental social. Despreocupación por la calidad ambiental. Deficiente educación ambiental.
Administración empobrecida y desjerarquizada.
Descoordinación institucional en la administración.
Accionar sectorializado contrapuesto y superpuesto.
Desigualdades en la calidad de vida en las áreas rurales. Intensificación de los niveles de pobreza. Intensificación de la presión sobre los recursos silvestres como medio de subsistencia.
Difícil acceso a la propiedad de la tierra.
Asentamientos rurales y urbanos ilegales.
Creciente marginalidad urbana. Constante expulsión rural - inmigración urbana
 DEFICIENCIAS
Inventarios y mapas de recursos naturales
Banco de datos actualizable a disposición de organismos administradores
Modelos tecnológicos de uso sustentable de recursos naturales
Escasez de proyectos que tomen a la cuenca en forma globalizada
Información tecnológica para uso sustentable de los recursos naturales, especialmente flora y fauna nativa.

     Soluciones Generales
Ordenación de los Recursos Naturales, particularmente el suelo, de acuerdo a la aptitud de uso teniendo en cuenta todas las actividades de la comunidad y contemplando la importancia de la biodiversidad y su potencialidad de desarrollo.
     SOLUCIONES PRELIMINARES
Limitar las acciones de transformación y sustitución de ambientes naturales
Ampliación del área de preservación del Bosque de Transición.
Permisos para uso del suelo en la agricultura regulados por el ecosistema.
Programas de regeneración de áreas degradadas
Implementación y Puesta en marcha de un sistema de protección de diferentes grados de protección y manejo.
Intensificación de relevamientos de biodiversidad.
Definición de áreas de aptitud en función de un desarrollo sustentable.
Control y restricción de la introducción de especies exóticas.
Plan de ordenamiento integral de la cuenca del río Salí. Sistematización de cuencas degradadas.
Promociones, incentivos impositivos. Consorcios de conservación de suelos con participación del productor.
Fuerte decisión política para hacer cumplir las leyes que eviten la contaminación. Control estricto de la obligatoriedad de tratamiento de efluentes urbanos e industriales.
Relevamiento de recursos silvestres actuales y potenciales.
Desarrollo de tecnologías de uso sustentable.
Intensificación de estudios científicos para desarrollo de modelos de uso de especies autóctonas de interés económico actual y potencial.
Priorizar e implementar programas de forestación con especies nativas.
Fortalecimiento de viveros de especies autóctonas para sustentar las acciones de conservación,  regeneración y mejoramiento de masas boscosas y la actividad forestal.
Apoyo a la diversificación productiva.
Prohibición de actividades en áreas naturales y restricción de las mismas a zonas especialmente habilitadas a tales efectos.
Implementación de programas de educación ambiental formal y no formal.
Implementación de bosques energéticos
Desarrollo de infraestructura de servicios
Incorporación de los recursos naturales al proceso productivo (camélidos, plantas aromáticas, amarantos, etc.)
Relevamiento catastral y regularización de títulos.
    POTENCIALIDADES Y OPORTUNIDADES
Dictado de Instrumentos de Ordenamiento Territorial y Desarrollo sustentable.

EFECTO DE LAS CUENTAS PATRIMONIALES

                                    
Tabla Nº 8.  SITUACIÓN DEL MONTE NATIVO Problemáticas y soluciones


           Problemática particular
Desaparición del monte nativo típico 
Creciente proceso de arbustificación
Irreversibilidad natural del proceso
Extinción de especies de la fauna silvestre
Relictos de bosque natural con baja o nula rentabilidad
Predominio de especies secundarias de bajo valor.
Escasez de recursos energéticos
Degradación de suelos.
Avanzados procesos de erosión, desertización y salinización. 98% de suelos con perturbación (severa en un 60%).
Predominio de monocultivos.
Avance incontrolado de la frontera agropecuaria.
Progresivo empobrecimiento de la población rural.
Constante aporte de contaminantes al sistema (Biocidas, fertilizantes, efluentes urbanos e industriales.
Frecuentes inundaciones.
Alto porcentaje de tenencia irregular de las tierras.
                  Deficiencias
Inexistencias de áreas de protección.
Carencia de estudios y de modelos de usos sustentables de los recursos silvestres.

         Soluciones Preliminares
Conclusión de los relevamientos, inventarios y ordenamientos de los recursos naturales.
Restricción de los desmontes.
Regeneración y recuperación de áreas naturales.
Protección de zonas relictuales.
Desarrollo de bosques energéticos
Implantación de prácticas agropecuarias adecuadas (sistematización, rotaciones, diversificación, etc.).
Implementación de modelos de uso sustentable que involucran recursos silvestres con valor socioeconómico.
Control de actividades contaminantes.
Sistematización de cuencas.
Relevamiento catastral y regularización del régimen de tenencia de la tierra.

 

 

 

 

           

Tabla Nº 9. SITUACIÓN DEL MONTE NATIVO Problemáticas y soluciones


           Problemática particular
Retracción y eliminación de la gran parte de la superficie del ecosistema de monte ribereño y de parque lo que trae acarreado Procesos erosivos graves. Avance de la desertización
Desprotección y pérdida de suelos.
Pérdidas de especies nativas de alto valor potencial (medicinales aromáticas, tintóreas, etc.)tanto de flora como de fauna nativa
Escasez de recursos energéticos
Avance de la frontera agrícola y desvalorización de los cultivos y prácticas tradicionales.
                   Deficiencias
Inventarios incompletos de los recursos silvestres
Carencia de relevamiento de especies de importancia socio - económica
Deficiencia de paquetes tecnológicos de uso sustentable de los recursos silvestres nativos.

          Soluciones preliminares
Protección de áreas de monte nativo y beneficio a dueños y productores que hagan prácticas sustentables del mismo.
Programa intensivo de regeneración de ambientes naturales, con implementación de líneas de apoyo a las acciones de conservación y forestación con especies autóctonas
Programas de incorporación de los recursos biológicos nativos al proceso productivo Prohibición de nuevos desmontes.

          Oferta y oportunidades
Áreas boscosas relictuales
Poblaciones relictuales de especies de la fauna.
Diagnósticos preliminares(SEAG, IPDU)

 

Tabla Nº 10. Problemática que incide sobre los recursos silvestres y que exceden las facultades departamentales


            Problemática parcial
Ausencia de legislación sobre flora no arbórea
Administraciones departamentales sin recursos adecuados para el monitoreo y vigilancia.
Falta de promoción a la forestaciones y reforestaciones con especies autóctonas.
Escasez a nivel nacional de proyectos de investigación aplicada al uso sustentable de recursos de importancia socio-económica y desarrollo de paquetes tecnológicos con miras al ingreso de especies autóctonas a las corrientes de promoción.
Falta de incentivos a las acciones de conservación y preservación por parte de particulares.
Introducción sin control de especies vegetales y animales exógenas.
Acciones de control biológico sin evaluación  de su incidencia en el medio por introducción de especies exógenas.
Incipiente internalización de costos ambientales en los procesos de producción.

                      Deficiencias
Falta de desarrollo de tecnologías productivas adaptadas al medio ambiente natural y la los recursos autóctonos

          Soluciones preliminares
Acción conjunta Ejecutivo nacional y Gobiernos Departamentales dirigidos a
1) conservación y preservación de ecosistemas mal representados en el Sistema de Áreas Protegidas y en peligro,
2) Fortalecimiento de Viveros de especies autóctonas como soporte a la reforestación, forestación y mejoramiento de bosques nativos.
Implementación de Fondos específicos para el desarrollo de Estudios científicos tecnológicos, de especies consideradas prioritarias y apoyo a los programas de conservación y desarrollo a nivel nacional y departamental.
Implementación de Sistemas de apoyo a la conservación y/o preservación de recursos y ecosistemas en peligro por parte de particulares beneficios impositivos, promociones, créditos blandos, subsidios, etc.)
Priorización de líneas de investigación dirigidas a relevamientos e inventarios de biodiversidad y desarrollo de modelos de uso sustentable.
Priorización de estudios sobre especies en peligro y especies de importancia socioeconómica.
Conclusión de las tareas de clasificación de las especies silvestres en cuanto a su status en todo el país.
Implementación de un Banco de Datos y una red de detección temprana de acciones de alto impacto interconectada entre las administraciones de recursos silvestres.
Reglamentación y estricto seguimiento de las acciones de introducción de especies exóticas.

C. Etapa 1  análisis global expeditivo del departamento de Paysandú a fin de elaborar las cuentas patrimoniales pérdida de biodiversidad
Utilización adecuada de la capacidad de carga del agua, suelo, y aire para los efluentes líquidos, gaseosos, o sólidos que generen las actividades productivas
Utilización de los recursos no renovables en una proporción que puedan ser reemplazados por recursos renovables con ciertos criterios de comparación, a efectos de no disminuir sustancialmente el patrimonio natural ni las oportunidades de empleo y de ingresos.
Base natural de los asentamientos humanos con favorables condiciones de hábitat.
Para esta producción,  se requiere de un costo manifestado en todas las acciones que la sociedad tendría que asumir para ayudar a la naturaleza a generar esta oferta ecosistémica. Globalmente podemos considerarlos como los costos de manejo.  Las tareas  principales que integran este costo son: 

  • i) investigación cuali-cuantitativa de la estructura natural
  • ii). Determinación de los usos posibles de los diferentes  elementos naturales
  • iii) Determinación de los manejos adecuados a los fines del desarrollo sustentable.
  • iv) Determinación de los posibles mercados para el uso referido en el punto anterior
  • v) Tareas de restauración de pasivos ambientales
  • vi) Tareas de capacitación, participación y control
  • vii) Tareas de restauración de cuencas

Elaboración de los escenarios económicos y sociales sobre la base de las diferentes alternativas de manejo de los recursos naturales mostrándose las repercusiones en materia de las diferentes categorías macroeconómicas de la aplicación de tecnologías sustentables. Asimismo se evaluarán estos escenarios con la aplicación de las formas de utilización del espacio prevaleciente, (muchas veces no sustentables)  para mostrar la necesidad de adoptar políticas que tiendan al manejo sustentable.
Se  elaborarán los avances que pueden realizarse en la materia a través de la construcción mas acabada de las cuentas satélites para la provincia,  consistente en sistematizar  lo que ya se estima como de medio ambiente en el actual computo del producto geográfico bruto
Discusión con la población, acerca del futuro y de la forma en que las cuentas patrimoniales pueden servir para realizar ejercicios de cooperación
Producto: El documento de Proyecto de las Cuentas Patrimoniales a ser considerado por el CFI contando con los capítulos referidos en la descripción anterior
Flujo anual de los recursos renovables en una proporción que posibilite el manejo integral y sustentable y sin pérdida de biodiversidad
Utilización adecuada de la capacidad de carga del agua, suelo, y aire para los efluentes líquidos, gaseosos, o sólidos que generen las actividades productivas
Utilización de los recursos no renovables en una proporción que puedan ser reemplazados por recursos renovables con ciertos criterios de comparación, a efectos de no disminuir sustancialmente el patrimonio natural ni las oportunidades de empleo y de ingresos.
Base natural de los asentamientos humanos con favorables condiciones de hábitat.
Para esta producción,  se requiere de un costo manifestado en todas las acciones que la sociedad tendría que asumir para ayudar a la naturaleza a generar esta oferta ecosistémica. Globalmente podemos considerarlos como los costos de manejo.  Las tareas  principales que integran este costo son: 

D. Costos de investigación y manejo de la ecozona por hectárea

A continuación se presenta la Tabla Nº 11, que incluye los costos de investigación y manejo de la ecozona por hectárea.

Tabla Nº 12. Resumen de los costos totales  de investigación en dólares


RECURSO

COSTO TOTAL PARA LA ECOZONA

COSTO POR AÑO

AGUA

44.920

16.224

AIRE

97.520

81.792

EDAFOSISTEMA Y RELIEVE

723.600

711.120

FLORA

435.400

79.610

FAUNA

 

 

CONSERVACIÓN DEL PAISAJE

1.216.000

141.600

OTROS COSTOS

377.616

154.552

TOTAL

2.895.056

1.184.898

E. Cuenta patrimonial  de la Ecozona sedimentaria Oeste de Paysandú en transformación: 15.000 hectáreas a agricultura y 8.000 hectáreas a forestación con Eucaliptus.

Los costos de manejo de cada elemento, analizando sus interrelaciones, están determinados por los "Costos de investigación" y los "Otros costos", estos cálculos se los extrae a partir de considerar la ecozona de 23800 ha de pradera.  A cada uno de los costos se los adapto a una ecozona de Agroecosistema (se considera agroecosistema porque si bien no ha sido pensado así en su implantación,  se realiza algunas modificaciones que tiende a funcionar como una Agroecosistema)
Los costos de investigación se refieren los estudios, análisis, muestreos y cantidad de investigadores y profesionales necesarios para realizar las investigaciones pertinentes en función de analizar correctamente el funcionamiento de esta  ecozona hipotética de 23800 hectáreas, los "Otros costos" están determinados por la infraestructura, las tareas de control y de manejo y el número de personas que las realizan, necesarios para manejar adecuadamente dicha ecozona de 500 ha.                                              
Los costos totales de manejo y sustentabilidad de cada elemento (flora, fauna, agua, etc.) están discriminados atendiendo a las tareas necesarias para que permitan asegurar relaciones positivas para el crecimiento y la vida de ese elemento en relación con todos los restantes elementos, todos tendiendo a una máxima producitividad sustentable, para la determinación de los costos de estas interrelaciones se tuvieron en cuenta la ligazón que de hecho se experimenta entre las  diferentes tareas.  
A continuación se incluye en la Tabla Nº 13, las cuentas patrimoniales del primer año.


Tabla Nº 13. Cuentas Patrimoniales primer año

Año1

 

 

 

 

 

 

 

Recurso - Existencia inicial física y monetaria

Usos - Ventas - Extracciones y existencia final física y monetaria

Discriminación de la Flora

Ton

Costo promedio

Valor US$

Discriminación de la Flora

Ton

$ * ton

Total de ventas de la flora (US$/tn)

Existencia sector Preprimario

 

 

 

 

 

 

 

Flora nativa

157,5

21,61

3403,3

55,125

21,61

 

1.191

340,33

 

 

 

 

 

 

 

Crecimiento sector Preprimario

0,00

 

 

 

 

 

 

Flora nativa

15,75

21,61

340,33

Usos

7,88

11

85

 

 

 

 

Extracción

8

 

85

 

 

 

 

 

 

 

 

Total existencia física en el año 1

158

 

 

Total de existencia para el próximo año

165,4

 

 

Total existencia monetaria en el año 1

3403

 

3403

Total de existencia para el próximo año

3573,5

 

 

A partir del análisis de las existencias iniciales y los usos se llega al año 5 verificándose la disminución de las cuentas patrimoniales por el cambio en el uso del suelo.

 

Tabla Nº 14. Cuentas Patrimoniales quinto año

Año 5

 

 

 

 

 

 

 

Recurso - Existencia inicial física y monetaria

Usos - Ventas - Extracciones y existencia final física y monetaria

Discriminación de la Flora

Ton

Costo promedio

Valor US$

Discriminación de la Flora

Ton

$ * ton

Total de ventas de la flora ($/tn)

Existencia sector Preprimario

 

 

 

 

 

 

 

Flora nativa

157,5

21,61

3201

 

 

 

 

340,33

 

 

 

 

 

 

 

Existencia sector Primario

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Crecimiento sector Preprimario

0,00

 

 

 

 

 

 

Flora nativa

15,75

21,61

340,33

Usos

15,75

60

945

 

 

 

 

Extracción

16

 

945

 

 

 

 

 

 

 

 

Total existencia física en el año 1

158

 

 

Total de existencia para el próximo año

 

157,5

 

 

Total existencia monetaria en el año 1

3403

 

3403

Total de existencia para el próximo año

3403,3

 

 

El crecimiento de la flora nativa y la extracción del 10% de la misma, correspondiente a su crecimiento anual, además de contribuir a la conservación de los nutrientes del suelo para generar condiciones óptimas para el cultivo, contribuye al uso de la ecozona para otros servicios ambientales como  turismo rural, cuenca, captación de carbono.
Nótese que al 5º año se ha reducido la  existencia inicial física y el capital de flora nativa respecto del 1º año debido a su sustitución por otros usos (por ejemplo forestación), si observamos la Tabla Nº 15, veremos que la existencia para el siguiente período  se ha reducido.


Tabla Nº 15. Cuentas Patrimoniales décimo año, comienza la extracción de Eucaliptos

AÑO  10

Recurso - Existencia inicial física y monetaria

Usos - Ventas - Extracciones y existencia final física y monetaria

 

Discriminación de la Flora

M3

Costo promedio

Valor US$

Discriminación de la Flora

Ton

$ * ton

Total de ventas de la flora ($/tn)

 

Existencia sector Preprimario

 

 

 

 

 

 

 

 

Flora nativa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Existencia sector Primario

 

 

 

 

 

 

 

 

EUCALIPTOS

125,0

58,0

7250,00

 

 

 

 

 

Crecimiento sector Preprimario

 

 

 

 

 

 

 

 

Flora nativa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Extracción

0

 

0

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Total existencia física en el año 10 CONSIDERANDO UN CRECIMIENTO DEL MONTE DE EUCALIPTUS GLOBULUS

125

 

 

Total de existencia para el próximo año

 

 

 

 

Total existencia monetaria en el año 10

7250

 

0

Total de existencia para el próximo año

 

 

 

 

F. Una forestación sustentable

La  implantación de un monocultivo de Eucaliptos generalmente procura la alta productividad por lo que usualmente plantan 1.300 a 1.600 árboles por ha, con un manejo que apunta a privilegiar el bosque, sin tomar en cuenta el tapiz.
En el silvopastoreo se trabaja en fajas donde el árbol tiene una distancia de 2 x 2 metros, con calles de 8 metros entre las dobles filas, de modo que penetre la luz y se mantenga el tapiz. La densidad es de 1.000 árboles por ha. Una vez implantados los árboles, se manejan las categorías de ganado para que la producción del establecimiento se afecte lo mínimo posible, el sistema silvopastoril requiere de un ajuste y seguimiento muy preciso de la sanidad de los animales, particularmente en años asociados a excesivas precipitaciones durante la época calurosa del verano. Bajo estas circunstancias, es necesario mantener a los animales bajo control permanente para evitar pérdidas provocadas por enfermedades podales, oculares y aquellas ocasionadas por moscas (miasis, berro).
A su vez, contar con personal capacitado y responsable es una condición indispensable en este tipo de sistemas productivos, esto facilitará el mantenimiento de altas tasas de ganancia de los animales en el momento que ocurre el pico de producción de forraje de los campos arenosos (primavera-verano).

CONCLUSIONES

Se analizaron los cambios de uso del suelo  para el período comprendido entre el año 2000 y 2010.  Siendo los mas significativos la transformación de las praderas naturales por el avance de los cultivos de soja y forestaciones de Eucaliptus y el  consecuente desplazamiento de las actividades agrícolas ganadera tradicionales.
En esta etapa de la investigación, se elaboraron las cuentas patrimoniales de la Ecozona sedimentaria Oeste de Paysandú en transformación: 15.000 ha a agricultura y 8.000 hectáreas a forestación con Eucaliptos, tomando en cuenta la oferta ecosistémica y el proceso de la trama trófica que se analizan en la MISREN, para el período comprendido entre el año 2000 y 2010. 

Bibliografía

  • Bandeira Elisa –Nora Enrich (2012) Comisión de Seguridad Alimentaria y Nutricional. Consejo Nacional de Políticas Sociales,  Montevideo.
  • Brazeiro et al, (2008) Convenio MGAP/PPR – Sociedad Zoológica Del Uruguay. Eco-regionalización del Uruguay Clasificación y delimitación de las eco-regiones de Uruguay
  • Calvo J. et al (2013) Atlas sociodemográfico de la desigualdad en el Uruguay. PNUD, Montevideo.
  • Céspedes-Payret, Carlos, UNCIEP, Gustavo Piñeiro. The irruption of new agro-industrial technologiesin Uruguay and their environmental impacts onsoil, water supply and biodiversity: a review,  Instituto de Ciencias Geológicas, Facultad de Ciencias, Universidad de la República, Marcel Achkar  Lab. de Desarrollo Sustentable y Gestión Ambiental del Territorio del Departamento de Geografía, Facultad de Ciencias, Ofelia Gutiérrez and Daniel Panario*UNCIEP (Unidad de Ciencias de Epigénesis),Facultad de Ciencias, Universidad de la República
  • Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación Revisión de resultados y evaluación del sistema de implementación 4º Ciclo de revisión e informe – 2010 Informe para Uruguay
  • CONVENIO MGAP  /PPR  Sociedad Zoológica del Uruguay Eco regionalización del Uruguay clasificación y delimitación de las eco-regiones de Uruguay. Montevideo, 2012
  • CONVENIO MGAP/PPRCIEDUR Mapa de Ambientes de Uruguay y Distribución potencial de especies
  • García Perchac, F. Ernst, O. Arbeletche, P. Pérez Bidegain, M. Pritsch, C. Ferenczi, A. Rivas, M. (2010) Intensificación agrícola: Oportunidades y amenazas para un país productivo y natural en el año 2010 ISBN: 978-9974-98-XXXXXXXX.
  • Groombride B. (1992) Global Biodiversity: status of the Earth's living resources. Author: WCMC, Publisher: WCMC
  • Halffter G, Ezcurra E (1992) ¿Qué es la biodiversidad? En Halffter G (Comp.) La diversidad biológica de Iberoamérica I. Acta Zoológica Mexicana. Volumen Especial. México. p
  • Instituto Nacional de Estadísticas INE (2004) Censo General de Población y Vivienda, Montevideo.
  • Instituto Nacional de Estadísticas INE. (2011)Censo de población y vivienda, Montevideo.
  • Leyes: www.parlamento.gub.uy
  • Marco teórico para la clasificación jerárquica de ambientes de Uruguay producto 2. Mapa de ambientes: cartografía implementada en un SIG Montevideo, 2012
  • Manuel-Navarrete, D. Gallopín, G. (2005)  Análisis sistémico de la agriculturización en la pampa húmeda argentina y sus consecuencias en regiones extra pampeanas: sostenibilidad, brechas de conocimiento e integración de políticas,  CEPAL , Santiago de Chile, 2005
  • MGAP. DGNR. CONEAT. 1994. Grupos de Suelos. Índice de Productividad. Montevideo
  • MGAP - Dirección de Investigaciones Económicas Agropecuarias - Ministerio de Ganadería
  • Agricultura y Pesca Censo Agropecuario 2012
  • MGAP Dirección de Suelos y Fertilizantes 1979. Carta de Reconocimiento de suelos del Uruguay. Tomo II MGAP. Montevideo, 456 pág.
  • MGAP-MVOTMA. 2004. Diagnóstico preliminar para la elaboración de un Plan De Acción Nacional (PAN) de lucha contra la desertificación y la sequía (PAN). Montevideo.
  • Moreira Viñas, A. (2005) Modelos de análisis ambiental aplicado a Paysandú, interacciones entre el suelo, la sociedad y la economía. Tesis de Maestría en ciencias ambientales. Facultad de Ciencias Universidad de la república, Montevideo Uruguay.
  • Moreira Viñas, A. (2005) Modelo de análisis ambiental: interacciones entre el suelo, la sociedad y la economía. Desenvolvimento e Meio Ambiente, n. 11-12, p. 95-113, jan./dez. 2005. Editora UFPR.
  • MVOTMA, (2010) Tercera Comunicación Nacional de la Conferencia de Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, disponible en www.mvotma.gub.uy 
  • MVOTMA – DINOT (2011). Directrices Departamentales de Ordenamiento Territorial Paysandú, instrumento en elaboración. Id. Único 3053 El Documento de Avance se encuentra disponible para consulta en www.paysandu.gub.uy y en la Oficina de Ordenamiento Territorial, Departamento de Obras, Intendencia de Paysandú.
  • MVOTMA – DINOT: www.mvotma.gub.uy
  • Panario. D. Gutiérrez, O. Achkar, M. Bartesaghi, L. y Ceroni, M (2011) Clasificación y mapeo de ambientes de Uruguay. Informe Técnico. Convenio MGAP/PPR – Facultad de Ciencias/Vida Silvestre/ Sociedad Zoológica del Uruguay/CIEDUR, Montevideo. 149p.
  • Paruelo, J.M.; Guerschman, J.P. Piñeiro, G.; Jobbágy, E.G. Verón, S.R.; Baldi, G. y Baeza, S. (2006) Cambios en el uso de la tierra en argentina y uruguay: marcos conceptuales para su análisis. Revista Agrociencia. Montevideo, 2006.
  • Paolino C. (2012) OPYPA  MGAP
  • Proyecto FPTA-210 Efecto de la actividad forestal  sobre los recursos suelos y aguas, en  microcuencas similares sometidas a distinto manejo. Facultad de Ingeniería Instituto de Mecánica de los Fluidos e Ingeniería Ambiental (IMFIA): Ing. Luis Silveira, Ph.D.; Ing. Christian Chreties, M.Sc.; Ing. Jimena Alonso;  Ing. Carlos Amorín; Ing. Pedro De Izaguirre; Ing. Magdalena Crisci; Ing. Santiago  Symonds. Facultad de Agronomía Departamento de Suelos y Agua (DSyA): Ing. Agr. Leticia, Martínez; Ing. Agr. Mario García, Ph.D.; Ing. Agr. Fernando García, Ph.D.; Ing. Agr. Silvana Delgado; Ing. Agr. Carlos Clérici; Ing. Agr. Lisette Bentancor; Ing. Agr.  Mariana Hill; Ing. Agr. Florencia Alliaume. Facultad de Ciencias Centro de Investigaciones Nucleares (CIN) Dr. Pablo Cabral; Q. F. Paola Audicio., Universidad Austral de Chile Facultad de Ciencias Forestales y Recursos, Naturales: Dr. Ing. Andrés Iroumé; Dr. Ing. Anton Huber
  • Riella Alberto: La evolución reciente de la Pobreza Rural en Uruguay
  • Sejenovich, H. y Gallo Mendoza, G. (1996) Manual de Cuentas Patrimoniales. PNUMA Fundación Bariloche.
  • Servicio Geográfico Militar (SGM) www.sgm.gub.uy
  • Silveira L et al. Efecto de la actividad forestal sobre los recursos suelos, agua y micro cuencas.  Proyecto FPTA-210